Felidomancia, ailuromancia (adivinación con gatos)

La ailuromancia, o aeluromancia (del griego αἴλουρος, aílouros, que significa “gato”, y mancia: “adivinación”), también conocida como felidomancia, es el arte de predecir los acontecimientos futuros por la observación de los gatos, y de sus movimientos, y muy especialmente de la forma en que saltan y dónde aterrizan, y también si se trata de adivinar el clima que vamos a tener.

El origen de los gatos se pierde en la noche de los tiempos, pero las pruebas que tenemos de ellos indican que podría haber sido el pueblo fenicio el que los introdujo en Europa aprovechando sus contínuos viajes por el Mediterráneo. Sin embargo, otros historiadores mantienen que fueron los soldados romanos cuando invadieron Egipto los que los sacaron escondidos en sus ropajes debido a la prohibición expresa de sacarlos del país bajo pena de muerte ya que estaba considerado un animal sagrado y era venerado en los templos. En Egipto algunos dioses tenían forma de cabezas de gato, o gato, como la popular diosa Bastet.

La diosa Bastet aparece en las leyendas y tradiciones egipcias y se le atribuye la muerte del dios de la malvada serpiente Apep. Bastet era hija del dios Sol, Ra, y cada salida del Sol ella luchaba con la serpiente. Después de muchas batallas, Bastet mató a Apep y fue liberada de los conflictos nocturnos, y desde entonces pudo vagar libremente por la tierra convirtiéndose en la protectora del hogar, de las parturientas, pero también de los gatos.

Los egipcios eran los más misteriosos y esotéricos entre todos los pueblos de la antigüedad, y consideraban a los gatos animales sagrados. Según los papiros, y pruebas encontradas en las pirámides, y templos sagrados, los gatos fueron domesticados hacia el año 2800 antes de C., al descubrir que mantenían los templos sagrados libres de todo tipo de roedores, e insectos, gracias a lo cual empezaron a ser muy bien considerados por su utilidad para la higiene, tanto de los templos como de los hogares. La diosa Bastet, representada con cuerpo humano y cabeza de gato, tenía una ciudad y templo propios llamados Bubastis, en el delta del Nilo, y entre sus cualidades estaba la de guardar el hogar, defender a los hijos, proteger los embarazos y promover la abundancia. Los egipcios tenían predilección por estos animales y según cuenta el historiador Herótodo (Halicarnaso, 484-425 aC.) los habitantes de la casa celebraban un duelo especial cuando moría alguno de sus gatos y lo momificaban, tal y como hacían con las personas.

Algunos dioses egipcios usaban máscaras en forma de aves, o de gatos, o leones. La mayoría de esas máscaras eran metáforas que simbolizaban la creación, o la destrucción. Y las máscaras del león y del gato representaban la creación.

Los pueblos del norte de Europa, especialmente los Celtas, también muy aficionados al ocultismo y las artes adivinatorias, decían que los ojos de los gatos eran la ventana que les llevaba al mundo de las hadas y los duendes en los bosques, y que tener a los gatos cerca era garantía de poder entrar en contacto con esos maravillosos y mágicos seres que vivían en los bosques, pero que no eran visibles al ojo humano, en cambio lo eran a través de los ojos de los gatos. En los países de Oriente, como Japón y China, se tiene constancia que hacia el siglo décimo (X) de nuestra era los gatos vivían en el interior de los templos y pagodas, además de en las casas, por la misma razón que los egipcios, porque limpiaban las estancias, y el campo, de animales molestos, y daban caza, o hacían huir, a todos esos roedores que se comían el papel de arroz. Pero, aparte de su utilidad los gatos eran considerados como animales que aportaban buena suerte a su entorno, así como de emitir energías muy positivas, y que además también protegían sus manuscritos. Tener un gato en Oriente era símbolo de distinción y se le consideraba también como parte de la familia por su utilidad para la higiene de las estancias, pero también como método de adivinación.

Las diferentes tradiciones indican que hay una conexión muy estrecha entre los gatos y la luna. Algunos dioses paganos, Celtas y Mediterráneos, también estaban ligados a ala Luna. La diosa romana Diana, dice la leyenda, que podía tomar la forma de un gato, y la egipcia Bastet era en realidad un gato con cuerpo de mujer. Entre las diferentes mitologías y tradiciones europeas el gato estaba considerado como el guía que conducía las almas de los muertos hasta su destino final. Y desde entonces ha habido muchas interpretaciones a los gestos, y saltos, de los gatos que eran interpretados por los magos como augurios, además de para predecir el tiempo que iba a hacer en el futuro, pensando siempre en las cosechas, y en los animales del campo en general, pero también para distinguir a los enemigos, o saber si las comidas estaban envenenadas en los palacios y casas de influencia y poder.

Antiguamente, y quizá también ahora, en los paises del norte de Europa, tanto el gato, como el perro, eran obligados a entrar en las casas nuevas antes de que nadie más entrara en ellas para asegurarse de posibles accidentes. Cualquier color de gato, o perro, era válido, excepto los de color marrón, sin embargo, en los países de Oriente, ese color de gato era especialmente apreciado ya que sus tradiciones indican que protegían de los naufragios a los marineros y pescadores.

Métodos de adivinación:

Uno de los métodos de adivinación mas popular entre los egipcios era el de colocar dentro de la boca de un gato negro recién fallecido, una pieza mágica en la que el mago había escrito el nombre de algún dios usando una solución de mirra, y entonces la deidad le ayudaría a tener sueños proféticos.

Predecir el clima:

Uno de los métodos más antiguos y extendidos por Oriente y Occidente, es observar el comportamiento del gato para predecir el clima que va hacer.

– Si el gato acerca su cola al fuego, o a cualquier foco de calor, augura un cambio de tiempo hacia lluvia o heladas.

-Si el gato se acurruca con la frente tocando el suelo, indica que habrá tormenta.

-Si el gato se lava la cara, o las orejas, indica que pronto empezará a llover.

Mas predicciones:

-Si el gato se lava la cara sobre el oído izquierdo, indica que una visitante está en camino. Si se lava la cara sobre la oreja derecha, significa que un hombre llegará pronto.

-Un gato que se lava una oreja tres veces, significa que los visitantes vendrán en la dirección en la que el gato está mirando.

-Un estornudo del gato augura lluvia, pero generalmente es un buen augurio a menos que estornude tres veces, en cuyo caso toda la familia sufrirá resfriados.

-Un gato que se sienta con la espalda frente al fuego sabe que una tormenta, o un clima frío, está en el camino; mientras que uno que restriega el lomo en una pata de mesa, o de silla, augura que habrá un cambio inminente de clima.

-Los gatos dan buena suerte a los recién casados ​​si se acercan a la novia.

-Si el gato salta sobre un ataúd, se cree que pone en peligro el alma del fallecido.

-Matar a un gato es de mal augurio para quien lo hace, y puede perjudicar su propia salud desarrollando reumatismo y artrosis.

-Una creencia muy extendida es la de no permitir que un gato duerma con los niños ya que puede absorber su aliento y causar su muerte.

-Si te sigue un gato significa que pronto recibirás un dinero inesperado.

-Si hay algún enfermo en la familia debes lavar con agua y jabón al paciente, y luego arrojar ese agua sobre el gato que saldrá corriendo despavorido y se llevará la enfermedad muy lejos.

– Los gatos no deben saltar sobre las mujeres embarazadas porque pueden causar la muerte del nonato.

– A los marineros y pescadores les gusta llevar un gato negro en sus viajes, ya que según la tradición cuando el gato maúlla, significa que vienen tiempos difíciles, pero si el gato juega les augura que vendrán vientos muy fuertes. Y las esposas, o familia, de los marineros tendrán gatos negros en casa con el fin de asegurar la buena suerte a sus maridos mientras estaban en el mar.

-Tirar un gato por la borda significa que el barco va a pasar por una fuerte tormenta con riesgo de llegar a naufragar.

-Encerrar a un gato como castigo en las bodegas, significa que no tardarán en aparecer fuertes vientos que harían zozobrar el barco.

-Si un hombre sueña con un gato y el gato lo araña, significa que su pareja le está traicionando.

-Si una mujer sueña lo mismo, significa que tiene una rival.

-Otro creencia muy antigua dice que si un gato saltaba sobre un cadáver, éste se convertiría en un vampiro.

 

Gatos blancos y negros:

-Si un gato negro desconocido entra de repente en tu casa, es un presagio de rachas de buena suerte, pero dependiendo de los países, ya que el gato negro en algunos países mediterráneos está considerado como símbolo de la mala suerte en cualquiera de sus formas.

-No debes perseguir o hacer daño a ningún gato negro porque la mala suerte te perseguirá durante siete años.

-Si un gato negro estornuda el día antes de una boda, significa que esa boda acabará en divorcio.

-Si un gato negro se cruza en tu camino, se considera mala suerte en algunos países mediterráneos, e incluso en USA, y significa buena suerte en los países nórdicos.

-Si un gato blanco se cruza en tu camino, eres alguien muy afortunado (en todos los países y culturas).

 -Pero si sueñas con gatos blancos, entonces significa que vendrán tiempos difíciles.

-Si hay reunión de tres gatos negros, entonces significa buena suerte.

-Si un gato gris se cruza en tu camino, es buena suerte en todos los países.

-Si un gato negro pasa por debajo de una escalera, significa que la persona que la suba tendrá mala suerte.

-Quien mate a un gato, sea del color que sea, nunca volverá a tener buena suerte en algunos países.

Los gatos blancos y negros pueden ser considerados afortunados dependiendo de sus acciones y comportamientos. Parte del temor por los gatos negros proviene de la Edad Media ya que había una creencia muy extendida que decía que las brujas, una vez descubiertas, se convertían en gatos negros y se mezclaban entre los demás. En el siglo XIII, el Papa Gregorio declaró que los gatos negros pertenecían a Satanás. Esto fue una condena para todos ellos, ya que fueron cazados y asesinados por miles.

María de Gracia

www.lectura-tarot.com

www.lecturatarot.com

http://blog.lecturatarot.com/

www.mariadegracia.net

(derechos reservados-prohibida su reproducción)

Bibliografía:

-“Historia – Geografía de Egipto IV – Costumbres y animales de Egipto, V” – Heródoto

-“Dictionary of Superstitions” – D. Pickering

Acerca de María de Gracia

Me llamo María de Gracia, soy natural de Madrid, España, y dedico todo el tiempo que puedo a mi blog, a mis artículos, a las clases, a algunas terapias, y también a leer las cartas del Tarot de Marsella. No estoy en ninguna red social, ni en facebook, ni en ninguna otra, ya que mi trabajo en el blog, y mi familia, ocupan la mayor parte de mi tiempo. Gracias por visitar mi blog y por seguir confiando en mi trabajo. Un saludo muy cordial, María de Gracia
Esta entrada fue publicada en Mis artículos. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>