Los números y las letras (número dos)

number_two

 

 

 

Los números y sus letras correspondientes:

(1) = a – j – s

(2) = b – k – t

(3) = c – L – u

(4) = d – m – v

(5) = e – n – w

(6) = f – o – x

(7) = g – p – y

(8) = h – q – z

(9) = i – r

El número dos (2)

(2 – letras = b – k – t)

Positivo:

Al número dos (2) le gusta vivir aceleradamente, sobre todo cuando se trata de cosas nuevas a las que se dedica con mucha ilusión, y sin calcular los riesgos. Le convendría mantener una apariencia de más armonía y tranquilidad, aunque le cueste controlar tus emociones. El número dos (2) es profundo. Su lado artístico es grande, pero necesita estar motivado para sacar lo mejor de si mismo. Es muy sensible, y también bastante introvertido, pero controla muy bien las apariencias y al trato se muestra amable y distendido. Necesita encontrar la paz interior para mantener el equilibrio existencial.

El número dos es muy diplomático, lo cual le convierte en un buen pacificador y gran mediador. Es amable, simpático; le gusta jugar en equipo, también trabajar en equipo y colaborar con grupos en otras áreas de su vida. Tiene tendencia a la espiritualidad. Es ambicioso, pero en su justa medida porque da preferencia a los principios más básicos y al prestigio. Es generoso, alegre y presta mucha atención a los detalles. Se adapta muy bien a todos los cambios. El número dos es considerado, también es flexible y muy comprensivo con los errores, o defectos, de los demás.

Negativo:

Tiene tendencia a la ansiedad y a dejarse arrastrar por los mares de dudas. Se pone nervioso con facilidad y suele pasar por diferentes grados de ansiedad. La indecisión le puede. Con frecuencia se muestras indiferente; se siente incapaz de asumir sus propias responsabilidades; es temeroso y miedoso, y tiene poca fuerza de voluntad. También podría caer en el pesimismo; ser muy dependiente emocionalmente; mostrarse muy vacilante, indeciso y poco estable. Este número es poco sensible. Es muy inflexible, a veces también es antipático y distante. No tiene consideración por los demás. Le asusta el hecho de equivocarse. No le gustan los cambios. Le aterra la idea de quedarse solo. Le da mucho miedo todo lo desconocido.

Compatibilidad entre el dos (2) y el nueve (9):

(9 – letras = i – r)

Esta combinación de números podría crear una unión muy feliz y fructífera. Ambos son ideales a la hora de satisfacer sus mutuas necesidades. Son cariñosos y tiernos, y les motiva el hecho de ver que su amor es correspondido por la persona elegida. El número nueve (9) necesita un compromiso casi inmediato para asentar las bases de esa relación, y el número dos (2) cederá todo lo posible para satisfacer al número nueve (9) aunque todo le parezca un tanto precipitado. Las dificultades entre ellos serían mínimas y perfectamente salvables. Ambos comparten no solo aficiones, sino también objetivos y filosofías de vida. Esta unión sería tan apasionada como romántica y seguramente durará mucho tiempo.

El único problema importante al que podrían enfrentarse el dos (2) y el nueve (9) sería el de los celos puesto que ambos tienen tendencia a sentir cierta envidia de lo que hace el otro y viceversa. Pero por otro lado, hay que tener en cuenta que ambos estarían tan pendientes el uno del otro que no tendrían tiempo de mirar a nadie más.

Compatibilidad del dos (2) con el ocho (8)

(8 – letras = h – q – z)

Una relación entre el número ocho (8) y el número dos (2) no es fácil, pero tiene todo lo necesario para tener éxito. Si ambos se sienten atraídos, y deciden dar el paso para asumir algún compromiso, tanto de amistad como sentimental, pronto se darán cuenta de lo diferentes que son, pero también serán conscientes de que esas diferencias son precisamente las que más les unen.

El número ocho (8) es introvertido y poco expresivo, pero el número dos (2) es justamente todo lo contrario, lo cual de entrada empieza a equilibrar la balanza entre ambos. El número dos (2) no tendrá problema a la hora de demostrar sus sentimientos ni sus pensamientos, lo cual despertará interés en el número ocho (8), que le va a animar a hacer esfuerzos para estar a la altura del número dos (2) a la hora de comunicarse.

Una vez que se conozcan más a fondo, y hayan asumido más compromisos, el número ocho (8) empezará a confiar, y también sentirá la seguridad que le aporta el número dos (2), lo cual le animará a mostrarse más cariñoso, expresivo y abierto a la hora de dar salida a sus sentimientos y pensamientos. El número dos (2) apreciará mucho las atenciones que le brindará el número ocho (8), así como su amor incondicional, y el número ocho (8) estará encantado de sentirse seguro en la compañía del número dos (2).


Ambos números necesitarán mucho tiempo para que sus canales de comunicación sean fluídos, y acabarán haciéndolo, pero estando ya muy avanzada la relación. El número dos (2) va a apoyar en todo al número ocho (8) al que admira, aunque no lo entienda, pero hará lo imposible para ayudarle a que alcance el éxito que se merece. El número ocho (8) debe mostrar su lado más flexible y comprensivo hacia el número dos (2), especialmente a la hora de explicar por qué es tan importante para él el éxito profesional, de negocios, o estudios, o prestigio, y cuales son sus ambiciones, nada de lo cual es compartido seguramente por el número dos (2), pero de esta forma el número dos (2) apreciará, en su justa medida, lo importante que es para el número ocho (8) alcanzar el éxito y seguir luchando en la vida para hacer realidad sus sueños.

Los problemas aparecerían si el número ocho (8) se dejara llevar por los problemas del trabajo y también por conseguir otras formas de ganar dinero, o bienes materiales, en detrimento de las relaciones con sus seres queridos. El número dos (2) se sentiría ninguneado, o relegado a un segundo o tercer plano, lo cual le haría sentirse frustrado. El número ocho (8) pasaría mucho tiempo fuera de casa, o en viajes relacionados con su trabajo, o asuntos materiales, y el número dos (2) podría empezar a perder la ilusión por esa relación.

El número ocho (8) debería recapacitar y dar la importancia que se merece al número (2), y hacer todo lo posible por encontrar el equilibrio entre unas áreas de su vida y otras, evitando en todo momento que su área sentimental se viera perjudicada, o relegada a un segundo plano. El número dos (2) no debe presionar al número ocho (8), y le convendría entender su necesidad de alcanzar el éxito, pero dándole un margen para que pudiera levantar el pie del acelerador y dedicar más tiempo a esa relación. Ambos necesitarán mucho tiempo para llegar a acuerdos y comprometerse con los éxitos mutuos, y una vez que lo hayan conseguido, y conozcan perfectamente sus defectos y virtudes, podrían ser muy felices juntos ya que aportarían a esa relación tanto seguridad como armonía.

Compatibilidad del dos (2) con el siete (7)

(7 – letras = g – p – y)

El flechazo entre el número siete (7) y el número dos (2) sería inmediato, lo cual indica que pasarían a afianzar esa relación con mucha rapidez. Ambos tienen tendencia a los compromisos rápidos, aún sin apenas conocerse. Se declararán ambos amor eterno y fidelidad absoluta, y dejarán muy claro que desean una relación duradera y estable. Ambos buscan lo mismo. A pesar de la rapidez con que empieza su relación, normalmente este tipo de parejas suele tener relaciones duraderas y estables.

Tanto el número siete (7) como el número dos (2) son cariñosos y románticos por naturaleza, y los dos necesitan sentirse queridos y apreciados, en su justa medida, por el otro. Ambos son capaces de dar mucho cariño, y por lo tanto también de recibirlo, y al poco tiempo, tanto el número siete (7) como el número dos (2) se convierten en grandes apoyos entre sí gracias a su romanticismo y a las atenciones que se dedican mutuamente. Ambos expresan con mucha claridad, y sin dificultad, tanto sus emociones como sus sentimientos.

Los mayores problemas que tendrían ambos números sería a la hora de resolver cualquiera de sus múltiples diferencias. Tanto el número siete (7) como el número dos (2) son muy testarudos y una vez que han dado su opinión es muy raro que rectifiquen ni aunque la otra parte aporte muy buenas razones para que lo haga. Ambos son extremadamente tercos y es muy difícil convencerles de que están equivocados. Si quieren que su relación funcione sólo tienen que reconocer que cuando ambos se han bloqueado, y no hay argumentos que los ayuden a mantener su bloqueo, nadie ha ganado la batalla, porque no hay ninguna guerra entre ambos. Si consiguen sortear ese gran obstáculo, entonces podrán disfrutar de una relación muy armoniosa y feliz.

Compatibilidad entre el dos (2) y el seis (6)

(6 – letras = f – o – x)

El número dos (2) quiere una relación segura y asumir compromisos. El número seis (6) también, y ambos podrían llegar a acuerdos muy rápidamente al poco tiempo de haberse conocido. El número dos (2) podrá comprobar muy pronto la honestidad, y franqueza, del número seis (6), y éste se sentirá lo suficientemente seguro del número dos (2) como para empezar a hablar abiertamente de sus sentimientos y planes de futuro. Cuando se haya establecido el compromiso, ambos números se convertirán en muy buenos socios en todos los sentidos, y en cómplices de todo lo que hagan juntos, puesto que podrían compartir muchos intereses, además de los sentimentales.

Ni el número dos (2) ni el número seis (6) tienen sentimientos negativos a la hora de limar asperezas, ni para resolver sus diferencias, lo cual les ayuda a emplear muy buenos argumentos intentando no herir los sentimientos del otro. El número seis (6) es introvertido y tiene tendencia a guardarse para sí sus pensamientos, y sentimientos, al igual que suele hacer el número dos (2). Las emociones negativas no deberían permanecer encerradas en ellos ya que pueden volver a salir debido a alguna venganza, o resentimiento, o por alguna frustración. Tanto el número seis (6) como el número dos (2) van a querer que sus parejas sepan cual es su verdadero estado de ánimo, si son felices, o no, a pesar de no decirlo abiertamente, pero se encargarán de hacerles llegar el mensaje.

La tendencia de ambos números es llegar a obsesionarse con sus propias frustraciones, y también el hecho de ser conscientes de la infelicidad de su pareja. Si todo esto que les corroe por dentro no encuentra su salida correspondiente y se resuelve mediante el diálogo, todo se volverá contra ambos y la relación acabará llena de reproches mutuos y rencillas de todo tipo que podrían llevar dormidos mucho tiempo. Ni el número dos (2), ni el número seis (6) sabrán nunca por qué rompieron exactamente, puesto que su ruptura se debería a toda una serie de discrepancias sin resolver que les desbordaron en un momento muy específico.

Esta ruptura, y los desencuentros previos, podrían haberse evitado si ambos hubieran hablado francamente sobre todo lo que les preocupa y hubieran hecho esfuerzos a la hora de expresar sus sentimientos, y pensamientos, pero tendrían que haberlo hecho desde el principio de la relación y con toda la franqueza de que fueran capaces. Teniendo en cuenta este gran problema de comunicación entre ellos, es importante que hagan muchos esfuerzos para que los canales de comunicación no se pierdan, y eso es algo que podría resultarles muy difícil ya que ambos tienden a interiorizar sus problemas y no son partidarios, o les cuesta mucho, de reconocer las dificultades que tienen a la hora de expresar lo que sienten.

Sólo si consiguen limar asperezas y acercar posturas, evitando en todo momento alimentar el resentimiento y las frustraciones, podrían ser muy felices juntos y su relación sería tan fuerte como duradera.

Compatibilidad del dos (2) con el cinco (5)

(5 – letras = e – n – w)

Una vez que se hayan disparado las flechas de la atracción mutua, el número dos (2) y el número cinco (5) pueden empezar una relación sin apenas dificultades. Después de un tiempo muy corto, el número dos (2) intentará asegurarse una relación estable y a largo plazo, además de toda una serie de compromisos. El número cinco (5) podría sorprenderse ante lo que se le avecina y salir corriendo. El número dos (2) debería dejar que la relación transcurriese de forma tranquila y sin presiones hacia el número cinco (5), sin plantearse expectativas ni crearse esperanzas. El número dos (2) debería no hablar de nada que pudiera indicar compromiso o estabilidad, a no ser que el número cinco (5) haya expresado en primer lugar su deseo de compromiso.

El número dos (2) puede pensar que el número (5) no tiene ningún interés en él ya que no demuestra sus afectos, lo cual podría significar que la relación no está funcionando, pero podría no darse cuenta de que el número cinco (5) no tiene tendencia a expresar sus emociones. El número dos (2) tendrá que aceptarlo e intentar comprender al número cinco (5); el número cinco (5) debería ser más expresivo con el número dos (2) puesto que éste necesita mucha atención y seguridad en su relación.

Otro de los problemas con los que se encontrarían estos dos números sería en el comportamiento muy coqueto del número cinco (5), aunque eso no signifique que vaya a ser infiel, sino que le gusta levantar admiración entre los otros números. Pero el número dos (2) encuentra que el número cinco (5) tiene un comportamiento poco ejemplarizante y deja entrever sus celos, y su amargura. El número cinco (5) acabará cansándose de alguien tan negativo y desconfiado y acabará buscando lo que quiere, pero en otro lugar.

Si estos dos números quieren que esa relación sea duradera necesitan mucha comunicación y comprensión, el uno con el otro, pero solo cuando el número cinco (5) quiera dar ese gran paso y asumir compromisos con el número dos (2), será cuando formen una pareja muy armoniosa y tendrán una relación duradera y estable.

Compatibilidad entre el dos (2) y el cuatro (4)

(4 – letras = d – m – v)

Una relación entre el número cuatro (4) y el número dos (2) podría ser muy armoniosa y feliz, ya que ambos números están buscando el compromiso y la seguridad, por lo tanto, una relación entre ellos se convertiría en algo muy serio al poco de conocerse ya que ambos buscan lo mismo en el otro.

Tendrán los mismos objetivos, crear un hogar, una familia, sentirse seguros en su casa, con sus respectivas familias, y pasarán mucho tiempo juntos planificando lo que quieren hacer en el futuro. Una vez que han asumido el compromiso se sentirán más seguros de los sentimientos del otro y la relación irá muy bien desde un principio. El número cuatro (4) aprenderá a relajarse y a no dramatizar tanto, sino que se tomará todo con sentido del humor, gracias al buen carácter del número dos (2), y éste se sentirá seguro a la hora de expresar sus pensamientos y sus sentimientos. Ambos números se respetarán mutuamente, y su relación será muy armoniosa y duradera.

Compatibilidad entre el dos (2) y el tres (3)

(3 – letras = c – L – u)

Tanto el número tres (3), como el número dos (2), van a dar preferencia a todo lo relacionado con la vida mundana, fiestas, reuniones, conferencias, y amigos. Se atraerán el uno al otro, y si empiezan una relación romántica serán tan exitosa como duradera.

Ambos números necesitan mucha armonía y se la aportan mutuamente. No habría lugar a discusiones, ya que evitarán los enfrentamientos. El número tres (3) tenderá a ser algo más dominante que el número dos (2), y esto debería ser hablado con toda claridad porque es imposible que nunca lleguen a discutir. El número dos (2) aguantará lo impensable con tal de no romper la armonía y la vida fácil, o cómoda, que le ofrece el número dos (2), y éste empezará a desconfiar de la gran cantidad de paciencia que tiene el número tres (3). El número tres (3) debería apreciar en su justa medida la naturaleza tolerante y comprensiva, del número dos (2), y no aprovecharse de la situación para salirse con la suya, decir la última palabra, o imponer su voluntad.

Es importante que ambos números hagan mucha vida social ya que comparten tanto intereses materiales, como culturales. El número tres (3) controlará, entonces, su tendencia a coquetear cuando el número dos (2) esté cerca. El número tres (3) debería ser más moderado en sus relaciones con el sexo opuesto ya que sabe muy bien que el número dos (2) es muy celoso. El número dos (2) podría tomarse el coqueteo del número tres (3) como una forma de provocar, o una traición, y tener la sensación de que no le tiene afecto. Aquí es donde podrían tener problemas muy importantes que llegarían a acabar con su relación de forma abrupta.

Tanto el número tres (3), como el número dos (2), deben explicar sus sentimientos para ser entendidos por el otro, y también deberían hacer grandes esfuerzos con el fin de llegar a acuerdos puntuales. El número dos (2) podrá entonces disfrutar de la lealtad y fidelidad, que le aportaría el número tres (3), y comprobar que no hay sombra de traición, y el número dos (2) debería tener mucho cuidado y evitar restringir la libertad del número tres (3).

Compatibilidad del dos (2) con el dos (2)

(2 – letras = b – k – t)

Dos números dos (2) son perfectos tanto para el romance, como para la amistad, o la asociación. Ambos tienen una necesidad absoluta de ser comprendidos por el otro y nadie mejor que un número dos (2) puede entender a otro número dos (2).

Para que el número dos (2) esté satisfecho necesita estabilidad y compromiso, y eso es precisamente lo que aportará el otro número dos (2), lo cual significa que ambos serán felices en cualquier tipo de relación que mantengan.

Las relaciones de amistad y de negocios, serán muy fructíferas y duraderas. Pero una vez que hayan asumido algún compromiso sentimental, entonces todo irá mucho mejor. Ambos números se comunican entre sí, se apoyan y se comprenden puesto son muy parecidos y tienen las mismas inquietudes. Su tendencia será hablar de todo lo que les preocupa, de los negocios, de sus problemas, y con la tranquilidad que da el hecho de saberse entendido. Ambos números van a respetarse y a admirarse mutuamente, lo cual les aportará toda la seguridad y estabilidad que necesitan.

Compatibilidad entre el dos (2) y el uno (1)

(1 – letras = a – j – s)

Ambos números son capaces de satisfacer las necesidades mutuas, lo cual significa que ambos estarán encantados de proporcionar la tranquilidad y el afecto que el otro necesita. No sólo son buenos amigos, o socios, sino que también son una pareja perfecta. Pero el número uno (1) debe tener muy en cuenta que el número dos (2) necesita muestras de afecto, y que se le recuerde continuamente lo mucho que le importa, evitando, en todo lo posible, dar por sentado que sus sentimientos son entendidos por el número dos (2).

El número dos (2) enseguida se dará cuenta de la necesidad que tiene de espacio y libertad, el número uno (1) y hará lo impensable para que así sea. Ambos números serán felices juntos y raramente tendrán enfrentamientos, ya que sus propias naturalezas les impiden crear una escena o entrar a provocaciones.

El número uno (1) apreciará todo los los sacrificios que está haciendo el número dos (2) y vicecersa, e intentará, en todo momento, controlar los cambios bruscos de humor, y evitar la irritabilidad. El número dos (2) será fiel y leal, al número uno (1), tanto en los buenos como en los malos tiempos, pero le convendría dejar bien claras cuales son sus necesidades en lugar de dar preferencia sistemáticamente, a las del número uno (1). El número dos (2) tendrá tendencia a mostrarse excesivamente servicial con el número uno (1), pero debería evitarlo si quiere mantener intacto su amor propio y también para conservar el respeto del número dos (2).

(próximo número: el uno (1)

María de Gracia

www.lectura-tarot.com

www.lecturatarot.com

http://blog.lecturatarot.com

www.mariadegracia.net

(derechos reservados-prohibida su reproducción)

Acerca de María de Gracia

Me llamo María de Gracia, soy natural de Madrid, España, y dedico todo el tiempo que puedo a mi blog, a mis artículos, a las clases, a algunas terapias, y también a leer las cartas del Tarot de Marsella. No estoy en ninguna red social, ni en facebook, ni en ninguna otra, ya que mi trabajo en el blog, y mi familia, ocupan la mayor parte de mi tiempo. Gracias por visitar mi blog y por seguir confiando en mi trabajo. Un saludo muy cordial, María de Gracia
Esta entrada fue publicada en Numerología. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>