Abadón, el Angel Exterminador

“Dos caminos hay de enseñanza y poder; el de la Luz y el de las tinieblas……en uno están los ángeles de Dios, portadores de Luz, y, en el otro, los de Satanás.” (Bernabé, 18:1)

Abadón (en hebreo אֲבַדּוֹן, ‘Ǎḇaddōn), así como: Apolión (en  griego: Ἀπολλύων, Apollyon), son el nombre en lenguas hebrea y griega, de un ser angélico mencionado en las diferentes Escrituras Sagradas pre-cristianas y cristianas. Sin embargo, esta misma palabra en ambos idiomas, también se utiliza para designar un lugar concreto, tal y como aparece reseñada en los Rollos del Mar Muerto, donde se menciona la palabra: “el seol” (en hebreo: שאול = sheol), que traducida significa: “lugar de destrucción”, y/o: “reino de los muertos”, ambas mezcladas entre algunos “Himnos de Acción de Gracias”, y haciendo mención expresa a: “abadón” como: “lugar donde está el infierno”. Otras fuentes, sin embargo, como las provenientes del historiador Filón de Alejandría, (Egipto, 25 aC.-50 AD), también se refieren a “abadón” como “sheol”. Y en otros textos se interpreta “abadón” como nombre de un pozo. Entre los primeros cabalistas naturales de Sefarad se encuentra Joseph B.A. Gikatilla (Medinaceli, España, 1248-1305) quien indica en sus interpretaciones de la Cábala que la palabra “abadón” es el nombre de la sexta logia de las siete logias del infierno (arka) que está presidida por un ángel llamado Pasiel.

En la Toráh hebrea, aparece “abadón” como: ” שאול, sheol,” cuyo significado es, literalmente, “lugar de la destrucción”, o “reino de los muertos”. En el Libro de Job, “abadón” aparece como la muerte personificada.

El nombre de “abadón” sigue apareciendo en el Antiguo Testamento refiriéndose a un abismo insondable, generalmente asociado al mundo de los muertos: “el Sheol (שאול = sheol)”. También se hace mención a “abadón” en el Libro del Apocalipsis del Nuevo Testamento, donde indican que Abadón es el nombre de un ángel, descrito como el rey de un ejército de langostas (Apocalipsis, 9:11), y su nombre se transcribe directamente del hebreo, pero en caracteres griegos: (Ἀβαδδὼν), y es traducido después como: “Apolión”:(Ἀπολλύων) que significa: “destructor”, y en latín se escribe como: “Exterminans” (Exterminador).

En el libro del Apocalipsis, (9:1-11), encontramos que Juan tiene una visión con la quinta trompeta celestial sonando; también ve una horda de jinetes demoníacos que salen del abismo recién abierto. Estos ángeles demoníacos son enviados para atormentar a los desgraciados habitantes de la tierra, pero no para matarlos. Estas hordas de jinetes tienen un gobernante  llamado: “rey” (basileia), que significa: “el ángel del abismo”, cuyo nombre significa lo mismo en lengua griega que en hebrea, ya que en hebreo es: “abadón”, y en griego es: “apolión”, las cuales significan lo mismo: “destrucción”.

Aunque algunos significados varían por las diferentes traducciones de las palabras, el nombre de: “abadón” aparece con frecuencia en muchos textos pre-cristianos y cristianos, como por ejemplo en: el Nuevo Testamento (Apocalipsis 9:11), y cinco veces en el Antiguo Testamento (Job 26: 6; 28:22; 31:12; Salmo 88:11; Prov 15:11). En el Salmo 88:11, la destrucción es paralela a la tumba; en Job 26: 6, y Proverbios 26: 6 es paralelo al Seol; en Job 28:22 es paralelo a la Muerte. Job 31:12 dice que el pecado es un fuego que arde hasta la destrucción. Entonces, en el Antiguo Testamento, “abadón” significa el lugar de la ruina total, de la muerte, de la desolación o la destrucción, o como el “sheol”: “el reino de los muertos”.

El Angel del Abismo, Abadón, se llama Destrucción, o Destructor, o Exterminador, porque su tarea es supervisar el exterminio de los habitantes de la tierra, aunque es curioso que a su ejército solo se le permita torturar, pero no matar. Su identidad real sigue siendo cuestión de discrepancias entre las diferentes religiones y sus traductores, e intérpretes. Algunos eruditos lo convierten en el mismo Satanás, mientras que otros lo consideran como uno de los muchos subordinados demoníacos seguidores de Satanás, o Samael.

Varios intérpretes señalan que Abadón era uno de los más importantes generales del imperio de las tiniebas. Y otros indican que se trata de un representante de Dios, que tiene la llave del abismo, y que lidera la plaga de langostas que lanzará sobre los enemigos de Dios al final de los tiempos. (Apocalipsis, 9:7-11).

En otro pasaje del Libro de la Apocalipsis (9:1-11), Abadón es descrito como una estrella que cae a la Tierra desde el cielo, y se la entrega la llave para abrir el pozo sin fondo del abismo, y Abadón abre el pozo, y con ello acaba liberando un enjambre de langostas.

Abadón también aparece en algunos textos de “Las Clavículas del Rey Salomón”, indicando que se trata del nombre de un demonio, o del diablo mismo. De acuerdo a dichos textos, Abadón es el nombre del Ángel al que Moisés invocó para que descargara la lluvia de langostas sobre Egipto.

Muchas teorías sugieren que la piedra negra de los musulmanes, y que tiene el aspecto de un meteorito, cayó del cielo gracias al Ángel Abadón, fué considerada por los primeros islamistas como un pedazo de cielo enviado por Dios, razón por la cual los antiguos árabes pre-islámicos habrían construido “el Kaaba” a su alrededor y la estaban adorando.

Tela en forma de dado gigante cubriendo “el Kaaba”, en La Meca, Arabia Saudí

De acuerdo con el libro de “El Zohar”, el ángel Abadón gobierna las jerarquías infernales y el mundo inferior. Sin embargo, conviene tener en cuenta que el nombre griego de “Abadón”, es “Apolo”, con el mismo significado, ya que éste era el dios de la luz y del sol en la antigua mitología Cananita, antes de la Griega, y su misión era portar la luz, tal y como hace, según la angeología pre-cristiana, el ángel Lucifer: “portador de la luz/angel de la luz”, de la misma manera que Apolo estaba considerado como el dios de la verdad, de la luz, de la profecía, de la sanación, de las plagas, de la música, de la poesía y de las bellas artes en general. Apolo es el hijo de Zeus y Leto. Apolo en la mitología Cananita y después en la griega y la romana, estaba considerado como una de las deidades olímpicas mas importantes y complejas de las antiguas religiones.

Piedra negra – “el Kaaba” – fresco del siglo XVI

El término: “Ab” en lengua hebrea significa: “padre”, pero en el caso del ángel Abadón, a éste se le relaciona con una serpiente. Algunos traductores y estudiosos consideran a Abadón  como el mismo dios Ofita, por cuya adoración el mundo habría sido infectado durante tanto tiempo. En otros textos se identifica a Abadón como el dragón, la serpiente bíblica, que en realidad se trataría del diablo, o Satanás. Otros sabios de la antigüedad mantenían que Abadón era la serpiente Pitón.

Combate de un cristiano con Apolión, el Exterminador .- grabado del siglo XVIII

Abadón, también llamado “mundus”, era el nombre de un pozo que se encontraba debajo, o dentro de los templos paganos. Aquellos que entraban en dichos templos deseaban “incubar”, o dormir allí durante la noche, en una imitación del sueño dentro del útero materno, para poder ser visitados por un “íncubo”, o “espíritu”, que traía sueños proféticos a quienes pasaban la noche allí. Los sacerdotes novicios soportaron períodos muy largos de incubación para vivir las experiencias de la muerte, luego de la sepultura y después del renacimiento de la Madre Tierra. Una vez iniciados en este arte, buscaron adquirir la habilidad de interpretar los sueños.

Algunos historiadores mantienen que los sacerdotes de la antigua Asiria consiguieron poderes similares después de una experiencia larga dentro de los pozos (abadón). Y una vez finalizadas sus experiencias, se cubrían con la túnica sacerdotal hecha con muchos colores, lo que significaba que habían estado en contacto con la diosa del templo bajo su onírico nombre de “Nanshe”. Los sacerdotes, y otras personas elegidas para tal fin, llevaban a cabo estos rituales, y entre ellos se encontraban muchos sabios de la antigüedad. Uno de los que pasaron por estas experiencias sacerdotales fue el filósofo pitagórico Tales de Mileto, (Grecia, 620 a.C-546 a.C.) considerado posteriormente como uno de los Siete Sabios de Grecia, y él mismo explicaba que había adquirido sus habilidades intelectuales a través de la comunión con la diosa de la sabiduría (Nanshe) dentro de un “abadón” (pozo).

La única relación que encuentran los eruditos entre el dios Apolo de origen fenicio, y el ángel Abadón,  era que el primero estaba considerado como el dios del sol durante el día, y el dios de la muerte en el inframundo durante la noche. Y al final acabó convirtiéndose en el Apolón judío, en el “espíritu del pozo” (Apocalipsis 9:11). Apolo-Pitón era la deidad de la serpiente en el oráculo de Delfos que inspiró a la vidente con vapores místicos provenientes del mundo inferior. Apolón era la palabra griega para “pozo”, que los hebreos cambiaron a Abadón, y que posteriormente se convirtió en el Ángel Exterminador  para los cristianos.

María de Gracia

https://www.lecturatarot.com/blog/

https://www.lecturatarot.com/

www.mariadegracia.net/

www.lectura-tarot.com/

(derechos reservados-prohibida su reproducción)

 Bibliografía:

https://www.biblestudytools.com/dictionary/abaddon/

-“Abadón – Diccionario Evangélico”. W. Elwell

-“Historia” . Filón de Alejandría

-“The Magus” Libro II – cap. VII, Francis Barrett

-Antiguo Testamento/Nuevo Testamento

-Libros de la Apocalipsis

-“De Plancy Dictionnaire Infernal”.

-“ZOHAR (Deuteronomio 286a)”

-“Sha’are Orah, or Sefer ha-Orah, (שערי אורה‎) J.B. Gikatilla

Acerca de María de Gracia

Me llamo María de Gracia, soy natural de Madrid, España, y dedico todo el tiempo que puedo a mi blog, a mis artículos, a las clases, a algunas terapias, y también a leer las cartas del Tarot de Marsella. No estoy en ninguna red social, ni en facebook, ni en ninguna otra, ya que mi trabajo en el blog, y mi familia, ocupan la mayor parte de mi tiempo. Gracias por visitar mi blog y por seguir confiando en mi trabajo. Un saludo muy cordial, María de Gracia
Esta entrada fue publicada en Mis artículos. Guarda el enlace permanente.

2 Respuestas a Abadón, el Angel Exterminador

  1. Israel Alejandro dijo:

    Me ha gustado mucho la forma en que está contado. Es un tema complejo, pero está hecho para que lo pueda leer cualquier persona.
    Buen trabajo.

    • Hola, Israel Alejandro:

      Muchas gracias. Vuestras opiniones siempre son tenidas en cuenta. Este tema era complejo, por eso me ha costado algo mas sacarlo adelante, ya que mi único propósito ha sido que fuera entendido por el mayor número de lectores posible.

      Un saludo muy cordial,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *