Los números y las letras (número tres)

Los números y sus letras correspondientes:

(1) = a – j – s

(2) = b – k – t

(3) = c – L – u

(4) = d – m – v

(5) = e – n – w

(6) = f – o – x

(7) = g – p – y

(8) = h – q – z

(9) = i – r

El número tres (3)

(3 – letras = c – L – u)

Positivo:

El número tres (3) puede ganar mucho dinero, y contar con innumerables amistades, pero también lo pierde todo con la misma rapidez, aunque curiosamente suele mantener muy bien el equilibrio entre ambos extremos. Al número tres (3) le convendría prestar más atención a su instinto y también a su área creativa, puesto que es muy prolífica. Este número tiene mucha suerte y se queda siempre con las mejores oportunidades. El número tres (3) da mucha importancia a la apariencia y sabe que una imagen vale más que mil palabras, además de estar convencido de que la primera impresión es la que cuenta.

Es muy fuerte y resistente, pero tiende a dar muchas vueltas a las cosas antes de dar un paso adelante. Es honesto y muy tolerante, además de generoso y altruista a la hora de hacer bien sin mirar a quien. Le gusta viajar y conocer sitios lejanos y exóticos. Sigue buscando el punto de equilibrio tanto interior como exterior. El número tres (3) es ingenioso y sabe expresarse muy bien, sobre todo cuando se convierte en el alma de las fiestas. Suele ser muy optimista y el hecho de adoptar una actitud positiva le ha ayudado a no perder la esperanza.

El número tres es alguien alegre, sencillo en sus formas de vida, muy simpático e ingenioso; le gusta expandirse y ampliar conocimientos y contactos. El número tres (3) es espontáneo, le gusta aprender y enseñar, pero la comunicción siempre será su fuerte, sobre todo si sus intereses están en juego. Es aventurero y valiente; no le gustan las discusiones y huye de todo tipo de enfrentamientos. Tiene mucha imaginación.

Negativo:

El número tres (3) se muestra indiferente, impaciente, confía demasiado en sí mismo; es de ideas fijas, pesimista, egoísta, abstraído e introvertido, muy poco comunicativo, perezoso, no soporta las críticas, es exagerado y extravagante; no tiene objetivos fijos, sino que se mueve al capricho del viento; es inmaduro emocionalmente y su aspecto es de tristeza o melancolía.

Compatibilidad entre el tres (3) y el nueve (9)

(9 – letras = i – r)

Se sentirán atraídos mutuamente y de forma rápida. Ambos son muy magnéticos físicamente y destacan entre los demás, lo cual les hará fijarse el uno en el otro. Una vez que hayan establecido contacto empezarán una relación llena de altibajos, pero muy apasionada e intensa. Son impulsivos por naturaleza, lo cual dará mucha vida a su relación. Una vez que hayan decidido pasar la vida juntos es cuando podrán sortearán todas las dificultades y se harán muy felices mutuamente.

Compatibilidad del tres (3) con el ocho (8)

(8 – letras = h – q – z)

El número ocho (8) no es especialmente romántico ni apasionado, lo cual significa que no podrá satisfacer las expectativas del número tres (3), ya que éste buscará emociones fuertes, y mucha pasión, con alguien diferente, pero en muy poco espacio de tiempo. El número tres (3) no va a ser la sombra de nadie, ni a ir detrás de nadie, ni a dejarse hacer sombra por nadie por muy brillante que sea, y no quiere ser un apéndice de ningún otro número, sino que quiere ser él mismo, y, por lo tanto, considerará que la ambición del número ocho (8) no es nada comparada con la suya propia. El número ocho (8), por lo tanto, no va a recibir ni el apoyo, ni la comprensión del ambicioso número tres (3), ni nada de lo que necesita. El número tres (3) no tiene ningún interés en el trabajo, ni en el prestigio de nadie, y menos de un engreído (desde su punto de vista) número ocho (8), lo cual hará que este último se sienta frustrado, además de menospreciado.

El número ocho (8) es controlador por naturaleza y algo celoso, lo cual significa que no soportaría ni una sola infidelidad, y el número tres (3) no entiende de ataduras y dará siempre preferencia a su libertad personal, lo cual impediría que una relación entre ambos durase mucho tiempo ya que el número ocho (8) no podría resistir la vida tan liberal que llevaría el número tres (3).

Para que una relación entre ambos números sea posible tendría que haber un compromiso muy serio entre los dos y tener la convicción de que quieren estar juntos. Tendrán que pasar mucho tiempo hablando de sus expectativas y también de lo que necesitan, y no solo en esta relación, sino también en otras áreas de sus vidas. Tienen que saber ambos con lo que cuentan porque esta relación tan compleja tendría que estar basada en la confianza mutua. No les quedará más remedio que tener muy presentes las necesidades de cada uno y también donde están sus limitaciones. Aceptarse mutuamente, tal cual son, y no intentar cambiarse el uno al otro serán la única opción para que esa relación sea duradera y armoniosa.

Compatibilidad del tres (3) con el siete (7)

(7 – letras = g – p – y)

El número tres (3) y el número siete (7) tendrían una relación muy favorable ya que se complementan muy bien. Una vez pasado el flechazo inicial, no tardarán en empezar con los compromisos para afianzar esa relación. El número siete (7) no podrá resistir los encantos del número tres (3), y ambos son muy apasionados y románticos. El número tres (3) colmará de atenciones al número siete (7) y los dos podrán disfrutar de una relación tan romántica como apasionada.

Lo que más separaría a estos dos números sería la actitud que adoptara cada uno en todo lo relativo a acontecimientos sociales. El número tres (3) es asiduo a todo tipo de eventos, y para él la interacción en sociedad es muy importante, por lo tanto aceptará y aprovechará todas las invitaciones que le hagan. El número siete (7), por el contrario, huye de las reuniones mundanas y prefiere las reuniones de amigos en casa ya que no soporta el bullicio, ni los lugares demasiado concurridos, ni el exceso de ruidos, o voces. El número tres (3), por lo tanto, tendrá que asistir en solitario a todo tipo de fiestas y reuniones mundanas. El número tres (3) sabe sacar partido a su atractivo y recibirá halagos por parte de otros números. El número siete (7) es inseguro y por lo tanto muy celoso, lo cual podría llegar a irritarle sobremanera.

Para evitar estos desencuentros, y algunos malentendidos, ambos números deberían tratar de encontrar el equilibrio entre la vida social y mundana, y la vida casi en soledad. Tendrían que hacer muchos esfuerzos para organizar bien su tiempo libre de manera que ninguno de los dos salga perjudicado por las preferencias del otro. De lo contrario su relación tendría muy poco recorrido. Pero si el número siete (7) consigue confiar en el coqueto número tres (3), entonces la relación podría durar muchísimo tiempo.

Compatibilidad entre el tres (3) y el seis (6)

(6 – letras = f – o – x)

Tanto el número seis (6), como el número tres (3), son atractivos y tienen carisma. La atracción del uno por el otro les hará destacar entre todos los demás. El número seis (6) se sentirá fascinado por los encantos tan naturales e incluso algo infantiles del número tres (3).

Una vez que se decidan a empezar una relación, el número tres (3) esperará recibir mucha atención, y grandes dosis de romanticismo, por parte del número seis (6), el cual estará dispuesto a ofrecer inmediatamente con tal de afianzar esa relación. El número tres (3) tiene las expectativas muy altas y necesita mucho romanticismo, y algunas emociones diferentes, con el fin de mantener el compromiso, o afianzarlo, si ya lo tuviera, con su pareja. Si el número seis (6) no responde a lo que espera el otro, el número tres (3) podría empezar a buscar lo que necesita en otras relaciones fuera de la actual. El número tres (3) es muy coqueto y resulta muy atractivo a los ojos de los demás, lo cual significa que no tendrá problema a la hora de empezar una nueva relación con alguien diferente.

El número seis (6) se sentirá frustrado al ver que el número tres (3) está coqueteando con otros números. El número seis (6) empezará a ver que su relación se resquebraja debido a las acciones de su pareja, pero evitará los enfrentamientos sea como sea. El número seis (6) se guarda para sí sus preocupaciones, sus celos, sus temores, en vez de expresarlos a quien corresponde, y en este caso irían dirigidos al número tres (3). De esta forma lo más seguro es que esta relación no satisfaciera ni a uno ni a otro, y ambos podrían ser muy desgraciados si permanecieran juntos.

Para que estos dos números tuvieran una relación sentimental feliz, deberían, primero, ser muy realistas con su auténtico carácter y lo que buscan en esa relación; y también les convendría tener muy presente lo que espera cada uno de ellos del otro. Ambos deben ser muy honestos, abiertos y sinceros, a la hora de exponer sus planteamientos, o razonamientos. Si ambos se muestran muy abiertos entre sí, y hablan sinceramente de todo lo que les concierne, podrían tener una relación de mucho éxito, además de muy armoniosa, ya que tienen personalidades muy parecidas, comparten muchas inquietudes, y también intereses, y se llevan muy bien en el área de la amistad.

Compatibilidad del tres (3) con el cinco (5)

(5 – letras = e – n – w)

El número cinco (5) se sentirá atraído por el número tres (3) y el flechazo hará saltar chispas. Son presumidos y se distinguen fácilmente entre los demás, lo cual significa que disfrutarán mucho haciéndose compañía y hablando de todo lo que embellezca, o mejore, sus aspectos y su formas de vida, incluyendo sus círculos sociales y de amistad. Si se limitaran a ser amigos su relación sería excelente ya que comparten inquietudes y tienen los mismos gustos, lo cual significa que se aconsejarían mutuamente y se apoyarían en todo lo necesario. Pero si esa relación pasa a convertirse en un romance, entonces podrían encontrarse con algunas dificultades.

El número tres (3) no tardaría en comprobar la falta de interés que demuestra el número cinco (5) en él. Con el fin de llamar la atención del número cinco (5), el número tres (3) se mostraría más encantador y sensual con otros números, pero en vez de conseguir que el número cinco (5) se ponga celoso, porque no lo es en realidad, lo que va a encontrarse es con que éste haga exactamente lo mismo que el número tres (3), y por fin se convenza de que el número cinco (5) no entra a ninguna provocación.

Ni el número cinco (5) ni el número tres (3) tienen la paciencia, ni la constancia, necesarias como para adaptarse a una relación difícil como sería la suya, ya que ambos tienen tendencia a evitar los enfrentamientos, a ignorar los problemas, y no resolverlos, y a buscar en otros sitios lo que no encuentran en su pareja.

Para que una relación entre el número tres (3) y el número cinco (5) funcione ambos tendrían que hablar abiertamente de sus sentimientos y mantener muy fluídos sus canales de comunicación, ya que el número tres (3) necesitará mucho afecto y consideración porque es bastante sensible. Si ambos números ponen mucho de su parte, entonces la relación tendrá éxito, pero pasará por muchos altibajos el tiempo que pudiera durar.

Compatibilidad entre el tres (3) y el cuatro (4)

(4 – letras = d – m – v)

No es probable que el número cuatro (4) se sienta atraído por el número tres (3) ya que sus intereses son totalmente opuestos, también sus actitudes, incluso sus formas de ver la vida, o de compartir terrenos en común. El número tres (3) estará más interesado en mantener relaciones cortas y sin compromisos, mientras que el número cuatro (4) estará interesado en empezar una relación tan estable como duradera que le ofrezca todas las garantías. Si la relación no pasa de amistad, entonces ambos serán grandes compañeros y se apoyarán mutuamente. Pero si pasan a ser pareja sentimental, entonces las dificultades no tardarían en aparecer.

El número tres (3) se dará cuenta de que el romance y la pasión, no las va a encontrar en el número cuatro (4) ya que éste es demasiado introvertido. El número cuatro (4) se siente inseguro en una relación con el número tres (3) y los celos podrían empezar a despertarse, puesto que el número tres (3) es muy coqueto y le gusta ser admirado y halagado por otros números.

El número cuatro (4) va a intentar controlar, y dominar, al número tres (3), con el propósito de asegurarse una relación estable y duradera, lo cual indica que en cuanto el número tres (3) se sienta controlado acabará marchándose con otro número, ya que si hay algo que necesita es libertad de movimientos y espacio propio, lo que significa que su reacción hacia el comportamiento del número cuatro (4) va a ser poco agradable.


Si la relación es solamente de amistad, o de negocios, tanto el número cuatro (4) como el número tres (3) podrán compartir ideas y proyectos, aunque para ello, y para que la relación sea beneficiosa, tendrán que poner ambos mucho de su parte.

Ambos números necesitan comunicarse con su entorno y entre ellos hablar de sus sentimientos y pensamientos. Si quieren tenr una relación duradera y estable, tendrán que aceptarse tal y como son, adaptarse a las diferencias de cada uno y asumir que sus sentimientos están por encima de todo lo demás.

Compatibilidad entre el tres (3) y el tres (3)

(3 – letras = c – L – u)

Entre estos dos números es poco probable que haya una atracción fuerte o inmediata. Empezarán una relación de amistad, o comercial, pero también podrían empezar una relación tan intensa como romántica. Esta pasión por ambas partes sería de corta duración ya que los número tres (3) tienen tendencia a huir de los compromisos y de todo lo relacionado con largos plazos. Aunque esta relación no acabará especialmente mal, porque seguirán siendo amigos, o socios, en el área sentimental no llegarán muy lejos.

Si a pesar de todo deciden seguir con su relación, tendrán que ampliar los enfoques que tienen cada uno de ellos de la misma y llegar a acuerdos puntuales sobre lo que quiere, y espera, cada uno. Después de los primeros contactos, encontrarán al otro número tres (3) atractivo e irresistible, y ambos podrán contar con la comprensión del otro porque, en el fondo, comparten muchas inquietudes y se entienden bien. Esta relación sería tan apasionada como emocionante y podrán compartir muchas inquietudes juntos. Tendrán ocasión de compartir aventuras y viajes, además de sus inquietudes culturales.

Una relación entre ambos números será muy positiva y durará solamente el tiempo que ambos lo consideren oportuno.

Compatibilidad entre el tres (3) y el dos (2)

 

(2 – letras = b – k – t)

Tanto el número tres (3), como el número dos (2), van a dar preferencia a todo lo relacionado con la vida mundana, fiestas, reuniones, conferencias, y amigos. Se atraerán el uno al otro y si empiezan una relación romántica tendrán mucho éxito.

Ambos números necesitan mucha armonía y se la aportan mutuamente. No habría lugar a discusiones, ya que evitarán los enfrentamientos. El número tres (3) tenderá a ser algo más dominante que el número dos (2), y esto debería ser hablado con toda claridad porque es imposible que nunca lleguen a las discusiones. El número dos (2) aguantará lo impensable con tal de no romper la armonía y la vida fácil, o cómoda, que le ofrece el número dos (2), y éste empezará a desconfiar de el exceso de aguante por parte del número tres (3). El número tres (3) debería apreciar en su justa medida la naturaleza tolerante y comprensiva del número dos (2), y no aprovecharse de la situación para salirse con la suya, decir la última palabra, o imponer su voluntad.

Es importante que ambos números hagan mucha vida social ya que comparten tanto intereses materiales como culturales. El número tres (3) controlará, entonces, su tendencia a coquetear cuando el número dos (2) esté cerca. El número tres (3) debería ser más moderado en sus relaciones con el sexo opuesto ya que sabe muy bien que el número dos (2) es muy celoso. El número dos (2) podría tomarse el coqueteo del número tres (3) como una forma de provocar o una traición, y tener la sensación de que no éste no le tiene afecto. Aquí es donde podrían tener problemas muy importantes que llegarían a acabar con su relación de forma abrupta.

Tanto el número tres (3), como el número dos (2), deben explicar sus sentimientos para ser entendidos por el otro, y también deberían hacer grandes esfuerzos con el fin de llegar a acuerdos puntuales. El número dos (2) podrá entonces disfrutar de la lealtad y fidelidad que le aportaría el número tres (3), y que no hay sombra de traición, y el número dos (2) debe tener mucho cuidado y evitar restringir la libertad del número tres (3).

Compatibilidad entre el tres (3) y el uno (1)

(1 – letras = a – j – s)

El número tres (3) se sentirá atraído por la ambición, la confianza y la seguridad, que aporta el número uno (1). Hay muchas posibilidades de romance entre ambos porque en el fondo comparten muchas cosas. El número uno (1) se sentirá halagado por la admiración que despierta en el número tres (3), y el éste se sentirá muy afortunado por haber encontrado a alguien tan especial como el número uno (1).

Una vez que hayan empezado una relación, el número tres (3) se dará cuenta de la poca atención que le presta el número uno (1). Si el número uno (1) está realmente interesado en el número tres (3) , y quiere una relación estable con ese número, entonces no tendrá más remedio que aprender a mostrarse más expresivo y también a desarrollar su lado más romántico. Si el número tres (3) no se siente apreciado por el número uno (1), entonces tendrá tendencia a buscar lo que necesita en otros números.

El número tres (3) debe aceptar que la consecución de sus metas, profesionales, de negocios, o sociales, es muy importante para el número uno (1), y que la relación sentimental quedaría relegada a un segundo plano. Es importante que ambos números tengan muy presentes las necesidades del otro, y también que traten de ser muy comprensivos y flexibles en todo momento, o la relación tendrá poco recorrido. Esta combinación de números tendrá muchas posibilidades de llegar a buen puerto si ambos conocen a fondo las necesidades del otro y hablan abiertamente de todo lo que les preocupa.

(próximo número: el dos (2)

María de Gracia

https://www.lecturatarot.com/blog/

https://www.lecturatarot.com/

www.mariadegracia.net

www.lectura-tarot.com

(derechos reservados-prohibida su reproducción)

Acerca de María de Gracia

Me llamo María de Gracia, soy natural de Madrid, España, y dedico todo el tiempo que puedo a mi blog, a mis artículos, a las clases, a algunas terapias, y también a leer las cartas del Tarot de Marsella. No estoy en ninguna red social, ni en facebook, ni en ninguna otra, ya que mi trabajo en el blog, y mi familia, ocupan la mayor parte de mi tiempo. Gracias por visitar mi blog y por seguir confiando en mi trabajo. Un saludo muy cordial, María de Gracia
Esta entrada fue publicada en Numerología. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>