Ceromancia (adivinación con cera de velas)

La Ceromancia, del griego: “keros”, cera, y “manteia”, adivinación, es el arte de la lectura del futuro utilizando la cera de una vela, y, a veces, también se utiliza el agua, lo cual indica que es una forma de hidromancia, en el sentido de que la cera gotea en el agua fría formando todo tipo de figuras, o letras, o símbolos, endurecidos por la frialdad del agua, y que son interpretados por el adivino.

La forma en que una vela se manifiesta cuando está ardiendo, según la tradición, indica que es la energía de las personas la que está dentro, o sus espíritus, o de los individuos a los que se ha invocado, o con los que se quiere hablar, o están en el ambiente viviendo con nosotros. De ahí que según el movimiento que efectue la llama, se interpreta como los mensajes que nos están enviando desde el otro lado, tal y como se especifica en el arte de la litomancia.

Pero, sin embargo, la ceromancia es el arte de la adivinación del presente, pasado y futuro, del consultante, o sirve también para contestar a sus preguntas, utilizando la cera derretida, y rápidamente enfriada, de una vela. En el arte de la adivinación, la forma en que una vela se derrite, y hacia donde van las gotas, puede significar muchas cosas, pero para ello hay que saber interpretarlas. Si tenemos en cuenta la sabiduría antigua, y popular, nos encontramos con que este arte también se usaba por las civilizaciones paganas, pre-cristianas, y se convirtió en muy popular entre los celtas, griegos, y romanos, e incluso entre los pueblos nórdicos, según las noticias que tenemos de las diferentes tradiciones y mitologías. La gente siempre ha querido saber lo que le deparaba el futuro, y a los peligros, o sorpresas, a las que se enfrentaba, de ahí que intentara saberlo sin consultar con los oráculos, sino de forma personal y particular, y a veces lo hacían en sus propias casas como si se tratara de un juego de mesa.

Se tienen noticias de que en los tiempos de los celtas, y las religiones paganas, la práctica de la adivinación con cera de velas se remonta al año 500 antes de C., y la leyenda dice que empezó cuando una vela se quemaba durante la noche de vigilia de un druída, y la cera se vertió en un recipiente, y luego, de forma natural, fue a parar a una balsa de agua fría. Y los druidas entendieron que los augurios para el futuro podrían ser leídos de acuerdo a la solidificación de las gotas de la cera en el agua. Pero luego, los druidas, también usaron la ceromancia como parte de algunos rituales religiosos, y de magia, que se extendieron al resto de culturas.

Las formas que va alcanzando la cera de las velas son las señales de lo que nos deparará el destino, pero también las posibilidades, y los caminos que se abren para el consultante. Si la llama de la vela está enterrada, o la cera derretida la entierra, o la apaga, eso significa que no es buen momento para el consultante hacer esa consulta, y debe esperar para mejor ocasión.

Algunas gotas de cera hacen formas, o símbolos, que quizá solo signifiquen algo para el consultante, y no entren dentro de las interpretaciones al uso que todos conocemos, lo cual nos lleva a que ese manual simple de significados, es solo la base de una interpretación que, seguramente, hará mucho más acertada el intérprete, ya que no todas las formas de la cera tienen el mismo significado para unos y otros consultantes.

El arte de la ceromancia se divide en dos partes:

Una es “ceromancia sensu stricto”, o: “adivinación por la cera de la vela”

Y la otra es: “ceromancia sensu lato”, o :”adivinación por la cera derretida y el agua.

Los métodos para adivinación con cera son variados, pero todos están basados en las mismas tradiciones con muy pocas diferencias desde la antigüedad hasta nuestros días. Es importante observar la rapidez con la que se quema la vela. Si se quema demasiado rápidamente, puede ser indicio de mal agüero, o de no ser el mejor día para hacer esas consultas y las consultas deben dejarse para más adelante. Si se quema la llama muy despacio, indica que hay fuerzas opuestas a esa interpretación, y conviene dejarla para más adelante.

“Ceromancia sensu stricto”, o “adivinación por la cera de la vela”

Lo más recomendable es que la vela se queme de forma natural, tal y como hacen cuando las encendemos parar adornar una mesa, o para limpiar de energías negativas el ambiente.

– Si en la vela que ya está ardiendo, y que hemos encendido con una cerilla de madera, vemos que la llama se apaga con frecuencia, o se quema muy lentamente, y los bultos, o gotas de cera, que va desprendiendo hacen cascada en los lados, significa que la vela está enviando el mensaje de que algo, alguna influencia, está desafiando al consultante, entonces hay que apagarla y empezar de nuevo con otra vela. Es conveniente encender velas nuevas, sin usar, hasta que ardan con normalidad y comprobemos que no haya interferencias. Las velas deben apagarse usando los dos dedos de la mano derecha debidamente mojados, y evitar apagarlas usando el aliento; porque el aliento de las personas es vida, y la vida no puede “matar” al calor.

Las formas que vaya adquiriendo la cera:

– Si la cera gotea mucho y forma pilares, como cascadas, o gotas congeladas, por lo general se interpreta como señal de que el éxito se está acercando, dependiendo de la pregunta del consultante, pero solo será con esfuerzo y sacrificios. Estas formaciones de cera permanecen poco rato y se consideran transitorias. Las formas permanentes las encontramos en la cera residual que permanece en la base de la vela, ya consumida de forma natural. En este arte hay que dejar que la vela se consuma totalmente y leer las gotas, o los bloques, de cera que hayan caído en su base.

– Si esa cera ya derretida, y en la base de la vela, tiene forma de luna, podría interpretarse como de comienzo, empezar algo, y si tiene forma de ojo, podría indicar: influencia negativa, mal de ojo, mirada maliciosa. Es importante saber los significados de las figuras más comunes para hacer una interpretación buena, pero también el adivino debe escuchar a su intuición con el fin de dar una lectura más completa, o más acertada.

Las interpretaciones con la cera de las velas variarían dependiendo siempre del tipo de vela que se utilice, y también del propósito que se tenga con la vela.

Por ejemplo: Si estamos usando las velas para influir en la relación de dos personas para unirlas, sentimental, o de amistad, se utilizarían dos velas de diferentes colores con el nombre de uno y otro en cada una de ellas grabados en el lateral, y poniéndolas muy juntas, y distanciadas entre sí, más o menos, tres centímetros. Después se encienden con cerillas de madera, y si la llama arde de forma natural, y la cera se derrite, y cae hacia la base, para conseguir el efecto deseado, las ceras de ambas velas deberían juntarse de forma natural. Entonces significa que esas dos personas volverán a estar juntas muy pronto.

Cuando una vela arde demasiado rápido, y las lágrimas de cera van cayendo por un lado de forma contínua, y muy deprisa, eso puede interpretarse como lágrimas a la pregunta que ha hecho el consultante. Pero si la pregunta que ha hecho está relacionada con el dinero, y se han puesto previamente unas monedas alrededor de la base de la vela, entonces esas mismas lágrimas de cera indican que recibirá ese dinero, y algo más, es decir: todo favorable en asuntos materiales.

Las interpretaciones que se hacen con la cera de las velas varían dependiendo de las preguntas que haga el consultante. Algunos intérpretes, o adivinos, suelen ungir con aceite las velas para que ardan más deprisa, y así poder hacer una lectura más rápida, pero no es un sistema muy fiable porque la rapidez antinatural de la llama, puede desvirtuar los símbolos que la cera va dejando caer, lo cual significa que lo más seguro para una buena interpretación, es dejar que la vela arda de forma natural, aunque se tarde algo más de tiempo en su interpretación.

“Ceromancia sensu lato”, o “adivinación por la cera derretida y el agua”

Uno de los métodos más sencillos de interpretación de la ceromancia, es el que se usa también con agua, es decir: hidromancia.

Es tan sencillo que solo se necesita dejar caer unas gotas de cera, espaciadamente, en el agua fría, hasta que el consultante considere que ya han caído suficientes. Al tocar la superficie del agua fría, las gotas de cera derretida se endurecerán, y formarán símbolos, o figuras, que se podrán analizar por el intérprete. Además de las interpretaciones tradicionales que se han hecho siempre, el intérprete debe usar su intuición con el fin de hacer una lectura más acertada. Algunos símbolos se interpretan igual que en otras formas de adivinación, como las hojas del té, o los posos del café, etc., y aquí también siguen siendo muy importantes, tanto las preguntas, como lo que quiera saber el consultante, así como el instinto muy desarrollado que debería tener el intérprete.

El procedimiento más básico es como sigue:

– Se enciende una vela y se inclina en un ángulo de 145 grados sobre una cuenco con agua fría que permita que la cera al caer se solidifique y flote. A medida que el consultante hace las preguntas, y las gotas van cayendo en el agua, el adivino hace la interpretación correspondiente de cada gota que ha caído en el agua y ha tomado ya una forma específica.

Esa es la forma más tradicional, luego cada intérprete aplica sus variaciones, pero, al final, lo que cuenta es que las interpretaciones que se hagan, usando uno, u otros métodos, sean las más acertadas posibles.

Otro método de interpretación es introducir dos velas, o una, en un recipiente, y llenarlo de agua fría hasta la mitad de las velas, o menos, y dejar que las gotas de cera caliente vayan cayendo de forma natural al agua, que se enfriarán inmediatamente, y tomarán formas diferentes, y se leerán las interpretaciones correspondientes dependiendo siempre de las preguntas que haya hecho el consultante.

Interpretación elemental de los símbolos, o formas de la cera:

Letra A:

Abanico = una sorpresa te está esperando

Alubias, frijoles = dificultades de dinero

Ancla = los sentimientos de tu ser querido son auténticos

Anillo = el matrimonio puede ser posible en un corto espacio de tiempo

Arbol = un buen momento para las nuevas empresas

Avión = un experiencia decepcionante, una decepción

Letra B:

Bastón  = sales de casa – también salen las visitas

Bebé = los problemas vienen

Broche = tu amante/marido/esposa se sentirá atraído por otro/a

Bruja = el peligro pasará de largo

Letra C:

Cadena = seguir adelante con tus planes

Cama = necesitas unas vacaciones

Campanas = una boda

Casa = vendrán tiempos mejores

Círculo = reconciliación

Cometa = tu deseo se desvanecerá

Copa = discusión fuerte con alguien

Corazón = una amistad se convertirá en amor

Corona = enfermedad

Cruz = No temas porque estáis protegidos

Letra E:

Escalera = hay que tomar medidas para cambiar tu actitud
hacia un viejo amigo, o hacia alguien de tu pasado.

Escoba = hacer un cambio
Estrella = felicidad

Letra F:

Fantasma = alguien del pasado te está buscando

Frijoles, alubias = dificultades de dinero

Letra G:

Gato = un amigo es falso

Globo, pelota = tu problema no durará mucho tiempo
Gusano = los negocios te preocupan – debes prestarles atención

Letra H:

Hierba = la buena suerte se está acercando

Hojas, hoja = las cosas van a cambiar en breve
Huevos = nuevos acontecimientos en breve

Letra L:

Lápiz = esperar la carta de un pariente, o amigo

León = una situación desagradable se está desarrollando
Llave = un retroceso en los planes –  debes esperar
Luna = viene más dinero

Letra M:

Mesa = Abundancia de bendiciones y de buena suerte
Montaña = los buenos amigos están dispuestos a ayudarte

Letra N:

Nube, nubes = algo, o alguien, te amenaza

Letra O:

Oreja = te conviene estar alerta para una oportunidad en el trabajo

Letra P:

Pájaro = las noticias llegarán pronto
Pantalones = las tentaciones serán fuertes

Paraguas = las dificultades están llegando
Pelota, o globo = tu problema no durará mucho tiempo

Perro = tu autoestima es muy baja
Pescado = alguien te traicionará

Pluma = el problema será resuelto
Puente = tendrás una oportunidad

Letra R:

Rueda = alguien que ha estado lejos volverá pronto

Letra S:

Serpiente = estar en guardia contra un enemigo

Sol = buena suerte en general

Sombrero = un cambio de residencia

Letra T:

Tela de araña = acontecimientos agradables

Tijeras = separación

Tubería, tubo = paz y confort

Letra V:

Vela = el crecimiento espiritual

Letra Z:

Zapato = sospechas sobre alguien que conoces desde hace poco

Es importante tener en cuenta que si este arte se usa como juego de mesa, las interpretaciones que se hagan, positivas o negativas, podrían herir algunas sensibilidades, o influir en algunas personas de forma negativa. Lo más recomendable es consultar con un intérprete, o adivino, que será quien haga unas interpretaciones más acertadas, ya que siempre tendrá en cuenta la sensibilidad de cada consultante.

María de Gracia

www.lectura-tarot.com

www.lecturatarot.com

http://blog.lecturatarot.com/

www.mariadegracia.net

(derechos reservados-prohibida su reproducción)

Bibliografía:

– “Encyclopedia of 10.000 Spells! – J. Illes

– “Intuitive Living” – D.K. Raulling

– “Dictionary of the Occult” – Varios Autores

– “Prophecy and Divination” – G. Dunwich

Acerca de María de Gracia

Me llamo María de Gracia, soy natural de Madrid, España, y dedico todo el tiempo que puedo a mi blog, a mis artículos, a las clases, a algunas terapias, y también a leer las cartas del Tarot de Marsella. No estoy en ninguna red social, ni en facebook, ni en ninguna otra, ya que mi trabajo en el blog, y mi familia, ocupan la mayor parte de mi tiempo. Gracias por visitar mi blog y por seguir confiando en mi trabajo. Un saludo muy cordial, María de Gracia
Esta entrada fue publicada en Mis artículos. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>