Características de los animales en el Horóscopo Chino

Cuenta la leyenda que Buda, antes de abandonar la Tierra, invitó a sus amigos los animales a una fiesta de despedida, pero la mayoría de ellos declinaron la invitación y sólo doce especies de animales se presentaron en la fiesta. La primera en llegar fué la Rata, después llegó el Búfalo, luego el Tigre, la Liebre, el Dragón, la Serpiente, el Caballo, la Cabra, el Mono, el Gallo, el Perro y el Jabalí. Y como agradecimiento a la fidelidad de esos doce animales, Buda decidió que cada año lunar llevara uno de sus nombres.

El Calendario Lunar chino es el más antiguo que se conoce y data del año 2.637 a.de C., año en el que fué introducido el primer ciclo zodiacal. Un ciclo zodiacal completo dura sesenta años y está compuesto de ciclos de doce años cada uno. Es decir: el ciclo número 78 empezó el pasado febrero de 1.984 y terminará en Febrero del año 2044.

El año lunar está divido en doce meses de 29 días y medio cada uno. Cada dos años y medio se añade un mes para ajustar el calendario. El hecho de añadir este mes cada tres años da lugar  al año bisiesto.

Durante el ciclo completo de los sesenta años cada uno de los animales se “combina” con los cinco elementos: madera, fuego, tierra, metal y agua. Cada uno de estos elementos tendrá una influencia muy acusada en tu vida.

El animal regente en el año de tu nacimiento tiene mucha influencia en tu vida porque ese es el animal que se esconde en lo más profundo de tu corazón.

Este año 2011 es el Año del Conejo

El Universo entero está compuesto de los cinco elementos que se interrelacionan con los demás y cada uno controla al otro directa o indirectamente.

Cuando el bosque (Madera) se quema (Fuego) vuelve a la tierra (Tierra) que junto al agua (Agua) alimenta al bosque (Madera) y cuya madera es posteriormente cortada por el hacha (Metal) que ha sido previamente fabricada con fuego (Fuego), fuego que quema la madera (Madera).

Si tu Agente es Madera

La Madera simboliza la creatividad, la belleza, la templaza, la armonía, la paz. Los nacidos bajo la influencia del Agente Madera son personas imaginativas y ambiciosas que hacen mil proyectos a la vez, pero que nunca pierden el sentido de la realidad. Son tan hábiles como astutas en el terreno profesional especialmente cuando sus intereses personales están en juego, y no dudarán en sacar a relucir toda su diplomacia cuando su dinero y/o su prestigio corran algún riesgo. Se adaptan con facilidad al mundo que les rodea y son buenos conversadores puesto que su afán por conocerlo todo les convierte en grandes oradores capaces de convencer a todo el mundo de sus ideas. Son personas cálidas y cercanas, además de muy persuasivas, hasta que les llevan la contraria o alguien pone en duda sus opiniones, entonces se convertirán en seres malhumorados e incluso algo coléricos. Otro de sus mayores defectos es querer abarcar demasiadas cosas a la vez y aunque son muy conscientes del factor tiempo, siempre habrá algún acontecimiento que les desborde además de imprevistos que no puedan controlar. El agente Madera aconseja que estas personas deberían recapacitar y aprender a elegir porque corren el riesgo de que al querer abarcar demasiado pueda ocurrir que no lleguen a concretar nada y mucho menos a conseguir lo que estaban buscando.

Si tu Agente es Fuego

El Fuego simboliza la pasión, el calor, la energía la clarividencia. Si tu Agente es el fuego entonces eres una persona que no pasará desapercibida y a la que le gusta que le miren. Tienes una gran confianza en tí misma y haces buen uso de ello, sabes que ése es uno de tus mayores encantos y también que te convierte automáticamente en alguien irresistible. Posees una seguridad asombrosa, resultas fascinante e hipnótica. Eres a la vez apasionada y tierna y muy cálida, siempre dejando huella en todo y en todos. Te fascina lo desconocido, tu imaginación sin límites te lleva a experimentarlo todo, a visitar todo, a verlo todo, y si no, lo inventas. Tu capacidad de seducción (en todos los sentidos) es tan acusada que eres capaz de convencer a la persona más escéptica de tus maravillosos (y muchas veces imposibles) proyectos. Disfrutas con el peligro porque te provoca emociones desconocidas; te fascina experimentar, todo lo que sea aventura te seduce. Sois grandes exploradores y aventureros que abrís caminos y rutas nuevas; todo lo inexplorado te atrae, lo demasiado visitado por otros te aburre.

Eres una persona soñadora y aventurera que disfruta planificando y llevando a cabo largos viajes; tu curiosidad innata te hace verlo todo y aprender todas las lenguas. Eres una persona con muchos objetivos en la vida, algunos de ellos imposibles, y todos los objetivos que te marcas son muy ambiciosos.

Los nacidos bajo el regente Fuego son personas muy dinámicas y con mucha energía, son prácticamente incansables, agotadores para los que les rodean. A veces actúan muy precipitadamente sin reflexionar ni sopesar los pros y los contras de sus decisiones. No conocen la palabra paciencia.  Se trata de personas que están más cerca de lo hipnótico que de lo magnético. Son absolutamente irresistibles.

Su peor defecto es la precipitación, además de su excesiva franqueza, y a veces incluso su falta de tacto. Es normal que a veces se sientan solos teniendo en cuenta que en sus críticas o comentarios suelen mostrarse demasiado francos y poco diplomáticos. Deben controlar su exceso de magnetismo, del que abusan con frecuencia, y sobre todo deben intentar dar salida al exceso de energía practicando algún tipo de deporte e intentando adaptarse al ritmo de vida de los que les rodean en vez de intentar hacer que el resto del mundo se adapte a su ritmo de vida.

Si tu Agente es Tierra

La Tierra simboliza la seguridad, el realismo, la abundancia, la prudencia.

La Tierra en sí misma contiene todos los elementos. La Tierra representa la vuelta al realismo necesario sin el cual nada podría existir; la Tierra lo produce todo, lo engendra y lo recicla todo con el fin de cerrar los ciclos de la regeneración contínua. Todos los nacidos bajo la regencia del Agente Tierra son personas que nunca pierden la cabeza puesto que viven la realidad del día a día, son muy conscientes de todo lo que les rodea y se preocupan muy especialmente de todo lo material.

Son personas que necesitan de su tiempo para analizar y planificar, son prudentes y analíticos que gustan de planificar todo con suficiente antelación para que nada les pille de improviso. Son personas pacientes y cálidas a las que se escucha con agrado porque inspiran confianza. Con ellos cerca nunca puede pasar nada malo. Son muy observadoras y nunca se les escapa un detalle. Aunque son de naturaleza muy trabajadores nunca tendrán prisa para acabar ni empezar nada porque todo, según ellos, necesita su tiempo y hay que darle el tiempo justo y necesario, ni un minuto más y ni uno menos.

Son personas prácticas y realistas que nunca han pensado en cambiar el mundo y se adaptan muy bien a todas las circunstancias, y si sus intereses personales y económicos están en juego, se adaptarán a lo que haga falta con tal de que todo lo que ellos hagas les sea favorable. Son tan prácticos y realistas que nunca se lanzarían a proyectos imposibles ni aunque no arriesgaran su dinero ni su tiempo. No creen en las utopías ni en los cuentos de hadas.

Este tipo de personas resultan cálidas y cercanas, pero no dejan entrever sus emociones más íntimas y, por supuesto, jamás cometerían una locura que pudiera perjudicarles, tanto económica como emocionalmente, ni harían nada que les condicionara su forma de vivir. Aunque respetan las reglas del juego, porque en el fondo les conviene tanto a su prestigio como a su economía, siempre vivirán la vida a su manera y no prestarán atención a todo lo que pudiera distraerle de sus planes.

El consejo que le dan a los nacidos bajo la regencia de este agente es que cometan alguna locura de vez en cuando. Que algo de desorden puntual es muy saludable y que fantasear un poco creando un mundo mejor puede servirle también como válvula de escape a la vida que llevan, forma de vida que puede parecer tan monótoma al resto de Agentes.

Si tu Agente es Metal

Este Agente simboliza principalmente la voluntad y la integridad en todos los aspectos. Se trata de una persona con el firme propósito de llevar a cabo sus múltiples proyectos haya o no haya obstáculos que sortear. Aunque, pensándolo bien, a ellos las dificultades les estimulan. Son personas muy independientes que huyen de las multitudes así como de todo lo relativo a la frivolidad. Son amantes de la soledad hasta el extremo de vivir aislados y no ver a nadie durante días. Sus proyectos son mucho más importantes que la vida mundana y trivial. Tienen las ideas muy claras en el terreno profesional (y también en el personal) y los objetivos muy bien definidos y realistas. No pierden el tiempo en utopías ni tampoco quieren cambiar el mundo. Se muestran poco flexibles con demasiada frecuencia y pueden resultar poco diplomáticos cuando alguien cuestiona su trabajo o forma de vida. Al tratarse de personas tan individualistas ellos  nunca pertenecerían a ninguna asociación ni club,  puesto que para alguien que sueña en convertirse en ermitaño, en pasear por las verdes praderas, en recolectar las uvas para su bodega y en dormir oyendo el silbido del viento, sólo pensar que tendría que derrochar su maravilloso tiempo oyendo hablar de trivialidades, les pone enfermos.

Lo negativo en este Agente es que puede resultar demasiado estricto tanto consigo mismo como con los demás y que le cuesta mucho entender que hay otras personas que piensan y actúan diferente. Tiene tendencia a invadir el terreno de sus parejas e incluso a asfixiarlas con alguna frecuencia. Aunque estamos hablando de una persona brillante y atrayente, no podemos olvidar que su falta de tolerancia y exceso de rigor puede acabar tanto con sus relaciones de pareja como de amistad ya que se muestran excesivamente exigentes tanto consigo mismo como con los que les rodean.

Si tu Agente es Agua

Los nacidos bajo la influencia del Agente Agua son personas misteriosas, introvertidas, un poco tímidas y  carentes de audacia, con una vida interior muy intensa, pero con un cierto toque de frialdad (o escepticismo) hacia el mundo que les rodea.

Son personas discretas que detestan ser protagonistas y prefieren moverse en la sombra. Son muy intuitivos y captan con facilidad las emociones de los demás, aunque es muy difícil que los demás capten las suyas. Al tratarse por naturaleza de  personas discretas que gustan vivir en la sombra, harán uso de toda su influencia para ayudar a todo aquel que lo necesite con el fin de que esas otras personan lleven a cabo sus sueños aunque  ellos no lleguen nunca a realizar los suyos propios. La falta de audacia les impedirá dar los pasos necesarios, y normalmente arriesgados, para lanzarse definitivamente a cumplir sus objetivos y alcanzar las metas que tienen en mente; metas que han estado madurando mucho más tiempo del que nadie se imagina y que podrían llevar a la práctica sin correr ningún riesgo. Ese es su principal defecto: la indecisión, la falta de audacia, la poca confianza en sí mismos y el hecho de ayudar a desarrollar sus proyectos a otros puede hacerles perder su propia identidad, además de correr el riesgo de  mimetizarse con las otras personas, más brillantes que ellos a sus ojos, pero en el fondo mucho menos inteligentes que ellos si por fin se decidieran a dar el salto y llevaran a cabo sus planes hechos por ellos y para ellos  mismos sin necesidad de utilizar de escudo (o excusa)a los demás.

Ese maravilloso don de la persuasión que poseen y que utilizan tan hábilmente para convencer a otros podrían empezar a utilizarlo para convencerse a ellos  mismos.

Yin y Yang

El Yin es nuestra parte femenina, el misterio, la noche, la influencia de la luna, el abono de la tierra, las gestaciones, el subconsciente, los temores, los sueños, el frío, el norte, nuestra vida interior.

El Yang es el día, la luz, el sol, lo que mostramos a los demás de nosotros mismos, el sur, el calor, el consciente.

La oscuridad necesita a la luz y viceversa. Si no hay noche no hay día. El Yin y el Yang se complementan puesto que representan  nuestras contradicciones. Son dos posiciones opuestas que armonizan y se necesitan. Cada uno es parte del otro. Sin el uno no podría existir el otro. Un exceso de cualquiera de los dos puede romper el equilibrio natural de la persona y si no está en paz consigo mismo no podrá avanzar.

La mitad de los signos son femenino nocturno (Yin) y la otra mitad son masculino diurno (Yang).

Signos Yin:

-La Rata

– El Búfalo (o Buey)

– La Liebre (o El Gato)

– El Mono (también puede ser Yang)

– El Perro

– El Jabalí (o El Cerdo)

Signos Yang:

– El Tigre

– El Caballo

– El Dragón

– La Serpiente

– La Cabra (o El Carnero)

– El Gallo

Cómo calcular el Agente de los animales

-Los nacidos en años terminados en 4 ó 5  son  Madera

-Los nacidos en años terminados en 6 ó 7  son  Fuego

-Los nacidos en años terminados en 8 ó 9  son  Tierra

-Los nacidos en años terminados en 0 ó 1 son Metal

-Los nacidos en años terminados en 2 ó 3  son  Agua

La Rata fué el primer animal en acudir a la llamada de Buda

Características de cada animal

La Rata (Yin)

Los nacidos bajo el signo de la Rata son gente muy social y carismática que están rodeadas tanto de admiradores como de amigos. Son perfeccionistas por naturaleza y les gusta controlar todo, ya que no dejan nada a la improvisación. Poseen gran imaginación, e inventiva, y son muy populares entre sus amigos gracias a su dinamismo y poder de convocatoria. Son líderes por naturaleza y su sexto sentido tan acusado les hace intuir lo que los demás piensan de ellos. Son misteriosos y les gusta demostrarlo. A pesar de ser individualistas también son bastante magnéticas y les gusta atraer a la multitud, pero sólo cuando a ellas les interesa,  puesto que por su naturaleza individualista detestan seguir a las masas y formar parte de ellas.

La Rata no tendrá dudas a la hora de manipular, o llevar a cabo toda suerte de intrigas con el único fin de alcanzar sus objetivos, ya que suelen ser muy ambiciosos. La Rata es desconfiada por naturaleza, y es muy cuidadosa a la hora de guardar sus verdaderos sentimientos, además de sus pensamientos. No es fácil que la Rata confíe en sus amistades. Y es muy difícil pertenecer a su grupo de amigos, o personas de su confianza, ya que ésta es muy selectiva cuando se trata de compartir sus pensamientos, y sus planes en general. El remordimiento nunca va a quitar el sueño a una Rata, ya que para ella el fin justifica los medios. A la Rata no le gusta que le lleven la contraria porque podría cambiar de humor y mostrarse esquiva y distante. Tampoco le gusta ser ninguneada, o ignorada, porque es consciente de tener los talentos naturales necesarios como para destacar en todas partes.

La Rata y los Cinco Elementos (o Agentes)

La Rata Agente Madera

(Nacidos entre el 5 de Febrero de 1.924 y el 23 de Enero de 1.925 )

y entre el 2 de Febrero de 1984 y el 19 de Febrero de 1.985)

A las Ratas con agente Madera no les asusta nada puesto que al ser de agua nadan muy profundo. Son algo introvertidas y tímidas en ambientes sociales muy concurridos, porque en el fondo a ellas les aburre todo lo relacionado con el exceso de ruido y los temas banales. A pesar de éso se trata de personas con un ego muy desarrollado que necesitan ser escuchada, pero no por todo el mundo ya que son personas muy selectivas. Son brillantes por naturaleza (todas las Ratas lo son) y saben ganar dinero como ningún otro animal del zodíaco. Siempre tienen proyectos en mente y se adaptan muy bien al juego social y profesional especialmente si sus intereses están en juego, entonces se muestran flexibles, tolerantes y aceptan los compromisos necesarios con tal de poder llevar a cabo sus planes. No son personas excesivamente cálidas ni cercanas, puesto que al tener como Agente a la Madera significa que son personas que no necesitan usar muchas palabras para convencernos de sus proyectos porque nos arrastran inmediatamente a la acción. Se trata de personas más de acción que de pensamiento y raramente llegamos a conocerlas a fondo.

La Rata-Madera es vulnerable y sensible en su interior, pero sabe cubrirse de una capa de indiferencia a incluso de frialdad con el único fin de protegerse y no dejar entrever sus puntos flacos. Son por lo general gente de éxito, aunque siempre temerosas de sus posibles fracasos, lo cual no les deja ser plenamente felices ni tampoco ser nunca absolutamente desgraciadas. Son personas muy familiares y leales a sus amigos. Cuando una Rata-Madera entrega su amor a alguien será para toda la vida.

La Rata Agente Fuego

( 24 de Enero de 1936 al 10 de Febrero de 1937)

( 19 de Febrero de 1996 al 6 de Febrero de 1997)

La Rata por su naturaleza tiene una dialéctica brillante independientemente de cual sea su agente. La Rata de Fuego es todavía mejor oradora que el resto de sus hermanas y les encanta involucrarse en discusiones intelectuales, foros y todo lo que esté relacionado con debates. Esta Rata de Fuego es muy independiente, además de individualista, aunque le gusta rodearse de amigos con los que disertar sobre diferentes modos de pensamiento. La Rata-Fuego es algo más testaruda que el resto de Ratas y precisamente ese ansia de mantenerse independiente la lleva a todo tipo de aventuras, debates y competiciones  donde ella pueda demostrar sus ideas. Los espíritus libres como ella atraen a los iguales y sus relaciones serán siempre plenamente libres y sin los compromisos de siempre. Las Ratas-Fuego son innovadoras y les gusta demostrarlo, aunque a veces rozan la extravagancia. En el terreno sentimental son apasionadas y leales, pero necesitan sentirse libres, aunque las Ratas, por naturaleza, son fieles y devotas tanto de sus familias, parejas como de sus amigos.

Una de las cosas que más les gusta a las Ratas-Fuego es la espontaneidad. Les encantan las novedades y las aventuras. En realidad hacen de su día a día una aventura y detestan seguir los patrones marcados por otros. No soportan la monotonía, ni la rutina, ni los horarios pre-establecidos . Normalmente todas las Ratas-Fuego tienen su propia empresa o trabajan de por libre.

La Rata Agente Tierra

(10 de Febrero de 1948 al 28 Febrero de 1949)

y 7 Febrero del 2008 al 25 Enero 2009)

Esta Rata de Tierra es mucho más magnética que sus hermanas puesto que en la Tierra tenemos a los otros cuatro Agentes: Fuego, Agua, Metal y Madera. Digamos que esta Rata es un conjunto de las otras cuatro ratas y por ello mucho más brillante, con una dialéctica más cultivada, muy disciplinada, precavida, previosora especialmente con sus finanzas, muy trabajadora y normalmente hecha a sí misma. La Rata-Tierra es una luchadora nata desde su más tierna infancia y gracias a ese esfuerzo, a su tesón, a su capacidad para planificar su vida y a su clarividencia a la hora de emprender negocios o hacer inversiones, no sólo consigue alcanzar un nivel de vida elevado, sino que se encarga de que toda su familia, y seres queridos, disfruten de las mismas comodidades de las que disfruta ella. La Rata-Tierra ha trabajado muy duro siempre y de vez en cuando se toma un respiro. Todo lo que ha ido sembrando está dando su fruto y sólo descansará cuando su cuenta corriente esté lo suficientemente saneada y sus seres queridos tengan la vida resuelta, entonces será ella misma y dispondrá de todo ese tiempo libre que nunca antes había tenido.

La Rata-Tierra es romántica por naturaleza y se enamora con cierta facilidad, aunque su corazón suspire por su pareja su cabeza no dejará de pensar en la conveniencia de formalizar las relaciones con esa persona en concreto. Al tratarse de personas apasionadas necesitan amar y ser amadas, y cuando hayan elegido la pareja que más se ajuste a sus necesidades (y también que tenga la cuenta corriente muy saneada) será para toda la vida. La Rata-Tierra es tan cerebral como pasional.

La Rata Agente Metal

(31 de Enero de 1900 hasta el 18 de Febrero de 1901)

(28 de Enero de 1960 hasta el 14 de Febrero de 1961)

La Rata-Metal tiene alma de líder por naturaleza y todo el mundo confía en ella. Teniendo como tiene siempre los pies en el suelo es además una Rata visionaria e idealista capaz de conseguir todo lo que se proponga y convencerá a los demás de que hay castillos en el aire que se pueden alcanzar. Su capacidad de convocatoria es inmensa y no sólo tiene don de gente, sino que arrastra a las masas usando su dialéctica y muy especialmente haciéndolo todo con mucha pasión. Es una aventurera muy simpática a la que también le gusta hacer bromas con todo y de todo. El drama no entra en su vida con facilidad. Las Ratas-Metal son gente muy inteligente llamada al éxito en su vida tanto en el terreno profesional como en el personal. Saben ganar dinero como nadie y detectan dónde invertir para sacar más provecho a sus ahorros. Son unas magníficas administradoras tanto de sus propios bienes como de los ajenos.

En el terreno sentimental la Rata-Metal se muestra bastante escéptica porque le cuesta olvidar sus fracasos del pasado y todo lo que ha sufrido con algunas experiencias no muy satisfactorias.. No es fácil conquistar a una Rata-Metal, sólo es posible hacerlo cuando consigue pasar página y no recordar continuamente todo lo que sufrió en su día con sus relaciones sentimentales. Una vez se ha conseguido que la Rata-Metal pase página y acepte la relación sentimental actual con todas sus consecuencias, entonces nos encontraremos con una Rata-Metal dispuesta a volver a darlo todo y a arriesgar lo que haga falta tal y como ha hecho otras veces, pero esta vez sin pararse a pensar en las consecuencias de sus acciones. La pasión borrará los malos recuerdos del pasado y si su pareja es la adecuada le hará muy feliz durante mucho tiempo.

El aspecto negativo de la Rata-Metal es que tiende a ser algo posesiva y los celos pueden causarle muchos problemas. También es muy obstinada y no es fácil hacerlas cambiar de opinión. Las Ratas Agente Metal tienen fama de ser muy testarudas.

La Rata Agente Agua

(18 de Febrero de 1.912 al 5 de Febrero 1913)

( 15 de Febrero de 1.972 al 2 de Febrero 1973)

Cuando la Rata-Agua habla, la gente la escucha. La dialéctica siempre es brillante en la Rata, sea cual sea su Agente, y le gusta ser el centro de atención. Cuando el Munda la necesita, siempre habrá Ratas Agente Agua dispuestas a echar una mano donde haga falta. Son unas magníficas ayudantes en temas humanitarios debido a la predisposición natural que poseen a la hora de hacerse cargo de lo que otros rechazan y tienen mucha paciencia cuando se trata de socorrer a cualquiera que pudiera necesitarla en situaciones extremas. Se trata pues de ayudantes sanitarios muy solicitadas precisamente por su gran capacidad emocional a la hora de aliviar a los enfermos y sobre todo a escucharles pacientemente. Son compasivas por naturaleza, nada humano les es ajeno. Son sinceras, leales y siempre estarán dispuestas a ayudar a los demás. Su único gran defecto es que aunque están capacitadas para ganar mucho dinero lo gastan con igual facilidad con que lo ganan y es normal que no tengan ninguna seguridad económica y por lo tanto muchas veces se encuentran con su cuenta corriente en números rojos.

Si consiguieran controlar sus gastos, o bien se dejaran aconsejar por algunos amigos que tiene muy cerca, la Rata aprendería a manejar su dinero mucho mejor y nunca volvería a tener problemas de liquidez. Por otro lado no podemos olvidar que la Rata-Agua resulta muy atractiva al sexo opuesto, pero aún siendo tan popular entre los demás, la Rata-Agua es muy selectiva y raramente se dejará llevar por los halagos que le pudieran hacer los del otro sexo. La Rata-Agua suele tardar mucho en empezar  una relación sentimental y tardará mucho más en formalizarla. Ella, en el fondo, lo que busca es a la persona perfecta para poder compartir su vida, pero se olvida que ni ella misma es perfecta tampoco, aunque cuando encuentra a la pareja perfecta lo será para siempre.

Compatibilidad de la Rata con los demás animales del zodíaco

La Rata con la Rata

Al principio la Rata se siente atraída por su nueva compañera, la otra Rata, y descubre todos los puntos en común que tiene con ella. Se divierten, salen, comparten el día a día, las noches, las aficiones……pero pasados los primeros meses empieza a crecer la desconfianza entre ellas y corren el peligro de empezar a competir en terrenos en los que antes había sido compañeras.

La Rata con el Búfalo

Tanto la Rata como el Búfalo son extremadamente individualistas. Son felices cuando están juntos porque tienen muchas cosas en común. El Búfalo se muestra condescendiente y deja hacer a la Rata. La Rata despliega todos sus encantos y consigue seducir al Búfalo que queda totalmente subyugado con la dialéctica de su amiga la Rata. El Búfalo está fascinado cn ella, la Rata en cambio le encuentra algo aburrido, pero recibe del Búfalo la seguridad que ella no tiene, además de la fidelidad y de tener una gran resistencia en el trabajo. Se complementan muy bien y serán grandes compañeros para todo.

La Rata con el Tigre

Son dos animales que sienten una atracción muy poderosa desde el momento en que se conocen. Ambos son muy ambiciosos y anhelan el éxito en todas las facetas de sus vidas. El Tigre necesita de mucha atención y la Rata no está por la labor de satisfacer sus caprichos. El Tigre no se toma en serio la necesidad que tiene la Rata de cuidar las finanzas y comprar solamente cosas útiles y necesarias, y éso a la Rata la pone muy nerviosa. El Tigre sin embargo admira la capacidad de la Rata para administrar los gastos y hacer las inversiones, aunque no se lo diga a ella. Sin embargo ambos son muy buenos compañeros de viaje y al tener objetivos en común (además de su ambición personal) si logran limar esas pequeñas diferencias que les separan su relación será todo un éxito.

La Rata con la Liebre

La Rata sentirá fascinación por la Liebre, pero al poco se dará cuenta de que la Liebre no le aporta nada en especial y empieza a considerarla como un ser excesivamente superficial. Mientras la Liebre es voluble, presumida y algo desconcertante, la Rata no encuentra en ella la seguridad que está buscando y acaba perdiendo el interés por su nueva amiga. La Rata es posesiva y fiel, la Liebre en cambio no cree en la amistad ni en el amor para toda la vida y la gusta saltar de hoyo en hoyo buscando nuevas aventuras. Son totalmente incompatibles y llegarían incluso a odiarse mutuamente si tuvieran que permanecer juntas mucho tiempo.

La Rata con el Dragón

La Rata cae rendida ante la majestuosidad de su amigo el Dragón al que encuentra fascinante, magnético y mágico. La Rata venera al Dragón y el Dragón ve más alimentado su ego al tener cerca a otro animal que le mira con esa veneración. El Dragón se siente interesado por esta Rata que le administra muy bien las reservas y se ocupa de las pequeñas cosas que a él le fastidia hacer y ella intenta no hacerle sombra y complacerle en la medida de lo posible aportando a la relación sentido práctico y muchas dosis  de realidad.

La Rata con la Serpiente

Las dos son prácticamente iguales, son ambiciosas y muy astutas, saben perfectamente cuáles son sus defectos y ya saben lo que pueden esperar la una de la otra. Conscientes ambas de sus defectos prefieren alabar sus virtudes (que también tienen) y demostrar lo inteligentes y lo astutas que son a la hora de administrar sus posesiones. Al ser iguales en muchos sentidos las relaciones entre estos dos animales pueden llegar a ser conflictivas a no ser que ambas se moderen y se muestren menos viscerales en todos los sentidos.

La Rata con el Caballo

Ambos son muy apasionados y no se soportan mutuamente. La Rata no aguanta a su amigo el Caballo que además no para quieto en ningún sitio. El carácter voluble e inconstante de su amigo el Caballo a ella  le resulta insoportable . El Cablalo por su parte considera que la Rata es demasiado posesiva y algo histérica. El Caballo no puede soportar a ese animal tan controlador y práctico que no tiene capacidad para la aventura ni para la espontaneidad, él prefiere trotar por campos todavía sin explorar y buscar la compañía de otros animales menos prácticos y más soñadores.

La Rata con la Cabra

La Cabra quiere que le hagan mucho caso y la mimen continuamente. La Cabra es muy sensible y busca un hogar cómodo y caliente donde pasar los inviernos. A la Rata no acaba de convencerle un animal tan extremadamente sensible que se duele por todo,  además es muy poco práctico y gasta sin medida. La Cabra dice que la Rata es avara y maniática y la Rata dice que la Cabra es un ser demasiado fantasioso que en el fondo no aporta nada de lo que ella busca. La Cabra logra poner de los nervios a la Rata. No se soportan.

La Rata con el Mono

Ambos tienen muchas cosas en común y por eso se entienden muy bien. El Mono es de naturaleza traviesa e inquieta, aunque encantador y muy ingenioso, lo cual le hace ser admirado por la Rata. Son tal para cual. Les gusta jugar a ver quién es el más listo y quién tiene las ocurrencias más maliciosas, pero en el fondo se complementan muy bien y sus relaciones pueden durar para siempre.

La Rata con el Gallo

El Gallo es demasiado puntilloso y lo analiza absolutamente todo. La Rata detesta que le analicen todo y no soporta a un Gallo que presume continuamente de todo lo que sabe y de lo bien que hace las cosas. El Gallo analiza a la Rata y no se deja llevar por la pasión. La Rata es pasional y no le gusta que nadie la analice. Son totalmente incompatibles.

La Rata con el Perro

Tienen muchas cosas en común, son independientes, cariñosos y muy astutos. Se llevan muy bien porque se complementan en algunos aspectos. Aunque el Perro tiene mucho carácter admira a su amiga la Rata e intentan (ambos) que haya armonía en su relación evitando al máximo todo tipo de discusiones. Se hacen concesiones mutuamente. Forman un buen equipo.

La Rata con el Jabalí

Son tal para cual. Tienen los mismos gustos y las mismas metas, son igual de ambiciosos. Se atraen mutuamente. Les gusta mucho divertirse juntos, lo pasan muy bien. Consiguen evadirse de sus problemas con facilidad y existe el riesgo de que el Jabalí arrastre a la Rata a alguna de sus locas aventuras. La Rata puede perder su sentido práctico si se enamora de un Jabalí.

El Búfalo (o Buey) fué el segundo animal en acudir a la llamada de Buda

El Búfalo (o Buey) es Yin

Los nacidos bajo el signo del Búfalo son considerados seres excepcionales. El Búfalo es brillante, amante de la paz, encantador al trato y sobre todo es muy sincero. Aunque también puede mostrarse testarudo, excesivamente puntilloso, muy competitivo e incluso colérico. Dice la leyenda que los Búfalos están llamados al éxito en cualquiera de los campos en que se muevan. Están más cerca de ser considerados genios que de ser simplemente inteligentes. Todo lo que hacen es a lo grande, y son tan capaces de crear grandiosas obras, con magníficas infraestructuras, como edificios espectaculares. Aman la belleza y la belleza les ama a ellos. Los Búfalos son únicos y están considerados en China como las flores que nacen en medio del desierto.Son tradicionales por naturaleza y aunque se muestran siempre muy responsables, son capaces de aceptar compromisos a muy largo plazo que acabarán cumpliendo cueste lo que cueste. El Búfalo nunca se comprometerá a nada sin antes haber analizado, y sopesado, los pros y los contras del proyecto, y si ese proyecto es de su agrado lo llevará hasta el final tarde lo que tarde, porque si una cosa tiene muy clara el Búfalo es que cumple con su palabra.

El Búfalo es más cerebral que emocional y se cuida mucho a la hora de controlar sus emociones. Por otro lado, y al tratarse de una persona muy práctica, no le gusta perder el tiempo y huye de las frivolidades y de la vida mundana. El Búfalo (o Buey) nunca olvida sus raíces ni a su familia, con la que siempre mantendrá el contacto esté donde esté, porque para un Búfalo las raíces son la base de su presente y sobre las que cimienta su futuro. El Búfalo soporta muy mal la idea del fracaso, y es capaz de echar la culpa a otros con tal de no asumir sus responsabilidades. La sola idea de equivocarse le hace dar mil vueltas a los proyectos, y demorarlos mucho más de lo aconsejable con el riesgo de perder alguna que otra oportunidad. En China dicen que no es conveniente hacer enfadar a un Búfalo porque sus ojos se vuelven rojos por la cólera y se convierten en fuego.

El Búfalo y los Cinco Elementos

El Búfalo Agente Madera

(nacidos del 25 de Enero de 1925 al 12 Febrero de 1926)

(y del 20 Febrero de 1985 al 8 Febrero 1986)

Su simpatía personal, junto con su maravilloso sentido del humor, hacen de este Búfalo un ser absolutamente encantador cuya presencia se vuelve imprescindible en todas las fiestas y reuniones. Como buen Búfalo, está abierto a nuevas ideas, pero con un toque de escepticismo. El Búfalo tiene muy claro cómo quiere vivir y su filosofía de vida se basa en la integridad personal y en la ética profesional. El Búfalo Madera escucha a todo el mundo, pero no toma decisiones enseguida. En el tema económico este Búfalo-Madera no es muy hábil y su falta de atención hace que pueda quedarse en números rojos con más frecuencia de la que quisiera. A pear de todo este Búfalo-Madera no duda en prestar dinero a quien lo necesite, aún sin tenerlo él siquiera, pero esa generosidad natural siempre será compensada por el éxito profesional que volverá a llenar sus cuentas corrientes de muchos ceros y no precisamente de color rojo.

Este Búfalo-Madera es menos testarudo que sus otros hermanos y sabe mostrarse flexible e incluso muy tolerante sobre todo si sus intereses están en juego. Aunque es un corazón solitario y gusta de perderse en el campo, sabe adaptarse perfectamente a las reglas sociales y utilizarlas en su propio beneficio. También hay que decir que es muy considerado en cuanto a los sentimientos de los demás y que evitará, en la medida de lo posible, herir sus susceptibilidades.

En el terreno sentimental los Búfalo-Madera saben perfectamente que no hay nada mejor como escuchar a la otra persona para llegar a su corazón. Tienen una paciencia infinita y se marcan objetivos muy concretos que acabarán alcanzando. El factor tiempo no les quita el sueño. Cuando un Búfalo-Madera ha encontrado a su pareja ideal raramente la abandona; son amantes del hogar y de la familia a los que considera un regalo del Cielo.

El Búfalo Agente Fuego

(11 Febrero 1937 al 30 Enero 1938)

(y 7 Febrero 1997 al 27 Enero 1998)

Los Búfalo-Fuego tienen muy arraigadas las reglas familiares, así como la amabilidad y la honestidad, además de la amistad.  Por otro lado son muy selectivos a la hora de hacerse cargo de nuevos proyectos y tienen la habilidad de no dejarse embaucar por las fantasías de otros. Digamos que saben separar la paja del grano sin perder por ello la sonrisa, lo que les hace muy populares entre sus superiores y más todavía entre sus compañeros de trabajo.

Al contrario que algunos de sus hermanos, los Búfalo-Fuego son muy hábiles a la hora de invertir su dinero y también para administrarlo, ya que tienen fama de prudentes y de buscar las inversiones, quizá menos rentables, pero más seguras evitando así los sobresaltos imprevistos. El Búfalo-Fuego necesita seguridad de todo tipo, tanto familiar como económica y no se detendrá hasta conseguirlo.

Este Búfalo-Fuego se considera diferente a los demás, rozando en la excepcionalidad, pero nunca consideraría a los demás como seres inferiores. Al ser una persona generosa por naturaleza ayudará a todo aquel que lo necesite sin esperar nada a cambio. Está convencido de que si él es un ser afortunado tiene que compartir con los demás toda la suerte que ha tenido en la vida.

Aunque es una persona generosa por naturaleza, nunca se le podrá tachar de derrochadora. Sabe perfectamente lo que cuesta cada cosa, conoce el valor de todo lo que posee y también lo que cuesta ganarlo.

En el terreno sentimental el Búfalo-Fuego es todo pasión. Como sus otros hermanos, es amante de la familia y de la vida del hogar en la que encuentra toda la estabilidad que estaba buscando.

El Búfalo Agente Tierra

(29 Enero 1949 al 16 Febrero 1950)

(y 26 Enero 2009 al 13 Febrero 2010)

Este Búfalo de Tierra es un ser muy tranquilo y sincero para el que la honestidad y las buenas maneras son lo más importante en la vida. Creen en la amistad, en la comunicación con los demás y también en sí mismos. Saben que la paciencia es una virtud y que la honestidad siempre tiene su recompensa. Toda su meta en la vida es la de conseguir seguridad, tanto económica como familiar, y hará todo lo necesario para consolidar ambas. Aunque se trata de un Búfalo brillante por naturaleza (todos los Búfalos lo son), es muy consciente de sus límites y sabe hasta donde puede llegar. Es muy realista y sabe también el precio de cada cosa y lo que cuesta ganarla. Tiene una memoria de elefante que le hace acordarse de las anécdotas más peregrinas de su niñez de las que hablará con todo lujo de detalles. Aunque a veces puede mostrarse un tanto lento, siempre tendrá muy claro el terreno que pisa y raramente dará un paso en falso. Acepta las reglas sociales cuando sus intereses están en juego y no dramatiza con nada que pueda disgustarle, sea lo que sea. Es muy tenaz y coherente, así como muy trabajador y llegará a donde se proponga, pero sin hacer mucho ruido.

Para este Búfalo-Tierra el amor es algo maravilloso que se vive plenamente gracias a la comunicación con la pareja. Cuando elige pareja será para siempre. No hay cosa que más desee un Búfalo-Tierra que tener una familia de la que cuidar y por la que luchar.

El Búfalo Agente Metal

(19 Febrero 1901 al 7 Febrero 1902)

(y 15 Febrero 1961 al 4 Febrero 1962)

Este Búfalo-Metal no tiene ninguna intención de ser una hermanita de la Caridad para nadie. Está convencido de que él y únicamente él tiene la razón y la opinión de los demás no le interesa mucho. Es muy consciente de sus límites y sabe perfectamente lo que hay que hacer y cómo hay que hacerlo para lograr todo lo que se ha propuesto conseguir en la vida. Nada ni nadie lo detendrá. El tiempo no es algo que le preocupe, tiene todo el del mundo a su disposición. Al ser muy brillante, como el resto de Búfalos, es también muy consciente de que cuando los demás han ido él ya está de vuelta esperándoles y utilizará toda esa ventaja para lograr sus propósitos. No acepta ni entiende la palabra “fracaso”, palabra que aún no está escrita para él. No le asustan ni el riesgo ni el trabajo duro, es más: prefiere tareas difíciles y arriesgadas antes que la rutina que podría hacer cualquier otro empleado. Al ser consciente de sus habilidades no tiene miedo ni a las grandes responsabilidades ni a los retos ya que él se lanza a ellos sin sopesar las consecuencias, pero sabiendo que tiene el triunfo asegurado. Raramente fracasan en algo, por lo general este Búfalo-Metal es lo que su propio Agente indica.

En el terreno sentimental el Búfalo-Metal puede mostrarse algo misterioso, pero al tener en común con sus otros hermanos la necesidad de crear su propia familia y cuidar de que nada les falte, así cómo no olvidar nunca sus raíces, hacen de este Búfalo-Metal un cabeza de familia ejemplar y cariñoso que se encargará de su bienestar y de que nunca les falte nada.

El Búfalo Agente Agua

(6 Febrero 1913 al 25 Enero 1914)

(y 3 Febrero 1973 al 22 Enero 1974)

Este Búfalo-Agua es muy ambicioso y sabe aprovechar todas y cada una de las situaciones que se le presentan en el camino. Se adapta muy bien a los cambios si ello le facilita mejorar su nivel de vida. Son líderes por naturaleza y fuente de inspiración para otros y con su infinita paciencia a la hora de enseñar o liderar movimientos tanto sociales como profesionales, consiguen movilizar a las masas más reacias a………son tan realistas como de mente abierta a nuevas formas de pensamiento. Por otro lado son muy hábiles a la hora de convencer a los demás para hacerles cambiar de opinión y llevarles por el camino que ellos quieren. Al tratarse de personas muy realistas, a la vez que brillantes por naturaleza, además de flexibles y pacientes, nunca darán un paso en falso y raramente se equivocarán en sus apreciaciones. Conscientes de su capacidad tanto para el trabajo como su habilidad para las inversiones seguras, este Búfalo-Agua nunca será pobre ni dejará que lo sean los que le rodean.

Su gran defecto es que consigue acabar con la paciencia de todos los que le rodean.

En el terreno sentimental es como sus otros hermanos Búfalos: amante del hogar y de la familia por los que luchará lo que haga falta para asegurarles la existencia.

Compatibilidad del Búfalo con los demás animales del zodíaco

El Búfalo con la Rata

Tanto la Rata como el Búfalo son extremadamente individualistas. Son felices cuando están juntos porque tienen muchas cosas en común. El Búfalo se muestra condescendiente y deja hacer a la Rata. La Rata despliega todos sus encantos y consigue seducir al Búfalo, que queda totalmente subyugado a la dialéctica de su amiga la Rata. El Búfalo está fascinado con ella, la Rata en cambio le encuentra algo aburrido, pero le ofrece la seguridad que ella no tiene, además de la fidelidad y de la admiración que siente por su resistencia en el trabajo. Se complementan muy bien y serán grandes compañeros.

El Búfalo con el Búfalo

La vida de ambos está organizada hasta en los mínimos detalles. Son tan iguales en todo que lo aconsejable es que tengan trabajos y aficiones diferentes o su vida en común se convertirá en algo tan sumamente aburrido que puede incluso acabar con su relación. El Búfalo por naturaleza es un animal de costumbres y el hecho de compartir su vida con otro Búfalo puede llegar a parecerle demasiado monótono, lo cual le conduciría a buscar algunas emociones fuera del círculo familiar.

El Búfalo con el Tigre

Ambos son muy diferentes y la convivencia será muy complicada para los dos. Al principio el Tigre estará encantado de haber encontrado un compañero tan amante del hogar y tan buen administrador, pero desde el momento en que el Búfalo deje entrever al Tigre que es un desordenado y un manirroto, además de un presumido y un bocazas, al Tigre se le encenderán los ojos de fuego y clamará a los cuatro vientos que el Búfalo es un ser limitado, muy materialista, además de sumamente aburrido, y preferirá volver a la selva a buscar aventuras antes que seguir al lado de un ser tan primitivo.

El Búfalo con la Liebre

La Liebre es el alma del hogar y le gusta disponer de su madriguera sin que nadie intervenga en ello. Si el Búfalo es el hombre no habrá problemas entre ambos, pero si el Búfalo es la mujer la paciencia de la Liebre puede llegar a su fin cuando menos lo esperen. El Búfalo admira la sociabilidad de la Liebre y la Liebre admira al Búfalo por el simple hecho de tener cerca a alguien que sabe muy bien lo que quiere y que también sabe la forma de conseguirlo. El Búfalo puede cansarse de la inestabilidad emocional de la Liebre; la Liebre puede sentirse muy dolida porque su amigo el Búfalo le recuerde continuamente sus defectos y la Liebre entonces empezará a sentir que su amigo no la comprende. Si quieren permanecer juntos deberán adaptarse el uno al otro haciendo resaltar sus virtudes en vez de sacar a relucir mutuamente sus defectos.

El Búfalo con el Dragón

El Búfalo es metódico y ordenado. El Dragón es el rey de la improvisación rozando la extravagancia. El Búfalo es muy prudente e independiente, le gustan la soledad y la naturaleza. El Búfalo es realista, es decir: es pesimista. El Dragón es optimista y desprecia a los pesimistas. A pesar de ésto se aprecian mutuamente y aceptan sus defectos. El Dragón es un magnífico socio en los negocios del Búfalo, ambos están llamados a triunfar. El Dragón preferirá celebrar sus éxitos en ruidosas fiestas con sus amigos mientras que el Búfalo lo hará en su casa junto a su familia y al calor de la chimenea.

El Búfalo con la Serpiente

La Serpiente ama el lujo y el refinamiento, la estabilidad, la seguridad y el poder tumbarse al sol de vez en cuando. El Búfalo fascina a la Serpiente porque aporta a la relación todo lo que ella necesita. El Búfalo estará encantado con esta Serpiente tan refinada y exquisita, no habría podido encontrar mejor compañera. La Serpiente está encantada por haber encontrado a un ser tan generoso, fiel y responsable que le hará la vida fácil y cómoda que ella siempre había anhelado. El Búfalo está feliz compartiendo su vida con una compañera tan inteligente y distinguida. Son la pareja perfecta. Tal para cual.

El Búfalo con el Caballo

No están hechos para llegar juntos ni a la otra esquina de la calle. Tampoco hacen muchos esfuerzos por entenderse. El Caballo sólo piensa en trotar por campos inexplorados y el Búfalo se pone de los nervios sólo con pensar que tiene que saltar la valla y dejar su pradera. El Caballo es egoísta y siempre quiere hacer su voluntad, no se pliega a los demás ni aunque sus intereses estén en juego. El Caballo prefiere la vida mundana y superficial, mientras que el Búfalo pasa largas veladas al lado de la chimenea. Sus grandísimas diferencias de todo tipo no tardarán en salir a la luz.

El Búfalo con la Cabra

Son totalmente opuestos. Mientras que la Cabra es sentimental, fantasiosa, derrochadora y frágil, normalmente angustiada por todo, el Búfalo es justamente todo lo contrario y no comprende muy bien a su compañera. La Cabra anhela la compañía del Búfalo porque le ofrece seguridad, pero el Búfalo no soporta las lágrimas ni la necesidad tan grande de cariño que tiene la Cabra, y la Cabra no soporta la franqueza ni la disciplina de su amigo el Búfalo. No han nacido para entenderse.

El Búfalo con el Mono

El Mono no es precisamente un animal sentimental. El Búfalo tampoco. El Mono hace burlas de la ética y la disciplina de su amigo el Búfalo. El Mono, brillante por naturaleza y poco respetuoso con las reglas establecidas por otros (no así con las suyas propias), no posee la estabilidad que necesita el Búfalo. Al Mono le gusta la seguridad que le ofrece el Búfalo, pero no tiene ninguna intención de sacrificar ni un ápice de su libertad por asegurarse la existencia de por vida. El Búfalo entiende que el Mono no es capaz de llenar ese hueco emocional que a él le falta. A pesar de sus grandes diferencias harán muchos y productivos negocios juntos.

El Búfalo con el Gallo

Tienen muchas cosas en común. Ambos son muy trabajadores, muy concienzudos y si se comprometen a acabar un trabajo harán lo que sea necesario con tal de cumplir con lo estipulado. El Búfalo pasa por alto las ganas de destacar del Gallo y lo deja pavonearse y presumir de sus aventuras. El Gallo es un magnífico relaciones públicas y el Búfalo le deja hacer y deshacer. Tienen intereses en común y el Gallo nunca  perjudicaría a su amigo siempre y cuando sus intereses también estén en juego. El Gallo es algo fanfarrón y le gusta dar picotazos a su amigo, pero el Búfalo no se ofende por ello, sino que lo toma como algo novedoso que merece la pena ser analizado con calma. El Gallo es sociable y le gusta ser la estrella del corral; el Búfalo se mantiene en segundo plano. Ambos se estimulan y aprenden el uno del otro. El Gallo está encantado con que su amigo el Búfalo se encargue de las cuentas y de que todo funcione en el hogar y el Búfalo estará encantado de tener como pareja a un animal tan atractivo, refinado y con ese don de gentes que le ayuda además a incrementar sus cuentas corrientes.

El Búfalo con el Perro

El Perro es fiel y leal por naturaleza y éso atrae al Búfalo. El Perro encuentra en el Búfalo la estabilidad que él no tiene, pero el Perro no recibirá del Búfalo toda la atención y la comprensión que necesita. El Perro es sentimental y necesita demostrarlo; el Búfalo controla sus emociones y no soporta las carantoñas del Perro. El Perro y el Búfalo pueden hacerse mutuamente muy desdichados si no aprenden a dosificar sus emociones y dejan de una vez de buscar el uno en el otro lo que nunca van a encontrar.

El Búfalo con el Jabalí

Tienen muchas cosas en común, como la paciencia, la ética y la responsabilidad. Ambos son muy tranquilos y nunca pierden los papeles. Sin embargo el Jabalí gusta de retozar en otros campos y no entiende cómo el Búfalo no se aburre siempre dentro de la misma parcela. El Jabalí no entiende que haya que economizar tanto para llegar a poseer más bienes. El Jabalí es derrochador y vive al día, se burla de las economías que hace su amigo el Búfalo. El Jabalí quiere que el Búfalo se divierta más y trabaje menos. El Búfalo quiere que el Jabalí se divierta menos y trabaje algo. A pesar de todo se complementan muy bien porque uno le da al otro la confianza que no tiene y el otro le da al primero la alegría de vivir que le sobra.

El Tigre fué el tercer animal que acudió a la llamada de Buda

El Tigre es Yang

En el Tigre la emoción es más fuerte que la razón. Es dinámico, audaz, activo, emocional, sensible y a veces puede parecer excesivo. El Tigre pasa de un estado emocional a otro en cuestión de segundos dependiendo del impulso del momento. Tan pronto puede reír como empezar a llorar viendo una película romántica. Pero no hay que confiar, porque a pesar de estas muestras de sensibilidad en grado superior, puede pasar al otro extremo muy rápidamente y llegar a mostrarse bastante colérico. La furia del Tigre es temible y al considerarse sus rayas símbolos de buena suerte, a los chinos les gusta ponerse gorros hechos con su piel para, no sólo recibir su buena suerte, sino para ahuyentar a los malos espíritus. Al Tigre se le considera un animal mágico y portador de buena suerte. Al Tigre le gusta dar órdenes y le disgusta obedecer. Las reglas no están hechas para él. La vida cotidiana le aburre y los límites impuestos por los demás le irritan sobremanera. El Tigre se burla de la lógica tradicional y se salta las reglas establecidas por otros.

Al Tigre le gusta correr riesgos, la mayoría de ellos inútiles, pero por el simple hecho de hacer algo que los demás nunca se atreverían a hacer. Su ego necesita ser alimentado y no concibe la vida sin ser el centro de atención de todos los animales del zodíaco. El Tigre nunca pasa inadvertido, ya que él mismo se encarga de llamar la atención.Por otro lado no podemos olvidar que el Tigre, aunque no lo parezca, es un ser de pensamientos muy profundos que posee una cultura muy vasta, y al que gusta debatir con intelectuales de su nivel ya que posee una envidiable agilidad mental, además de una memoria excelente. Y a pesar de tener acceso a esos círculos intelectuales, el Tigre es alguien que todavía cree en los cuentos y leyendas de todo tipo, porque en el fondo, su realidad no es la realidad de los demás. El Tigre no soportaría que alguien mancillara su honor, ni que pusiera en duda su palabra Su parte negativa son los cambios bruscos de humor que suelen desconcertar a quienes no les conocen lo suficiente.

El Tigre y los Cinco Elementos

El Tigre Agente Madera

(26 Enero 1914 al 13 Febrero 1915)

(y 23 Enero 1974 al 10 Febrero 1975)

Al Tigre le gusta saber en el terreno en que se mueve y sabe ser muy diplomático cuando sus intereses están en juego. Tiene don de gentes y sabe llamar la atención. Escoge muy bien a sus amistades y está convencido de que nadie es indispensable y que todos somos perfectamente sustituibles. Detesta las tareas engorrosas y es muy hábil a la hora de delegar en otras personas algunas de sus obligaciones. En el fondo detesta todo tipo de obligaciones, porque para él lo más importante es la libertad, pero si sus intereses están en juego se adapta sin ningún esfuerzo a las reglas sociales y profesionales. Le gusta improvisar y raramente profundiza en los temas. La vida mundana le atrae, pero siempre y cuando haya gente interesante con la que compartir algo o de lo contrario buscará nuevas aventuras en los lugares más recónditos. El Tigre adora improvisar.

Es un amigo fiel y leal, pero pide lo mismo a los demás. Al gustarles a los Tigres tanto la aventura son únicos a la hora de encontrar nuevas fuentes de inspiración y todo tipo de juegos novedosos; lo que sea con tal de no caer en lo que hacen todos los demás y mucho menos entrar en la rutina. En el tema sentimental el Tigre-Madera tiene tendencia a convertirse en un playboy y saltar de flor en flor sin decidirse por nadie. Le cuesta mucho dar el gran paso y fundar una familia, pero si encuentra a la pareja indicada no lo dudará ni un momento y será fiel para siempre.

El Tigre Agente Fuego

(13 Febrero 1926 al 1 Febrero 1927)

y 9 Febrero 1986 al 28 Enero 1987)

Al Tigre Agente Fuego se le distingue enseguida del resto de animales por la forma de mirar que tienen. El Tigre de Fuego tiene mucha más energía que el resto de sus hermanos lo cual hace que siempre esté en movimiento. Es muy imprevisible, independiente, contrario a todo lo que esté previamente establecido por otros; le gusta dar órdenes, detesta obedecer y sus ademanes son, con frecuencia, muy teatrales, es el rey del aspaviento. Al ser un Tigre tan vital irradia energía y eso hace que la gente se sienta atraída por él, además de por su generosidad natural. El Tigre es consciente de sus virtudes, también lo es de sus defectos, y conoce muy bien la forma de llamar la atención de los demás. Su generosidad y su optimismo hacen de él una persona muy popular y apreciada ya que sus ideas, aunque puedan parecer descabelladas, son normalmente mucho más realistas de lo que pueda parecer en un principio. La forma de plantear sus ideas puede confundir al resto de animales puesto que el Tigre es un ser absolutamente mágico y muy teatral y se extiende en florituras, aunque para nada pierde el sentido de la realidad. En el fondo es un caballero andante que cree en princesas, en cuentos de hadas y en liberar de sus cadenas a todos los esclavos. No soporta las injusticias.

A este Tigre de Fuego le encanta dar órdenes. Son muy hábiles a la hora de ganar dinero y cuando lo hacen será más rápidamente que otros. Por mucho dinero que puedan ganar, y lo ganan, ellos nunca estarán satisfechos hasta que consigan un nivel de vida adecuado y una seguridad económica de por vida. En el terreno sentimental el Tigre de Fuego es una persona muy atrayente para el sexo opuesto y al resultar tan atractivo a los ojos de los demás siempre tendrá más oportunidades de elegir pareja. Son personas apasionadas y fieles en ese terreno y dicen que nadie conoce la pasión si no ha conocido a un Tigre.

El Tigre Agente Tierra

(31 Enero de 1938 al 18 Febrero 1939)

y 28 Enero 1998 al 15 Febrero 1999)

Este Tigre, al contrario que sus otros hermanos, es muy tranquilo y práctico. No le gustan las prisas ni las precipitaciones, se toma su tiempo para todo. Detesta las injusticias como el resto de sus hermanos. Este Tigre de Tierra es altruista y mucho más generoso que sus hermanos. Las preocupaciones no le quitan el sueño, sabe dosificar muy bien los tiempos y está convencido de que mientras no llegue a esa orilla del río no tendrá que pensar en cómo cruzarlo. Es mucho más realista que los demás Tigres y no se deja arrastrar por las emociones a la hora de tomar decisiones. Tiene muy claro que lo que le conviene no tiene por qué ser exactamente lo que quiere.

Al ser una persona muy prudente y controlar sus emociones puede parecerle a los demás un ser insensible que no se involucra en las emociones de los demás. No se trata de orgullo, es simplemente de control de emociones que él se encarga de no dejar traslucir, bien sea porque crea que serían motivo de debilidad o para evitar que los demás sacaran algún provecho de esas debilidades.

Es muy hábil en los negocios y sabe muy bien dónde y cómo ganar dinero. Este Tigre tiene fama de trabajar muy duro sin desfallecer. Suele llegar alto profesionalmente hablando y aún así, siempre se esforzará en demostrar que ellos no son como todos los demás. Son muy buenos profesores que dan lo mejor de sí mismos y se encargan de sacar lo mejor de sus alumnos. En el terreno sentimental este Tigre es también muy apasionado, aunque no es extremista como otros de sus hermanos, son fieles y cariñosos con sus parejas y no entienden ser felices si no lo son también sus parejas.

El Tigre Agente Metal

(17 Febrero 1950 al 5 Febrero 1951)

y 14 Febrero 2010 al 2 Febrero 2011)

Este Tigre es algo más extremista que sus hermanos. Necesita llamar la atención, quiere que le reconozcan. Necesita proyectarse hacia fuera a través de su trabajo, normalmente con la creatividad. Es impaciente y muy inquieto. Tiene muy claro lo que quiere en la vida y para él el fin justifica los medios, no se parará a pensar si ha perjudicado a alguien porque para él la culpabilidad es una palabra que no aparece en su diccionario. Es muy franco y poco diplomático con cierta tendencia a burlarse del protocolo y del exceso de celo de los demás. Para motivarse solo necesita involucrarse en alguno de sus proyectos u otro proyecto cualquiera que pueda ser de su interés. Este Tigre posee una seguridad aplastante en sí mismo y éso le hace comportarse de una forma un tanto confiada, porque, en el fondo su buena estrella nunca le ha fallado y es muy consciente de ello.

Al tratarse de alguien tan impulsivo no calcula los riesgos y se crece cuando tiene a algún competidor cerca. Para él sólo existe la palabra triunfo y sabe que poniendo todo de su parte llegará a conseguirlo, sea como sea. Es muy ambicioso y le cuesta trabajar en equipo. El Tigre Metal sabe aprovechar todas las oportunidades que se le ponen delante y hace un cálculo muy acertado de los pros y los contras de cada proyecto a desarrollar. Aunque no lo parezca por su actitud de exceso de confianza y de seguridad, son personas que tienen muy arraigado el sentimiento de la justicia. Son fieles amigos y generosos en caso de necesidad de sus seres queridos, además, el Tigre-Metal nunca será pobre porque sabe muy bien cómo llenar sus cuentas corrientes. En el terreno sentimental son personas muy ardientes y apasionadas capaces de enamorar al más resistente. En China dicen que quien no ha conocido a un Tigre es que no ha conocido la pasión.

El Tigre Agente Agua

(8 Febrero 1902 al 28 Enero 1903)

y 5 Febrero 1962 al 24 Enero 1963)

Este Tigre es muy tranquilo y pacífico. Se muestra menos testarudo que sus hermanos, sabe escuchar a los demás y es mucho más diplomático. Al saber escuchar y estar abierto a nuevas ideas es una persona muy cercana que sabe comunicarse con los demás aún en situaciones de lo más extrañas. Es un relaciones públicas de primera. Es consciente del alcance de cada problema y al hacer diagnósticos muy acertados siempre encuentra la fórmula para solucionarlos. Este Tigre controla muy bien sus emociones y no deja que trasciendan. Su energía vital está canalizada hacia metas muy concretas ya que su mente analítica ya tiene programados muy cuidadosamente todos sus objetivos en la vida y él se esfuerza en alcanzarlos. Es mucho más inteligente que sus otros hermanos y tiene todo lo que necesita para triunfar en la vida.

Este Tigre tiene mucha más imaginación que los demás y aún siendo muy realista él se recrea en un mundo paralelo maravilloso donde tiene vía libre para crear todo a su gusto. No le gusta la soledad, pero tampoco se conforma con la compañía de cualquiera. Es muy selectivo a la hora de elegir compañeros. Este Tigre es bastante impaciente con las trivialidades y se muestran muy cautos cuando se trata de temas relevantes. En el terreno sentimental los Tigres de Agua son como las mariposas, les gusta saltar de flor en flor. Se pasan la vida buscando a la pareja ideal y piensan que su siguiente pareja será mejor todavía. Tardan mucho en formalizar una relación e incluso a veces nunca llegan a hacerlo.

Compatibilidad del Tigre con los demás animales del zodíaco

El Tigre con la Rata

Son dos animales que sienten una atracción muy poderosa el uno por el otro desde el momento en que se conocen. Ambos son muy ambiciosos y anhelan el éxito en todas las facetas de sus vidas. El Tigre necesita de mucha atención y la Rata no está por la labor de satisfacer sus caprichos. El Tigre no se toma en serio la necesidad que tiene la Rata de cuidar las finanzas y comprar solamente cosas útiles y necesarias, y éso a la Rata la pone muy nerviosa. El Tigre sin embargo admira la capacidad de la Rata para administrar los gastos y hacer pequeñas inversiones, aunque no se lo diga a ella. Sin embargo ambos son muy buenos compañeros de viaje y al tener objetivos en común (además de su ambición personal) si logran limar esas pequeñas diferencias que les separan su relación será todo un éxito.

El Tigre con el Búfalo

Ambos son muy diferentes y la convivencia será muy complicada para los dos. Al principio el Tigre estará encantado de haber encontrado un compañero tan amante del hogar y tan buen administrador como el Búfalo, pero desde el momento en que el Búfalo deje entrever al Tigre que es un desordenado y un manirroto, además de un presumido y un bocazas, el Tigre clamará a los cuatro vientos que el Búfalo es un ser limitado, muy materialista, además de poco soñador, y preferirá volver a la selva a buscar aventuras antes que seguir al lado de un ser tan aburrido.

El Tigre con el Tigre

Al principio se atraen, ambos son muy pasionales. Al poco ninguno de los dos cede terreno y acabarán tirándose la vajilla a la cabeza. Ambos Tigres son derrochones y no tienen intención de contener sus excesos. A ambos les gusta mandar y son demasiado independientes como para esperarse uno a otro despierto en casa. Definitivamente no están hechos el uno para el otro.

El Tigre con la Liebre

La Liebre está encantada teniendo tan cerca un Tigre valiente, fuerte y dicharachero, pero su poca diplomacia y su improvisación la horrorizan. El Tigre se enfada por el exceso de sensibilidad de la Liebre a la que encuentra demasiado hipócrita y algo arribista. El Tigre se enfada con facilidad, pero no consigue asustar tanto a la Liebre que se muestra más tolerante y muchísimo más hábil a la hora de hacerle frente, lo cual desconcierta sobremanera al Tigre.

El Tigre con el Dragón

Ambos son mágicos y se saben majestuosos lo cual les convierte en una pareja fuera de lo común que no dejarán indiferentes a nadie. Ambos son magnéticos, hábiles, astutos e imaginativos y les gusta ganar dinero. Están abocados al éxito puesto que se apoyan mutuamente y podrán empezar mil proyectos juntos. Todo lo que hacen lo hacen con pasión; se comprenden y se valoran en su justa medida, son amigos fieles y leales que no compiten el uno con el otro, sino que se estimulan mutuamente y se sacan de lo mejor de sí mismos.

El Tigre con la Serpiente

A la Serpiente le gusta tomarse sus ratos de asueto y disertar sobre el bien y el mal con algún interlocutor que esté a su altura. La Serpiente se siente atraída por la impulsividad y la energía del Tigre y cuando descubre que se trata de un animal mágico y majestuoso, también se da cuenta que es un animal muy poco práctico y nada realista. La Serpiente le encuentra demasiado fantasioso y hasta pasado de moda. El Tigre encuentra a su amiga la Serpiente bastante hipócrita y sus continuos cambios de humor llegan a confundirle. La Serpiente encuentra al Tigre poco diplomático y algo grosero, y ella, que es tan práctica, no soporta que ese animal rayado y muy egocéntrico le dé consejos. En el terreno sentimental ambos están abocados al fracaso más estrepitoso. Solamente tendrán éxito juntos en el terreno económico ya que la Serpiente es calculadora y realista y el Tigre es un magnífico relaciones públicas que sabe convencer a todo el mundo y hacerles firmar los contratos que ya tiene redactados su amiga la Serpiente.

El Tigre con el Caballo

El Tigre es un luchador nato, necesita la acción. El Caballo es más práctico y se empeña en enseñar a su amigo a no derrochar tanta energía. Ambos son muy vitales y energéticos, y si logran no competir se estimularán y ayudarán mutuamente. El Caballo suele ser más flexible y se adapta muy bien al Tigre, bastante inflexible por naturaleza. Ambos se admiran y se toleran. Si hacen las suficientes concesiones podrán pasar toda la vida juntos.

El Tigre con la Cabra

El Tigre logra deslumbrar con su majestuosidad a la pacífica y práctica Cabra. La Cabra admira a ese ser fantástico que no le tiene miedo a nada y además posee mucha resistencia física. El Tigre está convencido que tarde o temprano acabará devorando a la Cabra, pero se da cuenta de que ese animal tan práctico es muy útil y tiene muchas virtudes. El Tigre ha encontrado a alguien que se hace cargo del dinero y de las obligaciones del día a día que a él tanto le molestan. La Cabra se empeña en enseñar economía al Tigre y el Tigre se enfada con ella con frecuencia, pero como se complementan ambos pondrán de su parte y llegarán a ser muy felices porque en el fondo la Cabra, tan tierna y amorosa, despierta en el Tigre esos mismos sentimientos.

El Tigre con el Mono

El Tigre es temerario por naturaleza. Le encantan las emociones fuertes y los riesgos. Es muy franco y poco diplomático. Detesta las hipocresías. El Mono es astuto, además de algo malicioso y no resiste burlarse de un Tigre con ojos de fuego que se encienden todavía más cuando el Mono salta de rama en rama haciendo un ruido estrepitoso. Ambos se saben diferentes al resto de los animales y les gusta hacerse notar. Si no compiten tienen el éxito asegurado. La única forma de mantener una relación es que el Mono deje de provocar y de burlarse del Tigre y que el Tigre empiece a aceptar las bromas que le hace el Mono.

El Tigre con el Gallo

Ambos son muy diferentes. El Tigre es idealista y vive contracorriente, el Gallo es demasiado intelectual y no se deja arrastrar por la pasión. El Gallo necesita pavonearse ante los demás de sus logros y de sus aventuras, pero al mismo tiempo es muy realista, sabe el precio de cada cosa y lo que cuesta ganarlo. El Tigre no soporta a un Gallo tan excéntrico, presumido y pagado de sí mismo, y el Gallo le contesta que no sabe cómo puede soportar a un animal tan poco intelectual y tan primitivo. Aunque al principio se atraigan y se demuestren mutua admiración, es muy difícil que se soporten más de unos días ya que ninguno de los dos hará concesiones al otro y eso convertiría sus vidas en un infierno.

El Tigre con el Perro

Ambos tienen muchas cosas en común. Son igual de fantasiosos e imaginativos. No soportan las injusticias y son capaces de hacer el ruido que haga falta con tal de concienciar a los demás. El Tigre se lanza al vacío sin pensar en las consecuencias. El Perro lo frena y le aconseja cómo sacarse mejor partido. El Tigre admira a un Perro que, como él, no soporta las injusticias y se rebela contra ellas. El Perro admira la energía del Tigre y el hecho de que un animal tan majestuoso se preocupe de defender a otros animales más insignificantes e indefensos le subyuga. En el fondo se admiran mutuamente. El Perro es muy emotivo y necesita mucho cariño y el Tigre, que admira al Perro, hace lo que sea con tal de tener a su amigo contento.

El Tigre con el Jabalí

Ambos se complementan porque son igual de idealistas. El Jabalí admira a un Tigre tan valiente y majestuoso y le sigue los pasos. También le aconseja cómo ser más práctico y a conocer el valor de cada cosa. El Tigre siente admiración por un Jabalí tan práctico y realista que se ha convertido en su sombra y le sigue a todas partes. El Tigre enseña al Jabalí lo que es la pasión y el Jabalí le enseña lo que es la sensualidad. Su unión, sin grandes concesiones, puede durar para siempre porque se estimulan mutuamente.

La Liebre fué el cuarto animal en acudir a la llamada de Buda

La Liebre es Yang

La Liebre es un animal exquisito, algo narcisista y muy refinado en todas sus formas. Es de naturaleza pacifista y huye de las situaciones violentas y de los aspavientos. La Liebre es realista y no cree en los cuentos de hadas, ni quiere cambiar el mundo, puesto que se adapta al mismo, y más aún cuando sus intereses están en juego. La Liebre es muy astuta y saca provecho a prácticamente todas las oportunidades que se le presentan, incluso las que para otros pasarían desapercibidas. La Liebre observa y espera el momento adecuado para actuar. A la Liebre no le interesan los asuntos de los demás, y no soporta que los demás se entrometan en los suyos. Es discreta por naturaleza, y no le gusta hacer ruido ni llamar la atención. Se mueve mejor en la sombra y planifica todo cuidadosamente dentro de la tranquilidad de su madriguera y lejos de las miradas indiscretas. Es muy buena conversadora y mejor oradora, lo cual la convierte en muy popular entre sus amigos. Es capaz de comprender las preocupaciones de los demás, pero ella no es capaz de ponerse en el lugar de las otras personas.

El mundo de las emociones atrae a la pacífica Liebre, o Conejo, pero a la vez le da pavor. Y precisamente esa distancia que intenta poner entre las emociones en general, y sus sentimientos en especial, es lo que le hace parecer una persona fría, e incluso distante, y ajena al mundo que le rodea. Y lo que ocurre en realidad es que la Liebre intenta preservar su paz interior, y para conseguirlo no duda en hacer grandes esfuerzos a la hora de evitar las influencias externas con el fin de no involucrarse en las emociones, ni en las formas de vida, del resto de animales del zodíaco. La Liebre tiene una sensibilidad artística muy acusada, lo cual significa que es sensible, y también vulnerable. A pesar de ser tan cerebral, y mantener controladas sus emociones, al estar dotada para las artes se deja influenciar por cualquiera de sus ramas. Sin embargo, no podemos olvidar que la Liebre tiene mucho éxito en el mundo de los negocios y que trabaja muy duro para alcanzar todas las metas que se haya propuesto.

La Liebre y los Cinco Elementos

La Liebre Agente Madera

(14 Febrero 1915 al 2 Febrero 1916)

(11 Febrero 1975 al 30 Enero 1976)

Esta Liebre Agente Madera es una Liebre muy tolerante que no sólo permite a todos invadir sus posesiones, sino que además les deja vaciar su despensa. Es incapaz de denegar algo a alguien y menos todavía a sus seres queridos. Es sumamente generosa y no puede soportar que alguien necesite lo que ella tiene porque incluso se lo quitará para dárselo a otros. Por otro lado es muy ambiciosa y, como todas las Liebres, muy inteligente y realista además de saber perfectamente cómo progresar en la vida sin por ello perder el respeto de los demás ya que se trata de una Liebre muy considerada con los sentimientos ajenos y muy respetuosa con las normas establecidas. Le cuesta mucho elegir entre varias opciones y sus vacilaciones pueden llegar a hacerle desistir del intento. No soporta ser la causante de las preocupaciones de los demás y se esfuerza en ser amable y diplomática aunque los que la rodean no sean merecedores de tanta delicadeza. El exceso de condescendencia puede dar a entender a los otros una cierta inseguridad y los que la rodean pueden abusar de su confianza sin que ella ponga ninguna resistencia.

Las Liebres-Madera deberían buscar un buen asesor financiero que las oriente en la forma de gastar sus ingresos y empezar a pensar en no dejarse conmover por todo lo que le cuentan ya que mayormente están abusando de su buena voluntad, así como de su cuenta corriente.

En el terreno sentimental las Liebres-Madera son muy apreciadas puesto que se trata de personas muy cariñosas y sensuales, además de generosas en todos los sentidos, lo que les hace ser unas parejas muy solicitadas. Para la Liebre-Madera no hay sitio mejor que una buena compañía mirando cómo arden los troncos en la chimenea.

La Liebre Agente Fuego

(2 Febrero 1927 al 22 Enero 1928)

(y 29 Enero 1987 al 16 Febrero 1988)

Las Liebres-Fuego no se mezclan con sus otras hermanas las Liebres. El resto de Liebres son tranquilas, pasivas y solitarias, sin embargo las Liebres-Fuego son todo lo contrario: les gusta hablar, la vida mundana y sobre todo les encanta ser líderes de lo que sea, pero líderes. Las Liebre-Fuego tienen un instinto muy desarrollado y saben muy bien sacar partido a todos y a todo los que les rodea. Son muy valientes y les gustan las aventuras, lo que les hace muy populares y también el que los demás les sigan. Las Liebre-Fuego no se quedan en la superficie, sino que les gusta profundizar en todo. No tienen miedo a las emociones ni las ajenas ni las suyas propias. Esta Liebre siempre ha trabajado muy duro para conseguir sus propósitos y no le tiene miedo al esfuerzo ni al sacrificio personal porque sabe que acabará logrando sus objetivos. Son líderes por naturaleza y dan muestras de tener mucha seguridad en sí mismas lo que hace que los demás las sigan. Son capaces de llegar y conseguir lo que otros nunca alcanzarían. Se adaptan a todo con facilidad, incluso aceptan con buena cara las reglas del juego que no les gustan.

En el terreno económico la Liebre-Fuego es la más afortunada de sus hermanas y nunca será pobre. En el terreno sentimental son apasionadas, seductoras, sensuales y hacen muy felices a sus parejas. Necesitan a alguien que las comprenda y acepte como son y ella hará las concesiones necesarias para mantener la relación.

La Liebre Agente Tierra

(19 Febrero 1939 al 7 Febrero 1940)

(y 16 Febrero 1999 al 4 Febrero 2000)

Esta es una Liebre muy tranquila y práctica, mucho más que sus otras hermanas. A ella sólo le interesan objetivos concretos y no quiere ni oír hablar de castillos en el aire. Es muy realista y desprecia a los que quieren venderle humo. Es muy individualista y necesita mucho tiempo para planificar y desarrollar posteriormente sus proyectos. La soledad es su mejor compañera y solo con ella es capaz de encontrar soluciones a sus problemas, además de salidas a sus laberintos personales. Es muy escéptica y bastante pragmática. Necesita pruebas de todo y para todo. No cree en nada que no pueda ver y/o tocar. Le gusta mucho el dinero y le atrae todo lo material; es una gran administradora de sus bienes y sabe ahorrar para cuando vengan tiempos menos favorables. Por supuesto que ni a sus seres queridos ni a sus amigos les faltará nunca nada teniendo a esta Liebre-Tierra cerca.

Todas las Liebres son muy trabajadoras y el esfuerzo personal no les asusta, saben que nadie regala nada por nada y que si quieren conseguir algo hay que luchar por ello. Normalmente no se conforman con hacer trabajos que pueda hacer cualquiera, sino que ellas prefieren los retos con el fin de demostrarse a sí mismas que pueden hacer todo incluso lo que ni tan siquiera saben como empezar.

Todas las Liebres saben gastar y guardar el dinero suficiente para el futuro. Nunca les faltará de nada. En el terreno sentimental la Liebre necesita que su madriguera sea cómoda y que su pareja no altere su forma de vida, si es así, tendrá una compañera para siempre, pero evitando las muestras excesivas de cariño y los aspavientos. Si hay algo que las Liebres detesten es llamar la atención.

La Liebre Agente Metal

(6 Febrero 1951 al 26 Enero 1952)

(y 3 Febrero 2011 al 22 Enero 2012)

La Liebre-Metal está convencida de ser la poseedora de la verdad absoluta. No le gusta quedar mal, en realidad no le gusta quedar ni bien ni mal. Es muy independiente, más que el resto de sus hermanas, y también es además de muy responsable una valiente a la que le fascinan los retos de todo tipo. No le gustan las rutinas, prefiere arriesgarse con algún trabajo desconocido antes que hacer lo que han hecho otros o puede hacer cualquiera. Ella no es cualquiera, es especial. Tiene una gran capacidad de trabajo y sabe, como sus hermanas, que sin esfuerzo y tesón no se consigue nada. Es ambiciosa por naturaleza y se fija metas muy elevadas que acaba consiguiendo. El factor tiempo no le quita el sueño, sabe que acabará llegando a todas las metas que se ha propuesto. Es muy refinada en todos los sentidos y le atraen las artes. Su instinto artístico está muy desarrollado y nunca se dejará engañar por las modas ni las banalidades, a ella le gusta caminar sobre seguro y suele rodearse de gente afín que la respete y la acepte tal y como es. Como buena Liebre disfruta ofreciendo cenas y reuniones en su madriguera, o cuartel general,  lugar donde se muestra tal y como es y ofrece lo mejor de sí misma.

La Liebre-Metal es tan práctica que está convencida de que la fama es efímera, pero que la reputación dura siempre. Son muy buenas profesoras porque sacan lo mejor de los alumnos. La Liebre-Metal es un buen político y un magnífico marchante de arte ya que no sólo no se dejan engañar por las apariencias, sino que es muy difícil engañarles y si les dejan organizan las agendas de todos los que les rodean sin cometer un solo error de cálculo.

En el terreno sentimental son unas parejas perfectas. Son cariñosas, sensuales y les gustan las nuevas experiencias, además de poder disfrutar leyendo interminables poesías a la luz de la chimenea. Son exquisitas y refinadas, cualquiera que quiera conquistar a una Liebre-Metal debe aceptarla tal cual es y adaptarse a la forma de vida que ella ha establecido en su madriguera.

La Liebre Agente Agua

(29 Enero de 1903 al 15 Febrero 1904)

(y 25 Enero 1963 al 12 Febrero 1964)

Esta Liebre-Agua es mucho más sensible que sus otras hermanas y el menor disgusto puede afectarla. Es tan sensible que es capaz de sentir las emociones de los otros y ello le produce una cierta angustia vital, ya que ella al percibir los sentimientos ajenos, puede ahondar en ellos y conocer sus secretos. Es muy emotiva y al angustiarse de esa forma puede llegar a deformar la realidad. Su tendencia a imaginarse lo peor entre lo peor la angustia todavía más y el continuo recuerdo de su pasado hacen que no disfrute del día a día y que no planifique su futuro. Esta Liebre-Agua no acaba de perdonarse los errores del pasado y tiende a recordarlos con excesiva frecuencia reprochándose no haberlo hecho mejor. Se enfada consigo misma por haber cometido esos errores y sus heridas del alma tardan muchísimo en cicatrizar, de ahí que apenas viva el presente y tampoco tenga visión de futuro lo que hace que parezca indecisa e incluso distraída en su vida diaria.

Cuando se enamora una Rata-Agua se enamora para siempre, pero se enamora muchas veces, lo cual la lleva a algunos desengaños de los que tarda mucho en recuperarse. Cuando encuentra al amor de su vida no lo dejará marcharse y hará todo lo posible por retenerlo a su lado.

Compatibilidad de la Liebre con los demás animales del zodíaco

La Liebre con la Rata

La Rata sentirá fascinación por la Liebre, pero al poco se dará cuenta de que la Liebre no le aporta nada en especial y empezará a considerarla un ser excesivamente superficial. Mientras la Liebre es voluble, presumida y algo desconcertante, la Rata no encuentra en ella la seguridad que está buscando y acaba perdiendo el interés por su nueva amiga. La Rata es posesiva y fiel, la Liebre en cambio no cree en la amistad ni en el amor para toda la vida y le gusta saltar de hoyo en hoyo buscando nuevas aventuras. Son totalmente incompatibles y llegarían incluso a odiarse mutuamente si tuvieran que permanecer juntas mucho tiempo.

La Liebre con el Búfalo

La Liebre es el alma del hogar y le gusta disponer de su madriguera sin que nadie intervenga en ello. Si El Búfalo es lo hombre no habrá problemas entre ambos, pero si el Búfalo es la mujer la paciencia de la Liebre puede llegar a su fin en cuanto menos lo esperen. El Búfalo admira la sociabilidad de la Liebre, y la Liebre admira al Búfalo por el hecho de tener cerca a alguien que sabe muy bien lo que quiere y también la forma de conseguirlo. El Búfalo puede cansarse de la inestabilidad de la Liebre; la Liebre puede sentirse muy dolida por esta crítica de su amigo el Búfalo y empezará a sentir que no la comprende. Si quieren permanecer juntos deberán adaptarse el uno al otro haciendo resaltar sus virtudes en vez de sacar a relucir mutuamente sus defectos.

La Liebre con el Tigre

La Liebre está encantada teniendo tan cerca un Tigre valiente, fuerte y dicharachero, pero su poca diplomacia y su improvisación la horrorizan. El Tigre se enfada por el exceso de sensibilidad de la Liebre a la que encuentra demasiado hipócrita y algo advenediza. El Tigre se enfada con facilidad, pero no consigue impresionar tanto como se imagina a la Liebre la cual se muestra más tolerante y muchísimo más hábil a la hora de hacerle frente, cosa que suele desconcertar bastante al fiero Tigre.

La Liebre con la Liebre

Ambas tienen muchas cosas en común. Son inteligentes, astutas y muy hábiles, saben perfectamente cómo evitar los conflictos. Ambas se respetan mutuamente porque se conocen muy bien. Al ser tan iguales en muchos aspectos intentan no competir en las mismas materias y mucho menos abordar temas delicados que pudieran generarles algún conflicto. Por un lado quieren evitarse problemas mutuamente no dejando salir su auténtico yo ni hablando con franqueza de lo que piensan, pero por otro lado, al ser tan diplomáticas y educadas, nunca ahondarán en sus problemas y empezarán a aburrirse muy pronto.

La Liebre con el Dragón

El Dragón tiene que llevar la voz cantante a la vez que salir y entrar de la madriguera cuando a él le parezca bien. La Liebre no soporta a este animal tan llamativo y poco discreto que no pasa desapercibido y que le desordena la madriguera a cada momento. La Liebre necesita calma y silencio, mientras que el Dragón es ruidoso y poco delicado. A la Liebre le gustaría enseñar al Dragón a compartir una madriguera, y el Dragón mientras ella le enseña se marcha a vivir aventuras y a seguir pavoneándose ante sus amigos. Sólo podrán permanecer juntos cuando el Dragón esté agotado y vuelva a casa a descansar y entonces se encuentra a una Liebre con todo dispuesto y ordenado para que él pueda disfrutar de la madriguera sin desordenarla. La Liebre se siente feliz de ver que el Dragón está tan agotado que ya ni echa fuego por la boca y se queda dormido en sus brazos. Sólo durarán si la Liebre se queda en casa y el Dragón vuelve agotado a ella, de lo contrario mejor que no pasen mucho tiempo juntos.

La Liebre con la Serpiente

Ambas son muy parecidas y les gustan las mismas cosas. Les gusta la seguridad, la paz, la tranquilidad y todo lo bello y refinado. Son exquisitas. La Liebre, más pasiva, se siente atraída por el lado pasional de la Serpiente, además de por su filosofía de vida, que no tiene nada que ver con la filosofía de vida tan puritana que lleva la Liebre . Pero a veces la Serpiente, tan apasionada, no comprende las dudas de su amiga la Liebre y la encuentra demasiado anticuada y muy convencional. La Liebre, en cambio, empieza a encontrar a su amiga demasiado moderna y excesivamente frívola. La Liebre tiende a bloquearse cuando nota que no es comprendida y la Serpiente puede cansarse del bloqueo y de la falta de comunicación de su pareja. Si quieren que su relación dure tendrán que buscar un punto de comunicación que rompa esos bloqueos o se verán abocadas a separarse.

La Liebre con el Caballo

La Liebre se siente fascinada por el Caballo que le transmite seguridad y energía. El Caballo, impulsivo por naturaleza, se siente fascinado por el calor de hogar que le ofrece la Liebre, pero pronto empezarán a salir a flote sus diferencias. El Caballo empezará a cuestionar a la Liebre por sus indecisiones y la Liebre se queja de la poca seguridad que le ofrece el Caballo por ser demasiado inquieto. Tienen diferentes puntos de vista y formas de vivir la vida. Ni aunque hicieran concesiones mutuas durarían mucho como pareja por el gran abismo que les separa.

La Liebre con la Cabra

La Cabra piensa que es muy afortunada al haberse encontrado con una Liebre tan romántica y amante del hogar  como ella. A la Cabra ni le gusta la soledad, a la Liebre tampoco. La casa de cada una es su paraíso y ambas respetan el lugar del otro. La Cabra tiende a angustiarse con facilidad y la Liebre tiene tendencia a recordar continuamente el pasado y reprocharse los errores que ha cometido. Ambas son demasiado frágiles y no se ayudan mutuamente a la hora de solucionar algún problema. Son incapaces de animarse mutuamente y se limitan a lamentarse juntas y a compartir la caja de pañuelos. Están convencidas de que el mundo es un lugar infernal donde no merece la pena vivir.

La Liebre con el Mono

Ambos son muy realistas y tienen intereses en común. Se tienden muy bien porque son iguales en muchos aspectos. El Mono enseñará a la Liebre mil formas de enfrentarse al día a día con sus problemas y sus alegrías y la Liebre descubrirá que hay soluciones para todo y que hay que cambiar de actitud cuando lo tan sabido ya no funciona. La Liebre admira a un Mono tan listo y hábil para escaquearse de las obligaciones y solucionar sus problemas, además de parecerle muy divertido. Y el Mono es muy feliz al compartir su vida en una madriguera tan cómoda y caliente con una pareja tan tolerante y que le ríe continuamente las gracias. El Mono comprende las dudas de la Liebre y la ayuda a elegir además de a controlar sus angustias vitales dándole buenas recomendaciones y demostrándole que hay más soluciones a sus problemas. La Liebre no puede creerse haber encontrado a un animal tan sabio que la ayuda a solucionar sus problemas y la anima a explorar terrenos desconocidos. No se aburren puesto que se motivan mutuamente.

La Liebre con el Gallo

La Liebre está a punto de sufrir un colapso teniendo a este animal pavoneándose y cacareando a viva voz todas sus habilidades y aspavientos que hace su amigo el Gallo. No soporta a ese animal ni a sus exabruptos y no parará de cuestionarle a cada momento. El Gallo consigue sacar de sí a la pacífica Liebre y no entiende cómo un ser tan tranquilo como ella demuestra esa agresividad hacia sus plumas. No se soportan mutuamente y tampoco se comprenden, ni se hacen siquiera concesiones.

La Liebre con el Perro

Son tan para cual. Tienen muchas cosas en común, además de sus gustos. Los dos quieren una madriguera caliente y ordenada donde descansar y hacer sus planes de futuro. Ambos necesitan la seguridad que les da la madriguera, el Perro enseña a la Liebre a quitarle hierro a sus angustias y buscar la fuente de sus males, y la Liebre responde al Perro con ternura y sensibilidad además de ofrecerle la seguridad de su madriguera. Ambos se ayudan mutuamente y quitan hierro a sus preocupaciones. Se estimulan directa e indirectamente. El Perro tiene también sus propias angustias y la Liebre llega a asombrarse de que su pareja le gane en angustias vitales. Se complementan a la perfección y ambos buscan lo mismo.

La Liebre con el Jabalí

Se consideran dos afortunados por el simple hecho de haberse conocido. Aunque el Jabalí es de naturaleza solitario, no le hace ascos a la confortable y caliente madriguera de la Liebre. La Liebre, sabiendo que el Jabalí gusta de la soledad, procura no molestarle y dejarle más espacio para que pueda moverse sin agobios. La Liebre, más astuta y práctica, ayuda al Jabalí a administrar mejor el dinero y a hacer mejores inversiones. El Jabalí admira a una Liebre tan práctica que le respeta y permite invadir su madriguera. La Liebre está feliz de tener al lado a un animal tan comprensivo que la acepta tal y como es y no quiere hacerla cambiar.

El Dragón fué el quinto animal en acudir a la llamada de Buda

El Dragón es Yang

El Dragón es, no solamente imaginativo, sino que además es muy creativo. El Dragón es muy comprensivo y se muestra tolerante con los demás. También es muy perfeccionista y necesita encontrar respuestas a todas las preguntas, además de intentar resolver toda clase de misterios. Es muy curioso y necesita disponer de la información necesaria antes de empezar a actuar. A pesar de ser muy generoso y tolerante, el Dragón por lo general estará convencido de ser el dueño de la verdad absoluta. No es nada rencoroso, aunque no podemos olvidar que es un Dragón, ni que de vez en cuando echará fuego por la boca, aunque normalmente lo haga en contadas ocasiones. El Dragón es muy valiente y temerario, ya que su inquietud natural le lleva a emprender proyectos imposibles en su afán de construir imperios. El Dragón está convencido de que al ser él mismo un animal portador de la buena suerte para su entorno, él también la tendrá.

Para el Dragón la palabra imposible no existe y sigue pensando en la forma de  conquistar nuevas tierras para construir allí sus imperios. Su energía vital es tan grande que puede parecer tan fascinante como abrasador. El Dragón no conoce el término medio. Es testarudo, apasionado, excesivo, valiente y megalómano. Aunque parece que escucha a los demás, en realidad sólo se está escuchando a sí mismo. Es un animal brillante y fascinante por naturaleza que suele ir muy por delante del resto de animales del zodiaco. A la gente le atrae este animal tan llamativo, individualista y lleno de energía. En China el Dragón simboliza la fertilidad, y la vida, y dicen que proporciona las cinco claves de la felicidad que son: la armonía, la virtud, la riqueza, la realización de todos los sueños y una larga vida. El Dragón ordena, pero nunca obedece y no soporta que no se sigan sus indicaciones. El Dragón no soporta ser ignorado, y hará cualquier cosa para llamar la atención. Todos le piden consejos que dará muy acertadamente, pero jamás se los aplicaría a sí mismo. Suele ser impaciente y bastante impulsivo, lo que le hace cometer algún que otro error del que sale siempre muy airoso. Lo que piensen de él los demás le tiene absolutamente sin cuidado.

El Dragón y los Cinco Elementos

El Dragón Agente Madera

(16 Febrero 1904 al 3 Febrero 1905)

y 13 Febrero 1964 al 1 Febrero 1965)

Este Dragón es, no solamente imaginativo, sino que además es muy creativo. Siempre tiene que llevar la voz cantante y rodearse de gente que le siga sin rechistar. Este Dragón es muy comprensivo y se muestra muy tolerante con los demás. También es muy perfeccionista y necesita encontrar respuestas a todas las preguntas, además de intentar resolver todos los enigmas. Es muy curioso y necesita la información suficiente antes de empezar a actuar. A pesar de ser muy generoso y tolerante él siempre estará convencido de ser el dueño de la verdad absoluta. No es nada rencoroso, aunque no podemos olvidarnos de que es un Dragón y que de vez en cuando echará fuego por la boca, aunque precisamente este Dragón Agente Madera lo haría en muy contadas ocasiones.

Pero a pesar de su apariencia más relajada este Dragón es muy valiente y temerario ya que su curiosidad natural le hace emprender proyectos imposibles a los ojos de los demás. El está convencido de que al ser el mismo un animal portador de la buena suerte, él también la tendrá. Y así es puesto que no hay un Dragón pobre, aunque este Dragón Agente Madera suele tener muchos cambios de fortuna: tan pronto es rico como empiezan los números rojos, pero éso a él no le preocupa porque sabe que la buena suerte volverá a sonreirle tal y como lo hace él para otros con su sola presencia.

En el terreno sentimental el Dragón es apasionado aunque no crea en el amor a primera vista. Para él los sentimientos son algo ajeno e incluso extraño con los que tampoco merece la pena perder mucho tiempo; se sienten y ya está, no hay que darle más vueltas. Es mejor amigo que pareja sentimental. Si es que este Dragón ama será muy profunda y apasionadamente. Se saben fascinantes y les encanta hacerse de rogar, son capaces incluso de hacer sufrir a sus parejas martirizándolas cariñosamente y  sus parejas se convertirán en rendidas víctimas que pedirán una y otra vez más torturas, pero todas ellas muy amorosas.

El Dragón Agente Fuego

(3 Febrero 1916 al 22 Enero 1917)

(y 31 Enero 1976 al 17 Febrero 1977)

Este Dragón es mucho más energético que sus hermanos. Es excesivo en la forma y en el fondo. Se cree con derecho a todo, pero además también se cree con derecho a que se le respete y se le quiera. Es bastante intolerante y algo déspota. Sin embargo sus consejos son muy atinados, además de muy constructivos. El ego le desborda lo que le puede convertir en un ser bastante insoportable con mucha frecuencia. Detesta las injusticias y es generoso por naturaleza. Necesita fijarse metas donde poder deslumbrar a los demás. Quiere ser famoso. Es muy ambicioso y sus planes, aunque puedan parecer descabellados, son muy realistas, además de prácticos. Es muy impaciente y tiende a precipitarse en sus apreciaciones, lo cual le lleva a cometer algunos errores de bulto. El hecho de tener que esperar por algo le trastorna. Quiere todo para ayer y no soporta que no se obedezcan sus órdenes. Es brillante, luchador y muchas veces hecho a sí mismo, lo que le convierte en un ser admirable en muchos aspectos. La humildad es una palabra desconocida para él.Este Dragón Agente Fuego ha nacido líder y es muy consciente de ello. La adversidad no le preocupa, es capaz de hacer de sus preocupaciones todo tipo de bromas. Son audaces y temerarios, tienen mucha confianza en sí mismos y se saben portadores de buena suerte.

En el terreno sentimental, el Dragón Agente Fuego es apasionado y son muy populares entre el sexo opuesto porque tienen la facilidad de hacer creer a su pareja que son únicos en el mundo y hacerles creer que sin ellos el mundo no tendría su razón de ser. Y sus parejas no pueden resistirse a sus encantos.

El Dragón Agente Tierra

(de 23 Enero 1928 al 9 Febrero 1929)

(y 17 Febrero 1988 al 5 Febrero 1989)

Si te haces amigo de un Dragón Agente Tierra tendrás un amigo para siempre. La amistad es algo muy importante para el Dragón y sobre todo la lealtad.Este Dragón es muy realista y no se detendrá hasta encontrar todas las respuestas a sus preguntas. Entiende que los demás puedan pensar diferente, aunque también se crea dueño de la verdad absoluta. Es bastante tolerante. Le gusta mandar y controlar todo y a todos. Es más cerebral que pasional y se muestra siempre muy seguro de sí mismo. Aunque sea muy diplomático y aparentemente sensible a los problemas de los demás, no podemos olvidarnos que es un Dragón y que cuando se enfurezca empezará a lanzar llamas por la boca y lo único que dejará a su paso serán pequeños montones de ceniza.

El Dragón Agente Tierra es hábil y astuto muy capaz de emprender mil proyectos a la vez y finalizarlos todos con éxito. Le gusta vivir bien y sabe cómo ganar mucho dinero, aunque el dinero en sí mismo no le interese gran cosa, pero le sirve para conseguir otras cosas que ellos quieren, como viajes a lugares inexplorados, experimentos y sobre todo para construir imperios. Son bastante impulsivos y éso les lleva, como al resto de sus hermanos, a cometer algunos errores de bulto.

En el terreno sentimental este Dragón se muestra algo menos impulsivo y se toma las cosas con mucha calma. El tema sentimental lo ve como algo ajeno y nunca se deja llevar por ese tipo de pasiones. Los Dragones en general son más cerebrales que pasionales y al tratarse de un campo emocional poco conocido se muestran muy cautos a la hora de comprometerse o de prometer amor eterno. Este tipo de Dragón es partidario de relaciones duraderas y no le gusta saltar de flor en flor. Si encuentra a su pareja ideal le durará siempre, de lo contrario entrará a pertenecer al club de los solteros, o de los alegres divorciados, como muchos de sus hermanos Dragones.

El Dragón Agente Metal

(8 Febrero 1940 al 26 Enero 1941)

(y 5 Febrero 2000 al 23 Enero 2001)

Este Dragón es mucho más serio y estricto que el resto de sus hermanos y no dudará en hacer lo que sea necesario con tal de luchar contra las injusticias y defender su honor. Se trata de un Dragón absolutamente íntegro y muy imparcial a la hora de dar su opinión. No soporta a los perezosos ni a los hipócritas. Aunque también escucha a los demás y se muestra muy cercano, siempre estará convencido de ser el dueño de la verdad absoluta como el resto de sus hermanos. Puede mostrarse algo brusco e insensible con frecuencia, la diplomacia no entra en su manual de buenas maneras. Está convencido de que gracias a unos cuantos miles de Dragones como él el mundo es un lugar cada día más maravilloso donde poder vivir. Le fascinan los retos. Los obstáculos le dan oxígeno; emprende proyectos imposibles a los ojos de los demás y él, como el resto de sus hermanos, está convencido de que todo lo que toque se convertirá en oro y que la buena suerte que da a los demás también la tendrá él mismo. No conoce la palabra fracaso. Dicen que por donde pasa este Dragón Agente Metal no vuelve a crecer la hierba.

En el terreno sentimental este Dragón es muy apasionado y necesita ser correspondido por su pareja. Aunque, como sus hermanos, el mundo de las emociones le atrae, pero al no conocerlas a fondo no se deja arrastrar por ellas y quiere experimentar ese nuevo mundo con sus parejas. Se toma todo con calma, no le gustan las prisas y quiere asegurarse de que ésta será una relación duradera, pero mientras encuentra a esa pareja ideal (que normalmente sólo está en su imaginación) no perderá el tiempo y saltará de flor en flor apuntándose a todas las fiestas.

El Dragón Agente Agua

(27 Enero 1952 al 13 Febrero 1953)

(y 23 Enero 2012 al 9 Febrero 2013)

Este Dragón es mucho más tolerante y tranquilo que sus hermanos. Le gusta escuchar a los demás y acepta sus opiniones, aunque estas opiniones sean todo lo contrario que las suyas. No considera a nadie de su propiedad porque en el fondo si lo hiciera no se sentiría libre y este Dragón necesita sentirlo (que no tiene nada que ver con serlo) mucho más que sus hermanos. Es tan hábil y brillante como sus hermanos y aunque su apariencia es muy moderada no podemos olvidarnos que es un Dragón y que no dudará en lanzar fuego por la boca cuando alguien sobrepase los límites de su paciencia. Este Dragón Agente Agua es muy diplomático y cuando sus intereses están en juego demuestra sus magníficas dotes de mediador y se convierte en un buen negociador. En sus planes no entra construir ningún imperio, éso se lo deja a sus otros hermanos, porque este Dragón agente Agua se conforma con objetivos más al alcance de la mano que en el fondo pueden ser incluso mucho más lucrativos.

En China dicen que los Dragones nacen con una moneda de oro en la boca y que por eso mismo todo lo que tocan lo convierten en oro. Sus vidas son mágicas y están llenas de tesoros que solo ellos saben encontrar. Por donde ellos van empieza la buena suerte y todos los proyectos que emprenden acaban teniendo éxito. Nunca habrá un Dragón pobre.

El secreto de su éxito es la mezcla de creatividad con la inteligencia, su sentido del humor y el estar abierto a nuevas aventuras.

El Dragón Agente Agua no tiene ningún interés en ir a buscar el amor, sino que espera que el amor venga a él. Puesto que este Dragón es muy atractivo físicamente siempre tendrá donde escoger ya que, como sus otros hermanos, los Dragones resultan fascinantes a los del sexo opuesto. Si encuentran a su pareja ideal será para siempre o de lo contrario les pasará lo mismo que a sus hermanos.

Compatibilidad del Dragón con los demás animales del zodíaco

El Dragón con la Rata

La Rata cae rendida ante la majestuosidad de su amigo el Dragón al que encuentra fascinante, magnético y mágico. La Rata venera al Dragón y el Dragón ve más alimentado su ego al tener cerca a otro animal que lo mira con esa admiración. El Dragón se siente interesado por esta Rata que le administra muy bien las reservas y se ocupa de las pequeñas cosas que a él le fastidian tanto hacer, mientras ella intenta no hacerle sombra y complacerle en la medida de lo posible aportando a la relación sentido práctico y muchas dosis de realidad.

El Dragón con el Búfalo

El Búfalo es metódico y ordenado. El Dragón es el rey de la improvisación rozando la extravagancia. El Búfalo es muy prudente e independiente, le gustan la soledad y la naturaleza. El Dragón tiene muchos amigos y le gustan las fiestas y la diversión. El Búfalo es realista, es decir: es pesimista por naturaleza. El Dragón es optimista y desprecia a los pesimistas. A pesar de ésto se aprecian mutuamente y aceptan sus defectos. El Dragón es un magnífico socio en los negocios del Búfalo y ambos están llamados al triunfo. El Dragón preferirá celebrar sus éxitos en ruidosas fiestas con sus amigos, mientras el Búfalo lo hará en su casa junto a la chimenea y su familia.

El Dragón con el Tigre

Ambos son mágicos y se saben majestuosos lo cual les convierte en una pareja fuera de lo común que no dejarán indiferentes a nadie. Ambos son magnéticos, hábiles, astutos e imaginativos y les gusta ganar dinero. Están abocados al éxito puesto que se apoyan mutuamente y podrán empezar mil proyectos juntos. Todo lo que hacen lo hacen con pasión; se comprenden y se valoran en su justa medida, son amigos fieles y leales que no compiten el uno con el otro, sino que se estimulan mutuamente y se sacan de lo mejor de sí mismos.

El Dragón con la Liebre

El Dragón tiene que llevar la voz cantante a la vez que salir y entrar de la madriguera cuando a él le parezca bien. La Liebre no soporta a este animal tan llamativo y poco discreto que no pasa desapercibido y que le desordena la madriguera a cada momento. La Liebre necesita calma y silencio, mientras que el Dragón es ruidoso y poco delicado. A la Liebre le gustaría enseñar al Dragón a compartir una madriguera, y el Dragón mientras ella le enseña se marcha a vivir aventuras y a seguir pavoneándose ante sus amigos. Sólo podrán permanecer juntos cuando el Dragón esté agotado y vuelva a casa a descansar y entonces se encuentr a una Liebre con todo dispuesto y ordenado para que él pueda disfrutar de la madriguera sin desordenarla. La Liebre se siente feliz de ver que el Dragón está tan agotado que ya ni echa fuego por la boca y se queda dormido en sus brazos. Sólo durarán si la Liebre se queda en casa y el Dragón vuelve agotado a ella, de lo contrario mejor que no pasen mucho tiempo juntos.

El Dragón con el Dragón

No pasarán desapercibidos. La Señora Dragón no quiere ni oír hablar de convertirse en la sombra de su marido el Sr. Dragón y no se toma en serio sus consejos. Ella quiere independencia y libertad de movimientos. El Señor Dragón encuentra fascinante a la Señora Dragón, pero también se da cuenta de que es imposible vivir con ella porque no la soporta. La Señora Dragón quiere llevar la voz cantante y el Señor Dragón sonríe mientras planifica cómo tirarla por el primer barranco que encuentre. El Señor Dragón no soporta que la Señora Dragón sea la estrella del baile dejándole a él relegado a un segundo plano. Entonces empieza a echar fuego por la boca, fuego al que ella responde y en cuestión de segundos se habrán convertido, ambos, en grandes montones de ceniza.

El Dragón con la Serpiente

El Dragón está encantado teniendo al lado una pareja tan refinada, inteligente y exquisita como la Serpiente. Por otro lado, la Serpiente aconseja al Dragón que la mejor forma de ahorrar energía es echar menos fuego por la boca. La Serpiente, muy hábil y discreta, hace sentir al Dragón que él ostenta el poder. El Dragón aprende a economizar energía echando fuego por la boca con mucha menos frecuencia y está convencido de que él es el jefe. La Serpiente venera a este animal mítico portador de la buena suerte. Se admiran mutuamente. Son conscientes de sus grandes diferencias, pero se estimulan mutuamente para conseguir el éxito que ambos anhelan.

El Dragón con el Caballo

Al principio se atraen mutuamente. Tienen muchas cosas en común, son energéticos, tienen las mismas ambiciones y sueñan con conseguir los mismos éxitos. Si ella es Dragón quiere que el Caballo le demuestre continuamente que ella es la mujer de su vida. Pero el Caballo, bastante egoísta y algo brusco, no entiende la necesidad de carantoñas de su pareja y prefiere buscar aventuras en otros prados con parejas menos románticas. Si ella es el Caballo y él el Dragón, entonces puede funcionar porque el Dragón le dará al Caballo plena libertad para todo y el Caballo se sentirá realmente libre. El Caballo hará todo lo posible por atraer a su pareja el Dragón y al Dragón no le costará ningún esfuerzo enamorar a su pareja el Caballo.

El Dragón con la Cabra

La Cabra sueña con un establo lleno de paja muy mullida ya que se trata de un animal que necesita mucho cariño y protección. El Dragón, poco amigo de esas demostraciones de cariño, exigirá a su pareja la Cabra que  demuestre todo lo que vale fuera de su propiedad, cosa que asustará mucho a la Cabra que no tiene ninguna intención de salir a buscar fuera de su prado nada que no pueda encontrar dentro de él. El Dragón necesita de la admiración y los aplausos de la Cabra y la Cabra no soporta a un animal tan engreído, excéntrico y ruidoso que se dedica a desordenar el establo moviendo sus enormes patas sin ton ni son y revolviéndolo todo con la cola. El Dragón empezará a encontrar a la Cabra aburrida y demasiado convencional, aunque la Cabra acabará adaptándose al Dragón porque en el fondo le admira ya que posee todo de lo que ella carece.

El Dragón con el Mono

El Mono, tan malicioso como inquieto, deslumbrará al Dragón y eso hará posible que ninguno de los dos se aburra nunca. El Mono, inteligente y astuto, demostrará entusiasmo por ese animal mítico y mágico que es el Dragón y aplaudirá todos sus proyectos. El Mono no tiene ninguna intención de competir con el Dragón, animal al que admira y por el que siente fascinación, además de por ser un animal mágico, también por su generosidad y originalidad. El Mono aplaude cada extravagancia del Dragón y el Dragón siente debilidad por un Mono tan ciego por él y que aplaude todas sus excentricidades sin rechistar. Ambos tienen muchas cosas en común y son igual de ambiciosos, les gusta dar y también recibir. Tienen el éxito asegurado tanto en el terreno económico como en el sentimental. Ninguno de los dos pasará desapercibido.

El Dragón con el Gallo

El Gallo ahueca sus plumas y cacarea subido en un montículo del corral para asegurarse que todos le ven y, sobre todo,  le oyen. El Dragón no necesita hacer nada de éso para que le vean, él sabe que es un ser mágico y deslumbrante que con su sola presencia se hace notar. El Gallo está orgulloso de su amigo el Dragón y le va enseñando a todas las aves de los corrales. El Gallo es consciente de la magia de ese ser mítico y lo hace notar a todo el que quiere oirle. El Dragón se siente subyugado por un animal tan servicial que además aplaude todas sus excentricidades y no tiene ninguna intención de competir con él. Sólo si el Gallo hace enfurecer al Dragón empezarían los problemas, ya que un Dragón enfadado lo menos que puede hacer a un Gallo es dejarle sin una pluma lo primero, y seguramente después convertirlo en un pollo asado con un hierro atravesándole de pico a cola para que todos lo vean.

El Dragón con el Perro

No tienen nada en común. Tampoco podrían compartir ni el mismo jardín. El Perro no respeta al Dragón y se burla de él porque lo encuentra anticuado. El Dragón no entiende por qué el Perro necesita tanta ternura y atención ni por qué tiene esa mirada de perro abandonado. Tampoco entiende los lamentos del Perro ni su búsqueda de un amo. El Dragón está convencido de que el Perro necesita una buena terapia y el Perro desprecia a un Dragón al que considera insensible y poco cariñoso que sólo piensa en desordenar la caseta y si le pisa cola corre el riesgo de que lance llamas por la boca con el riesgo que eso supone para su caseta y para él mismo. Es mejor que se eviten.

El Dragón con el Jabalí

El Jabalí se siente fascinado por este animal mítico que es el Dragón. No quiere cambiarle, lo admira por lo que es y por cómo es. El Dragón no cabe en sí de gozo: !por fin un animal que lo acepta tal y como es y no quiere cambiarle!, no puede imaginarse tener tanta suerte al haber encontrado a un animal que le deja hacer todo lo que quiere y no le reprocha nada. El Jabalí lo admira y le dá ánimos. El Dragón se crece ante tanto halago. El Jabalí anhela que el Dragón le necesite, y el Dragón sabe que el Jabalí estará junto a él cuando realmente lo necesite. El Dragón se siente muy feliz teniendo al lado a un ser tan resignado, cariñoso y excepcional, y el Jabalí no se imagina la vida sin el mítico Dragón al lado. Ambos se estimulan y se ayudan, no podría haber unión más perfecta.

La Serpiente fué el sexto animal en acudir a la llamada de Buda

La Serpiente es Yang

La Serpiente es un animal elegante, y romántico, y en China representa al diablo, por lo tanto es lógico que los otros animales desconfíen de este animal tan encantador como enigmático e inteligente. La Serpiente es sabia y profunda, además de una gran pensadora, y aunque tenga una apariencia relajada, en el fondo es intensa en todo lo que hace. A la Serpiente le gustan las causas perdidas, o imposibles, y tiende a involucrarse en todo lo que no sea rutinario, ni muy conocido. Lo que haga la Serpiente tiene que ser a lo grande porque para ella si no es grande, no merece la pena ni pensar en ello. En China se considera a la Serpiente un animal sabio, muy inteligente y algo escéptico, y al que es del todo imposible engañar. A la Serpiente no le gustan las frivolidades, y si se inmiscuye en alguna conversación, será para hablar de metafísica y filosofar un buen rato. La Serpiente es tan cultivada como refinada. Sin embargo, tiene fama de ser muy vengativa, y eso podría quitar brillo a sus múltiples cualidades naturales.

La Serpiente es un animal muy inteligente, e intenso, y lo único que no puede soportar es la idea del fracaso. La Serpiente planifica, reflexiona, sopesa, evalúa y es consciente de que no habrá obstáculo sobre la tierra que no pueda sortear. La Serpiente hará uso de su sangre fría si fuera necesario, y llegará donde se haya propuesto. La Serpiente es muy observadora, y también intrigante si sus intereses estuvieran en juego. Ella toma decisiones muy acertadas en pocos segundos. Es consciente de que por lo general va por delante de los demás y se sabe respetada, y considerada, por quienes la conocen. También tiene ataques de pereza y le gusta retozar bajo el sol, pero su mente nunca descansa, y si ha conseguido alguno de sus numerosos éxitos, no tardará en ir dejando caer sus aceradas críticas al paso de todos aquellos que le hayan obstaculizado el paso en su momento. Planificar sus elaboradas venganzas no le quitará el sueño, porque siempre encontrará la forma de vengarse directa o indirectamente.

La Serpiente y los Cinco Elementos

La Serpiente Agente Madera

(4 Febrero 1905 al 24 Enero 1906)

(2 Febrero 1965 al 20 Enero 1966)

A esta Serpiente le gusta mucho aprender y también que le valoren lo que sabe. Necesita seguridad afectiva y sobre todo necesita estabilidad material y emocional. Es muy querida entre sus amigos porque saben que es leal y con ella cerca la vida es mucho más llevadera.

Esta Serpiente Madera se lamenta con alguna facilidad, pero en el fondo nunca busca la solución para evitar esas frustraciones. Esta Serpiente lleva tiene muy claras sus metas y sabe cómo llevarlas a cabo, pero su falta de decisión hace que pierda alguna que otra oportunidad. El hecho de anhelar mejores trabajos le hace cambiar de puesto muchas veces en su vida laboral incluso dentro de la misma empresa. A pesar de todo la vida le sonríe a la Serpiente Agente Madera. Es afortunada puesto que disfruta de muy buena suerte por lo general y puede presumir de tener abundancia de todo: de salud, de buenos amigos, de vida refinada, de honestidad, de saber trabajar muy duro, de tener mucho carácter además de las ideas muy claras. En sus relaciones personales debería tener más tacto puesto que pasa de dar muy poco de sí misma a dar demasiado con el único fin de complacer a los que la rodean. Es algo testaruda y tiene tendencia a la abstracción lo que le convierte en alguien a quien le cuesta comunicarse con los demás.

En el terreno sentimental las Serpientes son sensuales y dicen en China que hipnotizan a sus parejas, también que cuando se enamoran lo dan todo y son muy responsables a la hora de formar una familia.

La Serpiente Agente Fuego

(23 Enero 1917 al 10 Febrero 1918)

(y 18 Febrero 1977 al 6 Febrero 1978)

La Serpiente Agente Fuego es como una estrella en el Cielo: brillante y palpitando continuamente. Esta Serpiente es magnética e hipnotizadora. La elocuencia es su mejor arma ya que si cree en algo es capaz de convencer al más escéptico y hacerle cambiar de idea. Esta Serpiente es muy buena comunicadora, además de poseer un lenguaje refinado y cultivado, a ella le gusta escuchar y que la escuchen. Puesto que la oratoria es su mejor arma, a la gente le gusta escuchar a una Serpiente tan exquisita que además de ser inteligente es simpática, provocativa y muy ingeniosa. Esta Serpiente es capaz de estar hablando de una cosa y pensando en la siguiente ya que su mente no puede permanecer quieta y se encuentra siempre en contínuo movimiento. La Serpiente Agente Fuego es la más admirada entre sus hermanas por su rapidez mental y su clarividencia a la hora de emprender nuevos trabajos y desarrollar arriesgados proyectos. Es muy ambiciosa, además de perseverante, tiene mucha paciencia y es muy hábil en el terreno económico ya que se mueve muy sigilosamente y sin hacer ruido en esos terrenos y hace pequeñas, pero muy buenas inversiones, que a lo largo de los años se convertirán en una fortuna considerable.

En el terreno sentimental, y a pesar de resultar muy atractiva para los del sexo opuesto, no suele encontrar con facilidad a la pareja ideal con la que sueña y puede tener varias parejas e incluso llegar a casarse con ellas, pero pronto la rutina empezará a aburrirla y no soportará la monotonía con sus días y sus noches todos iguales. Por supuesto que esta Serpiente no se conforma con cualquiera, es muy especial. La Serpiente Agente Fuego suele tardar en formalizar una relación sentimental y si es que no lo ha hecho ya en la madurez es muy seguro que no lo hará nunca.

La Serpiente Agente Tierra

(10 Febrero 1929 al 29 Enero 1930)

(y 6 Febrero 1989 al 26 Enero 1990)

Primero de todo tengo que decir que algunas Serpientes Agente Tierra tienen fama de traidoras. Es encantadora, seductora, misteriosa, nadie puede escapar a sus encantos. Es algo más tranquila que sus hermanas y se toma el tiempo necesario para sacar sus propias conclusiones sobre todas las cosas. Es muy ambiciosa y siempre sabe lo que quiere, además de la forma de conseguirlo. Su magnetismo hace de ella un animal irresistible y su rapidez de reflejos la convierten en alguien capaz de encontrar soluciones para todo haciendo gala siempre de su sangre fría y sin alterarse ni por un momento se encuentre en la situación en la que se encuentre. La gente por lo general se siente atraída por este tipo de animales a los que encuentran fascinantes e hipnóticos y se dejan llevar por ellos. La gente saben que si la Serpiente va a un concierto éste será muy bueno y que si ella hace cola para el cine, la película merecerá la pena ser vista. Ella va abriendo camino porque mientras los demás van ella ya está de vuelta. Son líderes por naturaleza, además de unas magníficas relaciones públicas. En el tema económico esta Serpiente, como el resto de sus hermanas, sabe muy bien lo que cuesta cada cosa y también cómo gastar su dinero, además de hacer muy sabiamente pequeñas inversiones en los lugares apropiados. Todas las Serpientes tienen muy desarrollado el tema financiero y nunca se equivocan a la hora de invertir su dinero y el de otros. Son unos magníficas agentes de cambio y bolsa y se mueven como pez en el agua en todo lo relacionado con las finanzas.

En el tema sentimental la Serpiente Agente Tierra se muestra muy cautelosa, además de temerosa, por volver a dar mucho y a recibir poco. Cuando aman lo hacen apasionadamente, pero suelen aburrirse enseguida ya que no soportan la rutina ni la monotonía en la pareja.

La Serpiente Agente Metal

(27 Enero de 1941 al 14 Febrero 1942)

(y 24 Enero 2001 al 11 Febrero 2002)

Esta Serpiente Agente Metal es más inteligente que sus hermanas y tiene una voluntad de hierro. Le gustan las intrigas y es capaz de cambiar de piel muchas veces con tal de enterarse de todos los secretos y estar en todos los círculos. Es muy introvertida y está orgullosa de serlo. Su atracción por lo misterioso le hace todavía más atractiva a los ojos de los demás. Le gusta mucho el lujo, no se conforma con cualquier cosa, ella siempre quiere lo mejor. Al ser muy hábil sabe manipular a los demás a su antojo y en su provecho. Es muy ambiciosa y poco escrupulosa a la hora de alcanzar sus metas. El fin justifica los medios. Es muy independiente, mucho más que sus hermanas, y no es fácil intimidar con ella ya que es bastante desconfiada y también puede mostrarse muy posesiva. Es tan valiente como decidida, no tiene miedo a nada. Ella se sabe inteligente y es consciente de que los demás la admiran por ello; también sabe que todos le perdonan sus defectos porque en el fondo ella abre los caminos por los que ellos, posteriormente, acabarán transitando. La Serpiente nunca será pobre, sabe administrar su dinero perfectamente y ni a ella ni a sus seres queridos les faltará de nada nunca.

En el tema sentimental la Serpiente Agente Metal resulta muy atractiva para el sexo opuesto, como el resto de sus hermanas, y se muestra apasionada y generosa, pero pide lo mismo a su pareja  y si no se lo dan se sentirá decepcionada. Igual que sus hermanas está convencida de que la rutina y la monotonía acabarán con todas sus relaciones sentimentales.

La Serpiente Agente Agua

(14 Febrero 1953 al 2 Febrero 1954)

(y 10 Febrero 2013 al 30 Enero 2014)

La Serpiente Agente Agua es las que siendo realista tienen una visión de la vida como si fuera idealista. Es práctica, útil, es seguida por mucha gente que depende de esta Serpiente porque les hace la vida más interesante. Es energética y utiliza su carisma personal para levantar la moral a todos los que la rodean. La Serpiente Agente Agua es muy respetada en sus trabajo porque por muchos tumbos que puedan dar dentro de las empresas, ella siempre llegará a la cima. En el tema económico esta Serpiente no es tan hábil para invertir como sus otras hermanas, pero tampoco será pobre nunca. Esta Serpiente Agente Agua valora mucho la amistad y los ratos que pasa con ellos. Aunque pueda tener aspecto de distraída la Serpiente Agente Agua siempre tiene su mente en movimiento y también tendrá listos para ser llevados a cabo un proyecto detrás de otro y así sucesivamente. Posee, como sus hermanas, mucha sangre fría y hace uso de ella cuando sus intereses o los de sus subordinados están en juego.

En el tema sentimental la Serpiente Agente Agua se muestra algo insegura ya que no encuentra fácilmente el punto exacto para poder mostrarlo a su pareja. Unos días estará muy contenta y otros en cambio no cederá ni un palmo de su terreno. Si encuentran a una pareja que las entienda y no pretenda cambiarla, esta Serpiente permanecerá con ella durante toda la vida. No hay que caer en la monotonía porque es algo que la Serpiente no soporta.

Compatibilidad de la Serpiente con los demás animales del zodíaco

La Serpiente con la Rata

Las dos son prácticamente iguales, son ambiciosas y muy astutas, saben perfectamente cuáles son sus defectos y ya saben lo que pueden esperar la una de la otra. Conscientes ambas de sus defectos prefieren alabar sus virtudes (que también tienen) y demostrar lo inteligentes y lo astutas que son a la hora de administrar sus posesiones. Al ser iguales en muchos sentidos las relaciones entre estos dos animales pueden llegar a ser conflictivas a no ser que ambas se moderen y se muestren menos viscerales en todos los sentidos.

La Serpiente con el Búfalo

La Serpiente ama el lujo y el refinamiento, la estabilidad, la seguridad y el poder tumbarse al sol de vez en cuando. El Búfalo fascina a la Serpiente porque aporta a la relación todo lo que ella necesita. El Búfalo estará encantado con esta Serpiente tan refinada y exquisita, no habría podido encontrar mejor compañera. La Serpiente está encantada por haber encontrado a un ser tan generoso, fiel y responsable que le hará la vida fácil y cómoda que ella siempre había anhelado. El Búfalo está feliz compartiendo su vida con una compañera tan inteligente y distinguida. Son la pareja perfecta. Tal para cual.

La Serpiente con el Tigre

A la Serpiente le gusta tomarse sus ratos de asueto y disertar sobre el bien y el mal con algún interlocutor que esté a su altura. La Serpiente se siente atraída por la impulsividad y la energía del Tigre y cuando descubre que se trata de un animal mágico y majestuoso, también se da cuenta que es un animal muy poco práctico y nada realista. La Serpiente le encuentra demasiado fantasioso y hasta pasado de moda. El Tigre encuentra a su amiga la Serpiente bastante hipócrita y sus continuos cambios de humor llegan a confundirle. La Serpiente encuentra al Tigre poco diplomático y algo grosero, y ella, que es tan práctica, no soporta que ese animal rayado y muy egocéntrico le dé consejos. En el terreno sentimental ambos están abocados al fracaso más estrepitoso. Solamente tendrán éxito juntos en el terreno económico ya que la Serpiente es calculadora y realista y el Tigre es un magnífico relaciones públicas que sabe convencer a todo el mundo y hacerles firmar los contratos que ya tiene redactados su amiga la Serpiente.

La Serpiente con la Liebre

Ambas son muy parecidas y les gustan las mismas cosas. Les gusta la seguridad, la paz, la tranquilidad y todo lo bello y refinado. Son exquisitas. La Liebre, más pasiva, se siente atraída por el lado pasional de la Serpiente, además de por su filosofía de vida, que no tiene nada que ver con la filosofía de vida tan puritana que lleva la Liebre . Pero a veces la Serpiente, tan apasionada, no comprende las dudas de su amiga la Liebre y la encuentra demasiado anticuada y muy convencional. La Liebre, en cambio, empieza a encontrar a su amiga demasiado moderna y excesivamente frívola. La Liebre tiende a bloquearse cuando nota que no es comprendida y la Serpiente puede cansarse del bloqueo y de la falta de comunicación de su pareja. Si quieren que su relación dure tendrán que buscar un punto de comunicación que rompa esos bloqueos o se verán abocadas a separarse.

La Serpiente con el Dragón

El Dragón está encantado teniendo al lado una pareja tan refinada, inteligente y exquisita como la Serpiente. Por otro lado, la Serpiente le aconseja cómo ahorrar energía empezando a dejar de malgastar tanto fuego. La Serpiente, muy hábil y discreta, hace sentir al Dragón que él ostenta el poder. El Dragón aprende a economizar energía echando fuego por la boca con mucha menos frecuencia y está convencido de que él es el jefe. La Serpiente venera a este animal mítico portador de la buena suerte. Se admiran mutuamente. Son conscientes de sus grandes diferencias, pero se estimulan mutuamente para conseguir el éxito que ambos anhelan.

La Serpiente con la Serpiente

En el tema de los negocios podrían ganar mucho dinero juntas. Se conocen mutuamente y ambas aman el poder. Son ambiciosas en extremo, anhelan el éxito. Si no invadieran el terreno de la otra llegarían lejos juntas. En el terreno sentimental teniendo en cuenta la infidelidad de que hacen gala es lógico pensar que no durarían mucho tiempo juntas. La monotonía y la rutina no les gusta y tienden a encontrar diversiones fuera del nido.

La Serpiente con el Caballo

El Caballo se siente fascinado por la Serpiente, admira su inteligencia y gracias a sus sabios consejos aprende a dosificar sus emociones. Ella le hace sentirse importante, o al menos éso es lo que él siente. Al Caballo le gusta trotar y bailar sobre sus pezuñas, a la Serpiente le divierte ver a su amigo el Caballo esforzándose por hacerla reir. La Serpiente al principio se divierte con un animal tan salvaje e inquieto, pero al poco empezará a pensar que es un irresponsable que no puede estar quieto ni un momento. Mientras él galopa, ella planifica y estudia cómo invertir el dinero para sacarle más provecho. El cabalga solo, ella se tumba al sol con su cuaderno de notas a mano. La Serpiente acaba por cansarse de un animal tan poco productivo y tan inquieto y el Caballo llega a no entender por qué la Serpiente antes se divertía con él y ahora ya no le hacía el menor caso.

La Serpiente con la Cabra

La Serpiente es todo cerebro y le gusta filosofar; la Cabra es emotiva y muy sentimental. Al principio a la Serpiente le atrae un animal tan frágil y tierno que mantiene el establo tan ordenado. Se divierten juntas y les gusta bromear sobre los defectos de los demás, pero la Serpiente pronto empieza a considerar que su amiga es poco realista a la hora de gastar el dinero y que tampoco piensa en ahorrar para el futuro. La Cabra es poco realista, en cambio la Serpiente siempre pisa sobre terreno firme y acabará cansándose de tener al lado un animal tan poco realista y tan fantasioso.

La Serpiente con el Mono

Ambos compiten entre sí porque en el fondo tienen muchas cosas en común. Son astutos, un poco malvados, muy inteligentes y les gusta engañar a todo el que se ponga por delante. Están muy seguros de sí mismos y sus mentes son muy ágiles: cuando otros van, ellos ya están de vuelta. La Serpiente es profunda y analítica, el Mono es superficial y no quiere meterse en honduras. En el terreno económico son unos magníficos socios porque son igual de ambiciosos y están llamados al éxito. La Serpiente es seductora y posesiva, mientras que el Mono se sabe atractivo, pero no le gusta sentirse tan controlado por nadie. La Serpiente da mucho, pero el Mono se resiste a las seducciones de su amiga. Como amigos y socios en los negocios tienen el éxito asegurado, pero como pareja no durarían mucho juntos.

La Serpiente y el Gallo

Son iguales en muchos aspectos y se entienden a las mil maravillas porque en el fondo buscan lo mismo. Les gusta el lujo y vivir bien, saben que para ello hay que ganar dinero y se las ingenian de mil formas para conseguirlo. Para ellos no existe la palabra escasez porque a ellos les gusta la palabra abundancia y no pararán hasta conseguir todo lo que desean. La Serpiente se divierte con las excentricidades de su amigo el Gallo. El Gallo se siente feliz de tener al lado a alguien que escucha sus aventuras y sonríe cuando agita las plumas. La atracción es mutua entre ambos porque se saben seductores e irresistibles. El Gallo se siente seguro por la habilidad que tiene la Serpiente para los temas financieros y la Serpiente está encantada de tener al lado a un magnífico relaciones públicas capaz de vender algunas plumas a otros gallos.

La Serpiente con el Perro

La inteligente Serpiente tiene una visión algo fría del mundo en el que vive. A ella no le asustan ni el trabajo ni los esfuerzos que hay que hacer para alcanzar sus metas y llegar a la cima. Es muy materialista y su ética es tan sólida como sus planes para conseguir el éxito. El Perro cae rendido a los pies de la Serpiente a la que encuentra, además de muy inteligente, sumamente irresistible y fascinante. El Perro aprende de la astucia de la Serpiente, pero su código ético le impide obrar con la sangre fría de su amiga. El Perro se siente dominado por la Serpiente y quiere escapar de su cerco, pero no puede porque la Serpiente lo ha hecho emocionalmente dependiente y no sabría qué camino tomar si la abandona. El Perro se deja llevar por la Serpiente y ella lo manipula y lleva por donde quiere.

La Serpiente con el Jabalí

El Jabalí es un animal algo ingenuo, confiado y bastante manipulable. Se siente hechizado por la Serpiente. Tienen muchas cosas en común, pero el Jabalí siente que su amiga la Serpiente es demasiado culta y refinada para él, que en el fondo se sabe un animal salvaje y primitivo. El Jabalí necesita mucho cariño y comprensión, pero la Serpiente no entiende esas emociones en un animal tan fuerte y valiente como el Jabalí. El Jabalí se marchará del nido con el convencimiento de que un ser tan primitivo y poco cultivado como él no tiene derecho a compartir su vida con alguien tan refinado y culto como una Serpiente.

El Caballo fué el séptimo animal en acudir a la llamada de Buda

El Caballo es Yang

El Caballo es el símbolo de la elegancia y la pasión. En China los ocho Caballos juntos simbolizan la felicidad absoluta. Este animal es muy sociable y siempre está en continuo movimiento. Necesita correr aventuras, explorar nuevas praderas, y en resumen: galopar sin dirección ni metas. El simple hecho de galopar le estimula. En él predomina el corazón sobre la razón, de ahí que sea tan apasionado en todo lo que hace. Necesita cambiar con frecuencia de horizontes, además de descubrir nuevos parajes donde galopar sin cesar. Al Caballo le gusta divertirse en todas las fiestas y ser admirado por su belleza y su brío. El tener facilidad para comunicarse con los demás, le ayuda a ampliar su agenda de contactos, y a hacer buenos negocios. El Caballo en general resulta muy imprevisible y nunca sabe de qué humor se va a levantar cada mañana, ni cuando le cambiará antes de acostarse. El se perdona a sí mismo todas sus faltas, pero raramente lo hace con los demás, ya que con el resto del mundo suele mostrarse algo intolerante y poco flexible. Le gusta trotar sin rumbo fijo, y no soporta los obstáculos en su carrera, y cuando encuentra alguno prefiere cambiar su trayectoria antes que sortearlo. Enfrentarse a las dificultades (y obstáculos) le trastorna de tal forma que hará lo impensable por evitarlos.

Lo que mas teme el Caballo es perder su autoestima. El Caballo es muy práctico, y utiliza a los demás en la misma medida en que él mismo se deja utilizar por otros, pero con el fin de evitar reducir la velocidad en su intensa forma de vida. El Caballo es muy hábil detectando trampas, y siempre encuentra la forma de evitar las dificultades. Y también es muy dado a correr riesgos a la hora de emprender nuevas aventuras en busca de emociones fuertes y de galopar por muy lejanas praderas. El Caballo es muy resistente físicamente y no le teme al trabajo duro, y aunque los esfuerzos prolongados no le atraen, está capacitado para tener éxito en sus empresas puesto que en el terreno de los negocios se mueve con mucha seguridad gracias a su buen olfato a la hora de llegar a acuerdos, así como para hacer inversiones financieras muy ventajosas. En el terreno sentimental el Caballo resulta muy atrayente para el sexo opuesto, pero su ansia de libertad, de aventuras y de querer explorar nuevos horizontes, le llevarán a permanecer en un mismo lugar poco tiempo. El Caballo tiene fama de ser un trotamundos sediento de aventuras que nunca tiene bastante con lo que encuentra a lo largo de su trayectoria vital.

El Caballo y los Cinco Elementos

El Caballo Agente Madera

(3 Febrero 1954 al 23 Enero 1955)

El Caballo Agente Madera es una criatura maravillosa. No sólo es muy inteligente, sino que sabe prosperar en la vida gracias a su magnetismo personal, a su exquisita educación a su don de gentes. Este Caballo Agente Madera es líder por naturaleza. Tiene muchos seguidores, además de una nube de admiradores. Es muy apasionado y le gusta tomar decisiones rápidas ya que al tratarse de un animal tan inquieto tiene muy buenos reflejos y la mente muy ágil. Sus críticas hacia todos y hacia todo no son muy acertadas, aunque puedan resultar algo ácidas. Este Caballo suele trabajar muy duro con el fin de conseguir dinero suficiente para financiarse sus aventuras, pero suele gastar ese dinero con la misma velocidad con que lo gana. El Caballo Agente Madera es generoso y noble por naturaleza y le gusta divertirse buscando aventuras en los lugares más recónditos de la Tierra. Le encantan las fiestas y las reuniones de amigos. Es leal a sus amigos, pero raramente es fiel a sus parejas.

En el terreno sentimental, vive el día a día dando lo mejor de sí mismo. Su vida interior es intensa y le cuesta compartirla con sus parejas. Aunque el Caballo en general tiene fama de trotamundos, este Caballo Agente Madera en particular es menos inquieto y si llega a encontrar a la pareja ideal le durará para siempre.

El Caballo Agente Fuego

(25 Enero 1906 al 12 Febrero 1907)

(y 21 Enero 1966 al 8 Febrero 1967)

Este Caballo es el más vigoroso y energético de los cinco y su vitalidad le puede durar hasta el final de sus días. La voluntad y el espíritu del Caballo de Fuego nunca se quebrantan. Este Caballo va por la vida con la paciencia y la astucia suficientes como para evitar cualquier adversidad por muy pequeña que sea ya que los obstáculos le trastornan sobremanera. El Caballo Agente Fuego es muy curioso por naturaleza y le interesa prácticamente todo lo que rodea. Se involucra en cualquier buena conversación, escucha más que habla y tiende a rodearse de animales que sepan mucho más que él. Los viajes les estimulan porque aprende a desenvolverse en ambientes desconocidos y aprende a conocer sus límites. El Caballo es líder sea el Agente que sea y este Caballo también lo es. Pero es un líder muy apreciado por sus subordinados ya que se muestra respetuoso en todo momento y sabe dar órdenes muy concisas y concretas, lo cual le hace ser muy respetado también. Tiene fama de ser muy buen jefe. En el tema económico este Caballo Agente Fuego está en el medio. Nunca será pobre, pero nunca será rico. Tampoco es algo que le quite el sueño. Está más interesado en incrementar su cultura que en hacer crecer su cuenta corriente.

En el tema sentimental este Caballo Agente Fuego es, como su Agente indica: puro fuego. Es muy generoso y apasionado con sus parejas y le gusta retozar casi continuamente. Este Caballo es menos trotamundos y si encuentra a su pareja ideal puede quedarse con ella para siempre, pero no hay que olvidar que es un animal que necesita de mucha atención y continuas muestras de cariño por parte de sus parejas.

El Caballo Agente Tierra

(11 Febrero 1918 a 31 Enero 1919)

(y 7 Febrero 1978 a 27 Enero 1979)

Este Caballo tiene las pezuñas más pegadas al suelo que sus hermanos. Se muestra más paciente y además permite que le guíen. Su intuición está muy desarrollada y sus buenas ideas suelen cotizar muy alto en los mercados. A este Caballo no le gusta partir sin tener un destino, ni precipitarse a la hora de tomar decisiones; tiene mucha más paciencia de la que aparenta y rehúye todo lo que le es posible los compromisos de cualquier tipo. Este Caballo Agente Tierra es tan elegante y energético como sus otros hermanos y está más inclinado a los temas intelectuales, especialmente la poesía, que el resto de Caballos. Es mucho más generoso que los demás y se desvive por sus amigos. El Caballo Agente Tierra se muestra siempre muy seguro de sí mismo y transmite tanto simpatía como su generosidad natural a todos los demás. En el terreno económico sabe, como sus hermanos, muy bien cómo invertir porque su olfato le indica exactamente dónde poner su dinero para hacerlo productivo. Le gusta la buena vida y la compañía de sus amigos.

En el tema sentimental el Caballo Agente Tierra es muy romántico y no se imagina la vida sin amor. Necesita tanto a una pareja como a su familia y no dudará en cruzar la Tierra entera si cualquiera de ellos le necesita. A este Caballo Agente Tierra le encantan los fines de semana románticos y tradicionales así como enterarse de los últimos chismes del vecindario.

El Caballo Agente Metal

(30 Enero 1930 al 16 Febrero 1931)

(y 27 Enero 1990 al 14 Febrero 1991)

Este Caballo Agente Metal es el más inquieto de los cinco. Es imposible domarle, a él solo le interesa la aventura y todo lo que no sepa. También es algo más egoísta que sus hermanos, además de algo más terco. Tiene mucha más energía que el resto y no es fácil seguir su ritmo. Necesita motivaciones para vivir y la aventura le apasiona. El hecho de pensar en perder su libertad lo trastorna, lo que hace que evite en la medida de lo posible cualquier compromiso, bien sea laboral o personal. Este Caballo se cree poseedor de la verdad absoluta y es muy difícil convencerle de lo contrario. Es famoso por su testarudez. Por otro lado también hay que señalar que le gusta el trabajo muy duro y que tiene mucho más talento que sus hermanos. Su intuición natural le hace detectar todas las trampas y le ayuda a invertir bien su dinero. El Caballo es líder por naturaleza, además de ser muy apreciado por sus subordinados. Son muy responsables, se mueven sobre terreno seguro y jamás perderían su maravilloso tiempo pensando en lo que podría haber sido si hubieran hecho otra elección. En el tema económico sufren bastantes altos y bajos en toda su vida, aunque, como el resto de sus hermanos, el Caballo nunca será pobre.

El Caballo Agente Metal al ser más energético que sus hermanos y necesitar más el movimiento, tiene que hacer mucho esfuerzo para mantenerse estable en un mismo sitio y cuando se enamora de verdad será para siempre y ésta será la única forma de retenerlo en algún establo sin que se despierte pensando en salir al galope a explorar nuevos horizontes. Es leal y fiel, pero necesita recibir lo mismo, o incluso más, de sus parejas. Tiene fama de ser un algo egoísta en todo lo relacionado con las emociones.

El Caballo Agente Agua

(15 Febrero 1942 a 4 Febrero 1943)

(12 Febrero 2002 al 31 Enero 2003)

Este Caballo Agente Agua es mucho más tolerante y abierto a nuevas formas de vida que el resto de sus hermanos. Aunque es contradictorio por naturaleza, es muy consciente de sus debilidades y las asume con la misma naturalidad con que asume su gran cantidad de cualidades. Es muy intuitivo y sabe que su olfato nunca le engaña. Le gustan los viajes, las aventuras y los terrenos inexplorados, así como hacer bromas de todo. Es muy simpático, además de muy espontáneo, y raramente se enfada. Pero es Caballo y, como el resto de sus hermanos, tiene la necesidad de libertad y cualquier tipo de compromiso le horroriza. No tiene ninguna intención de sacrificar su maravillosa libertad por nada ni por nadie. Le gusta el trabajo muy duro y no le asustan los esfuerzos de ningún tipo. Es capaz incluso de trabajar día y noche si es preciso. Normalmente todos los Caballos se dejan llevar por los acontecimientos, o por el viento, como dicen ellos poéticamente, y este Caballo también se mueve de un lado a otro en busca, en parte, de aventuras, de conocer nuevos países y costumbres y de incrementar su cuenta corriente. El Caballo nunca será pobre.

En el tema sentimental este Caballo Agente Agua está convencido de que el amor es tan maravilloso como en las películas y en los libros. Pero para ellos el amor significa ataduras. Es muy difícil que un Caballo eche raíces en un sitio y tenga una pareja de por vida, pero si se enamora de verdad nada es imposible.

Compatibilidad del Caballo con los demás animales del zodíaco

El Caballo con la Rata

Ambos son muy apasionados y no se soportan mutuamente. La Rata no aguanta a su amigo el Caballo que además no para quieto en ningún sitio. El Carácter voluble e inconstante de su amigo el Caballo a ella le resulta insoportable. El Caballo por su parte considera que la Rata es demasiado posesiva y la encuentra también algo histérica. El Caballo no puede soportar a este animal tan controlador y práctico que no tiene capacidad para la aventura ni para la espontaneidad; el prefiere trotar por campos todavía sin explorar y buscar la compañía de otros animales menos prácticos y más soñadores.

El Caballo con el Búfalo

No están hechos para llegar juntos ni a la otra esquina de la calle. Tampoco hacen muchos esfuerzos por entenderse. El Caballo sólo piensa en trotar por otros campos inexplorados y el Búfalo se pone de los nervios sólo con pensar que tiene que saltar la valla y dejar su pradera. El Caballo es egoísta y siempre quiere hacer su voluntad, no se pliega a los demás ni aunque sus intereses estén en juego. El Caballo prefiere la vida mundana y superficial, mientras que el Búfalo pasa largas veladas al lado de la chimenea. Sus grandísimas diferencias de todo tipo no tardarán en salir a la luz.

El Caballo con el Tigre

El Tigre es un luchador nato, necesita la acción. El Caballo es más práctico y se empeña en enseñar a su amigo a no derrochar tanta energía. Ambos son muy vitales y energéticos, y si logran no competir se estimularán y ayudarán mutuamente. El Caballo suele ser más flexible y se adapta muy bien al Tigre, bastante inflexible por naturaleza. Ambos se admiran y se toleran. Si hacen las suficientes concesiones podrán pasar toda la vida juntos.

El Caballo con la Liebre

La Liebre se siente fascinada por el Caballo que le transmite seguridad y energía. El Caballo, impulsivo por naturaleza, se siente fascinado por el calor de hogar que le ofrece la Liebre, pero pronto empezarán a salir a flote sus diferencias. El Caballo empezará a cuestionar a la Liebre por sus indecisiones y la Liebre se queja de la poca seguridad que le ofrece el Caballo por ser demasiado inquieto. Tienen diferentes puntos de vista y formas de vivir la vida. Ni aunque hicieran concesiones mutuas durarían mucho como pareja por el gran abismo que les separa.

El Caballo con el Dragón

Al principio se atraen mutuamente. Tienen muchas cosas en común, son energéticos, tienen las mismas ambiciones y sueñan con conseguir los mismos éxitos. Si ella es Dragón quiere que el Caballo le demuestre continuamente que ella es la mujer de su vida. Pero el Caballo, bastante egoísta y algo brusco, no entiende la necesidad de carantoñas de su pareja y prefiere buscar aventuras en otros prados con parejas menos románticas. Si ella es el Caballo y él el Dragón, entonces puede funcionar porque el Dragón le dará al Caballo plena libertad para todo y el Caballo se sentirá realmente libre. El Caballo hará todo lo posible por atraer a su pareja el Dragón y al Dragón no le costará ningún esfuerzo enamorar a su pareja el Caballo.

El Caballo con la Serpiente

El Caballo se siente fascinado por la Serpiente, admira su inteligencia y gracias a sus sabios consejos aprende a dosificar sus emociones. Ella le hace sentirse importante, o al menos éso es lo que él siente. Al Caballo le gusta trotar y bailar sobre sus pezuñas, a la Serpiente le divierte ver a su amigo el Caballo esforzándose por hacerla reir. La Serpiente al principio se divierte con un animal tan salvaje e inquieto, pero al poco empezará a pensar que es un irresponsable que no puede estar quieto ni un momento. Mientras él galopa, ella planifica y estudia cómo invertir el dinero para sacarle más provecho. El cabalga solo, ella se tumba al sol con su cuaderno de notas a mano. La Serpiente acaba por cansarse de un animal tan poco productivo y tan inquieto y el Caballo llega a no entender por qué la Serpiente antes se divertía con él y ahora ya no le hacía el menor caso.

El Caballo con el Caballo

No solamente se atraen, sino que se electrizan mutuamente. Aunque al principio se juren amor y fidelidad eternas, los caballos necesitan sentirse libres y no tardarán en sacar a relucir su sed de independencia. La rutina les apaga la pasión y el permanecer siempre en el mismo establo les aburre sobremanera. Uno de estos Caballos quiere trotar hacia un lado, mientras que el otro quiere trotar justamente al lado contrario. No se entienden, o quizá se entienden demasiado bien y lo que les ocurre es que no se aceptan porque ven en el otro sus propios defectos y eso puede llegar a dinamitar su unión.

El Caballo con la Cabra

Al Caballo le gustan los cambios, las aventuras, le encanta improvisar. La Cabra, tierna y amorosa, atrae hacia sí al Caballo. La Cabra se encarga de que el establo esté cómodo y caliente. El Caballo no resiste la ternura de la Cabra ni el establo tan caliente y mullido que le ha preparado. El Caballo da brincos y hace mucho ruido con los cascos nuevos. La Cabra le mira extasiada. La Cabra se adapta a los excesos del Caballo y está encantada con las demostraciones de fuerza y de amor tan apasionadas de su Caballo. La Cabra recibe energía del Caballo además de seguridad. El Caballo se siente feliz de tener una compañera que le aplaude, no le cuestiona ni le interroga y además le ha preparado el establo más cómodo y caliente de toda la granja.

El Caballo con el Mono

El Mono es muy astuto y sabe todos los trucos. El Caballo se siente fascinado por este Mono tan listo y un poco malicioso que se divierte burlándose de los demás. El Caballo es pasional y el Mono, algo más pragmático en el tema de los sentimientos, se deja querer por alguien tan apasionado y emocional como el Caballo. El Mono se siente seguro junto un Caballo que lo hace todo con pasión y esa franqueza de su amigo le ablanda el corazón. El problema vendrá cuando el Caballo empiece a presumir de ser el poseedor de la verdad y el Mono, un tanto malicioso, empiece a tenderle todo tipo de trampas en las que, tarde o temprano, el Caballo irá cayendo ante el regocijo del Mono.

El Caballo con el Gallo

Les encanta competir entre sí. El Caballo, con un cuerpo espléndido, se cepilla el lomo, se peina la cola y demuestra que no sólo es el más bonito del establo, sino que en las carreras siempre llega el primero. El Gallo se arregla las plumas, se sacude la cresta, emite gorgoritos muy fuertes para que todos le oigan, y dice a viva voz que él es más bonito, más rápido y mucho más inteligente que el Caballo. El Caballo se muestra siempre muy seguro y su lógica puede llegar a ser aplastante. El Gallo, lleno de dudas incluso de sí mismo, no soporta la seguridad del Caballo y le llamará anticuado, primitivo y hasta le llamará bestezuela. El Caballo dirá que el Gallo es presumido, que es solamente un charlatán de feria, un embaucador y un irresponsable, lo cual hará que su convivencia sea absolutamente imposible ya que ninguno entiende, ni lo pretende, al otro.

El Caballo con el Perro

Al Caballo le conmueven la fidelidad, el cariño y la lealtad del Perro. El Perro fascina al Caballo porque vé en él justamente todo lo que él no tiene. El Perro se ocupa de los más necesitados, sobre todo de perseguir a los traficantes de perros, y está más tiempo atendiendo a otros perros que en el establo haciendo compañía al Caballo. El Caballo entra y sale a su aire mientras el Perro está ocupado con las necesidades de los demás y desatiende las necesidades de su pareja. El Caballo se muestra ofendido y reprocha al Perro la poca atención que le hace; el Perro no entiende el enfado del Caballo y se siente dolido ante tanta incomprensión. El Caballo se marcha a explorar nuevas praderas y a buscar a otro animal menos frágil, mientras el Perro se queda en el establo lamiéndose las heridas.

El Caballo con el Jabalí

La atracción es mutua. El atractivo y sensual Jabalí enloquece al apasionado Caballo que cae rendido a las pezuñas de su pareja. El Caballo es un tanto egoísta y tiende a abusar de sus parejas. La tolerancia y la generosidad del Jabalí vuelven loco al Caballo y sólo cuestiona al Jabalí el hecho de querer agradar a todos, cosa del todo imposible. El Jabalí es tierno y sensible, algo ingenuo y muy honesto; necesita mucho cariño, mientras que el Caballo, algo egoísta y poco dado a hacer concesiones de ningún tipo, no entiende a ese animal tan sensible y excesivamente generoso. Acabarán no soportándose mutuamente.

La Cabra fué el octavo animal en acudir a la llamada de Buda

La Cabra es Yin

La Cabra ha nacido con el arte en su naturaleza, y todo lo artístico forma parte de ella, además del buen gusto, la elegancia, la belleza y los lujos. Aunque normalmente la Cabra es un animal al que le gusta destacar, e incluso llamar la atención, también nos encontramos con otras Cabras que son justamente todo lo contrario porque son muy tímidas, les gusta pasar desapercibidas, les encanta la vida tranquila en casa, oír su música preferida y disfrutar de su comida favorita. La Cabra es artística por naturaleza porque el arte lo lleva desde su nacimiento. A lo largo de su vida se inclinará por alguna de las artes, bien sea la pintura o también la escultura. La Cabra tiene fama de ser un tanto pesimista y se pregunta a sí misma con bastante frecuencia sobre el sentido de la vida. La Cabra suele ser muy espiritual, y la ética para ella es primordial, aunque puede pasar al otro extremo y mostrarse muy apasionada en el terreno laboral y en el sentimental.

La Cabra es soñadora por naturaleza y anhela trotar por interminables prados verdes y revolcarse en la hierba fresca. La Cabra vive en su mundo, refinado y exquisito, pero en paralelo con el mundo real. La Cabra no es práctica ni realista, y tiene tendencia a apoyarse en animales más realistas, y menos soñadores, que le hacen sentirse segura. La Cabra suele ser emocionalmente muy dependiente de otros signos del zodíaco. La vida cotidiana, y la monotonía, le aburren sobremanera llegando incluso a provocarle angustia vital. Tiene tendencia a ponerse siempre en lo peor, y a imaginarse que el fuego ha arrasado sus prados favoritos y ya no puede volver a retozar allí. Tiende al victimismo, y a las lágrimas, sobre todo si tiene cerca a los incondicionales que la escuchan y de los que recibe consuelo. La Cabra sueña con un mundo feliz sin obstáculos y sin deberes fastidiosos, pero a pesar de vivir en un mundo paralelo, y tener esos accesos de pesimismo, según los chinos, se trata de un animal muy afortunado que siempre encontrará a alguien que le ayude y le proteja.

La Cabra y los cinco elementos

La Cabra Agente Madera

(Enero 24 1955 a 11 Febrero 1956)

Esta Cabra es muy generosa y tiene muy en cuenta los deseos de los que la rodean. Es tan generosa que es capaz de quitarse lo suyo para dárselo a algún necesitado. También es algo ingenua y no entiende que pueda haber gente malvada en el mundo ni tampoco que no se ayude a los que más lo necesitan. Esta Cabra se trastorna sobremanera con los sufrimientos ajenos. Es tan buena y tiene tan buen corazón que los chinos dicen que lleva la estrella de la buena suerte grabada en su espalda. Esta Cabra Agente Madera es la más artística entre sus hermanas y es capaz de organizar fiestas multitudinarias sin que se le escape ni un detalle. Puede empezar mil proyectos a la vez y finalizarlos todos con éxito. En el tema económico esta Cabra es muy cautelosa y, gracias a su buena estrella, siempre encontrará a alguien que le informe de donde invertir su dinero para incrementar su fortuna.

En el tema sentimental esta Cabra es romántica y fiel. Si encuentra a su pareja ideal lo será para toda la vida porque la Cabra cuando se enamora de alguien se enamora profundamente y para siempre. Debido a las decepciones sentimentales sus heridas suelen sangrar durante mucho tiempo y tardan bastante en cicatrizar. La Cabra sufre en silencio, no es dada a hablar de sus sentimientos, sin embargo son muy expresivas y siempre dispuestas a hacer carantoñas quizá con el único fin de que los demás no indaguen en su interior.

La Cabra Agente Fuego

(13 Febrero 1907 al 1 Febrero 1908)

(y 9 Febrero 1967 al 29 Enero 1968)

Esta Cabra es excesivamente teatral y dramatiza por todo. Es muy emotiva y le pueden las emociones, emociones de las que se deja llevar, o más bien se deja arrastrar por ellas sin oponer resistencia alguna. Le gusta el drama y lo dramático. Le gusta el lujo y hacer ostentación de riqueza, pero se puede encontrar con que gasta más dinero del que tiene sin darse cuenta de que la mayoría de las compras que ha hecho no le valen para nada. Es impulsiva en algunos aspectos y su falta de control le hace llevarse muchos disgustos, de ahí que su tendencia el melodrama sea una forma de justificarse a sí misma por su falta de control. Es muy intuitiva y le gusta divertirse. Es introvertida, pero a la vez también es simpática. Es el alma de las fiestas, es leal a sus amigos y ellos tienen predilección por asistir a las fiestas que prepara su amiga la Cabra, porque saben que en esas fiestas no faltará de nada y sobrará de todo y se podrán llevar lo que sobre a casa, porque hay pocas anfitrionas tan generosas como su amiga la Cabra. La Cabra Agente Fuego tiene soluciones para todo y no habrá obstáculo que se le resista; ella da consejos a todo el que se los pida y tienen fama de ser muy atinados de ahí que sea muy apreciada por ser una gran consejera. En el tema económico su gran olfato y los contactos que tiene en el mundo de las finanzas le harán invertir acertadamente. Esta Cabra no da tanta importancia al dinero excepto cuando le hace falta y entonces es cuando se da cuenta de que lo ha dilapidado en objetos inútiles y ahora no sabe cómo deshacerse de ellos para recuperar ese dinero.

En el terreno sentimental esta Cabra es como sus hermanas: tierna, cariñosa, apasionada y muy afectada por los cambios de humor de su pareja. El exceso de lágrimas puede arruinar su relación sentimental sobre todo si abusa de hacer dramas por cualquier tontería porque su pareja puede llegar a cansarse de tanta sensiblería.

La Cabra Agente Tierra

(1 Febrero 1919 al 19 Febrero 1920)

(y 28 Enero 1979 al 15 Febrero 1980)

Esta Cabra es como las espigas de trigo: se balancea elegantemente al compás del viento. Como sus otras hermanas, esta maravillosa criatura es sociable, educada y muy cariñosa con sus amigos, además de tener la facilidad de poder contagiarles a todos ellos su alegría de vivir. Encuentra soluciones para todo y no hay problema que se le resista. Es, como sus hermanas, tan buena consejera como amiga fiel. Todo lo hace apasionadamente. Para ella la amistad lo es todo y se desvive por sus amigos. No tiene pereza para nada y enseguida está dispuesta a echar una mano donde haga falta. Esta Cabra Agente Tierra es tan realista y práctica que puede pensar en el ayer sin dramatizarlo y en el mañana sin ningún temor. Le gustan los buenos libros y puede pasar horas enteras buscando libros raros en la librerías más recónditas de la ciudad. Su olfato, como a sus hermanas, nunca la engaña y sabe que su búsqueda tendrá su correspondiente premio. Es muy trabajadora y no le teme al esfuerzo personal. Tarde o temprano sabe que será afortunada en sus inversiones financieras, aunque esta Cabra Agente Tierra sea muy cautelosa a la hora de gastar su dinero y solamente tendría mucho interés en hacerse rica si ello le ayudara a poder comprar todos los libros y objetos raros que a ella tanto le gustan y que normalmente se salen de su presupuesto.

En el terreno sentimental esta Cabra Agente Tierra tardará algo más en encontrar a su pareja ideal y será probablemente hacia la mitad de su vida. Su pareja tendría que ser tan delicada, tierna y cariñosa como ella, además de ofrecerle un suelo cubierto de mullidas alfombras donde poder retozar.

La Cabra Agente Metal

(17 Febrero 1931 al 5 Febrero 1932)

(y 15 Febrero 1991 al 3 Febrero 1992)

Esta Cabra Agente Metal tiene una gran confianza en sí misma. De apariencia un tanto impasible, esconde una gran sensibilidad hacia el mundo que la rodea. Se trastorna con rapidez cuando se encuentra en situaciones de tensión o angustiosas que no puede controlar. No soporta las rupturas ni las traiciones. Necesita equilibro y rodearse de estabilidad, tanto familiar como económica. Es tan refinada y amante de las cosas bellas como sus otras hermanas y convertirá un simple cobertizo en una estancia cómoda y elegante. Su vena artística se cotiza alto y ella vende su arte muy caro. Esta Cabra Agente Metal es algo posesiva, un tanto celosa y tiene la necesidad imperiosa de verse rodeada por su familia y amigos íntimos para sentirse segura. Necesita la cercanía de los suyos para desarrollarse como persona tanto a nivel familiar como profesional. En el terreno económico esta Cabra Agente Metal pasa por muchos altibajos: cuando invierte bien, gana mucho dinero, pero cuando arriesga demasiado en el juego (le encantan los juegos de azar) puede perder hasta la ropa.

En el terreno sentimental esta Cabra Agente Metal se enamora muchas veces y eso le hace sentirse confundida con frecuencia. Una vez que esta Cabra logra controlar algunos de estos impulsos amorosos y dosifica las escapadas con su pareja, entonces tendrá pareja para muchos años. El hecho de ser muy apasionada, bastante posesiva y algo celosa pueden acabar con cualquier relación sentimental por mucho amor que haya en la pareja.

La Cabra Agente Agua

(5 Febrero 1943 al 24 Enero 1944)

(y 1 Febrero 2003 al 21 Enero 2004)

Esta Cabra Agente Agua es todavía más fantasiosa que sus otras hermanas. Le gusta dramatizar. Hace del drama la razón de su existencia. Detesta los obstáculos y huye de todo lo que huela a dificultades. Se lamenta de la crueldad del mundo en el que vive y tiene la facultad de atraer hacia sí a todo el que pueda consolarlo y darle unas palmaditas en la espalda. La Cabra Agente Agua no arriesga en nada ni con nada. Necesita moverse en terreno conocido para sentirse segura. Todo lo que no conoce le aterra y no le gusta cambiar sus costumbres del día a día. Es muy metódica para todo. En cuanto alguien la lleva la contraria se convierte en una víctima. Está convencida de que en su entorno la detestan y éso es razón suficiente para proclamar a viva voz su ración diaria de lamentos que serán más abundantes si tiene a un público que contempla la forma tan teatral con que se enjuga las lágrimas. En el terreno económico tampoco le gusta arriesgar y se mueve siempre por terrenos seguros. Al tener tan buen olfato para los negocios y dejarse guiar por sus buenos contactos en el mundo de las finanzas hará muy buenas inversiones, aunque serán pequeñas cantidades repartidas aquí y allá. A pesar de sus precauciones y desconfianzas de todo tipo, esta es una Cabra muy afortunada que siempre acabará ganando bastante dinero. Como el resto de sus hermanas, unas veces ganará mucho, otras mucho menos, pero nunca será pobre.

En el tema sentimental la Cabra Agente Agua es cariñosa y le gusta hacer carantoñas, pero no le gustan las muestras excesivas de cariño por parte de sus parejas y ella nunca esperará que su pareja le devuelva ni la mitad de cariño que ella le va a dar. La Cabra Agente Agua siempre llevará la cuenta de la cantidad de mimos que ha recibido y que ha dado y éso puede llegar a irritar sobremanera a su pareja.

Compatibilidad de la Cabra con los demás animales del zodíaco

La Cabra con la Rata

La Cabra quiere que le hagan mucho caso y la mimen continuamente. La Cabra es muy sensible y busca un hogar cómodo y caliente donde pasar los inviernos. A la Rata no acaba de convencerle un animal tan extremadamente sensible que se duele por todo, además es muy poco práctica y gasta sin medida. La Cabra dice que la Rata es avara y maniática y la Rata dice que la Cabra es un ser demasiado fantasioso que en el fondo no aporta nada de lo que ella busca. La Cabra logra poner de los nervios a la Rata. No se soportan.

En el tema sentimental la Cabra Agente Agua es cariñosa y le gusta hacer carantoñas, pero no le gustan las muestras excesivas de cariño por parte de sus parejas y ella nunca esperará que su pareja le devuelva ni la mitad de cariño que ella le va a dar. La Cabra Agente Agua siempre llevará la cuenta de la cantidad de mimos que ha recibido y que ha dado y eso puede llegar a irritar sobremanera a su pareja.

La Cabra con el Búfalo

Son totalmente opuestos. Mientras que la Cabra es sentimental, fantasiosa, derrochadora y frágil, normalmente angustiada por todo, el Búfalo es justamente todo lo contrario y no comprende muy bien a su compañera. La Cabra anhela la compañía del Búfalo que le ofrece seguridad, pero el Búfalo no soporta las lágrimas ni la necesidad tan grande de cariño que tiene la Cabra, y la Cabra no soporta la franqueza ni la disciplina de su amigo el Búfalo. No han nacido para entenderse.

La Cabra con el Tigre

El Tigre logra deslumbrar con su majestuosidad a la pacífica y práctica Cabra. La Cabra admira a ese ser fantástico que no le tiene miedo a nada y además posee mucha resistencia física. El Tigre está convencido que tarde o temprano acabará devorando a la Cabra, pero se da cuenta de que ese animal tan práctico es muy útil y tiene muchas virtudes. El Tigre ha encontrado a alguien que se hace cargo del dinero y de las obligaciones del día a día que a él tanto le molestan. La Cabra se empeña en enseñar economía al Tigre y el Tigre se enfada con ella con frecuencia, pero como se complementan ambos pondrán de su parte y llegarán a ser muy felices porque en el fondo la Cabra, tan tierna y amorosa, despierta en el Tigre esos mismos sentimientos.

La Cabra con la Liebre

La Cabra piensa que es muy afortunada al haberse encontrado con una Liebre tan romántica y amante del hogar  como ella. A la Cabra ni le gusta la soledad, a la Liebre tampoco. La casa de cada una es su paraíso y ambas respetan el lugar del otro. La Cabra tiende a angustiarse con facilidad y la Liebre tiene tendencia a recordar continuamente el pasado y reprocharse los errores que ha cometido. Ambas son demasiado frágiles y no se ayudan mutuamente a la hora de solucionar algún problema. Son incapaces de animarse mutuamente y se limitan a lamentarse juntas y a compartir la caja de pañuelos. Están convencidas de que el mundo es un lugar infernal donde no merece la pena vivir.

La Cabra con el Dragón

La Cabra sueña con un establo lleno de paja muy mullida ya que se trata de un animal que necesita mucho cariño y protección. El Dragón, poco amigo de esas demostraciones de cariño, exigirá a su pareja la Cabra que  demuestre todo lo que vale fuera de su propiedad, cosa que asustará mucho a la Cabra que no tiene ninguna intención de salir a buscar fuera de su prado nada que no pueda encontrar dentro de él. El Dragón necesita de la admiración y los aplausos de la Cabra y la Cabra no soporta a un animal tan engreído, excéntrico y ruidoso que se dedica a desordenar el establo moviendo sus enormes patas sin ton ni son y revolviendo todo con la cola. El Dragón empezará a encontrar a la Cabra aburrida y demasiado convencional, aunque la Cabra acabará adaptándose al Dragón porque en el fondo le admira ya que posee todo de lo que ella carece.

La Cabra con la Serpiente

La Serpiente es todo cerebro y le gusta filosofar; la Cabra es emotiva y muy sentimental. Al principio a la Serpiente le atrae un animal tan frágil y tierno que mantiene el establo tan ordenado. Se divierten juntas y les gusta bromear sobre los defectos de los demás, pero la Serpiente pronto empieza a considerar que su amiga es poco realista a la hora de gastar el dinero y que tampoco piensa en ahorrar para el futuro. La Cabra es poco realista, en cambio la Serpiente siempre pisa sobre terreno firme y acabará cansándose de tener al lado un animal tan poco realista y tan fantasioso.

La Cabra con el Caballo

Al Caballo le gustan los cambios, las aventuras, le encanta improvisar. La Cabra, tierna y amorosa, atrae hacia sí al Caballo. La Cabra se encarga de que el establo esté cómodo y caliente. El Caballo no resiste la ternura de la Cabra ni el establo tan caliente y mullido que le ha preparado. El Caballo da brincos y hace mucho ruido con los cascos nuevos. La Cabra le mira extasiada. La Cabra se adapta a los excesos del Caballo y está encantada con las demostraciones de fuerza y de amor tan apasionadas de su Caballo. La Cabra recibe energía del Caballo además de seguridad. El Caballo se siente feliz de tener una compañera que le aplaude, no le cuestiona ni le interroga y además le ha preparado el establo más cómodo y caliente de toda la granja.

La Cabra con la Cabra

A ambas les gustan las comodidades y los lujos. Pasan demasiado tiempo pensando en frivolidades tales como volver a decorar el establo, ir a dos fiestas a la semana y escribir relatos y poesías. Son muy fantasiosas y viven en su propio mundo porque en el fondo no les gustan la realidad, ni las tareas cotidianas, ni los trabajos complicados. Su falta de interés hacia la realidad que les rodea sólo se ve rota cuando sus cachorros tienen alguna necesidad, entonces bajan de su nube y se dedican en cuerpo y alma a atender sus necesidades y que no les falte de nada. Sólo por sus cachorros aceptarán de buen grado las tareas incómodas y los trabajos engorrosos, precisamente porque ellos las motivan es cuando las Cabras empiezan a sacar lo mejor de sí mismas.

La Cabra con el Mono

La Cabra por un lado dando brincos en el prado de su propiedad, el Mono saltando de rama en rama probando si resisten sus saltos y ambos riéndose a carcajadas harán imposible que ninguno de los dos se aburra. Ambos son muy divertidos y se estimulan mutuamente. La Cabra necesita mucha atención, necesita que le cuenten historias de amores imposibles y que le den mucha seguridad tanto afectiva como material. El Mono no está dispuesto a perder su libertad por un establo confortable ni por ninguna Cabra con necesidad de mucha atención. La Cabra se duele de que su pareja no sea tan cariñoso como ella pensaba y empieza a dramatizar, el Mono prefiere divertirse saltando la valla y buscando nuevos árboles donde trepar. Si consiguieran moderar sus defectos podrían llegar a ser una pareja ejemplar y durar mucho tiempo.

La Cabra con el Gallo

El Gallo tiene tendencia a analizar y a cuestionar todo y a todos. La Cabra no soporta ni que la analicen ni que la cuestionen y mucho menos tiene intención de aplaudir los gorgoritos que hace el gallo para que todos le oigan al amanecer de cada día. El Gallo, con el ego sin su ración de halagos, empieza a hacer comentarios mordaces sobre la Cabra diciendo que es una irresponsable además de demasiado fantasiosa. El Gallo intenta entender el comportamiento de la Cabra y ella no soporta que la interroguen ni la analicen a todas horas. La Cabra quiere seguir viviendo en su mundo fantasioso y el Gallo se empeña en bajarla de él. La Cabra acabará abandonando a un Gallo que le resulta demasiado analítico además de metomentodo.

La Cabra con el Perro

El Perro se conmueve con la angustia vital de la Cabra y empezará a darle la razón en todo confirmando que la vida es un infierno del que no podemos escapar. La Cabra de momento se consuela al ver que alguien la comprende, pero al poco se da cuenta de que tener al lado a un Perro tan depresivo como ella no ayuda mucho. Ella habla de sus angustias vitales, el Perro la deja hablar y luego empieza a gimotear contando las suyas propias y lamentándose de la vida tan desgraciada de otros perros. El Perro no hace más que recordarle a la Cabra que tenga cuidado por donde pisa en el prado no vaya a romperse una pezuña. La Cabra no soporta que se metan en sus cosas y sale al prado a dar brincos ante la mirada compungida del Perro. El Perro es depresivo por naturaleza y conseguirá deprimir a la Cabra. Ambos se complementan muy bien porque además pueden compartir pañuelos.

La Cabra con el Jabalí

La Cabra cae rendida ante las pezuñas de esta bestezuela sensual que se desvive por ella. La Cabra admira la facilidad que tiene su amigo el Jabalí a la hora de incrementar su patrimonio. El Jabalí está encantado de tener al lado a una Cabra tan delicada y artística. La Cabra se desvive por el Jabalí y convierte el establo en un palacio. La Cabra es refinada y tiene muy buen gusto para todo; el Jabalí está encantado de vivir en un establo tan cómodo y elegante que parece un palacio. Se hacen concesiones mutuamente. El Jabalí no cuestiona que la Cabra fantasee ni haga cabriolas en el prado y la Cabra hará todo lo posible para que el Jabalí se sienta tan cómodo y atendido que no tenga intención de buscar otro establo.

El Mono fué el noveno animal que acudió a la llamada de Buda

El Mono es Yang

El Mono es un ser excepcional nacido bajo el signo de la imaginación desbordante y también de la fantasía sin límites. Le encanta hacer bromas con todo, y demostrar que puede ser malicioso sólo cuando la ocasión lo requiere. Es tan inteligente como encantador, y al estar dotado de mil talentos podemos considerarle un animal orquesta que toca muchos palillos con diferentes tonos y nunca pierde el ritmo. De inteligencia rápida, es muy hábil a la hora de hacer juicios de valor muy acertados. Su capacidad intelectual es inmensa y con frecuencia hace gala de ello con el único fin de influir sobre los que le rodean. Es un animal magnético y divertido que se ríe de sí mismo. También tiene su lado práctico y puede cambiar de actitud con mucha rapidez. Las dificultades le estimulan y sabe sortear todos los obstáculos que pudieran presentarse. Siempre encontrará la solución a todos los problemas, y ayudará a los demás a encontrar las suyas. Al Mono no le gusta que se le lleve la contraria porque sabe que sus indicaciones siempre son las acertadas. Cuando quiere conseguir algo se muestra muy tolerante y persuasivo, ya que nada se le resiste. El Mono es narcisista, un poco extravagante, y le divierte hacer trampas.

El Mono siempre se encargará de que sus intereses estén a buen recaudo, y sólo emprenderá la lucha cuando estos intereses estén en juego. Es tan buen diplomático como manipulador, y posee múltiples recursos naturales, entre los que se encuentra el don de la elocuencia. Pero también sabe mostrar tolerancia, condescendencia y hasta un cierto grado de servilismo con tal de lograr sus objetivos. Es tan capaz de mentir como de hacer trampas con tal de conseguir lo que quiere, además de saltar de rama en rama y desaparecer para luego aparecer inesperadamente. Le gusta hacerse el misterioso. Tiene fama de escurridizo y no se deja atrapar con facilidad excepto cuando tiene algunos intereses en juego. Al Mono le gusta mostrarse frívolo, y superficial, porque no quiere que nadie ahonde en su vida interior. Puede mostrarse tan pronto pesimista como optimista, y normalmente se siente bastante incomprendido por los demás. Si hay algo que el Mono no soporta es el aburrimiento.

El Mono y los Cinco Elementos

El Mono Agente Madera

(25 Enero 1944 a 12 Febrero 1945)

(22 Enero 2004 a 8 Febrero 2005)

Este Mono es pura dinamita. Siempre está en movimiento haciendo algo y no se imagina la vida sentado sin hacer nada. No es muy amigo de pasar largas veladas en casa, sino que preferirá hacer alguna excursión a países inexplorados o trepar a las montañas más altas. Las aventuras le fascinan, aventuras que, unidas a su gran imaginación, hacen de él un contador de historias digno de los mejores libros de aventuras. Este Mono Agente Madera suele ser pionero e innovador en todas las facetas de su vida. Es muy ambicioso y tiene muy claro lo que quiere. Los obstáculos no le asustan, sino que por el contrario, le estimulan. Es capaz de hacerse cargo de mil proyectos a la vez, finalizarlos todos con éxito y sin faltarles ni un detalle. Es muy buen comunicador y sabe llevar a la gente por donde quiere. Su necesidad de estar ocupado continuamente le hace correr el riesgo de trabajar demasiadas horas y dejar de lado su vida familiar y social. Cuando este Mono consigue desentenderse del trabajo y dedicarle su atención a sus amigos, muestran todo lo mejor de sí mismos y se convierten en unos anfitriones perfectos.

En el terreno sentimental el Mono Agente Madera suele mostrarse como el resto de sus hermanos saltando de rama en rama convencido de que todas las ramas son iguales. Puede pasar de formar una familia para toda la vida tal y como mandan los cánones a no tener intención de formalizar sus relaciones y seguir saltando de rama en rama toda su vida.

El Mono Agente Fuego

(12 Febrero 1956 a 30 Enero 1957)

Este Mono es puro fuego. Tiene tanta energía como un volcán y se desvive por cumplir todos sus compromisos. El Mono Agente Fuego necesita proyectarse en sus creaciones y su imaginación sin precedentes hará que cada uno de sus proyectos sea diferente a los otros, además de ser muy original. La vida para el Mono Agente Fuego se compone de colores fuertes, como su pasión por la misma; su vida nunca se compondrá de tonos pastel ni grises.

Es un idealista, le encantan los retos y nunca se sentirá satisfecho de los progresos que vaya haciendo, porque siempre pensará que podría haberlo hecho mejor. El Mono Agente Fuego es muy competitivo y necesita ser el mejor en todo, por éso siempre dará lo mejor de sí mismo y llegará hasta el límite. No necesita hacer trampas para triunfar porque este Mono es brillante por naturaleza. Es muy buen compañero de trabajo y aparte de ayudar a los demás también recibe ayuda de ellos. No tiene enemigos a pesar de su carácter perfeccionista y algo extravagante. Este Mono Agente Fuego suele tener una corte de admiradores que le ayudará en sus innovadores, y brillantes, proyectos que serán, con toda seguridad, todo un éxito.

En el terreno sentimental, el Mono Agente Fuego es un enamorado del amor y de los temas amorosos. En el fondo le gusta todo el sexo opuesto y muy especialmente la belleza en sí misma. Tanto el Mono Agente Fuego femenino como masculino son muy apasionados, pero tienen fama de saltar a demasiadas ramas y no quedarse en ninguna de ellas. Están convencidos de ser irresistibles para el sexo opuesto.

El Mono Agente Tierra

(3 Febrero 1908 al 21 Enero 1909)

(30 Enero 1968 al 16 Febrero 1969)

Este Mono Agente Tierra es el más optimista de los cinco; también es el que menos aspavientos hace y el que salta en menos ramas. Es un intelectual. No entiende la vida sin un libro cerca. Es muy generoso y no soporta ver a nadie necesitado porque es capaz de quitárselo él para dárselo a los demás. Este Mono Agente Tierra es muy responsable y tiene en consideración las emociones de los demás. Le falta ese toque travieso de sus hermanos porque precisamente a este Mono Agente Tierra la sola idea de hacer jugarretas a los demás le trastorna sobremanera. Este Mono Agente Tierra goza de muy buena fama entre los que le conocen precisamente por su generosidad natural, por su honestidad, por su paciencia y por su entrega a los necesitados.

En el terreno sentimental este Mono Agente Tierra resulta muy atractivo para el sexo opuesto y es muy consciente de ello. El Mono por lo general es un animal muy seguro de sí mismo y de sus cualidades naturales, que vende muy caras también. El Mono hembra puede mostrarse excesivo en todos los aspectos convirtiendo en montañas pequeños granitos de arena. En cambio el Mono macho se muestra siempre muy optimista e intenta quitar hierro a los asuntos espinosos. Normalmente este Mono siempre acudirá al rescate de quien lo necesite, le solucionará los problemas y le convencerá de que mañana será otro día.

El Mono Agente Metal

(20 Febrero 1920 a 7 Febrero 1921)

(y 16 Febrero 1980 a 4 Febrero 1981)

Cuando el Mono Agente Metal dice no, significa simple y sencillamente que no. Este Mono es el más independiente, no soporta recibir órdenes y sólo aceptar dárselas a los demás. Todo lo relacionado con la vida material le interesa sobremanera. Es un adversario a tener en cuenta sobre todo cuando sus intereses estén en juego porque entonces se mostrará implacable, ya que el dinero para él es mucho más importante que para el resto de sus hermanos. Este Mono Agente Metal es mucho más testarudo que los demás, es muy difícil hacerle cambiar de opinión y no es porque sea muy testarudo de por sí, es porque sus ideas son tan magníficas y sus proyectos son tan innovadores que no le quedará otra opción que dejarse convencer por él. Este Mono Agente Metal tiene el éxito asegurado en todo lo que emprende.

Es un trabajador nato al que no le asusta el esfuerzo personal. Es tan buen jefe como compañero de trabajo y con toda seguridad él conseguirá convencer a los demás de las bondades de sus proyectos y ellos los aplaudirán encantados. Este Mono Agente Metal es un poco travieso, algo menos que sus otros hermanos, y le gusta jugar al ratón y al gato con los demás. Le gustan las adivinanzas y que descubran las pequeñas trampas que le gusta poner. Su obsesión es ser autosuficiente en todos los sentidos  porque si hay algo que no soporta es depender de alguien o de algo. Este Mono tiene la intuición algo más desarrollada que sus hermanos lo que le convierte en un gran inventor y descubridor de nuevas materias, además de simplificar los trabajos más complejos.

En el terreno sentimental el Mono Agente Metal prefiere la compañía de sus amigos a la de una pareja para toda la vida. Como ya hemos dicho anteriormente al Mono le gusta saltar de rama en rama y está convencido de que todas las ramas son iguales, que no hay apenas diferencia entre unas y otras; sin embargo cuando encuentra a su pareja ideal no tendrá inconveniente en dejar de saltar de rama en rama y quedarse en una sola porque para este Mono Agente Metal el amor intenso es algo que le conmueve y a la vez le motiva para lanzarse luego a nuevos proyectos.

El Mono Agente Agua

(6 Febrero 1932 a 25 Enero 1933)

(4 Febrero 1992 a 22 Enero 1993)

Este Mono Agente agua se muestra más relajado y sensato que sus hermanos, pero con el único fin de preparar mejor las trampas que va a poner a todo el que se le ponga por delante. Este Mono es más discreto y le gusta pasar desapercibido. No soporta los problemas y mucho menos las dificultades que evita en la medida de lo posible. El Mono Agente Agua es tan inteligente como sus otros hermanos y su gran intuición natural le hace tomar derroteros un tanto extraños, pero que le conducen siempre hacia el éxito. Este Mono es muy observador y sabe muchas cosas sobre las emociones de los otros animales. No perderá ocasión de utilizarlas todas ellas cuando sus intereses estén en juego. Este Mono, como sus hermanos, puede cambiar de humor de un minuto para otro, pero aún así, haga lo que haga siempre nos sorprenderá porque él, en sí mismo, es un ser absolutamente excepcional.

En el terreno sentimental este Mono Agente Agua deberá controlar sus emociones si quiere que su relación sea duradera. Los Monos en general, saltarán de rama en rama durante toda su vida y cuando lleguen a la madurez empezarán a pensar en quedarse en una sola rama si la compañía es de su agrado. Este Mono es el más familiar y amante de sus crías, de las que siempre cuidará aunque no se lo pidan, pero no podemos olvidarnos que es un Mono y que siempre le ha gustado saltar de rama en rama, aunque su edad ya no se lo permita.

Compatibilidad del Mono con los demás animales del zodíaco

El Mono con la Rata

Ambos tienen muchas cosas en común y por eso se entienden muy bien. El Mono es de naturaleza traviesa e inquieta, aunque encantador y muy ingenioso, lo cual le hace ser admirado por la Rata. Son tal para cual. Les gusta jugar a ver quién es el más listo y quién tiene las ocurrencias más maliciosas, pero en el fondo se complementan muy bien y sus relaciones pueden durar para siempre.

El Mono con el Búfalo

El Mono no es precisamente un animal sentimental. El Búfalo tampoco. El Mono hace burlas de la ética y la disciplina de su amigo el Búfalo. El Mono, brillante por naturaleza y poco respetuoso con las reglas establecidas por otros (no así con las suyas propias), no posee la estabilidad que necesita el Búfalo. Al Mono le gustan la seguridad y el equilibrio que le ofrece el Búfalo, pero no tiene ninguna intención de sacrificar ni un ápice de su libertad por asegurarse la existencia de por vida. El Búfalo entiende que el Mono no es capaz de llenar ese hueco que a él le falta. A pesar de sus grandes diferencias harán muchos y productivos negocios juntos.

El Mono con el Tigre

El Tigre es temerario por naturaleza. Le encantan las emociones fuertes y los riesgos. Es muy franco y poco diplomático. Detesta las hipocresías. El Mono es astuto, además de algo malicioso y no resiste burlarse de un Tigre con ojos de fuego que se encienden todavía más cuando el Mono salta de rama en rama haciendo un ruido estrepitoso. Ambos se saben diferentes al resto de los animales y les gusta hacerse notar. Si no compiten tienen el éxito asegurado. La única forma de mantener una relación es que el Mono deje de provocar y de burlarse del Tigre y que el Tigre empiece a aceptar las bromas que le hace el Mono.

El Mono con la Liebre

Ambos son muy realistas y tienen intereses en común. Se tienden muy bien porque son iguales en muchos aspectos. El Mono enseñará a la Liebre mil formas de enfrentarse al día a día con sus problemas y sus alegrías y la Liebre descubrirá que hay soluciones para todo y que hay que cambiar de actitud cuando lo tan sabido ya no funciona. La Liebre admira a un Mono tan listo y hábil para escaquearse de las obligaciones y solucionar sus problemas, además de parecerle muy divertido. Y el Mono es muy feliz al compartir su vida en una madriguera tan cómoda y caliente con una pareja tan tolerante y que le ríe continuamente las gracias. El Mono comprende las dudas de la Liebre y la ayuda a elegir además de a controlar sus angustias vitales dándole buenas recomendaciones y demostrándole que hay más soluciones a sus problemas. La Liebre no puede creerse haber encontrado a un animal tan sabio que la ayuda a solucionar sus problemas y la anima a explorar nuevas formas de vida. No se aburren puesto que se motivan mutuamente.

El Mono con el Dragón

El Mono, tan malicioso como inquieto, deslumbrará al Dragón y eso hará posible que ninguno de los dos se aburra nunca. El Mono, inteligente y astuto, demostrará entusiasmo por ese animal mítico y mágico que es el Dragón y aplaudirá todos sus proyectos. El Mono no tiene ninguna intención de competir con el Dragón, animal al que admira y por el que siente fascinación, además de por ser un animal mágico, también por su generosidad y originalidad. El Mono aplaude cada extravagancia del Dragón y el Dragón siente debilidad por un Mono tan ciego por él y que aplaude todas sus excentricidades sin rechistar. Ambos tienen muchas cosas en común y son igual de ambiciosos, les gusta dar y también recibir. Tienen el éxito asegurado tanto en el terreno económico como en el sentimental. Ninguno de los dos pasará desapercibido.

El Mono con la Serpiente

Ambos compiten entre sí porque en el fondo tienen muchas cosas en común. Son astutos, un poco malvados, muy inteligentes y les gusta engañar a todo el que se ponga por delante. Están muy seguros de sí mismos y sus mentes son muy ágiles: cuando otros van, ellos ya están de vuelta. La Serpiente es profunda y analítica, el Mono es superficial y no quiere meterse en honduras. En el terreno económico son unos magníficos socios porque son igual de ambiciosos y están llamados al éxito. La Serpiente es seductora y posesiva, mientras que el Mono se sabe atractivo, pero no le gusta sentirse tan controlado por nadie. La Serpiente da mucho, pero el Mono se resiste a las seducciones de su amiga. Como amigos y socios en los negocios tienen el éxito asegurado, pero como pareja no durarían mucho juntos.

El Mono con el Caballo

El Mono es muy astuto y sabe todos los trucos. El Caballo se siente fascinado por este Mono tan listo y un poco malicioso que se divierte burlándose de los demás. El Caballo es pasional y el Mono, algo más pragmático en el tema de los sentimientos, se deja querer por alguien tan apasionado y emocional como el Caballo. El Mono se siente seguro junto un Caballo que lo hace todo con pasión y esa franqueza de su amigo le ablanda el corazón. El problema vendrá cuando el Caballo empiece a presumir de ser el poseedor de la verdad y el Mono, un tanto malicioso, empiece a tenderle todo tipo de trampas en las que, tarde o temprano, el Caballo irá cayendo ante el regocijo del Mono.

El Mono con la Cabra

La Cabra por un lado dando brincos en el prado de su propiedad, el Mono saltando de rama en rama probando si resisten sus saltos y ambos riéndose a carcajadas harán imposible que ninguno de los dos se aburra. Ambos son muy divertidos y se estimulan mutuamente. La Cabra necesita mucha atención, necesita que le cuenten historias de amores imposibles y que le den mucha seguridad tanto afectiva como material. El Mono no está dispuesto a perder su libertad por un establo confortable ni por ninguna Cabra con necesidad de mucha atención. La Cabra se duele de que su pareja no sea tan cariñoso como ella pensaba y empieza a dramatizar, el Mono prefiere divertirse saltando la valla y buscando nuevos árboles donde trepar. Si consiguieran moderar sus defectos podrían llegar a ser una pareja ejemplar y durar mucho tiempo.

El Mono con el Mono

Ambos son brillantes, pueden empezar una relación de negocios y también una relación sentimental. No se hacen trampas mutuamente porque se conocen demasiado y se toman a broma sus pequeños fallos. No compiten entre sí ni crean relaciones de fuerza porque no les interesa ni a nivel afectivo ni a nivel económico. Serán muy buenos socios en los negocios, disfrutarán del éxito de sus proyectos y serán leales. Un Mono nunca traicionaría a otro Mono porque sería como traicionarse a sí mismo.

El Mono con el Gallo

La franqueza del Gallo le gusta mucho al Mono. Cuando el Gallo empieza a presumir de sus aventuras y a agitar sus plumas, el Mono piensa que es un animal poco culto y demasiado pomposo. El Gallo cuestiona al Mono por saltar de rama en rama y reirse de los demás. El Mono está convencido de que el Gallo es imbécil, además de anticuado y frívolo, y el Gallo no para de recordar al Mono que sus monerías no divierten a nadie. La comunicación entre ellos es si no es imposible es bastante difícil.

El Mono con el Perro

El Perro cae rendido ante las monerías del Mono. El Mono se siente complacido de tener al lado a un animal tan fiel que le mira con amor. El Perro siente fascinación por un Mono con tanto talento e imaginación, por eso no tiene ninguna intención de hacerle sombra y mucho menos de quitarle protagonismo. El Mono considera que el Perro es demasiado simple, pero muy fiel, aunque bastante pesimista y muy ocupado en perseguir a los traficantes de perros. El Perro admira a un Mono que tiene todas las cualidades de las que él carece y no tiene ninguna intención de competir con él. Pero a pesar de todo ambos reconocen las grandes cualidades del otro y se encargarán de hacerlas notar a cada momento.

El Mono con el Jabalí

El Mono no sabía que existiera un animal tan fiel y leal como el Jabalí. Nunca se imaginó que un animal tan primitivo pudiera ser tan generoso, ingenuo ni que tuviera tan buen corazón. El Mono se siente conmovido por esta bestezuela tan fuera de lo común y se siente abrumado ante esa montaña de bondad y devoción ciega. El Jabalí , preocupado por las necesidades de los demás, no pone medida a la hora de llenar la bolsa para los más necesitados y el Mono está convencido de que se están aprovechando de la buena voluntad del Jabalí, que es incapaz de pensar mal de nadie y cree todo lo que le dicen. Todo ésto irrita mucho al Mono que ve cómo sus reservas van menguando. El Jabalí seguirá repartiendo sus bienes entre los más necesitados y el Mono acabará marchándose llevándose lo que queda de su bien surtida despensa.

El Gallo fué el décimo animal que acudió a la llamada de Buda

El Gallo es Yin

El Gallo tiene fama de ser muy presumido y algo excéntrico, además de ser excesivamente franco, y directo . Para él la verdad es la verdad y la diplomacia es para otros signos del zodíaco mas refinados, e hipócritas, desde su punto de vista. El Gallo es tan bello como vanidoso. Y sabe que es respetado porque los chinos están convencidos de que el color rojo de sus plumas ahuyenta a los malos espíritus, de ahí que su egocentrismo a veces no conozca los límites. El Gallo puede hacer pasar del estupor al asombro. Le gusta presumir de tener unas plumas muy bonitas, y llamativas, y se pavonea de haber vivido muchas aventuras a lo largo y ancho de todos los corrales.Al Gallo le gusta ser el centro de las fiestas y no se imagina pasar desapercibido en ninguna de ellas.

Para el Gallo no hay nada mejor que divertirse con los amigos de cualquier corral, porque lo importante es la diversión. Sin embargo, el Gallo tiene mucha vida interior, y a pesar de su forma de ser tan mundana e incluso frívola, se trata de alguien con una filosofía de vida muy peculiar que no está dispuesto a compartir con nadie. El Gallo no soporta que se entrometan en sus asuntos, y mucho menos en su vida privada. El Gallo es un maniático de los detalles y no soporta el desorden ni las cosas mal hechas. Para el Gallo los pequeños detalles son los importantes, y les dedica tanta energía que tiende a pasar por alto al conjunto de las obras. Su obsesión por el detalle le hace perder buenas oportunidades a las que no presta la debida atención y corre el riesgo de que pasen de largo. El Gallo tiene fama de cambiar de humor con facilidad, y esto puede desconcertar a quienes no le conocen lo suficiente. Es buen consejero y fiel amigo, pero si alguien se entromete en sus asuntos no dudará en dar picotazos. Cuando se enfada sus plumas se vuelven rojas, y lo mas recomendable es esperar a que éstas vuelvan a su tonalidad natural, y puede ser pasados unos pocos minutos.

El Gallo y los Cinco Elementos

El Gallo Agente Madera

(13 Febrero 1945 a 1 Febrero 1946)

(y 9 Febrero 2005 a 28 Enero 2006)

Este Gallo es el más solidario de los cinco. También es el más culto. Le gustan los buenos libros, la música de cámara y el jazz. Este Gallo Agente Madera es algo reservado, pero le gusta la vida mundana cuando la ocasión lo merece. Es amable, considerado hacia los sentimientos de los demás y está deseando complacer a otros. Como el resto de sus hermanos este Gallo Agente Madera tiene un carácter variable y puede comportarse de acuerdo a como le sople el viento en ese momento. A pesar de sus cambios de humor es muy buen compañero tanto en el trabajo como en la vida social. Cuando se enfada y sus plumas se vuelven todas de color rojo lo mejor es dejarle estar y esperar a que se le pase, porque si se le hace caso sólo conseguiremos que su enfado aumente en la misma medida en que lo harán las plumas de su cuello, y entonces sí que no habrá forma de hacer que deje de dar picotazos a diestro y siniestro.

El Gallo Agente Madera está obsesionado con la perfección y eso puede convertirle en alguien bastante insoportable sobre todo cuando presta tanta atención a las pequeñas cosas que normalmente pasarían desapercibidas para el resto de animales. En el tema económico debería pedir consejo a otros animales más hábiles con las finanzas que le ayudarían a invertir mejor sus ahorros. También debería aprender a controlar esos cambios de humor que le hacen tan impopular con demasiada frecuencia.

En el tema sentimental este Gallo primero se muestra adorable y cariñoso, pero al rato puede empezar a dar picotazos si a su pareja se le ocurrido cambiar de sitio su taza favorita.

El Gallo Agente Fuego

(31 Enero 1957 a 17 Febrero 1958)

Este Gallo es absolutamente individualista y tiene muy claro que quiere triunfar en la vida. Es más inteligente que sus hermanos y detesta recibir órdenes porque él está convencido de que ha nacido para darlas y los demás para obedecerlas. Detesta depender de nada ni de nadie y lucha por sus ideales. Se marca un objetivo y lo cumple; el trabajo duro no le asusta y levantarse el primero por la mañana tampoco le importa. Sabe muy bien cómo conseguir lo que quiere. Este Gallo Agente Fuego tiene fama de pensar a lo grande y hacerlo todo a lo grande. Todo lo que él hace tiene que llevar su sello y tiene la necesidad de provocar la admiración del resto de animales. El Gallo Agente Fuego es brillante y sabe hacerse escuchar por los que le rodean, además es consciente de la influencia que tiene sobre los demás, influencia de la que hace buen uso especialmente cuando sus intereses están en juego. Este Gallo no entiende muy bien que alguien pueda cuestionar sus ideas. Está tan seguro de sí mismo que en el fondo lo que puedan pensar de él los demás le tiene absolutamente sin cuidado. No confía en nadie más que en sí mismo. El es su mejor amigo. Al mostrarse tan sumamente franco, olvidar la diplomacia con tanta frecuencia y ser tan tajante e inflexible en sus planteamientos puede dar una imagen negativa a los que no le conocen lo suficiente. El hecho de ser muy poco flexible y podría perjudicarlo en sus negocios.

En el terreno sentimental el Gallo Agente Fuego es apasionado como el color rojo de sus plumas y tan pronto se enamora ciegamente como empieza a cuestionar a su pareja. Al Gallo le gusta el romanticismo, seguir las pautas de los viejos tiempos y alargar los preámbulos todo lo que le permita su pareja. El problema aparecerá cuando su pareja cambie de sitio la cucharilla del azúcar y el Gallo no la encuentre en el lugar que él la puso.

El Gallo Agente Tierra

(22 Enero 1909 a 9 Febrero 1910)

(17 Febrero 1969 a 5 Febrero 1970)

El Gallo Agente Tierra tiene fama de pasarse la vida analizando todo y a todos. No deja ningún cabo suelto, necesita saber todas las respuestas y hasta que no las encuentra no dejará de buscarlas. Es prudente, metódico y sumamente ordenado. Primero se ordena él mismo, sabe que sin orden interno no podrá ordenar el mundo exterior, y se encarga de ordenarse a sí mismo haciendo gala de toda la paciencia del mundo. No se calla cuando tiene algo que decir y le importa muy poco lo que puedan pensar de él los demás animales. Sabe que lo que no le parece bien no puede quedarse en el buche porque acabará ahogándole.

Es tan ordenado y metódico que divide las cosas, pequeñas, grandes, por orden alfabético y las pone etiquetas de colores. Le gusta distribuir las cosas por tamaños, colores y utilidades y no se imagina que nadie pueda alterar ese orden que tanto le ha costado diseñar. Está convencido de que si todo lo que le rodea está debidamente ordenado y con su correspondiente etiqueta su interior también lo estará y viceversa. El Gallo Agente Tierra se dedica a analizar sus sentimientos y a clasificarlos con su correspondiente etiqueta metiéndolos en el apartado correspondiente de su cajón interior. A este Gallo el trabajo duro tampoco le asusta y sabe que tarde o temprano alcanzará el éxito.

En el tema sentimental puede haber muchas dificultades con su pareja al empezar la relación, pero si el otro animal se muestra paciente, tolerante y comprensivo con el Gallo esa relación puede durar para siempre.

El Gallo Agente Metal

(8 Febrero 1921 a 27 Enero 1922)

(y 5 Febrero 1981 a 24 Enero 1982)

Este Gallo sólo tiene una pasión en la vida y es su trabajo. Es también muy independiente y aspira a llegar a lo más alto puesto que se sabe capacitado para ello. Cuando persigue algún objetivo no habrá obstáculo que le haga desistir y acabará alcanzando las metas que se haya fijado porque a tenaz y paciente no le gana nadie. Este Gallo Agente Metal es menos tolerante que sus hermanos y no se adapta a nada ni a nadie que no sean su forma de vivir y de ver la vida. Es muy analítico y detesta el desorden: todo tiene que estar en su sitio correspondiente. Necesita saber todas las respuestas y no dudará en hacer mil preguntas ni buscar en cien mil libros con tal de encontrarlas.

El tema de las emociones le intriga, pero no le quita el sueño; se dedica a analizarlas y a clasificarlas por orden de intensidad ya que está convencido de que las emociones son algo excesivamente abstracto que en el fondo él no acaba de comprender, pero tiene muy claro que tiene que vivir con ellas. Le gusta ganar mucho dinero y sabe perfectamente cómo conseguirlo, aunque también tiene su parcela altruista y no dudará ni un segundo en colaborar con organizaciones de caridad ni en regalar lo que le sobra a todo aquel que lo necesite. Este es el Gallo más brillante de los cinco y él lo sabe. Tiene más talento que sus hermanos, aunque es menos presumido que ellos.

En el terreno sentimental el Gallo Agente Metal es consciente de su atractivo y hace buen uso de él acicalando sus plumas y mostrándose menos arrogante y para nada dueño absoluto de la verdad. Pero no hay que olvidar que para que una relación sentimental sea duradera su pareja debe armarse de paciencia y no alterar el orden, ni interior ni exterior, del Gallo Agente Metal.

El Gallo Agente Agua

(26 Enero 1933 al 13 Febrero 1934)

(23 Enero 1993 al 9 Febrero 1994)

Este Gallo es el más flexible y tolerante de los cinco. No cree ser ni el dueño de la verdad absoluta ni que siempre tiene razón en todo. Le gusta debatir y compartir puntos de vista. Es tan capaz de escuchar a otros que no piensan como él como de cambiar de idea si éstas tienen peso suficiente. Todo lo relacionado con la cultura y el conocimiento le fascina. Su única preocupación real es lo que se refiere a los temas de salud tanto la suya propia como la de sus seres queridos. Le interesan los descubrimientos científicos y las nuevas medicinas en la medida en que pueden ayudar a los enfermos. Es muy estricto a la hora de ordenar tanto sus pensamientos como el mundo que le rodea y necesita el orden para todo, pero tiene que tener en cuenta que perderse en los pequeños detalles le puede hacer pasar por alto asuntos realmente importantes. Como sus otros hermanos está bastante obsesionado con la perfección. También necesita comprender todo y no dudará en buscar esas respuestas para poder clasificarlas en su ordenada mente. Se considera una persona complicada, pero le gusta sentirse diferente.

En el terreno sentimental este Gallo Agente Agua es tan fiel como leal a su pareja. Si es que encuentran a la persona ideal no la dejarán partir. Si sus intereses de pareja están en juego se mostrará todo lo tolerante, paciente y flexible que sea necesario si considera que esos sacrificios merecen la pena.

Compatibilidad del Gallo con los demás animales del zodíaco

El Gallo con la Rata

El Gallo es demasiado puntilloso y lo analiza absolutamente todo. La Rata detesta que le analicen todo y no soporta a un Gallo que presume continuamente de todo lo que sabe y de lo bien que hace las cosas. El Gallo analiza a la Rata y no se deja llevar por la pasión. La Rata es pasional y no le gusta que nadie la analice. Son totalmente incompatibles.

El Gallo con el Búfalo

Tienen muchas cosas en común. Ambos son muy trabajadores, muy concienzudos y si se comprometen a acabar un trabajo harán lo que sea necesario con tal de cumplir con lo estipulado. El Búfalo pasa por alto las ganas de destacar del Gallo y lo deja pavonearse y presumir de sus aventuras. El Gallo es un magnífico relaciones públicas y el Búfalo le deja hacer y deshacer. Tienen intereses en común y el Gallo nunca perjudicará a su amigo siempre y cuando sus también intereses estén en juego. El Gallo es algo fanfarrón y le gusta dar picotazos a su amigo, pero el Búfalo no se ofende por ello, sino que lo toma como algo novedoso que merece la pena ser analizado con calma. El Gallo es sociable y le gusta ser la estrella del corral; el Búfalo se mantiene en segundo plano. Ambos se estimulan y aprenden el uno del otro. El Gallo está encantado con que su amigo el Búfalo se encargue de las cuentas y de que todo funcione en el hogar, y el Búfalo estará encantado de tener como pareja a un animal tan llamativo, refinado y con ese don de gentes que le ayuda además a incrementar notablemente sus cuentas corrientes.

El Gallo con el Tigre

Ambos son muy diferentes. El Tigre es idealista y vive contracorriente, el Gallo es demasiado intelectual y no se deja arrastrar por la pasión. El Gallo necesita pavonearse ante los demás de sus logros y de sus aventuras, pero al mismo tiempo es muy realista, sabe el precio de cada cosa y lo que cuesta ganarlo. El Tigre no soporta a un Gallo tan excéntrico, presumido y pagado de sí mismo, y el Gallo le contesta que no sabe cómo puede soportar a un animal tan poco intelectual y tan primitivo. Aunque al principio se atraigan y se demuestren mutua admiración, es muy difícil que se soporten más de unos días ya que ninguno de los dos hará concesiones al otro y eso convertiría sus vidas en un infierno.

El Gallo con la Liebre

La Liebre está a punto de sufrir un colapso teniendo a este animal pavoneándose y cacareando a viva voz todas sus habilidades y aventuras a lo largo y ancho de los corrales que hace su amigo el Gallo. No soporta a ese animal ni a sus exabruptos y no parará de cuestionarle a cada momento. El Gallo consigue sacar de sí a la pacífica Liebre y no entiende cómo un ser tan tranquilo como ella demuestra esa agresividad hacia sus plumas. No se soportan mutuamente y tampoco se comprenden, ni se hacen siquiera concesiones.

El Gallo con el Dragón

El Gallo ahueca sus plumas y cacarea subido en un montículo del corral para asegurarse que todos le ven y, sobre todo, que le oyen. El Dragón no necesita hacer nada de éso para que le vean, él sabe que es un ser mágico y deslumbrante que con su sola presencia se hace notar. El Gallo está orgulloso de su amigo el Dragón y le va enseñando a todas las aves de los corrales. El Gallo es consciente de la magia de ese ser mítico y lo hace notar a todo el que quiere oirle. El Dragón se siente subyugado por un animal tan servicial que además aplaude todas sus excentricidades y no tiene ninguna intención de competir con él. Sólo si el Gallo hace enfurecer al Dragón empezarían los problemas, ya que un Dragón enfadado lo menos que puede hacer a un Gallo es dejarle sin una pluma lo primero, y seguramente después convertirlo en un pollo asado con un hierro atravesándole de pico a cola para que todos lo vean.

El Gallo con la Serpiente

Son iguales en muchos aspectos y se entienden a las mil maravillas porque en el fondo buscan lo mismo. Les gusta el lujo y vivir bien, saben que para ello hay que ganar dinero y se las ingenian de mil formas para conseguirlo. Para ellos no existe la palabra escasez porque a ellos les gusta la palabra abundancia y no pararán hasta conseguir todo lo que desean. La Serpiente se divierte con las excentricidades de su amigo el Gallo. El Gallo se siente feliz de tener al lado a alguien que escucha sus aventuras y sonríe cuando agita las plumas. La atracción es mutua entre ambos porque se saben seductores e irresistibles. El Gallo se siente seguro por la habilidad que tiene la Serpiente para los temas financieros y la Serpiente está encantada de tener al lado a un magnífico relaciones públicas capaz de vender algunas plumas a otros gallos.

El Gallo con el Caballo

Les encanta competir entre sí. El Caballo, con un cuerpo espléndido, se cepilla el lomo, se peina la cola y demuestra que no sólo es el más bonito del establo, sino que en las carreras siempre llega el primero. El Gallo se arregla las plumas, se sacude la cresta, emite gorgoritos muy fuertes para que todos le oigan, y dice a viva voz que él es más bonito, más rápido y mucho más inteligente que el Caballo. El Caballo se muestra siempre muy seguro y su lógica puede llegar a ser aplastante. El Gallo, lleno de dudas incluso de sí mismo, no soporta la seguridad del Caballo y le llamará anticuado, primitivo y hasta le llamará bestezuela. El Caballo dirá que el Gallo es presumido, que es solamente un charlatán de feria, un embaucador y un irresponsable, lo cual hará que su convivencia sea absolutamente imposible ya que ninguno entiende, ni lo pretende, al otro.

El Gallo con la Cabra

El Gallo tiene tendencia a analizar y a cuestionar todo y a todos. La Cabra no soporta ni que la analicen ni que la cuestionen y mucho menos tiene intención de aplaudir los gorgoritos que hace el gallo para que todos le oigan al amanecer de cada día. El Gallo, con el ego sin su ración de halagos, empieza a hacer comentarios mordaces sobre la Cabra diciendo que es una irresponsable además de demasiado fantasiosa. El Gallo intenta entender el comportamiento de la Cabra y ella no soporta que la interroguen ni la analicen a todas horas. La Cabra quiere seguir viviendo en su mundo fantasioso y el Gallo se empeña en bajarla de él. La Cabra acabará abandonando a un Gallo que le resulta demasiado analítico además de metomentodo.

El Gallo con el Mono

La franqueza del Gallo le gusta mucho al Mono. Cuando el Gallo empieza a presumir de sus aventuras y a agitar sus plumas, el Mono piensa que es un animal poco culto y demasiado pomposo. El Gallo cuestiona al Mono por saltar de rama en rama y reirse de los demás. El Mono está convencido de que el Gallo es imbécil, además de anticuado y frívolo, y el Gallo no para de recordar al Mono que sus monerías no divierten a nadie. La comunicación entre ellos es si no imposible bastante difícil.

El Gallo con el Gallo

No se soportan mutuamente. Ven reflejados sus defectos en el otro y no pueden con ello. Tener tan cerca a alguien como ellos mismos les sobrepasa. Se enfadarán uno con el otro, sus plumas se volverán rojas, se lanzarán picotazos donde más duele, se dirán las verdades. O se detestan y se destrozan mutuamente o se adoran. El Gallo no tiene término medio. Le opinión de otro Gallo le tiene sin cuidado. No negocian nada, no declaran treguas y se declaran guerras donde todo vale.

El Gallo con el Perro

Son muy parecidos. Les encantan los chismes del vecindario y cuestionarán a los demás sin el mínimo atisbo de compasión. Tanto el Gallo como el Perro son muy francos y no conocen la palabra diplomacia, a la que consideran hipócrita. Ambos tienden a inmiscuirse en los asuntos de los demás metiendo las narices, y los picos, en todo lo que hace el vecindario. El Perro no soporta ni la poca modestia ni las excentricidades del Gallo y se lo dice a cada momento. El Gallo se revuelve contra ese perro tan metomentodo y le lanza un par de picotazos de aviso. Tanto el Perro como el Gallo se lanzan mutuamente picotazos y mordiscos con el único fin de hacer daño al otro. Las demostraciones de fuerza no suelen llevar a ningún sitio excepto a las salas de urgencias de los hospitales.

El Gallo con el Jabalí

El Gallo no es lo suficientemente fuerte como para hacer que el Jabalí se resienta de sus picotazos porque esa primitiva bestezuela tiene la piel muy gruesa. El Jabalí encuentra al Gallo demasiado fanfarrón y pomposo aunque está convencido de que debajo de todas esas plumas de colores habita un gran corazón. El Jabalí es honesto y generoso por naturaleza y al Gallo le desarma tanta franqueza y bondad de una bestezuela tan primitiva como generosa de corazón. El Gallo respeta al Jabalí y viceversa. El Gallo se contiene y no exige al Jabalí su ración diaria de halagos y palmas. El Jabalí aprende del Gallo a ser menos ingenuo y a no dejarse engañar por todo el mundo. Ambos se estimulan, se ayudan y se respetan mutuamente.

El Perro fué el undécimo animal que acudió a la llamada de Buda

El Perro es Yang

El Perro es honesto, leal, valiente y obediente, además de ser también el mejor guardián de sus propiedades. El Perro tiene fama de ser un gran conocedor de los secretos del resto de animales. Y puede mostrarse emocionalmente distante cuando elige la soledad de su refugio en vez de las reuniones con los demás animales. El Perro tiene fama de ser algo testarudo y bastante excéntrico, pero a la hora de la verdad es el primero en echar una mano a cualquiera que pudiera necesitarlo. El Perro no tolera las injusticias. Nada de lo que le rodea le es indiferente. No soporta a los traficantes de perros y es capaz de correr todo tipo de riesgos con tal de liberar de su prisión a sus hermanos. Sólo las injusticias consiguen que afile sus colmillos y declare la guerra a todos los opresores del mundo.

El Perro es muy apreciado por tener buen olfato, y en China dicen que detecta las trampas, y todos los peligros, por eso sus críticas hacia otros animales del zodíaco suelen ser muy atinadas, además de mordaces, y sus luchas constantes contra las injusticias le convierte en alguien tan generoso como bien intencionado. El Perro tiene muy desarrollado el sentido de la lógica, sabe lo que vale cada cosa y también lo que cuesta ganarlo. También tiene una cierta tendencia al pesimismo, y está convencido que esta vida es un valle de lágrimas, además de estar llena de traficantes de perros, y que el ser humano en general no merece su confianza, ni su lealtad. El Perro al ser de naturaleza pesimista siempre estará preparado para lo peor, y nunca se llevará sorpresas desagradables. Ninguna mala noticia le sorprende porque está convencido de que la vida es un purgatorio del que no podemos escapar, y sólo nos queda aceptarlo con resignación. Es un amigo fiel, y leal donde los haya; le gustan las reuniones de amigos y hablar de temas profundos. También se inclina por el estudio de las ciencias ocultas y por todo lo que se salga de lo llamado normal.

El Perro y los Cinco Elementos

El Perro Agente Madera

(14 Febrero 1934 a 3 Febrero 1935)

(y 10 Febrero 1994 a 30 Enero 1995)

Todo lo que desee el perro Agente Madera lo conseguirá. Este Perro tiene el instinto más desarrollado que sus hermanos y su olfato le indicará el camino exacto para llegar a la meta que haya trazado previamente. Los obstáculos no le harán desistir y él seguirá su camino pase lo que pase. No hay duda de que su perseverancia le hará llegar el primero en cualquiera de las carreras en las que compita. Este Perro Agente Madera está convencido que hay que enseñar a los que no saben y por eso mismo su vocación suele estar relacionada, directa o indirectamente, con algún tipo de enseñanza o entrenamiento. Tiene muy arraigado el sentido de la ética, de la justicia y de la moral. No soporta las injusticias. Su misión en este valle de lágrimas es enderezar todo lo que pudiera estar torcido y acabar con cualquier tipo de abuso hacia los oprimidos del mundo. Este Perro Agente Madera es muy estricto con él mismo y siempre espera lo mejor de los demás, aunque nunca obliga a nadie a hacer lo que él mismo se impone, pero siempre esperará de los demás que saquen lo mejor de sí mismos. Este Perro en especial es muy generoso por naturaleza. Son héroes silenciosos y su vocación es la de enseñar a los demás a defenderse en la vida.

En el tema sentimental el Perro Agente Madera se comporta igual que en su vida diaria y sólo quiere que le compensen el cariño que él ha dado y que respeten su filosofía sobre el mundo en el que vive, y ya puestos a pedir a sus parejas también quiere que los demás entiendan y acepten que el hecho de adoptar ese aire lacrimógeno y adoptar esa actitud de perro abandonado es muy común en todos los Perros.

El Perro Agente Fuego

(2 Febrero 1946 a 21 Enero 1947)

(29 Enero 2006 a 17 Febrero 2007)

Del hocico a a la punta del rabo este Perro Agente Fuego es de concurso de belleza debido especialmente a su magnífica estampa. Es muy consciente de ello y por eso mismo se ha ganado la fama de ser un gran seductor. Le gusta rodearse de belleza, todo lo hermoso le atrae. No dudará ni un momento en echar el diente a todo aquel que le impida hacer lo que él quiere. Acepta las reglas sociales siempre y cuando vea incrementado su nivel de vida o sus intereses estén en juego. Es un poco soñador y un tanto idealista. Sueña con cambiar el mundo. Este Perro Agente Fuego es absolutamente encantador y tiene fama de arrastrar a los demás al terreno que a él le interesa. Tiene tan buen olfato como sus otros hermanos y sabe contactar con la gente indicada cuando la necesita así como también sabe encontrar el momento adecuado para que estos contactos le faciliten la labor para poder llevar a cabo todos sus proyectos. Al Perro Agente Fuego los obstáculos le trastornan sobremanera y son capaces de dar grandes rodeos con el fin de sortear las dificultades antes que saltar sobre ellas. No le asusta el trabajo duro, pero tampoco le disgusta no hacer nada.

En el terreno sentimental se muestra igual que en su vida diaria. Tan pronto adopta una actitud lacrimógena como empieza a dar saltos de alegría porque se ha enterado que han detenido a otro traficante de Perros. Este Perro Agente Fuego es algo variable y puede pasar de mostrarse tímido a mostrarse emprendedor de grandes aventuras. Sólo se siente seguro cuando está rodeado de sus amigos o cuando está enamorado. Si encuentra a una pareja que lo entienda, que aguante sus lágrimas y suspiros y que también le preste su hombro cuando haga falta, entonces se convertirá en una pareja duradera y fiel para el resto de la vida.

El Perro Agente Tierra

(18 Febrero 1958 a 7 Febrero 1959)

Este Perro tiene las patas muy bien pegadas al suelo y es consciente de la realidad que le rodea. Este Perro se muestra muy reflexivo y prudente en todo momento, es muy buen consejero y al ser tan realista tiene fama de tomar todo tipo de decisiones y todas ellas muy acertadas. Es muy exigente con los demás y siempre estará dispuesto a ayudar a cualquiera que lo necesite. No soporta las injusticias y sus juicios sobre todo y sobre todos son muy acertados. Este Perro Agente Tierra sabe perfectamente hasta dónde pueden llegar los demás y nunca les hará sobrepasar sus límites ni abusará del poder que pudiera tener. Su olfato, como el del resto de Perros, está muy desarrollado y no sólo detecta todas las trampas, sino que también descubre cualquier peligro que pudiera haber en el camino. Los chinos confían en el Perro porque saben que siguiendo el camino trazado por el perro no caerán en ninguna trampa ni les sorprenderá ningún peligro.

En el terreno sentimental el Perro Agente Tierra es igual que en su vida profesional, que también es muy afortunada, aunque precisamente este Perro sea muy independiente y le cueste mucho formalizar este tipo de compromisos porque en el fondo lo que necesita realmente es sentirse libre. Si encuentra a una pareja que le comprenda, le aguante sus crisis lacrimógenas y soporte sin rechistar sus miradas de Perro abandonado, entonces será fiel y leal de por vida a su pareja.

El Perro Agente Metal

(10 Febrero 1910 a 29 Enero 1911)

(y 6 Febrero 1970 a 26 Enero 1971)

Este es un Perro de metal al que no le gustan los paños calientes. Sus críticas son mordaces y no se calla nada aunque sus intereses estén en juego. Si tiene que ladrar porque han traspasado su propiedad, lo hará para que todos le oigan sin importante si el que ha invadido su territorio es alguien importante que pudiera perjudicarlo en el futuro. Es vengativo y no se detendrá hasta haber clavado los dientes en las pezuñas de sus enemigos. Es muy disciplinado consigo mismo, y también con los demás, de ahí que tenga fama de ser algo distante y demasiado serio en el trato personal. Le gustan los retos y sus objetivos suelen ser muy difíciles, pero nunca imposibles. Este Perro Agente Metal es sumamente materialista y no tiene la paciencia de sus otros hermanos. Es muy franco en sus apreciaciones sobre los demás y no conoce la palabra diplomacia. No soporta las injusticias. Su lealtad, honestidad y fidelidad son muy apreciadas por sus amigos.

En el terreno sentimental el Perro resulta muy atractivo para el sexo opuesto. Le fascina todo lo que sea bello. Este Perro Agente Metal no es muy dado a mantener muchas relaciones sentimentales, en este sentido es muy conservador y tradicional en cuanto al tema noviazgo y compromisos. También suele mostrarse un tanto pasivo  porque le gusta que le dirijan en ese terreno y que su pareja disponga para él una caseta caliente y ordenada donde poder derramar su ración diaria de lágrimas y lamentarse de la gran cantidad de traficantes de perros que hay por todo el mundo. Su pareja tendrá que ser tolerante, paciente y tener siempre a mano unas cuantas cajas de pañuelos.

El Perro Agente Agua

(28 Enero 1922 a 15 Febrero 1923)

(25 Enero 1982 a 12 Febrero 1983)

El Perro Agente Agua es absolutamente encantador al trato, además de ser un animal muy atractivo al que le gusta estar rodeado de sus fieles amigos. Está convencido que no se puede confiar en los humanos y hace verdaderos esfuerzos para soportarlos. Es honesto, fiel y leal como el resto de sus hermanos. Su olfato le avisa de todas las trampas y peligros que hay en el camino y por eso mismo tiene fama entre el resto de animales de ser muy buen consejero y le piden ayuda para solucionar sus problemas porque este Perro precisamente tiene soluciones para todo y para todos. La vida para este Perro Agente Agua es el purgatorio por el que hay que pasar antes de ir al paraíso y no espera grandes cosas de este valle de lágrimas. No soporta las injusticias. Se adapta muy bien al entorno en el que vive y le gusta conocer gente nueva que aporte algo a lo que ya conoce. Es muy popular entre sus amigos porque no sólo les escucha, sino que les da sabios consejos lo que le hace ser muy querido entre todos ellos.

En el terreno sentimental se muestra un tanto confuso ya que puede pasar de la alegría al pesimismo y del calor al frío. A veces quiere comprometerse, sin embargo al rato puede querer salir corriendo. Solamente cuando el amor de su vida aparece entonces se mostrará más tolerante y flexible. Su pareja tiene que tener mucha paciencia y convencerle de que la vida es algo más que un purgatorio, que algún día dejará de haber traficantes de perros, que liberarán a todos los perros oprimidos y también le dirá que ha comprado acciones en la fábrica de pañuelos de papel.

Compatibilidad del Perro con los demás animales del zodíaco

El Perro con la Rata

Tienen muchas cosas en común, son independientes, cariñosos y muy astutos. Se llevan muy bien porque se complementan en algunos aspectos. Aunque el Perro tiene mucho carácter admira a su amiga la Rata e intentan (ambos) que haya armonía en su relación evitando al máximo todo tipo de discusiones. Se hacen concesiones mutuamente. Forman un buen equipo.

El Perro con el Búfalo

El Perro es fiel y leal por naturaleza y eso atrae al Búfalo. El Perro encuentra en el Búfalo la estabilidad que él no tiene, pero el Perro no recibirá del Búfalo toda la atención y la comprensión que necesita. El Perro es sentimental y necesita demostrarlo; el Búfalo controla sus emociones y no soporta las carantoñas del Perro. El Perro y el Búfalo pueden hacerse mutuamente muy desdichados si no aprenden a dosificar sus emociones y dejan de una vez de buscar el uno en el otro lo que nunca van a encontrar.

El Perro con el Tigre

Ambos tienen muchas cosas en común. Son iguales de fantasiosos e imaginativos. No soportan las injusticias y son capaces de hacer el ruido que haga falta con tal de concienciar a los demás. El Tigre se lanza al vacío sin pensar en las consecuencias. El Perro lo frena y le aconseja cómo sacarse mejor partido. El Tigre admira a un Perro que, como él, no soporta las injusticias y se rebela contra ellas. El Perro admira la energía del Tigre y el hecho de que un animal tan majestuoso se preocupe de defender a otros animales más insignificantes e indefensos le subyuga. En el fondo se admiran mutuamente. El Perro es muy emotivo y necesita mucho cariño y el Tigre, que admira al Perro, hace lo que sea con tal de tener a su amigo contento.

El Perro con la Liebre

Son tal para cual. Tienen muchas cosas en común, además de sus gustos. Los dos quieren una madriguera caliente y ordenada donde descansar y hacer sus planes de futuro. Ambos necesitan la seguridad que les da la madriguera, el Perro enseña a la Liebre a quitarle hierro a sus angustias y buscar la fuente de sus males, y la Liebre responde al Perro con ternura y sensibilidad además de ofrecerle la seguridad de su madriguera. Ambos se ayudan mutuamente y quita hierro a sus preocupaciones. Se estimulan directa e indirectamente. El Perro  tiene también sus propias angustias y la Liebre llega a asombrarse de que su pareja le gane en angustias vitales. Se complementan a la perfección y ambos buscan lo mismo.

El Perro con el Dragón

No tienen nada en común. Tampoco podrían compartir ni el mismo jardín. El Perro no respeta al Dragón y se burla de él porque lo encuentra anticuado. El Dragón no entiende por qué el Perro necesita tanta ternura y atención ni por qué tiene esa mirada de perro abandonado. Tampoco entiende los lamentos del Perro ni su búsqueda de un amo. El Dragón está convencido de que el Perro necesita una buena terapia y el Perro desprecia a un Dragón al que considera insensible y poco cariñoso que sólo piensa en desordenar la caseta y si le pisa la cola corre el riesgo de que lance llamas por la boca con el peligro que eso supone para su caseta y para él mismo. Es mejor que se eviten.

El Perro con la Serpiente

Es mejor que se eviten. La inteligente Serpiente tiene una visión algo fría del mundo en el que vive. A ella no le asustan ni el trabajo ni los esfuerzos que hay que hacer para alcanzar sus metas y llegar a la cima. Es muy materialista y su ética es tan sólida como sus planes para conseguir el éxito. El Perro cae rendido a los pies de la Serpiente a la que encuentra, además de muy inteligente, sumamente irresistible y fascinante. El Perro aprende de la astucia de la Serpiente, pero su código ético le impide obrar con la sangría fría de su amiga. El Perro se siente dominado por la Serpiente y quiere escapar de su cerco, pero no puede porque la Serpiente lo ha hecho emocionalmente dependiente y no sabría qué camino tomar si la abandona. El Perro se deja llevar por la Serpiente y ella lo manipula y lleva por donde quiere.

El Perro con el Caballo

Al Caballo le conmueven la fidelidad, el cariño y la lealtad del Perro. El Perro fascina al Caballo porque ve en él justamente todo lo que él no tiene. El Perro se ocupa de los más necesitados, sobre todo de perseguir a los traficantes de perros, y está más tiempo atendiendo a otros perros que en el establo haciendo compañía al Caballo. El Caballo entra y sale a su aire mientras el Perro está ocupado con las necesidades de los demás y desatiende a su pareja. El Caballo se muestra ofendido y reprocha al Perro la poca atención que le presta; el Caballo se marcha a explorar nuevas praderas y a buscar a otro animal menos frágil y lacrimógeno mientras el Perro se queda en el establo lamiéndose las heridas.

El Perro con la Cabra

Perro se queda en el establo. El Perro se conmueve con la angustia vital de la Cabra y empezará a darle la razón en todo confirmando que la vida es un infierno del que no podemos escapar. La Cabra de momento se consuela al ver que alguien la comprende, pero al poco se da cuenta de que tener al lado a un Perro tan depresivo como ella no ayuda mucho. Ella habla de sus angustias vitales, el Perro la deja hablar y luego empieza a gimotear contando las suyas propias y lamentándose de la vida tan desgraciada de otros perros. El Perro  no hace más que recordarle a la Cabra que tenga cuidado por donde pisa en el prado no vaya a romperse una pezuña. La Cabra no soporta que se metan en sus cosas y sale al parado a dar brincos ante la mirada compungida del Perro. El Perro es depresivo por naturaleza y conseguirá deprimir a la Cabra. Ambos se complementan muy bien porque además pueden compartir pañuelos.

El Perro con el Mono

El Perro cae rendido ante las monerías del Mono. El Mono se siente complacido de tener al lado a un animal tan fiel que le mira con amor. El Perro siente fascinación por un Mono con tanto talento e imaginación, por eso no tiene ninguna intención de hacerle sombra y mucho menos de quitarle protagonismo. El Mono considera que el Perro es demasiado simple, pero muy fiel, aunque bastante pesimista y muy ocupado en perseguir a los traficantes de Perros. El Perro admira a un Mono que tiene todas las cualidades de las que él carece y no tiene ninguna intención de competir con él. Pero a pesar de todo ambos reconocen las grandes cualidades del otro y se encargarán de hacerlas notar a cada momento.

El Perro con el Gallo

Son muy parecidos. Les encantan los chismes del vecindario y cuestionarán a los demás sin el mínimo atisbo de compasión. Tanto el Gallo como el Perro son muy francos y no conocen la palabra diplomacia, a la que consideran hipócrita. Ambos tienden a inmiscuirse en los asuntos de los demás metiendo las narices, y los picos, en todo lo que hace el vecindario. El Perro no soporta ni la poca modestia ni las excentricidades del Gallo y se lo dice a cada momento. El Gallo se revuelve contra ese perro tan metomentodo y le lanza un par de picotazos de aviso. Tanto el Perro como el Gallo se lanzan mutuamente picotazos y mordiscos con el único fin de hacer daño al otro. Las demostraciones de fuerza no suelen llevar a ningún sitio excepto a las salas de urgencias de los hospitales.

El Perro con el Perro

Entre ellos no hay problemas. Se ocupan amorosamente de los más necesitados y se motivan mutuamente. Los dos quieren lo mismo: tener un hogar donde haya mucho cariño y paz. Sus correspondientes toques de pesimismo no podrán acabar con la armonía familiar por mucho que se imaginen siempre lo peor. El Perro hembra es algo más optimista y se encargará de quitar hierro a todos los asuntos que pudieran preocupar a su pareja. Aún así es conveniente tener a mano una buena reserva de pañuelos.

El Perro con el Jabalí

Son muy diferentes, pero se complementan bastante bien. El Jabalí convence a su amigo de que la vida es algo mejor que el purgatorio y le enseña a quitarse todo tipo de temores. El Perro se deja convencer por su amigo el Jabalí de que la vida no es un drama griego y se siente subyugado por la bondad y la generosidad de esa primitiva bestezuela tan tierna y cariñosa como el mismo Perro.

El Jabalí (o Cerdo) fué el duodécimo animal que acudió a la llamada de Buda

El Jabalí (o Cerdo) es Yin

El Jabalí es tranquilo, muy servicial, amable, educado y muy sincero. Le gustan los detalles y puede mostrarse muy maternal tanto con sus crías como con las de sus amigos. Su problema es que no sabe decir que no a nadie, y otros animales tienden a abusar de su generosidad. El Jabalí (o Cerdo) puede mostrarse también desconfiado, pero mucho menos desconfiado que ingenuo. Su aspecto físico y su gran corazón ocultan mucha fuerza de voluntad así como una obsesiva independencia. No sabe mentir y ni tan siquiera se ha planteado intentarlo. Es honesto y franco, pero puede enfadarse mucho si alguien duda de su honorabilidad o mancha su buen nombre. Es consciente de que nadie es perfecto y que todos nos equivocamos. Cuando tiene algún éxito lo celebra y cuando se topa con algún fracaso lo acepta y aprende de esa experiencia. Si alguien intenta provocarle éste mirará para otro lado. Detesta las relaciones de fuerza y no entra a ninguna provocación venga del animal del zodíaco que venga. No le gustan las discusiones ni las peleas entre animales, y sólo intervendrá si consiguen sobrepasar los límites de su paciencia y entonces sus bramidos podrán oírse en todo el prado.

 

El Jabalí (o Cerdo) es sociable, pero no mundano, y le gusta organizar fiestas y reuniones para sus amigos, que son todo un éxito, lo cual le convierte en un anfitrión perfecto. Al Jabalí le gusta la independencia y pasar largos ratos intentando encontrar soluciones a sus problemas, o bien dando forma a sus proyectos. La soledad es una de sus mejores aliadas y no tiene ningún inconveniente en pasar largas horas, e incluso días, aislado buscando todo tipo de soluciones tanto a sus problemas como a los de los demás. Su generosidad y entrega a las causas ajenas no tienen límites. El Jabalí es leal a sus amigos. Todas sus relaciones son profundas y su fidelidad es bien conocida en toda China. El Jabalí es noble y generoso, y  aunque en un principio él de mucho de sí mismo sabe que después recibirá algo parecido. El Jabalí es muy convencional en algunos sentidos y le gustan las tradiciones. Es un animal muy resistente, tanto física como emocionalmente, y en China está considerado como el perfecto intermediario entre dos polos opuestos.

El Jabalí y los Cinco Elementos

El Jabalí Agente Madera

(4 Febrero 1935 a 23 Enero 1936)

(y 31 Enero 1995 a 18 Febrero 1996)

Este Jabalí es el más generoso de los cinco. Es el patrocinador ideal de cualquier tipo de obra benéfica que ayude a los más necesitados sean quienes sean. Es muy hábil a la hora de convencer a todo el que pueda colaborar en sus obras de caridad con el fin de poder recaudar el dinero suficiente que necesita para financiar sus proyectos benéficos. Este Jabalí Agente Madera es muy ambicioso y trabaja a lo grande porque siempre quiere lo mejor entre lo mejor. Le gusta tener éxito y que reconozcan sus esfuerzos, pero la fama tiene dos caras, como la Luna, y lo mismo que la gente está al tanto de sus obras de caridad en la ciudad, también puede estar pendiente de sus visitas a ciertos lugares que los conservadores que financian sus obras de caridad desaprobarían si llegaran a enterarse.

En el terreno sentimental es algo anticuado y le gustan las tradiciones. El Jabalí Agente Madera tarda mucho en comprometerse formalmente porque primero tiene que haber vivido y disfrutado lo suficiente como para pensar en retirarse, y se planteará empezar a formalizar una relación sentimental pasada la madurez. Es muy hábil a la hora de aceptar un compromiso sentimental y seguir viviendo la vida a su manera sin que su pareja ponga el grito en el cielo.

El Jabalí (o Cerdo) Agente Fuego

(22 Enero 1947 a 9 Febrero 1948)

(y 18 Febrero 2007 a 6 Febrero 2008)

Este Jabalí Agente Fuego se crece ante las dificultades y se ilusiona enseguida con todos los proyectos que se le pongan por delante. Todo lo que hace el Jabalí lo hace a lo grande. Este Jabalí es más inquieto que sus hermanos y también es muy generoso tanto con su familia como con las de los demás. No tiene medida de su generosidad y algunos pueden pensar que es demasiado bonachón y que acabará en la ruina si sigue repartiendo sus bienes tan generosamente. Es muy brillante y puede alcanzar todas las metas que se haya propuesto porque para él no hay límites y todo lo que haga será más grande que lo más grande. Si se inclina por el lado generoso y de los negocios, llegará muy lejos y a pesar de su desmedida generosidad acabará siendo muy rico, pero si se inclina por el lado de los desenfrenos de todo tipo puede acabar metido en algunos problemas serios además de arruinado.

En el terreno sentimental este Jabalí Agente Fuego es mucho más afortunado que sus hermanos ya que, al haber vivido tanto y tan intensamente, le resulta muy fácil conquistar el objeto de su deseo y seguir viviendo a su aire con el beneplácito de su pareja ya que él, como sus otros hermanos, se encargará de convencerla de que necesita tiempo libre sin tener que extenderse en más detalles.

El Jabalí Agente Tierra

(8 Febrero 1959 a 27 Enero 1960)

Este Jabalí Agente Tierra es el más romántico y generoso de sus hermanos. Es tan cariñoso y delicado que puede hacer mella a los corazones más duros y llevarlos a su terreno. Es muy convincente a la hora de pedir cariño, compañía e incluso dinero en acciones para su empresa, empresa de la que probablemente será el dueño y señor y en la que se mostrará muy responsable en todo momento. Para él los compromisos y las responsabilidades adquiridas para con sus empleados y amigos son sagradas y hará lo impensable por cumplir con todas sus obligaciones tanto a nivel profesional como personal. Es muy responsable y calcula con mucha precisión todos los riesgos que corre. Ni las dificultades ni los obstáculos le detienen en su proyecto, el Jabalí Agente Tierra está convencido de que si hoy todo ha salido mal seguramente mañana todo saldrá bien. Es muy ambicioso y tiene muy claro lo que quiere en la vida. Para realizarse tanto a nivel personal como profesional necesita apoyarse en un hogar estable y tener una familia en la que haya armonía y paz.

En el terreno sentimental el Jabalí Agente Tierra es el más tradicional. No le gusta correr de un prado a otro porque necesita esa energía para hacer su empresa más grande y conseguir mayor número de accionistas, además de para tener más empleados y vender mejores productos que la competencia. Necesita apoyarse en su pareja y en su familia para triunfar en la vida y no dudará en comprometerse a una edad muy temprana.

El Jabalí Agente Metal

(30 Enero 1911 a 17 Febrero 1912)

(27 Enero 1971 a 15 Febrero 1972)

A este Jabalí Agente Metal le gusta la abundancia en todo: en salud, en dinero, en amistad, en amor, en buenos negocios, pero no podemos olvidar que este Jabalí es el más altruista de los cinco y que se desvive por ayudar a todo el que lo necesita. Este Jabalí Agente Metal está abierto a otras formas de pensamiento, es muy liberal en muchos aspectos, y siempre estará dispuesto a ayudar, aunque pondrá cerrar la mano si se topa con algún necesitado de mente estrecha o intolerante. Es capaz de movilizar a amigos y vecinos con tal recaudar dinero suficiente para levantar un hospital y a pesar de haber hecho colaborar a sus amigos en esa causa, ellos siempre se sentirán afortunados de tener un amigo tan generoso y entregado a los demás como este Jabalí. Es un trabajador muy resistente al que no le asustan las dificultades y sabe que sólo con el esfuerzo personal y la ayuda de un buen equipo se puede llegar muy lejos. La buena suerte en los negocios es la recompensa a toda su generosidad y a sus esfuerzos profesionales.

En el terreno sentimental este Jabalí Agente Metal no tiene intención de comprometerse muy pronto puesto que quiere dedicar toda su energía a desarrollar sus proyectos y llevar a cabo sus planes. Si encuentra a la pareja ideal no dudará en comprometerse y si su pareja acepta que su Jabalí pase más horas trabajando y en interminables cenas de negocios que con ella entonces permanecerán juntos para siempre.

El Jabalí Agente Agua

(16 Febrero 1923 a 23 Febrero 1924)

(y 13 Febrero 1983 a 1 Febrero 1984)

Este Jabalí Agente Agua puede mostrarse tan hábil negociador y tan paciente a la hora de cerrar un contrato como estar planeando la forma de conseguir dinero para construir casas a los más necesitados. Es muy generoso por naturaleza y le cuesta pensar que los demás han obrado con mala intención. Para él todos son buenos y si han hecho algo malo debe haber sido a causa de algún error. Le gusta la vida social, pero no es un animal mundano, prefiere la tranquilidad del hogar a una fiesta muy ruidosa a no ser que la fiesta la haya organizado él con el único propósito de recaudar dinero para construir una escuela. Este Jabalí Agente Agua se entrega sin medida a las grandes causas haciendo la vida mucho más agradable a los que más lo necesitan. Este Jabalí Agente Agua está muy seguro de sí mismo y siempre ha sabido lo que quiere y la forma de conseguirlo. El quiere llegar a la cima, a lo más alto, no tiene prisa, sabe que el esfuerzo y la paciencia son sus mejores aliados a la hora de lograr todo tipo de éxitos.

En el terreno sentimental este Jabalí Agente Agua tiene la misma suerte que en su vida profesional y financiera. Suele comprometerse muy joven puesto que necesita de la estabilidad familiar para centrarse en sus proyectos. Si encuentra a la pareja ideal será para toda la vida. Este Jabalí Agente Agua, como sus otros hermanos, tiene que tener cuidado a la hora de controlar sus caprichos (o más bien sus excesos), puesto que sus enemigos podrían utilizarlos en contra suya.

Compatibilidad del Jabalí (o Cerdo) con los demás animales del zodíaco

El Jabalí con la Rata

Son tal para cual. Tienen los mismos gustos y las mismas metas, son igual de ambiciosos. Se atraen mutuamente. Les gusta mucho divertirse juntos, lo pasan muy bien. Consiguen evadirse de sus problemas con facilidad y existe el riesgo de que el Jabalí arrastre a la Rata a alguna de sus locas aventuras. La Rata puede perder su sentido práctico si se enamora de un Jabalí.

El Jabalí con el Búfalo

Tienen muchas cosas en común, como la paciencia, la ética y la responsabilidad. Ambos son muy tranquilos y nunca pierden los papeles. Sin embargo el Jabalí gusta de retozar en otros campos y no entiende cómo el Búfalo no se aburre siempre dentro de la misma parcela. El Jabalí no entiende que haya que economizar tanto para llegar a poseer más bienes. El Jabalí es derrochador y vive al día, se burla de las economías que hace su amigo el Búfalo. El Jabalí quiere que el Búfalo se divierta más y trabaje menos. El Búfalo quiere que el Jabalí se divierta menos y trabaje algo. A pesar de todo se complementan muy bien porque uno le da al otro la confianza que no tiene y el otro le da al primero la alegría de vivir que le sobra.

El Jabalí con el Tigre

Ambos se complementan porque son igual de idealistas. El Jabalí admira a un Tigre tan valiente y majestuoso y le sigue los pasos. También le aconseja cómo ser más práctico y a conocer el valor de cada cosa. El Tigre siente admiración por un Jabalí tan práctico y realista que se ha convertido en su sombra y le sigue a todas partes. El Tigre enseña al Jabalí lo que es la pasión y el Jabalí le enseña lo que es la sensualidad. Su unión, sin grandes concesiones, puede durar para siempre porque se estimulan mutuamente.

El Jabalí con la Liebre

Se consideran dos afortunados por el simple hecho de haberse conocido. Aunque el Jabalí es de naturaleza solitario, no le hace ascos a la confortable y caliente madriguera de la Liebre. La Liebre, sabiendo que el Jabalí gusta de la soledad, procura no molestarle y dejarle más espacio para que pueda moverse sin agobios. La Liebre, más astuta y práctica, ayuda al Jabalí a administrar mejor el dinero y a hacer mejores inversiones. El Jabalí admira a una Liebre tan práctica que le respeta y permite invadir su madriguera. La Liebre está feliz de tener al lado a un animal tan comprensivo que la acepta tal y como es y no quiere hacerla cambiar.

El Jabalí con el Dragón

El Jabalí se siente fascinado por este animal mítico que es el Dragón. No quiere cambiarle, lo admira por lo que es y por cómo es. El Dragón no cabe en sí de gozo: !por fin un animal que lo acepta tal y como es y no quiere cambiarle!, no puede imaginarse tener tanta suerte al haber encontrado a un animal que le deja hacer todo lo que quiere y no le reprocha nada. El Jabalí lo admira y le dá ánimos. El Dragón se crece ante tanto halago. El Jabalí anhela que el Dragón le necesite, y el Dragón sabe que el Jabalí estará junto a él cuando realmente lo necesite. El Dragón se siente muy feliz teniendo al lado a un ser tan resignado, cariñoso y excepcional, y el Jabalí no se imagina la vida sin el mítico Dragón al lado. Ambos se estimulan y se ayudan, no podría haber unión más perfecta.

El Jabalí con la Serpiente

El Jabalí es un animal algo ingenuo, confiado y bastante manipulable. Se siente hechizado por la Serpiente. Tienen muchas cosas en común, pero el Jabalí siente que su amiga la Serpiente es demasiado culta y refinada para él, que en el fondo se sabe un animal salvaje y primitivo. El Jabalí necesita mucho cariño y comprensión, pero la Serpiente no entiende esas emociones en un animal tan fuerte y valiente como el Jabalí. El Jabalí se marchará del nido con el convencimiento de que un ser tan primitivo y poco cultivado como él no tiene derecho a compartir su vida con alguien tan refinado y culto como una Serpiente.

El Jabalí con el Caballo

La atracción es mutua. El atractivo y sensual Jabalí enloquece al apasionado Caballo que cae rendido a las pezuñas de su pareja. El Caballo es un tanto egoísta y tiende a abusar de sus parejas. La tolerancia y la generosidad del Jabalí vuelven loco al Caballo y sólo cuestiona al Jabalí el hecho de querer agradar a todos, cosa del todo imposible. El Jabalí es tierno y sensible, algo ingenuo y muy honesto; necesita mucho cariño, mientras que el Caballo, algo egoísta y poco dado a hacer concesiones de ningún tipo, no entiende a ese animal tan sensible y excesivamente generoso. Acabarán no soportándose mutuamente.

El Jabalí con la Cabra

La Cabra cae rendida ante las pezuñas de esta bestezuela sensual que se desvive por ella. La Cabra admira la facilidad que tiene su amigo el Jabalí a la hora de incrementar su patrimonio. El Jabalí está encantado de tener al lado a una Cabra tan delicada y artística. La Cabra se desvive por el Jabalí y convierte el establo en un palacio. La Cabra es refinada y tiene muy buen gusto para todo; el Jabalí está encantado de vivir en un establo tan cómodo y elegante que parece un palacio. Se hacen concesiones mutuamente. El Jabalí no cuestiona que la Cabra fantasee ni haga cabriolas en el prado y la Cabra hará todo lo posible para que el Jabalí se sienta tan cómodo y atendido que no tenga intención de buscar otro establo.

El Jabalí con el Mono

El Mono no sabía que existiera un animal tan fiel y leal como el Jabalí. Nunca se imaginó que un animal tan primitivo pudiera ser tan generoso, ingenuo ni que tuviera tan buen corazón. El Mono se siente conmovido por esta bestezuela tan fuera de lo común y se siente abrumado ante esa montaña de bondad y devoción ciega. El Jabalí , preocupado por las necesidades de los demás, no pone medida a la hora de llenar la bolsa para los más necesitados y el Mono está convencido de que se están aprovechando de la buena voluntad del Jabalí, que es incapaz de pensar mal de nadie y cree todo lo que le dicen. Todo ésto irrita mucho al Mono que ve cómo sus reservas van menguando. El Jabalí seguirá repartiendo sus bienes entre los más necesitados y el Mono acabará marchándose llevándose lo que queda de su bien surtida despensa.

El Jabalí con el Gallo

El Gallo no es lo suficientemente fuerte como para hacer que el Jabalí se resienta de sus picotazos porque esa primitiva bestezuela tiene la piel muy gruesa. El Jabalí encuentra al Gallo demasiado fanfarrón y pomposo aunque está convencido de que debajo de todas esas plumas de colores habita un gran corazón. El Jabalí es honesto y generoso por naturaleza y al Gallo le desarma tanta franqueza y bondad de una bestezuela tan primitiva como generosa de corazón. El Gallo respeta al Jabalí y viveversa. El Gallo se contiene y no exige al Jabalí su ración diaria de halagos y palmas. El Jabalí aprende del Gallo a ser menos ingenuo y a no dejarse engañar por todo el mundo. Ambos se estimulan, se ayudan y se respetan mutuamente.

El Jabalí con el Perro

Son muy diferentes, pero se complementan bastante bien. El Jabalí convence a su amigo de que la vida es algo mejor que el purgatorio y le enseña a quitarse todo tipo de temores. El Perro se deja convencer por su amigo el Jabalí de que la vida no es un drama griego y se siente subyugado por la bondad y la generosidad de esa primitiva bestezuela tan tierna y cariñosa como el mismo Perro.

El Jabalí con el Jabalí

Se adoran con amor sincero y se aceptan con todos sus defectos y virtudes sin poner objeciones. Les gusta estar juntos, se divierten y lo pasan muy bien, no necesitan a nadie más. Uno de los dos deberá bajar a la realidad y tomar todo tipo de decisiones que les ayuden a conseguir el éxito que siempre han anhelado. Juntos no son muy disciplinados y les gusta vivir en su mundo, pero son tan bondadosos y siempre tienen esa buena disposición para ayudar al que lo necesite que es imposible que tengan ningún enemigo. Todo se les perdona porque es muy difícil encontrarse a dos seres tan amorosos y con ese corazón tan grande como ellos.

María de Gracia

https://www.lecturatarot.com/blog/

https://www.lecturatarot.com/

www.mariadegracia.net/

www.lectura-tarot.com/

(derechos reservados-prohibida su reproducción)

Acerca de María de Gracia

Me llamo María de Gracia, soy natural de Madrid, España, y dedico todo el tiempo que puedo a mi blog, a mis artículos, a las clases, a algunas terapias, y también a leer las cartas del Tarot de Marsella. No estoy en ninguna red social, ni en facebook, ni en ninguna otra, ya que mi trabajo en el blog, y mi familia, ocupan la mayor parte de mi tiempo. Gracias por visitar mi blog y por seguir confiando en mi trabajo. Un saludo muy cordial, María de Gracia
Esta entrada fue publicada en Horóscopos. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *