La leyenda de Nian y el año nuevo chino (Xin Nian)

“A Irene y Diego, para que el año nuevo les traiga toda la buena suerte que se merecen”

Hay varias leyendas sobre los orígenes del Festival de Primavera chino (Guo Nian) que empezará el próximo 31 de Enero y acabará el día 6 de Febrero, y que se celebra para dar la bienvenida, esta vez al año del Caballo de Madera (o Verde), al año nuevo chino. A este Festival también se le conoce como el Festival del Nuevo Año Lunar, y se cree que es una de las tradiciones más antiguas ya que cuenta con más de cuatro mil años de historia. Para las familias y amigos, este Festival es el más importante puesto que en estas fechas tienen la costumbre de reunirse para celebrarlo, tal y como hacemos nosotros en las fiestas de Navidad. Los orígenes de este Festival se remontan a la dinastía Shang (años 1.700-1.100 antes de C.) en cuya época empezaron a celebrarse reuniones familiares llenas de color, además de las peticiones de deseos que hacían sus miembros con las esperanza de que la llegada de la primavera, donde todo se llenaba de color, les trajera buena suerte.

La leyenda más extendida es la de “nian guo” (año que pasa) y cuenta que existía un monstruo, con cuernos, feroz y cruel, que vivía en el fondo del mar, que tenía cuerpo de toro y cabeza de león, y que hacia el final del invierno, y cuando no tenía nada que comer en su territorio, salía de su escondite y entraba en las aldeas para devorar al ganado, arrasar los cultivos e incluso comerse a los seres humanos, y muy especialmente a los niños. Por eso la gente de las aldeas tenía miedo de Nian (año). Un día, a punto de empezar el Festival de Primavera, sabiendo que el monstruo volvería a salir del fondo de las aguas y cuando los pobladores se disponían a huir a las montañas, pero no sin antes cerrar las puertas y ventanas de sus casas y esconder su ganado para que no pudiera encontrarlo, apareció en la aldea un mendigo apoyándose en un cayado y llevando una bolsa en la mano que usaba para recoger las monedas que le iban echando. Tenía el pelo gris y su barba ondeaba con el viento, lo cual le daba un aspecto de anciano venerable. Nadie se preocupó del mendigo a excepción de una anciana que le dio algo de comer y le sugirió que se marchara a las montañas para alejarse de Nian.

El viejo contestó: “Señora, si me dejas quedarme una noche en tu casa voy a deshacerme de Nian para siempre”. La anciana se sorprendió, y mirando bien al viejo mendigo se dio cuenta de que había en él algo diferente. Siguió intentando convencerle para que subiera a las montañas, pero el mendigo se limitaba a sonreir. Al no esperar otra respuesta la anciana se marchó montañas arriba dejando solo al mendigo en su casa.

Esa misma medianoche el monstruo Nian salió de las aguas y entró en el pueblo, pero se dio cuenta enseguida que algo diferente estaba ocurriendo. Nian se estremeció al ver una tira de papel rojo con unas letras escritas que estaba pegada en la puerta de la casa de la anciana. La casa estaba bien iluminada por las velas, cosa que no gustó a Nian, quien frunció el ceño, pero cuando intentó entrar en la casa, y estando cerca de la puerta, oyó una explosión de fuegos artificiales justo cuando ésta se abría y aparecía el viejo mendigo vestido completamente de rojo, que salía a recibir al monstruo con una gran sonrisa en la boca. Nian palideció de miedo y emprendió el vuelo de vuelta a las aguas con gran rapidez.

Varios días después los habitantes de la aldea bajaron de las montañas con el propósito de regresar a sus casas, y cual fue su sorpresa cuando se encontraron con que todo estaba en las mismas condiciones en las que ellos lo habían dejado. De repente la anciana recordó lo que le había dicho el viejo mendigo e inmediatamente se lo comentó al resto de aldeanos. Fueron todos corriendo a casa de la anciana para ver lo que había ocurrido en ella y vieron una tira de papel rojo colgando de la puerta, los fuegos artificiales en el patio seguía explotando y todas las velas de la casa continuaban encendidas. Entonces entendieron que Nian temía al color rojo, a los sonidos de los fuegos artificiales y a la luz.


La historia pronto se extendió por el resto de aldeas y poco después todo el mundo estaba hablando de ello. Los aldeanos llegaron a la conclusión de que el viejo mendigo era sin dudarlo un ser celestial que llegó para expulsar a los malignos y dejar que entrara la buena suerte, y que el papel rojo, la tela roja, las velas rojas, y los estallidos de los fuegos artificiales y del bambú seco, fueron sin duda las armas mágicas que se necesitaba para expulsar al monstruo Nian para siempre.

Desde entonces los aldeanos empezaron a celebrar la llegada del año nuevo y también la llegada de la buena suerte. Todos se vistieron con ropa nueva roja, empezaron a llamar a sus familiares para reunirse en esa fecha y poder celebrarlo todos juntos. Mientras tanto, los métodos para librarse de Nian corrieron de boca en boca y al poco todo el país los conocía. A partir de ese día cada víspera de la Fiesta de la Primavera las familias cuelgan de sus puertas y ventanas tiras de papel rojo con peticiones escritas en ellas y las dejan expuestas hasta la medianoche para esperar a que entre el año nuevo, que es cuando encienden todos los faroles y hacen explotar los fuegos artificiales o las ramas de bambú seco. Al día siguiente por la mañana, en el primer día del Nuevo Año Lunar, van a visitar a sus familiares y amigos para desearles muy buena suerte en el nuevo año que acaba de empezar.


María de Gracia

www.lectura-tarot.com

www.lecturatarot.com

http://blog.lecturatarot.com/

www.mariadegracia.net

(derechos reservados-prohibida su reproducción)

bibliografía:

http://traditions.cultural-china.com/

http://www.chinaculture.org/

http://www.arts.cultural-china.com/

Acerca de María de Gracia

Me llamo María de Gracia, soy natural de Madrid, España, y dedico todo el tiempo que puedo a mi blog, a mis artículos, a las clases, a algunas terapias, y también a leer las cartas del Tarot de Marsella. No estoy en ninguna red social, ni en facebook, ni en ninguna otra, ya que mi trabajo en el blog, y mi familia, ocupan la mayor parte de mi tiempo. Gracias por visitar mi blog y por seguir confiando en mi trabajo. Un saludo muy cordial, María de Gracia
Esta entrada fue publicada en Cuentos y leyendas. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a La leyenda de Nian y el año nuevo chino (Xin Nian)

  1. melissa nicole dijo:

    me gusto mucho ya la había escuchado en la revista de muy interesante junior pero mi hermano que va en 2° de primaria la investigo para compartirla con sus compañeros ahora se el origen del año nuevo chino muchas gracias por subirla te lo agradesco de corazon ojala y prosperes con tus leyendas 😀 te felicito (y)

    • Hola, Melissa Nicole:

      Es una leyenda muy antigua que saqué de una página de leyendas y tradiciones chinas muy interesante donde también hay relatos y cuentos muy antiguos. Gracias por visitar mi blog, me alegra ver que os gusta.

      Un saludo muy cordial,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>