Filoromancia (adivinación con pétalos de rosa)

“Para que Rosi nunca olvide que después de una noche oscura siempre llega un amanecer”

La filoromancia, del griego: “phyllon”, hoja; “rhodon”, rosa, y “manteia”, adivinación, es un método muy antiguo de adivinación que tuvo su origen en Grecia, y se practicaba con la flor sagrada de Afrodita, la diosa del amor y de la belleza, y era ya muy popular entonces para adivinar todo lo relacionado con los asuntos del corazón. También se usaba este método para saber si había algún novio, o un matrimonio, en el futuro, aunque el consultante podría preguntar todo tipo de cosas, pero más que nada solían inclinarse por preguntar sobre los temas sentimentales, o emocionales.

También se utilizaba para todo tipo de preguntas ya que la respuesta, dependiendo de la intensidad del ruido, era: “éxito”, o “fracaso”, o: “sí”, o: “no”. Al ser una flor sagrada dedicada a Afrodita, los adivinos de la antigüedad llevaban a cabo la ceremonia, con sus correspondientes rituales, en su templo, e interpretaban que esa respuesta la daba la diosa a través de sus flores.

Métodos de adivinación

Hay varios métodos tan populares como antiguos para la adivinación con hojas de rosa, y también muy sencillos de interpretar:

– En el primero hay que poner un pétalo de rosa fresca en la palma de la mano izquierda, y después romper con la palma de la mano derecha el pétalo con un golpe seco. Si el sonido que hace el pétalo al romperse es fuerte, entonces la respuesta es “afirmativa”, pero si es débil, o no es perceptible, entonces la respuesta es “negativa”. O si el sonido es fuerte, se interpretaba como: “si”, y si era débil, o poco perceptible, se interpretaba como: “no”.

– Para saber si el consultante iba a tener esposo/a en el futuro, el método más popular de adivinación consistía en recoger esa misma noche una rosa de un rosal de cualquier color, y envolverla en un papel blanco, para luego guardar esa rosa en un lugar secreto que solo el/la consultante conociera, y lejos de todas las miradas. El primer hombre, o mujer, que encontrara la rosa sería el destinado a casarse con ella/él.

– Para poner a prueba la fidelidad de la pareja, se recoge una rosa del jardín por la noche, y se envuelve en un papel blanco, guardándola seguidamente en un lugar secreto. En este caso en concreto era el color de la flor, cuando se retiraba el papel, el que decía si la respuesta era afirmativa, o negativa. Si el color de la rosa se había “desvanecido”, entonces se interpretaba como que había sido infiel. Si en cambio el color de la rosa seguía igual que la noche anterior cuando se envolvió, entonces significaba que el amante había sido fiel.

– Otro método de adivinación con pétalos de rosa muy popular también hasta nuestros días, precisa que el consultante eche al aire los pétalos de rosa, de uno en uno, a un lado, y mientras lo hace, vaya recitando: “me ama”, y “no me ama”, así hasta que acabe con todos los pétalos, y el último será el que le dé la respuesta que está buscando.

– Si quieres una respuesta sencilla de “si”, o “no”, necesitas cortar tres rosas aún sin abrir del todo, y ponerlas por la noche en un jarrón SIN agua. Después se hace la pregunta que se quiera, y enseguida se asigna una respuesta a cada rosa: “si”, “no”, y “tal vez”. La rosa que dure más tiempo sin perder sus pétalos, será la que esté dando la respuesta a la pregunta que se haya hecho.

– Otro método también muy sencillo requiere llenar un recipiente con agua de rosas, o simplemente con agua. Seguidamente se arrancan tres pétalos de una rosa. Y se escribe, o se pone, algún símbolo, en cada hoja que sirva para identificar algo, o a alguien. Después, se colocan esos tres pétalos en la superficie del agua, y la hoja que flote durante más tiempo sin hundirse será la que nos dé la respuesta que estamos buscando.

María de Gracia

www.lectura-tarot.com

www.lecturatarot.com

http://blog.lecturatarot.com/

www.mariadegracia.net

(derechos reservados-prohibida su reproducción)

 Bibliografía:

– “Guide to the Occult” – Shadow Magick

– “Rituals in Ancient Greece” – E. J. Holland

Acerca de María de Gracia

Me llamo María de Gracia, soy natural de Madrid, España, y dedico todo el tiempo que puedo a mi blog, a mis artículos, a las clases, a algunas terapias, y también a leer las cartas del Tarot de Marsella. No estoy en ninguna red social, ni en facebook, ni en ninguna otra, ya que mi trabajo en el blog, y mi familia, ocupan la mayor parte de mi tiempo. Gracias por visitar mi blog y por seguir confiando en mi trabajo. Un saludo muy cordial, María de Gracia
Esta entrada fue publicada en Mis artículos. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>