El Kybalión (los siete principios herméticos)

La palabra “Kybalión”, tal y como se la conoce, parece ser muy vagamente de origen griego, pero en ese idioma no tiene sentido, aunque tampoco es una palabra de origen hebreo, ni está relacionada con la Cábala, pero en algunos pasajes de ésta, se habla de los princpios herméticos, y entre sus escritos se encuentra uno titulado:  קַבָּלָ n (Kybalion) donde podemos encontrar las primeras referencias a este antiguo texto hermético de origen egipcio. El resto del texto hermético se asemeja a otro antiguo de Platón explicando como cada objeto en el universo tiene características y polaridades. La antigüedad de los textos indica que el hebreo es de la época de Caldea-Babilonia, año 1.000 antes de C.), y Platón nació en el año 428 antes de C., lo cual significa que los textos de Platón tienen influencia del antiguo papiro y no al revés. La escritura demótica del papiro no se usaba en Egipoc hasta el año 600 antes de C., sin embargo, otras tradiciones, e incluso leves referencias en otros antiguos papiros, hacen referencia a estos textos como entregados por el maestro Hermes Trismegisto a los egipcios y también se dice que acompañó al padre Abraham y a Moisés en sus diásporas. La antigüedad del papiro del Museo Británico es anterior al resto de textos en los que hablan de la filosofía hermética.

Papiro Kybalión – British Museum – Londres

http://imageshack.com/a/img923/9383/ShBjnq.jpg

(click en link para agrandar la imagen)

En el Museo Británico de Londres, hace algunos años, apareció un papiro que demuestra la veracidad del libro hermético conocido como el Kybalión. Según se ha publicado en diferentes medios, en el año 1.962 un comerciante de antigüedades vendió un fragmento de ese papiro a dicho Museo. El fragmento estaba escrito en demótico y su estado de conservación era muy bueno. Después de los numerosos análisis por parte del Museo sobre su autencidad, pudieron demostrar que el papiro tenía fecha de finales del Imperio Medio egipcio, o de comienzos del Imperio Nuevo, el año 1.600 antes de C., todo lo cual coincide con el resto de refrencias hechas en otros libros, así como de la tradición.

El papiro está escrito con axiomas, o aforismos, para ser transmitidos de maestro a alumno, aunque los significados que les pudieron dar en sus días se hayan perdido. Teniendo en cuenta los axiomas, también se cree que ese texto requiere de una clave para descifrar su significado, porque dicen que, sin esa clave, los textos son solo palabras sin mucho sentido, y que la clave, unida a la Creencia, y las dos juntas: Clave y Creencia, van de la mano.

En el papiro, además de los aforismos, también se explica cómo duplicar metales preciosos mediante invocaciones sagradas, mágicas, que ya se usaban en la antigua ciudad de Hermes (Hermópolis) en Egipto. Estas teorías fueron desarrolladas por los magos, y alquimistas, de las antiguas civilizaciones, sobre todo la teoría de la existencia de innumerables mundos, basada en los axiomas del Kybalión, y que fue la causa de la condena a muerte de muchos alquimistas, y astrólogos, así como por la causa de la condena a muerte por la Inquisición italiana en el año 1.577 del sacerdote Giordano Bruno.

En cualquier caso, la tradición dice que las enseñanzas de Hermes Trismegisto están condensadas en un solo y único texto.

Pórtico del templo en Hermópolis (dibujo de Vivant Denon, en la descripción de l’Egypte 1802).Hermópolis, la ciudad del dios Hermes (cuya contraparte egipcia más antigua era Thoth) está situado en el Alto Egipto, 290 km al sur de El Cairo. La ciudad fue nombrada Khmun en el antiguo Egipto, que significa “ciudad-8”, que representa a un grupo de ocho deidades primigenias. La ciudad era un centro de culto de Thoth, dios de la medicina y el aprendizaje, y el patrón de los escribas. Hoy en día el sitio se llama el-Ashmunein.

Las ruinas de la antigua ciudad de Hermópolis se sitúan al oeste de la moderna ciudad de Malawi (Egipto).

Figura de babuino en cuarcita. Dinastía XVIII, año 1.400 aC. El babuino era la manifestación del dios de la sabiduría y la escritura, Toth. El nombre del dios está grabado en el pedestal.

Otra teoría sobre el origen del Kybalión es que se trata de un documento del siglo XIX que resume las enseñanzas y filosofías del hermetismo, también conocidas como “los siete princpios del hermetismo”, y su autoría se atribuye a un grupo anónimo de personas autodenominadas: “Los Tres Iniciados”, aunque sus teorías están basadas en la alquimia mística, y también en algunas logias ocultistas, y estudiantes de ciencias ocultas relacionados con Hermes Trismegisto, cuya existencia se ha demostrado en Egipto antes de la época de los faraones.

“Los Tres Iniciados” decidieron permanecer en el anonimato, lo cual ha despertado muchas especulaciones sobre quienes son los verdaderos autores del libro que publicaron en su día, aunque está claro que se han basado en los papiros egipcios, y en las enseñanzas de Hermes Trismegisto. Algunas escuelas de pensamiento ocultista se atribuyen la autoría, así como algunos miembros de Sociedades Teosóficas europeas y americanas.

Otro libro también perteneciente a las Sociedades Teosóficas titulado “Las Enseñanzas Arcanas”, comparte algunas teorías, pero muy por encima, con el Kybalión, porque el primero explora las Leyes Arcanas y el segundo explora los Principios Herméticos, aunque ambas coinciden en señalar que se han basado en papiros egipcios, cuyas teorías son muy parecidas a las del Kybalión.

La transcripción, de una pequeña parte de los textos, tanto de los axiomas del papiro original, como de las interpretaciones añadidas por “Los Tres Iniciados” en su libro, son como sigue:

Los siete principios

I – Mentalismo

–  El Todo es mente; el Universo es mental.

– El Todo puede ser considerado como una mente infinita y viva, y el Universo como una creación mental del Todo en cuya mente vivimos.

II – Correspondencia

– Como es Arriba, es abajo; como es abajo, es Arriba.

– Este principio se manifiesta en los tres grandes planos: el Físico, el Mental, y el Espiritual.

III – Vibración

– Nada es inmóvil; todo se mueve; todo vibra.

– Materia, fuerza, mente y espíritu, solo son diferentes estados vibratorios.

IV – Polaridad

– Todo es doble; todo tiene dos polos idénticos en naturaleza, pero diferentes en grado; los extremos se tocan; todas las verdades son medias verdades; todas las paradojas pueden reconciliarse.

– Los opuestos son los dos extremos de la misma cosa.

– Es posible cambiar un estado mental por el opuesto con el arte de polarizar.

V – Ritmo

– Todo fluye y refluye; todo tiene sus períodos de avance y retroceso; asciende y desciende; el ritmo es la compensación; todo se mueve como un péndulo; la medida de su movimiento hacia la derecha es la misma que la de su movimiento hacia la izquierda.

– La ley mental de neutralización puede equilibrar la oscilación rítmica.

VI – Causa y efecto

– Toda causa tiene su efecto; todo efecto tiene su causa; la suerte, o el azar, no son más que el nombre dado a la Ley no reconocida; hay muchos planos de casualidad, pero nada escapa a esa Ley.

– Alcanzar un plano mental superior para convertirse en causa, en vez de simple efecto, en dirigentes, en vez de en dirigidos.

VII – Generación (género)

–  Todo tiene sus principios masculino (positivo) y femenino (negativo); la generación, el género, se manifiesta en todos los planos. En el plano físico es la sexualidad.

VIII – Transmutación mental

– Todo, hasta la mente, puede ser transmutado de estado en estado.

– La transmutación mental es cambiar un estado mental por otro.

IX – El Todo

– Más allá del tiempo, y el espacio, está la realidad sustancial, la verdad fundamental; nada permanece; todo nace y muere; la ley del ritmo es una constante; Dios no es sino una mera representación del Todo; nada puede existir fuera del Todo; el Todo es absoluto en tiempo, espacio y poder; infinito, eterno e inmutable; energía de infinita vibración; la materia es la energía de menor vibración conocida.

– El Todo es Espíritu en estado puro.

Las interpretaciones que hacen “Los Tres Iniciados” sobre cada axioma (o aforismo) de la filosofía del Kybalión son como sigue:

La filosofía hermética

“Los labios de la sabiduría están cerrados, excepto para los oídos del entendimiento”. El Kybalión.

“Desde el antiguo Egipto han llegado las enseñanzas esotéricas, y ocultas, fundamentales, que han influido tan fuertemente en las filosofías de todas las razas, naciones y pueblos, durante varios miles de años. Egipto, el hogar de las pirámides y la Esfinge, fueron la cuna de la sabiduría oculta y de las enseñanzas místicas. Desde su doctrina decreta todas las naciones han prestado atención al gran Maestro, como por ejemplo: India, Persia, Caldea, Medea, China, Japón, Asiria, la antigua Grecia y Roma, y otros países antiguos participaban libremente en la fiesta del conocimiento que los Hierofantes, y Maestros de la Tierra de Isis, proporcionan tanta libertad para los que vinieron dispuestos a participar de la gran tienda de mística que los autores intelectuales de esa tierra antigua habían reunido. En el antiguo Egipto habitaron los grandes Adeptos. y Maestros. que nunca han sido superados, y que rara vez se han igualado durante los siglos que han tomado su vuelo procesional desde la época de la Gran Hermes. En Egipto se encontraba la Gran Logia de logias de los místicos”.

“Pero entre estos grandes maestros del antiguo Egipto, allí una vez habitó uno de los cuales maestros aclamado como “El Maestro de Maestros”. Este, si el “hombre” de hecho era, vivió en Egipto en los primeros días. Era conocido como Hermes Trismegisto. Fue el padre de la sabiduría oculta; el fundador de la Astrología; el descubridor de la Alquimia. Los detalles de su historia de vida se pierden en la noche de los tiempos, debido al lapso de los años, aunque varios de los países antiguos disputaron entre sí en sus afirmaciones el honor de haber decorado su nacimiento, y esto hace miles de años. La fecha de su estancia en Egipto, o en la de su última encarnación en este planeta, no se sabe ahora, pero se ha fijado en los primeros tiempos de las dinastías más antiguas de Egipto – mucho antes de los días de Moisés. Los eruditos le consideran como un contemporáneo de Abraham, y algunas de las tradiciones hebreas van tan lejos como para afirmar que Abraham adquirió una porción de su conocimiento místico del mismo Hermes.”

“A medida que pasaron los años después de su paso de este plano de vida (la tradición mantiene que vivió trescientos años con forma humana), los egipcios deificaron a Hermes, y lo convirtieron en uno de sus dioses bajo el nombre de Toth. Años después, el pueblo de la antigua Grecia, también lo convirtió en uno de sus muchos dioses llamándolo “Hermes, el dios de la sabiduría.” Los egipcios reverenciaron su memoria por muchos siglos -sí, decenas de siglos – llamándolo: “el escriba de los dioses ‘, y concediendo sobre él, claramente, su antiguo título:” Trismegisto “, que significa:” el tres veces grande “, “el grande-grande”, “el más grande-grande”, etc..”

“En todos los países antiguos el nombre de Hermes Trismegisto fue venerado, ya que solo el nombre era sinónimo de: “fuente de sabiduría. Estas enseñanzas constituían realmente los principios básicos de: “el arte de la alquimia hermética”, que, contrariamente a la creencia general, trataban del dominio de las fuerzas mentales en lugar de elementos materiales, es decir: la transmutación de una clase de vibraciones mentales en los demás, en lugar del cambio de un tipo de metal en otro. Las leyendas sobre la “piedra filosofal”, que trataban de convertir plomo en oro, eran una alegoría relacionada con la filosofía hermética, fácilmente comprensible para todos los estudiantes de cierto tipo de hermetismo.”

Hermes-Toth – Luxor – Egipto

“Cuando se oyen los pasos del Maestro, los oídos de aquellos preparados para su enseñanza están abiertos totalmente.” – El Kybalión

“Cuando los oídos del estudiante están listos para oír, entonces viene los labios para llenarlos con sabiduría.” – El Kybalión

Los Siete Principios Herméticos

“Los principios de la verdad son siete; el que conoce éstos, con comprensión, posee la llave mágica ante cuyo toque todas las puertas del templo estarán abiertas” – El Kybalión “

“Los siete principios herméticos en que se basa toda la filosofía hermética, son los siguientes:”

“Estos siete principios serán discutidos, y explicados, a medida que avanzamos con estas enseñanzas. Una breve explicación de cada uno, sin embargo, puede también darse en este momento”.

“En este librito se explicarán los principios básicos de la transmutación mental, que todos los que lo lean puedan comprender los principios subyacentes, y, por lo tanto, posean la llave maestra que abrirá las muchas puertas del principio de polaridad.”

“Procederemos ahora a la consideración del primero de los siete principios herméticos; el principio de mentalismo, en el que se explica la verdad de que: “el todo es Mente; el universo es mental”, en palabras de El Kybalión. Pedimos atención, y el estudio cuidadoso de este gran principio, por parte de nuestros estudiantes, ya que es realmente el principio básico de toda la filosofía hermética, y del arte hermético de la transmutación mental”.

Adoración de las almas  en Hermópolis

I – El principio del Mentalismo

“El Todo es Mente; el universo es mental.” – El Kybalión.

“Este principio encierra la verdad de que: “todo es Mente”. Explica que el Todo (que es la realidad sustancial que subyace en todas las manifestaciones externas, y apariencias, que conocemos bajo los términos de: “el universo material”; los “fenómenos de la vida”; “la materia”; “la energía”; y, en fin , todo lo que es evidente a nuestros sentidos materiales) es el espíritu que en sí mismo es incognoscible e indefinible, pero que puede ser considerado y pensado como una universal e infinita mente viviente. También explica que todo el mundo, o universo, es simplemente una creación mental del Todo, sujeto a las leyes de las cosas creadas, y que el universo, en su conjunto, y en sus partes, o unidades, tiene su existencia en la mente de el Todo, en el que la mente: «vivimos, nos movemos y tenemos nuestro ser”. Este principio, al establecer la naturaleza mental del universo, explica fácilmente todos los variados fenómenos mentales, y psíquicos, que ocupan una gran parte de la atención pública, y que, sin tal explicación, no son comprensibles, y desafían al tratamiento científico.”

“La comprensión de este gran principio hermético de mentalismo, capacita al individuo para captar fácilmente las leyes del Universo Mental, y aplicar lo mismo a su bienestar y avance, se habilita al estudiante hermético para aplicar inteligentemente las grandes leyes mentales, en vez de usarlas de una manera casual. Con la llave maestra en su poder, el estudiante. puede abrir muchas puertas. Este principio explica la verdadera naturaleza de la “energía”, “el poder” y “materia”, y por qué, y cómo, todos estos son subordinados al dominio de la mente. Uno de los viejos maestros herméticos escribió hace mucho mucho tiempo: “el que capta la verdad de la naturaleza mental del Universo, está muy avanzado en el sendero hacia la maestría.” Y estas palabras son tan ciertas hoy, como en el momento en que fueron escritas por primera vez. Sin esta llave maestra, la maestría es imposible, y el estudiante golpea en vano en las muchas puertas del templo”.

II – El principio de Correspondencia

“Como es Arriba, es abajo; como es abajo, es Arriba.” – El Kybalión.

“Este principio encierra la verdad de que siempre hay una Correspondencia entre las leyes, y fenómenos, de los diversos planos de existencia y vida. El viejo axioma hermético estaba compuesto de estas palabras: “Como es Arriba, es abajo; como es abajo, es Arriba.” Y la captación de este principio aporta a uno de los medios de solucionar muchas oscuras paradojas y secretos ocultos de la Naturaleza. Hay planos más allá de nuestro conocimiento, pero cuando les aplicamos el principio de correspondencia, éstos son capaces de entender mucho de lo que, de otro modo, sería imposible de que nosotros conociéramos. Este principio es de aplicación universal, y manifestación, en los diversos planos del universo material, mental y espiritual, y es una ley universal.”

“Los antiguos hermetistas consideraban este principio como uno de los más importantes instrumentos mentales por los que el hombre fue capaz de apartar a un lado los obstáculos que ocultaban a la vista lo Desconocido. Su uso incluso rasgó el velo de Isis en la medida en que una visión de la cara de la diosa podría ser capturada. Al igual que un conocimiento de los principios de la geometría permite al hombre medir soles distantes y sus movimientos, mientras se está sentado en su observatorio, por lo que un conocimiento del principio de correspondencia permite al hombre razonar inteligentemente de lo conocido a lo desconocido. El estudio del monad, entiende el arcángel.”

III. El principio de la Vibración

“Nada está inmóvil; todo se mueve, todo vibra.” – El Kybalión.

“Este principio encierra la verdad de que “todo está en movimiento”; “todo vibra”; “nada está en reposo”; hechos que avala la ciencia moderna y que cada nuevo descubrimiento científico tiende a verificar. Y sin embargo, este principio hermético fue enunciado hace miles de años por los maestros del antiguo Egipto. Este principio explica que las disparidades entre las diferentes manifestaciones de la materia, energía, mente, e incluso espíritu, resultan, en gran medida, de frecuencias de vibración variables. Desde el Todo, que es Espíritu puro, hasta la más grosera forma de materia, todo está en vibración; cuanto mayor sea la vibración, más alta es la posición en la escala. La vibración del espíritu está a un ritmo tan infinito de intensidad y rapidez que se encuentra prácticamente en reposo, igual que una rueda que se mueve rápidamente parece estar inmóvil. Y, en el otro extremo de la escala, hay formas groseras de la materia cuyas vibraciones son tan bajas como que parecen estar en reposo.”

“Entre estos dos polos hay millones y millones de diferentes grados de vibración. Desde el corpúsculo y el electrón, átomo y molécula, a mundos y universos, todo está en movimiento vibratorio. Esto también es cierto en los planos de energía y la fuerza (que tienen diferentes grados de vibración); y también en los planos mentales (cuyos estados dependerán de las vibraciones); e incluso en los planos espirituales. La comprensión de este principio, con las fórmulas apropiadas, permite a los estudiantes herméticos controlar sus propias vibraciones mentales, así como las de los demás. Los Maestros también se aplican este principio a la conquista de los fenómenos naturales, pero de diversas maneras. “Aquel que entiende el principio de la vibración, ha alcanzado el cetro del poder”, dice uno de los autores antiguos.”

IV. Principio de Polaridad

“Todo es dual, todo tiene polos; todo tiene su par de opuestos; los semejantes y los antagónicos son lo mismo; los opuestos son idénticos en naturaleza, pero diferentes en grado; los extremos se tocan; todas las verdades son medias verdades; todas las paradojas pueden reconciliarse”. – El Kybalión.

“Este principio encierra la verdad de que: “todo es dual”; “todo tiene dos polos”; “todo tiene su par de opuestos”, todos los cuales eran viejos axiomas herméticos. Esto explica las viejas paradojas que han dejado perplejos a muchos, y que han sido establecidas de la siguiente manera: “tesis y antítesis son idénticas en naturaleza, pero diferentes en grado”;”opuestos son lo mismo, difiriendo sólo en grado”; “los pares de opuestos pueden conciliarse”; “los extremos se tocan”; “todo lo que es, y no es al mismo tiempo”; “todas las verdades no son sino medias verdades”. “Bien y el mal”, no son sino los polos de la misma cosa, y el hermetista entiende el arte de transmutar el mal en bien por medio de una aplicación del principio de Polaridad. En resumen: el arte de la polarización se convierte en una fase de alquimia mental conocida, y practicada, por los antiguos y modernos, maestros herméticos. La comprensión del Principio permitirá a uno el cambiar su propia Polaridad, así como la de los demás, si va a dedicar el tiempo, y el estudio, necesarios para dominar el arte.”

V. El Principio del Ritmo

“Todo fluye y refluye, todo tiene sus mareas; todas las cosas suben y bajan; la oscilación del péndulo se manifiesta en todo, la medida de la oscilación hacia la derecha es la medida de la oscilación hacia la izquierda; el ritmo compensa.” – El Kybalión

“Este principio encierra la verdad de que en todo hay manifestada una moción medida, de aquí para allá; un flujo y reflujo de entrada; un movimiento hacia atrás y hacia adelante; un movimiento pendular; un flujo y reflujo similar de la marea; una marea alta y una marea baja; entre los dos polos que existen de acuerdo con el principio de Polaridad descrito hace un momento. Hay siempre una acción y una reacción; un avance y un retroceso; una elevación y un hundimiento. Se trata de los asuntos del universo, soles, mundos, hombres, animales, mente, energía y materia. Esta Ley se manifiesta en la creación y destrucción de los mundos; en el ascenso y en la caída de las naciones; en la vida de todas las cosas; y, finalmente, en los estados mentales del hombre (y es con este último con que los hermetistas tienen la comprensión del principio más importante). Los hermetistas han comprendido este principio, la la búsqueda de su aplicación universal, y también se han descubierto ciertos medios para superar sus efectos en sí mismos por el uso de las fórmulas y métodos apropiados. Aplican la Ley mental de neutralización.”

“No pueden anular el Principio, o hacer que cese su operación, pero han aprendido cómo escapar de sus efectos sobre sí mismos a un cierto grado dependiendo de la maestría del Principio. Ellos han aprendido a utilizar, en lugar de ser usados ​​por él. En este, y otros métodos, consistirá el arte de los herméticos. El Maestro de los herméticos se polariza en el punto en el que desea descansar, y luego se neutraliza la oscilación rítmica del péndulo que tendería a llevar al otro polo. Todos los individuos que han alcanzado un cierto grado de dominio sobre sí mismos, lo hacen hasta cierto punto, más o menos inconscientemente, pero el Maestro hace esto conscientemente, y por el uso de su voluntad, y alcanza un grado de equilibrio, y firmeza, mental, casi imposible de la creencia por parte de las masas que están inclinadas hacia atrás, y hacia delante, como un péndulo. Este principio de Polaridad, y que se ha estudiado de cerca por los herméticos, y los métodos de contrarrestar, neutralizar, y utilizar, forman una parte importante de la alquimia mental hermética.

VI. El Principio de Causa y Efecto

“Toda causa tiene su efecto; todo efecto tiene su causa; todo sucede de acuerdo con la Ley; casualidad no es sino un nombre para la Ley no reconocida; hay muchos planos de casualidad, pero nada escapa a la Ley.” – El Kybalión

“Este principio afirma el hecho de que no hay un efecto sin causa; un efecto de toda causa. En él se explica que: “Todo sucede de acuerdo con la Ley”; que nada: “simplemente sucede”; que no hay tal cosa como la probabilidad; que si bien existen diversos planos de causa y efecto, mayor será dominar los planos inferiores, todavía nada se escapa por completo a la Ley. Los hermetistas entienden el arte, y los métodos de aumento por encima del plano común de causa y efecto, a un cierto grado, y por el aumento mentalmente a un plano superior se convierten en causantes en lugar de sufrir los efectos. Las masas de personas son arrastradas, y obedientes, al medio ambiente; las voluntades y deseos de otros más fuertes que ellos mismos; herencia; sugerencia; y otras causas externas que se muevan alrededor como peones en el tablero de ajedrez de la vida. Pero los Maestros, elevándose al plano anterior, dominan a sus estados de ánimo, caracteres, cualidades y poderes, así como al entorno que les rodea, y se convierten en directores en vez de en peones. Ayudan a jugar el juego de la vida, en vez de ser jugado, y se movían por otros testamentos y medio ambiente. Usan el principio en lugar de ser sus herramientas. Los Maestros obedecen la causación de los planos superiores. En esta afirmación está condensado una gran cantidad de conocimiento hermético. Que lea el que pueda hacerlo”.

VII. El Principio de Género

“El género está en todo; todo tiene su principio masculino y femenino; el género se manifiesta en todos los planos.” – El Kybalión.

“Este Principio incorpora la verdad de que el género se manifiesta en todo: el Principio masculino y femenino, nunca en el trabajo. Esto es cierto no sólo del plano físico, sino del mental, e incluso de los planos espirituales. En el plano físico, el Principio se manifiesta como el sexo, en los planos superiores toma formas más elevadas, pero el Principio es siempre el mismo. Ninguna creación física, mental o espiritual, es posible sin este Principio. La comprensión de sus leyes arrojará luz sobre muchos en un tema que ha desconcertado a las mentes de los hombres. El Principio del Género trabaja siempre en la dirección de la generación, la regeneración y la creación. Todo, y cada persona, contiene los dos elementos o principios, o este gran Principio, dentro de él, o ella. Cada cosa masculina tiene también el elemento femenino; cada hembra contiene también el principio masculino. Si deseas entender la filosofía de la creación espiritual y mental, Generación y regeneración, hay que entender, y estudiar, este Principio hermético.”

“Contiene la solución de muchos misterios de la vida. Se advierte que este Principio no tiene ninguna referencia a la base de muchas, perniciosas y degradantes lujuriosas teorías, enseñanzas y prácticas, que se enseñan en las fantasías, y que son una prostitución del gran principio natural de Género. Dichas reposiciones de base de las antiguas formas infames tienden a arruinar la mente, el cuerpo y el alma, y ​​la filosofía hermética nunca ha advertido en contra de estas enseñanzas degradadas que tienden hacia la lujuria, el libertinaje, y la perversión de los principios de la naturaleza. Si buscas este tipo de enseñanzas, debes ir a otro lugar para ellas; el hermetismo no contiene nada de eso a lo largo de estas líneas. Para los puros, todas las cosas son puras; para las bases, todas las cosas son de base”.

 VIII . Transmutación mental

“La mente, así como los metales, y los elementos, pueden ser transmutados de estado a estado; de grado a grado; de una enfermedad a otra; de un polo al otro; de vibraciones a las vibraciones. La verdadera transmutación hermética es un arte mental.” – El Kybalión.

“Como hemos dicho, los herméticos eran los originales alquimistas, astrólogos y psicólogos, y Hermes Trismegisto habría sido el fundador de estas escuelas de pensamiento. A partir de la astrología antigua ha crecido la astronomía moderna; de la alquimia, ha crecido la química moderna; desde la psicología mística, ha crecido la psicología moderna de las escuelas. Pero no debe suponerse que los antiguos eran ignorantes, tal y como algunas escuelas modernas suponen que debe ser de su propiedad exclusiva y especial. Los datos grabados en las piedras del antiguo Egipto demuestran de manera concluyente que los antiguos tenían un amplio, y muy completo, conocimiento de la astronomía, y la propia construcción de las pirámides muestran la conexión en su diseño, y el estudio de la ciencia astronómica.”

“Tampoco eran ignorantes sobre química, ya que en los fragmentos de los escritos antiguos muestran que estaban familiarizados con las propiedades químicas de las cosas; de hecho, las antiguas teorías con respecto a la física están siendo verificadas por los últimos descubrimientos de la ciencia moderna, en particular por las relativas a la constitución de la materia. Tampoco debe suponerse que eran ignorantes de los llamados modernos descubrimientos de la psicología; por el contrario, los egipcios eran especialmente expertos en la ciencia de la Psicología, especialmente en las ramas que las escuelas modernas ignoran, pero que, sin embargo, están siendo descubiertas bajo el nombre de “ciencia psíquica”, que es desconcertante incluso para los psicólogos de hoy en día, y a regañadientes admiten que “puede haber algo en ello después de todo.”

“La verdad es que debajo de la química de materiales, la astronomía y la psicología (es decir, la psicología en su fase de “acción de cerebros”) los antiguos poseían un conocimiento de la astronomía trascendental llamado astrología; trascendental de la química, llamada alquimia; de la psicología trascendental, llamada psicología mística. Poseían el conocimiento interior, así como el conocimiento externo, este último solo ser poseído por los científicos modernos. Entre las muchas ramas secretas del conocimiento poseídas por los herméticos estaba la transmutación, lo que se conoce como mental, constituye la materia objeto de esta lección”.

“Transmutación” es un término generalmente empleado para designar el antiguo arte de la transmutación de los metales , y muy particularmente de los metales groseros en oro. La palabra “transmutar” significa: “cambiar de una naturaleza, forma o sustancia, a otra para transformar”. Y, en consecuencia, “la transmutación mental” significa el arte de cambiar y transformar los estados mentales, formas y condiciones, en otros. Así se puede ver que la transmutación mental es la “técnica de la química mental”, si te gusta el término, como una forma de psicología mística práctica.”

Equilibrio Cósmico

“Pero esto significa mucho más de lo que aparece en la superficie. Transmutación, la alquimia, la química, o en el plano mental, es lo suficientemente importante como en sus efectos, para estar seguro, y si el arte se detuvo allí, seguiría siendo una de las ramas más importantes de estudio conocido por el hombre. Pero esto es sólo el comienzo. El primero de los siete principios herméticos es el principio del mentalismo, el axioma de que: “EL TODO es Mente; el universo es mental”, lo que significa que la realidad subyacente del universo es mente; y el propio universo es mental, es decir, “que existe en la mente del Todo”. Consideraremos este principio en lecciones sucesivas, pero vamos a ver el efecto del principio si se asume que es verdad. Si lo Universal es mental en su naturaleza, entonces la transmutación mental debe ser el arte de cambiar las condiciones del universo a lo largo de las líneas de materia, la fuerza y ​​la mente. Como se puede ver, por lo tanto, la transmutación mental es realmente la “magia” de los antiguos. Los escritores tenían mucho que decir en sus obras místicas y sobre las que dieron tan pocas instrucciones prácticas.”

“Como cuestión de hecho, ninguno de los alquimistas mentales avanzados han sido capaces de alcanzar el grado de poder necesario para controlar las condiciones físicas más groseras, tales como el control de los elementos de la Naturaleza; la producción, o el cese, de las tempestades; la producción, y el cese de los terremotos y otros grandes fenómenos físicos. Pero que tales hombres han existido, y que existen hoy en día, es una cuestión de creencia sincera a todos los ocultistas avanzados de todas las escuelas. Que los Maestros existen, y tienen estos poderes, y los mejores profesores aseguran a sus estudiantes tener experiencias que lo justifiquen. Estos Maestros no hacen exhibiciones públicas de sus poderes, sino que buscan el aislamiento de las multitudes de hombres, con el fin de trabajar mejor sus habilidades a lo largo de la consecución de sus objetivos. Mencionamos su existencia, en este punto, simplemente para llamar su atención sobre el hecho de que su poder es enteramente mental, y opera a lo largo de las líneas de la más alta transmutación mental, bajo el principio hermético del mentalismo: “El universo es mental” – El Kybalión.

Los Siete Principios Herméticos

“Sin embargo, los estudiantes y hermetistas de menor grado que los Maestros, los iniciados y Maestros, son capaces de trabajar libremente a lo largo del plano mental, en la transmutación mental. En todos los hechos que nosotros llamamos: “fenómenos psíquicos”; “influencia mental”; “ciencia mental»; “fenómenos del nuevo-pensamiento”, etc., operan a lo largo de las mismas líneas generales, pues no es sino un principio involucrado, no importa con qué nombre se denomina el fenómeno. El estudiante y practicante de la transmutación mental trabaja entre el plano mental, transmutar condiciones mentales, estados, etc., en otros, de acuerdo con diversas fórmulas, más o menos eficaces. Los diversos “tratamientos”, “afirmaciones”, “negaciones”, etc., de las escuelas de la ciencia mental, no son sino fórmulas, a menudo bastante imperfectas y no científicas, del antiguo arte hermético. La mayoría de los médicos modernos son bastante ignorantes en comparación con los antiguos maestros, porque éstos carecen de los conocimientos fundamentales sobre los que se basa el trabajo.”

IX. El Todo

“Abajo, y la parte posterior, el universo del tiempo, espacio y cambio, está todavía por encontrar la Verdad Fundamental. La realidad sustancial.” – El Kybalión.

“Debajo y detrás de todas las apariencias o manifestaciones, debe haber siempre una realidad sustancial. Esta es la Ley. El hombre teniendo en cuenta el Universo, del que es una unidad, no ve más que el cambio en la materia, las fuerzas y los estados mentales. Se ve que en realidad nada es, pero que todo se está convirtiendo y cambiando. Nada permanece, todo está naciendo, creciendo, muriendo; el mismo instante en que una cosa llega a su altura, comienza a declinar; la ley del ritmo está en funcionamiento constante; no hay realidad, calidad duradera, fijeza o sustancialidad en nada; nada es permanente, sino el cambio. El cambio ve que todas las cosas evolucionan de otras cosas, y resolver en otras cosas, una acción constante y reacción; entrada y salida; construir y derribar; creación y destrucción; nacimiento, crecimiento y muerte. Nada perdura, sino el cambio. Y si él es un hombre de pensamiento, se da cuenta de que todas estas cosas cambiantes están ahí, pero las apariencias, o manifestaciones, de algún poder, indica que hay una realidad sustancial subyacente.”

Todos los pensadores, en todos los países y en todos los tiempos, han asumido la necesidad de postular la existencia de esta realidad sustancial. Todas las filosofías dignas de este nombre se han basado en este pensamiento. Los hombres han dado a esta realidad substancial muchos nombres, algunos lo han llamado por el término de la Deidad (bajo muchos títulos). Otros lo han llamado: “la energía infinita y eterna”; otros han tratado de llamarlo: “materia”, pero todos han reconocido su existencia. Es tan evidente por sí mismo, que necesita ningún argumento”.

“Lo que es la verdad -la realidad sustancial Fundamental – está más allá de ciertos nombres, pero los sabios lo llaman el Todo.” – El Kybalión.

“En su esencia, el Todo es incognoscible.” – El Kybalión.

“Sin embargo, el informe de la razón debe ser recibido hospitalariamente, y tratado con respeto.” – El Kybalión.

“La razón humana, cuyos informes hay que aceptar siempre y cuando pensamos en absoluto, nos enseña de la siguiente manera en relación con el Todo, y sin tratar de quitar el velo de lo incognoscible.

El Todo debe ser todo lo que es realmente. No puede haber nada que exista fuera del Todo, Todo, porque, otra cosa no sería el Todo.

1) El Todo debe ser infinito, porque no hay nada más para definir, confinar, límitar, o restringir del Todo. Debe ser infinito en el tiempo, o eterno – debe haber existido siempre continuamente, porque no hay nada más que alguna vez se hayan creado, y algo que nunca puede evolucionar a partir de la nada, y si hubiera alguna vez, “no han sido”, incluso para un momento, no sería “ser” ahora, – que debe existir continuamente para siempre, porque no hay nada para destruirlo, y nunca puede: “no-ser”, ni siquiera por un momento, porque algo nunca puede convertirse en nada. Debe ser infinito en el espacio – tiene que estar en todas partes, porque no hay lugar fuera del Todo – no puede ser de otro modo que continua en el espacio, sin interrupción, cese, separación o interrupción, pues no hay nada que romper, por separado, o interrumpir su continuidad, y nada con lo que “llenar los vacíos”. Debe ser infinito en poder, o absoluto, porque no hay nada para limitar, restringir, confinar, perturbar o acondicionar – que no está sujeto a ninguna otra potencia, porque no hay otra potencia.

2) El Todo debe ser inmutable, o no sujeto a cambios en su naturaleza real, pues no hay nada para trabajar los cambios en ella, nada en la que se podría cambiar, ni de los que podría haber cambiado. No se puede añadir, ni restar; aumentar ni disminuir; ni convertirse en mayor, o menor medida, en ningún aspecto. Debe tener siempre lo que ha sido, y debe seguir siendo siempre, justo lo que es ahora – el Todo – nunca ha sido, ni es ahora, y nunca lo será, cualquier otra cosa en la que se puede cambiar.

3) Todo Ser infinito, absoluto, eterno e inmutable, debe saber que cualquier cosa finita, cambiante, fugaz, y condicionada, no puede ser el Todo. Y como no hay nada fuera del Todo, en realidad, por tanto, cualquiera, y todas esas cosas finitas, deben ser realmente Nada. Ahora no deberíais asustaros – nosotros no estamos tratando de llevaros al terreno de la Ciencia Cristiana al amparo de la filosofía hermética. Hay una reconciliación de este estado de cosas aparentemente contradictoria.”

“¿Qué hay entonces superior a la materia, o la energía, que sabemos que existe en el Universo?: Vida y Mente!. La vida y la mente en todos sus diversos grados de desarrollo. ¿Quiere decir que Todo es Vida y Mente?. Si se refiere a la vida, y la mente, como nosotros sabemos, pobres insignificantes mortales. ¿Qué quiere decir?, y la respuesta es :”mente viva”, que está muy por encima de lo que los mortales conocen por esas palabras, ya que vida, y la mente, son más altas que las fuerzas mecánicas, o que la materia. La mente viva es infinita en comparación con la vida finita y la mente”.

X . El Universo Mental

“El Universo es Mental, y está incrustado en la mente del Todo” – El Kybalión.

“El Todo es espíritu. Pero: ¿que es Espíritu?. Esta pregunta no se puede responder, por la razón de que su definición es prácticamente la del Todo, que no se puede explicar, ni definir. Espíritu es simplemente un nombre que los hombres dan a la más alta concepción de la mente viviente infinita, que significa: “la verdadera esencia”, que también significa: “mente viviente”, tan superior a la vida, y la mente, tal como las conocemos, ya que estas últimas son superiores a las mecánicas de la Energía y la Materia. El Espíritu trasciende a nuestra comprensión, y usamos el término simplemente para pensar que podemos hablar del Todo. A los efectos del pensamiento y la comprensión, estamos justificados en el pensamiento del Espíritu como mente viviente infinita, al mismo tiempo que reconocemos que no podemos comprenderlo plenamente.”

“Tales son las enseñanzas de los Sabios. Tal era la enseñanza de Hermes. El Todo no se puede crear de ninguna otra manera excepto mentalmente, y sin utilizar ningún material (y no hay ninguno para usar), o bien reproducirse a sí mismo (que también es imposible). No hay otra conclusión, ni razón, que, como hemos dicho, esté de acuerdo con las más altas enseñanzas de los iluminados. Al igual que tú, estudiante, puedes crear un universo propio en tu mente, por lo que no todos los universos crean su propia mentalidad. Pero el Universo es la creación mental de una mente finita, mientras que la del Todo es la creación de un Infinito. Los dos son similares en naturaleza, pero diferentes en grado infinitamente. Vamos a examinar más de cerca en el proceso de creación y manifestación a medida que avanzamos. Este es el momento de fijar vuestras mentes en esta etapa: el universo, y todo lo que contiene, es una creación mental del Todo. En verdad en verdad: todo es mente.”

“El Todo crea en su mente infinita innumerables universos, que existen durante mucho tiempo – y, sin embargo, en el Todo, la creación, desarrollo, decadencia y muerte de un millón de universos, es como el tiempo que se necesita para un abrir y cerrar de ojos.” – El Kybalión.

“La mente infinita del Todo es la matriz de universos.” – El Kybalión.

“El principio de Género (véase la Lección I. y otras lecciones a seguir) se manifiesta en todos los planos de la vida, el material, el mental y el espiritual. Pero, como hemos dicho antes, “Género” no significa el sexo; “sexo” no es más que una manifestación material del género. “Género” significa: “relativo a la Generación, o Creación.” Y cada vez que se genera, o se crea cualquier cosa, en cualquier plano, el principio del Género debe manifestarse. Y esto es cierto incluso en la creación de universos.”

“El Universo es tu casa, y deberás explorar sus rincones más lejanos antes del final del tiempo. Tu moras en la mente infinita del Todo, y tus posibilidades, y oportunidades, son infinitas, tanto en el tiempo, como en el espacio. Y al final del Gran Ciclo de eones, cuando el Todo se establezca de nuevo en todas sus creaciones, entonces serás capaz de conocer la verdad entera de ser uno, con el Todo. Tal es el dictamen de los iluminados – los que han avanzado mucho a lo largo de su trayectoria vital.”

“Y, mientras tanto, el descanso tranquilo y sereno – que son seguros y están protegidos por el poder infinito de la mente Padre-Madre.”

María de Gracia

https://www.lecturatarot.com/blog/

https://www.lecturatarot.com/

www.mariadegracia.net/

www.lectura-tarot.com/

(derechos reservados-prohibida su reproducción)

Bibliografía:

– “El Kybalion,” – Texto de los Tres Iniciados”         

– “La Tabla Esmeralda” – Hermes Trismegisto

– “Encyclopedia of the Occult and Supernatural” – B. Walker

Acerca de María de Gracia

Me llamo María de Gracia, soy natural de Madrid, España, y dedico todo el tiempo que puedo a mi blog, a mis artículos, a las clases, a algunas terapias, y también a leer las cartas del Tarot de Marsella. No estoy en ninguna red social, ni en facebook, ni en ninguna otra, ya que mi trabajo en el blog, y mi familia, ocupan la mayor parte de mi tiempo. Gracias por visitar mi blog y por seguir confiando en mi trabajo. Un saludo muy cordial, María de Gracia
Esta entrada fue publicada en Mis artículos. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *