Los números y las letras (número seis)

Los números y sus letras correspondientes:

(1) = a – j – s

(2) = b – k – t

(3) = c – L – u

(4) = d – m – v

(5) = e – n – w

(6) = f – o – x

(7) = g – p – y

(8) = h – q – z

(9) = i – r

El número seis (6)


(6 – letras = f – o – x)

Positivo:

Los número seis (6) son muy creativos, sensuales y tienen mucha facilidad para entablar contacto y comunicarse con su entorno. Este número es muy hábil a la hora de hacer acopio de información de todo tipo que pueda ser usada después en algunas áreas de su vida. Sus creencias religiosas son muy fuertes y rozan el misticismo. Tiene mucha fuerza de voluntad. Es disciplinado y se adapta a las normas sin problemas. Es sensible y se duele con facilidad. Le gusta rodearse de sus seres queridos organizando fiestas y celebraciones, ya que tiene fama de ser un magnífico anfitrión. Es fácil llevarse bien con un seis (6) porque es muy agradable al trato y no intenta imponer nada a nadie. Es cálido y comprensivo con los demás.

Le gusta la vida en torno al hogar familiar, es muy responsable y algo convencional. Enseña en la misma medida en que aprende ya que sus deseos de saber son muy grandes. Es protector con los débiles y muy generoso con todo aquel que lo necesita. Es altruista y muy caritativo. Emocionalmente es profundo y siempre está dispuesto a trabajar como voluntario en su comunidad. Es simpático y cuando se enamora lo hace incondicionalmente, puesto que se compromete asumiendo todos los riesgos que eso conlleva. Es equilibrado y amante de las actividades al aire libre y del contacto con la naturaleza.

Negativo:

El número seis (6) es muy apasionado y profundo en temas sentimentales, pero quizá excesivo en cuanto a sus deseos se refiere. Puede cambiar de opinión y de actitud con facilidad y sin razón aparente, lo cual podría confundir a su entorno. Tiene tendencia a las adicciones, o mantiene algunos hábitos de vida poco saludables. Su tendencia a querer saberlo todo le lleva a inmiscuirse en los asuntos personales de los demás, lo cual puede crearle problemas con algunas personas susceptibles.

Se estresa con facilidad ya que no sabe dar salida a la sobrecarga de responsabilidades que ha ido acumulando; el número seis (6) podría tener algún complejo de inferioridad, lo cual le haría sentirse débil en algunos sentidos. Es superficial, inquieto y muy egoísta. No es solidario y no tiene fuerza de voluntad. En sus relaciones sentimentales abundan los celos y a dar demasiadas vueltas a las cosas, lo cual puede llegar a alimentar su desconfianza hacia la otra persona.

Compatibilidad del seis y el nueve (6-9)

(9 – letras = i – r)

Ambos números se fijan mucho en una apariencia que cuidan mucho, y por lo tanto se sienten atraídos mutuamente. Estos dos números estarían encantados de haber encontrado a alguien con sus mismas inquietudes, al menos físicamente, y confían en que también sea interiormente. Juntos, por lo tanto, disfrutarán de una relación absolutamente perfecta. La intensidad y la pasión estarían a la orden del día. El número nueve (9) es muy expresivo y romántico, lo cual significa que el número (6) podrá disfrutar con la demostración de esos sentendimientos y no tendría por qué tener dudas acerca de esa relación, ni de las buenas intenciones del número nueve (9).

El número seis (6) encontrará irresistible a alguien tan elocuente como el número nueve (9) y admirará la forma de expresar sus sentimientos y emociones, especialmente en todo lo relacionado con la seguridad emocional que le está prometiendo. El número seis (6) y el número nueve (9) vivirán juntos en una armonía casi perfecta y no tendrán grandes problema entre ellos, aunque seguramente los tendrán con todos los demás. Será una relación larga y estable ya que se adaptan muy bien el uno al otro.

Los problemas con los que podría encontrarse esta pareja son con la realidad fuera de su relación. Ambos tienen serias dificultades para aceptar los problemas del día a día, como ganar dinero, pagar las facturas, etc. Y ambos son conscientes de que, aunque su amor les aporte toda la felicidad y satisfacciones con que se pueda soñar, éste no va a ayudarles a cumplir con sus obligaciones para con el resto del mundo. El número seis (6) y el número nueve (9) podrían disfrutar de una relación casi perfecta ya que ambos son intensos en sus emociones y apasionados en sus demostraciones. El número nueve (9) será muy demostrativo hacia el romántico número seis (6), lo cual le ayudará a ganar confianza en esa relación. Si consiguen repartir sus obligaciones con el mundo material, y no se dejan arrastrar a la bancarrota su relación será muy feliz y duradera ya que se adaptan muy bien el uno al otro.

Compatibilidad entre el seis (6) y el ocho (8)

(8 – letra = h – q – z)

El número ocho (8) se sentirá fascinado por el número seis (6) gracias a su gran carisma y capacidad de distinguirse entre todos los demás. El número seis (6) quedará impresionado por el fuerte carácter, y personalidad, del número ocho (8). La atracción inicial será mutua y a primera vista.

La mayor dificultad de relación entre estos dos números es que ninguno de los dos esté dispuesto a dar el primer paso a la hora de expresar sus emociones. El número seis (6) tiene miedo a ser rechazado y por lo tanto le cuesta mucho expresar sus emociones, o sentimientos, sobre todo si no está muy seguro de ser correspondidos por el número ocho (8).

El número ocho (8) es prudente y tiene tendencia a esperar a que la pareja que le ha fascinado empiece a dar el primer paso y exprese sus emociones, algo de lo que él no se siente incapacitado. Pero a pesar de la atracción mutua ambos números también podrían pensar que no están interesados en nada más excepto en admirarse mutuamente, pero a nivel amistad, o negocios, o trabajo. Tanto el número ocho (8) como el número seis (6) deberían hacer grandes esfuerzos a la hora de hablar abiertamente de sus sentimientos y plantearse dar el primer paso, porque correrían el riesgo de que la otra persona pensara que no tiene ningún interés en ella.

Si estos dos números encuentran la forma de expresar sus sentimientos mutuamente, y asumir algún tipo de compromiso, podrán disfrutar de una relación armoniosa y feliz. Se complementarían muy bien ya que el número seis (6) es comprensivo y flexible, y el número ocho (8) será atento y cariñoso a la hora de corresponder con todo lo que recibe del número seis (6). Si estos dos números consiguen mantenerse después de la primera etapa de adaptación, su relación resistirá el paso del tiempo y será tan armoniosa como estable.

Compatibilidad entre el seis (6) y el siete (7)

(7 – letras = g – p – y)

El número siete (7) no se fijará nunca en el número seis (6), puesto que éste es demasiado tranquilo y el primero estaría buscando a alguien muy especial que destacara sobre todos los demás. Ninguno de los dos números sentirá ningún tipo de atracción el uno por el otro ya que son diametralmente diferentes. Pero si el número seis (6) y el número siete (7) deciden convertir su relación de amistad en una sentimental, entonces todo podría cambiar porque llegarían a complementarse. El número siete (7) es muy romántico, y el número seis (6) se siente halagado por la atención que le dedica el número siete (7), y esa dedicación a su persona le anima a expresar sus emociones. El número siete (7) se sentirá apoyado y querido por el número (6) y viceversa, pero sin olvidar que ambos necesitan mucha atención por parte del otro.

Los problemas aparecerían cuando el número siete (7) no se sintiera valorado, ni apreciado, en su justa medida por el número seis (6), lo cual le haría desarrollar cierta sensación de inseguridad. El número siete (7) es capaz de expresar su disgusto, o inconformismo, de manera muy dramática y visceral, mientras que el número seis (6) es incapaz de recuperar la armonía que se habría perdido en esa relación. Ambos números deberían luchar por encontrar los puntos que les unen, y dejar de lado todo lo que les separa. Sólo cuando el número seis (6) y el número siete (7) hayan resuelto sus diferencias y limado sus asperezas, entonces es cuando serían felices juntos puesto que disfrutarían de una bonita relación tan afectiva como romántica.

Compatibilidad entre el seis (6) y el seis (6)

(6 – letras = f – o – x)

Entre ambos números habrá un flechazo instantáneo. Quedarán impresionados el uno del otro por la capacidad que tienen ambos de proyectar al exterior su mejor imagen, la cual siempre estará de acuerdo a la situación del momento. Esa atracción mutua no tardaría en convertirse en algo más serio una vez que hayan llegado a conocerse mejor y descubrir que son almas gemelas. Se comprenden perfectamente y se entienden muy bien ya que saben cómo se sienten en cada momento porque en el fondo son iguales. La comunicación entre ellos es fluída y frecuente ya que se intercambian puntos de vista y se ayudan a solucionar sus respectivos problemas.

Ambos números seis (6) disfrutarán de la compañía de otros números y estarán felices de compartir su felicidad con todos los demás, así como también de hablar abiertamente de sus sentimientos. Los número seis (6) tendrán preferencia por pasar más tiempo en el hogar familiar disfrutando de sus comodidades y donde poder recibir a sus amigos, y por lo tanto tendrán una relación armoniosa y feliz que duraría mucho tiempo.

Compatibilidad del seis (6) y el cinco (5)


(5 – letras = e – n – w)

El número seis (6) descubrirá que el número cinco (5) destaca entre los demás y como le encuentra irresistible, no tardará en intentar conocerlo mejor y hará lo imposible para concertar una cita. El número seis (6) debería tener mucho cuidado a la hora de formarse demasiadas ilusiones con respecto a algún tipo de compromiso duradero y estable, con el número cinco (5). El número cinco (5) no va buscando una relación estable, y además huye de cualquier tipo de compromiso y no quiere ni oir hablar de si ese compromiso es a largo plazo, sino que prefiere relaciones esporádicas y sin ataduras. El número seis (6) podría sentirse herido, o frustrado, por la reacción del número cinco (5) en cuanto al tipo de relación que quiere, y el número cinco (5) no soportaría la idea de verse rechazado. Ambos números deberían ser muy cautelosos a la hora de asumir cualquier tipo de compromiso.

El número seis (6) y el número cinco (5) son compatibles en el área sentimental. El número cinco (5) es impredecible, y el número seis (6) es tradicional. El número seis (6) podría empezar a sentirse fuera de lugar si intenta ponerse a la altura del número cinco (5). Mientras el número cinco (5) está en constante búsqueda de los cambios y las nuevas emociones, choca de frente contra el estancamiento, o conservadurismo, del número seis (6), el cual necesita mucha armonía y estabilidad. El número seis (6) no cederá a los caprichos del número cinco (5) y debería mostrarse más firme en sus necesidades. Estos dos números tendrían muy difícil mantener una relación porque no habría garantías de duración por ninguna de las dos partes. Antes de involucrarse más en cualquier tipo de relación deberían estar preparados para experimentan una gran frustración.

Una relación sentimental entre el número cinco (5) y el número seis (6) nunca debe tomarse muy en serio porque lo mejor para ambos sería que se limitaran a disfrutar de esa relación mientras durase y no tener demasiadas expectativas de estabilidad ni armonía.

Compatibilidad entre el seis (6) y el  cuatro (4)

(4 – letras = d – m – v)

El número seis (6) y el número cuatro (4) sentirán una atracción mutua el uno por el otro debido a la predilección que tienene ambos por todo lo tradicional. Una vez que se hayan conocido lo suficiente, muy pronto se darán cuenta de todo lo que tienen en común, que es mucho, y también que comparten las mismas perspectivas de la vida en general y tienen las mismas metas, o son muy similares.

Ambos números estarán felices de haber asumido compromisos con el otro y, por lo tanto, se tomarán muy en serio todas las responsabilidades, deberes y obligaciones, que eso conlleva. Ni el número seis (6), ni el número cuatro (4), son partidarios de expresar sus emociones, o sus sentimientos, lo cual significa que su relación no será impulsiva, ni apasionada, sino que será armoniosa y tranquila evitando siempre cualquier tipo de sobresaltos. Ambos tienen una forma muy especial de expresar sus sentimientos que no tiene por qué ser a base de palabras grandilocuentes, ni gestos almibarados, sino que lo expresan de forma mucho más discreta, pero no por ello menos explícita.Tanto el número seis (6), como el número cuatro (4), pondrán lo mejor de si mismos para que esa relación funcione puesto que ambos se aportan mutuamente mucha seguridad y estabilidad.

Si el número seis (6), y el número cuatro (4), tienen dificultades en esa relación serían debidos al hecho de haber dejado salir sus emociones más extremas. El número seis (6) hará lo impensable para evitar los enfrentamientos y su manera de evitar una discusión sería abandonando el sitio o mirar para otro lado. El número cuatro (4) es más propenso a tener mal humor y por consiguiente a volverse algo irritable. El número seis (6) mirará para otro lado y no hará caso ni de las provocaciones, ni de los cambios de humor del número cuatro (4), ya que su actitud será la de dejar pasar la tormenta y no hacer comentarios ni echar leña al fuego. El número cuatro (4) no debería aprovecharse de la indiferencia aparente, o debilidad, del número seis (6) porque podría volverse en su contra.

Compatibilidad entre el seis (6) y el tres (3)

(3 – letras = c – L – u)

Tanto el número seis (6), como el número tres (3), son atractivos y tienen carisma. La atracción del uno por el otro les hará destacar entre todos los demás. El número seis (6) se sentirá fascinado por los encantos tan naturales e incluso algo infantiles del número tres (3).

Una vez que se decidan a empezar una relación, el número tres (3) esperará recibir mucha atención, y grandes dosis de romanticismo, por parte del número seis (6), el cual estará dispuesto a ofrecer inmediatamente con tal de afianzar esa relación. El número tres (3) tiene las expectativas muy altas y necesita mucho romanticismo, y algunas emociones diferentes, con el fin de mantener el compromiso, o afianzarlo, si ya lo tuviera, con su pareja. Si el número seis (6) no responde a lo que espera el otro, el número tres (3) podría empezar a buscar lo que necesita en otras relaciones fuera de la actual. El número tres (3) es muy coqueto y resulta muy atractivo a los ojos de los demás, lo cual significa que no tendrá problema a la hora de empezar una nueva relación con alguien diferente.

El número seis (6) se sentirá frustrado al ver que el número tres (3) está coqueteando con otros números. El número seis (6) empezará a ver que su relación se resquebraja debido a las acciones de su pareja, pero evitará los enfrentamientos sea como sea. El número seis (6) se guarda para sí sus preocupaciones, sus celos, sus temores, en vez de expresarlos a quien corresponde, y en este caso irían dirigidos al número tres (3). De esta forma lo más seguro es que esta relación no satisfaciera ni a uno ni a otro, y ambos podrían ser muy desgraciados si permanecieran juntos.

Para que estos dos números tuvieran una relación sentimental feliz, deberían, primero, ser muy realistas con su auténtico carácter y lo que buscan en esa relación; y también les convendría tener muy presente lo que espera cada uno de ellos del otro. Ambos deben ser muy honestos, abiertos y sinceros, a la hora de exponer sus planteamientos, o razonamientos. Si ambos se muestran muy abiertos entre sí, y hablan sinceramente de todo lo que les concierne, podrían tener una relación de mucho éxito, además de muy armoniosa, ya que tienen personalidades muy parecidas, comparten muchas inquietudes, y también intereses, y se llevan muy bien en el área de la amistad.

Compatibilidad entre el seis (6) y el  dos (2)

(2 – letras = b – k – t)

El número dos (2) quiere una relación segura y asumir compromisos. El número seis (6) también, y ambos podrían llegar a acuerdos muy rápidamente al poco tiempo de haberse conocido. El número dos (2) podrá comprobar muy pronto la honestidad, y franqueza, del número seis (6), y éste se sentirá lo suficientemente seguro del número dos (2) como para empezar a hablar abiertamente de sus sentimientos y planes de futuro. Cuando se haya establecido el compromiso, ambos números se convertirán en muy buenos socios en todos los sentidos, y en cómplices de todo lo que hagan juntos, puesto que podrían compartir muchos intereses, además de los sentimentales.

Ni el número dos (2) ni el número seis (6) tienen sentimientos negativos a la hora de limar asperezas, ni para resolver sus diferencias, lo cual les ayuda a emplear muy buenos argumentos intentando no herir los sentimientos del otro. El número seis (6) es introvertido y tiene tendencia a guardarse para sí sus pensamientos, y sentimientos, al igual que suele hacer el número dos (2). Las emociones negativas no deberían permanecer encerradas en ellos ya que pueden volver a salir debido a alguna venganza, o resentimiento, o por alguna frustración. Tanto el número seis (6) como el número dos (2) van a querer que sus parejas sepan cual es su verdadero estado de ánimo, si son felices, o no, a pesar de no decirlo abiertamente, pero se encargarán de hacerles llegar el mensaje.

La tendencia de ambos números es llegar a obsesionarse con sus propias frustraciones, y también el hecho de ser conscientes de la infelicidad de su pareja. Si todo esto que les corroe por dentro no encuentra su salida correspondiente y se resuelve mediante el diálogo, todo se volverá contra ambos y la relación acabará llena de reproches mutuos y rencillas de todo tipo que podrían llevar dormidos mucho tiempo. Ni el número dos (2), ni el número seis (6) sabrán nunca por qué rompieron exactamente, puesto que su ruptura se debería a toda una serie de discrepancias sin resolver que les desbordaron en un momento muy específico.

Esta ruptura, y los desencuentros previos, podrían haberse evitado si ambos hubieran hablado francamente sobre todo lo que les preocupa y hubieran hecho esfuerzos a la hora de expresar sus sentimientos, y pensamientos, pero tendrían que haberlo hecho desde el principio de la relación y con toda la franqueza de que fueran capaces. Teniendo en cuenta este gran problema de comunicación entre ellos, es importante que hagan muchos esfuerzos para que los canales de comunicación no se pierdan, y eso es algo que podría resultarles muy difícil ya que ambos tienden a interiorizar sus problemas y no son partidarios, o les cuesta mucho, de reconocer las dificultades que tienen a la hora de expresar lo que sienten.

Sólo si consiguen limar asperezas y acercar posturas, evitando en todo momento alimentar el resentimiento y las frustraciones, podrían ser muy felices juntos y su relación sería tan fuerte como duradera.

Compatibilidad entre el  seis (6) y el uno (1)

(1 – letras = a – j – s)

La imagen y el magnetismo que proyecta el número seis (6) va a deslumbrar al número uno (1), y ambos pensarán que han encontrado al socio ideal. Los dos reunen las expectativas que estaban buscando. Pero los problemas podrían empezar a la hora de expresar sus emociones. El compromiso no será abierto, sino que llevará su tiempo, y tendrán que sentirse seguros como pareja. Esto podría enfriar la relación y acabar con ella puesto que ninguno de los dos estaría muy seguro de los sentimientos del otro.

Ambos números deberían tratar de expresar sus sentimientos, y sus emociones, si quieren que la relación sea estable y duradera. El número uno (1) tendría que prestar más atención a lo que aporta a la relación, y de paso hacer un gran esfuerzo para demostar lo que siente por el número seis (6). El número seis (6) debe mantenerse firme y tomar las iniciativas de vez en cuando en esa relación, pero también debe esforzarse en expresar sus pensamientos y sentimientos, además de sus necesidades, con el fin de que nada quede en el aire. La honestidad y la sinceridad serán las bases en las que se asiente esta relación si quieren tener éxito con ella. Ambos números deberían pasar más tiempo juntos antes de asumir compromisos para que puedan asegurarse de lo que sienten en su interior hacia el otro.

(próximo número: el cinco (5))

María de Gracia

https://www.lecturatarot.com/blog/

https://www.lecturatarot.com/

www.mariadegracia.net

www.lectura-tarot.com

(derechos reservados-prohibida su reproducción)

Bibliografía:

Mosaicos y cuadros por cortesía de:

https://www.etsy.com/shop/lamosaicgifts

Acerca de María de Gracia

Me llamo María de Gracia, soy natural de Madrid, España, y dedico todo el tiempo que puedo a mi blog, a mis artículos, a las clases, a algunas terapias, y también a leer las cartas del Tarot de Marsella. No estoy en ninguna red social, ni en facebook, ni en ninguna otra, ya que mi trabajo en el blog, y mi familia, ocupan la mayor parte de mi tiempo. Gracias por visitar mi blog y por seguir confiando en mi trabajo. Un saludo muy cordial, María de Gracia
Esta entrada fue publicada en Numerología. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *