Numerología espiritual

La numerología es una de las ciencias más antiguas que se conocen y está basada en la creencia de que cada número tiene un poder asociado a una letra, y a que, según la tradición pre-cristiana, el mundo, y todo lo que hay en él, fueron creados por Dios cuando combinó debidamente las veintidós letras del antiguo alfabeto hebreo. Partiendo de esa base los números serían una forma de conectar con los principios universales y estarían relacionados con todo lo que nos rodea, lo cual les convierte en expresiones simbólicas muy poderosas. Aunque en sus formas más asequibles (y básicas) la numerología es el estudio de los números y su influencia en las vidas de los seres humanos, hay mucho más que todo eso en esta ciencia. La numerología es una forma de conocerse a uno mismo y puede utilizarse como método de adivinación. Dependiendo de las combinaciones que hagamos con las veintidos letras, el texto nos ofrecerá varias lecturas. La tradición mantiene que en el significado esotérico de los números puede encontrarse una especie de código que debería ser descifrado.

La forma más sencilla y rápida, de saber cual es nuestro número, o nuestros números, es tomando la fecha del día de nacimiento, el mes y el año, y reduciéndolos a un solo dígito.

Por ejemplo: alguien que ha nacido el día 12 de Junio del año 1.960, se convertiría en: 1+2 = 3 / Junio = 6 / 1.960 = 1+9+6= 16 / 1+6 = 7 . Nuestro número entonces sería: 3 (día) + 6 (mes) + 7 (año) = 16 / 1+6 = 7 . Nuestro número final sería el siete (7).

Y a partir de ahí podemos saber la influencia que tiene ese número en nuestra espiritualidad, y también en nuestra vida en general, partiendo de esos cálculos.

Si el número final acaba en uno (1):

(1) – Sol – Leo

Está relacionado con una voluntad muy fuerte, mucho positivismo y energía en estado puro. El número uno se refiere a los comienzos y a la pureza en general. Este número simboliza los dos tipos de acción: la física y la mental. Hay que poner en marcha las fuerzas y habilidades naturales que todos poseemos. Hay que tomar todo tipo de medidas. Es buen momento para empezar nuevas aventuras. Nuestras acciones serán siempre recompensadas en el futuro.

Si el número final acaba en dos (2):

(2) – Luna – Cáncer

El dos simboliza la bondad, el equilibrio, el tacto, la igualdad y también la dualidad. Este número refleja poder silencioso y mucha necesidad de planificación. Hay que elegir. Este número se ocupa también de intercambios con otros, como asociaciones, comunicaciones, tanto en armonía como en competitividad. Hay que librarse de las indecisiones. Es importante que unamos la mente con los ideales y la acción. El número dos indica que tenemos que canalizar bien nuestro flujo de energía natural para hacer todo lo que sea capaz de mejorar nuestras vidas y las de nuestro entorno.

Si el número final acaba en tres (3):

(3) – Júpiter – Sagitario

El significado espiritual del número tres está relacionado con la magia, la fecundidad y la intuición. Es el número de la expresión, de la alegría y de la creatividad en estado puro. También se identifica con el tiempo ya que se refiere al pasado, presente y futuro. Hay una necesidad perentoria de expresar toda la creatividad que se lleva dentro. También indica que hay que considerar la trayectoria personal o profesional teniendo muy en cuenta los acontecimientos de nuestro pasado y las metas que nos hemos planteado para el futuro. Es buen momento para empezar aventuras. Hay que cooperar con los demás si necesitan ayudan. El tres es simbólico de las recompensas o los frutos que recojamos de todo lo que hayamos sembrado en la vida. Normalmente es un número que augura el éxito en todo lo que emprendamos.

Si el número final acaba en cuatro (4):

(4) – Urano – Acuario

Este número se refiere a la estabilidad, está relacionado con la naturaleza y a todo lo que hay en ella. Es importante tener en cuenta las cuatro estaciones, las cuatro direcciones, los cuatro elementos y todo lo que esté relacionado con el número cuatro. Representa la solidez, la tranquilidad, la estabilidad. Hay que volver a las raíces, hay que explorar el interior de uno mismo. La resistencia y la perseverancia son más necesarias que nunca.

Si el número final acaba en cinco (5):

(5) – Mercurio – Géminis/Virgo

Este número está relacionado con los viajes, las aventuras y todo lo que sea movimiento. Aunque por otro lado también se le relaciona con la inestabilidad y lo imprevisto, los cambios inesperados, etc. Nos ayuda a apreciar todo lo bonito y bueno que hay en nuestra vida y también a ser consciente del caos en el que pudiéramos estar envueltos. Este número es algo errático. Si el cinco aparece continuamente en las vidas significa acción y/o viajes. Pero los viajes no son necesariamente físicos, sino que también pueden ser espirituales o psíquicos.

Si el número final acaba en seis (6):

(6) – Venus – Tauro/Libra

Este número representa la armonía, el equilibrio, la sinceridad, la sensualidad, el amor y la verdad de cada persona. Hay soluciones para todo, pero hay que buscarlas. Los asuntos delicados tendrán que ser tratados con mucha diplomacia. El seis ilumina más todavía la espiritualidad de las personas, es decir: ilumina los caminos en áreas sensibles que requieren equilibrio. Hay que administrar bien la compasión y saber perdonar tanto a uno mismo como al entorno.

Si el número final acaba en siete (7)

(7) – Nepturno – Piscis

El siete es un número mágico que aglutina toda la energía. Está asociado a los asuntos esotéricos y todo lo relacionado con las ciencias ocultas. Representa los estudios, el misterio, la búsqueda y el significado de la vida. La imaginación es fértil y se consiguen resultados a través del pensamiento y la conciencia. El siete comprende muy bien los aspectos en general y puede ser usado para beneficio de cada uno en su vibración mágica.

Si el número final acaba en ocho (8)

(8) – Saturno – Capricornio

El ocho simboliza los negocios, el éxito profesional y personal, y la riqueza. También representa la continuación y la repetición de los ciclos. El ocho siempre está en movimiento y rueda sobre si mismo; si está tumbado se refiere al infinito y si está de pie representa a dos grandes bolas de nieve que ruedan repitiéndose a sí mismas. El ocho siempre crece con el movimiento. Es el impulso en toda su intensidad.

Si el número final acaba en nueve (9)

(9) – Marte – Aires/Escorpio

El significado espiritual de este número nos lleva a la altura de las frecuencias vibratorias en esta secuencia. El nueve representa el logro, la satisfacción, el éxito para lograr toda la influencia necesaria en nuestras vidas, la realización de nuestros proyectos. El número nueve se ocupa del intelecto, la creatividad, la influencia activa sobre las situaciones o circunstancias de nuestras vidas. El nueve nos ayuda a reconocer nuestros errores y también nuestras habilidades y aprender de todo ello con el fin de hacer del mundo un lugar mucho más habitable.

Si el número final acaba en diez (10)

Este número es el llamado “número de Dios”, es decir: principio (1) y fin (0) donde Todo está incluído. El cero en numerología no existe, por lo tanto no se toma en cuenta.

Si el número final acaba en once (11)

Este número tiene un significado muy simbólico ya que espiritualmente está considerado como un número clave tanto en la guematria como en la numerología puesto que se trata de un dígito doble de la misma serie. Cuando aparece un once significa que la frecuencia de vibración del número primero duplica el poder del número segundo. Es decir: todos los atributos se duplican en este número. Todo tiene doble fuerza, doble comprensión y doble renacimiento.

Para adivinar el futuro

Si queremos saber cómo nos va a ir en el año que comienza, o en los años siguientes, sólo tenemos que calcularlo el año final siguiendo la misma técnica que explico arriba, de reducir a un dígito los totales; es decir: si el año que queremos saber como nos va a ir es el 2.015, se convertirá (guematria), en: 2+1+5 = 8  en ocho (8). Y después, a ese ocho (8), tienes que añadir el dígito de tu fecha de nacimiento, es decir: el 7, (tal y como indico en el ejemplo de arriba) y sumarlo al dígito del año que quieres conocer: 8 +7 = 15 / 1+5 = 6. Nuestro número sería entonces el seis (6) si queremos saber cómo nos va a ir en el año 2.015. Así tendremos una idea de lo que está por venir en el próximo año.

Si el resultado final es uno (1) – (Nuevo comienzo en tu vida)

(1) – Sol – Leo

El año uno es el comienzo de un nuevo ciclo de nueve años. Tendrás que asumir nuevas aventuras y algunos desafíos, pero la buena suerte acabará facilitándote el camino para el próximo ciclo de otros nueve años. Este primer ciclo de nueve años es un tiempo para que definas mejor tus metas y también para que planifiques mejor sobre los objetivos que te has marcado en general. Tendrás que moverte de forma muy segura para no cometer algunos errores que te harían perder tiempo y obligarte a empezar de nuevo. Tanto tu fuerza como tu resistencia física serán mayores que otros años ya que tendrás que hacer uso de más energía de lo habitual. No debes rechazar las oportunidades de hacer cambios en tu vida porque a la larga serán necesarios, y si no los llevas a cabo enseguida sólo conseguirás retrasar tu propio ciclo otros nueve años.

Habrá cambios muy importantes en tu vida y algunos totalmente nuevos e inesperados. También aparecen nuevas metas que debes definir muy claramente antes de ponerte en marcha. No te conviene pensar en el pasado, o en lo que podría haber sido, porque te robará energía y tiempo que necesitas para otras cosas. La mayoría de problemas y frustraciones de otros años acabarán desapareciendo de tu vida debido a tu fortaleza y a otros nuevos retos que te habrás planteado y que necesitan de toda tu atención. Es un buen año que te convendría aprovechar para tu propio beneficio porque tendrás todo a tu favor para alcanzar el éxito que tanto te mereces.

Si el restultado final es dos (2) – (El desarrollo, la espera y la cooperación)

(2) – Luna – Cáncer

Es un año de espera y de tiempo. Un año en el que podrás profundizar en ti mismo y desarrollar todas las habilidades que podrías desconocer; es un tiempo de crecimiento interior. No es buen momento para forzar situaciones y tratar de seguir adelante sea como sea sin pararte a pensar si estás en el camino correcto. Es buen año para las cooperaciones de todo tipo que acabarán beneficiándote, pero a muy largo plazo. Podrías tener problemas a la hora de controlar tu agresividad o algunos impulsos poco positivos. Te verás envuelto en toda una serie de retrasos, y demoras, lo cual significa que te convendría ser muy paciente y dejar que el tiempo, y las circunstancias, pongan a todos, y a todo, en su sitio. Hay que ayudar y contribuir aunque sea con lo poco que puedas aportar.

Tendrás oportunidad de promover y potenciar el trabajo de los demás, e incluso el tuyo mismo, pero no sin tener que hacer grandes esfuerzos. Este año dos puede suponer una gran prueba que tendrás que superar para demostrar que eres capaz de controlar tus impulsos y también algunas de tus emociones más extremas. Es buen momento para mejorar tus habilidades y también para hacer cosas muy productivas, aunque eso podría resultarte algo complicado ya que podrías no haber trabajado en equipo hasta ahora y haberlo hecho de forma independiente en el pasado. En este año dos tendrás que hacer más esfuerzos de lo normal para mantener la calma ya que podrías experimentar ciertos grados de tensión nerviosa y también tendencia a pensamientos negativos, y por lo tanto podrías padecer de insomnio. Las relaciones con los demás serán intensas y muy profundas, especialmente con tus parejas sentimentales.

Si el resultado final es tres (3) – (Expansión social y éxitos profesionales)

(3) – Júpiter – Sagitario

El año tres (3) es un año feliz en todo lo relativo a relaciones sociales y por lo general tiende a potenciar las vibraciones luminosas y alegres. Este es un año en el que tendrás que comprobar si realmente tienes buenos amigos y ampliar tu círculo social para incluir a otros nuevos. Los romances y las aventuras amorosas estarán a la orden del día. Tendrás todo a tu favor para vivir la vida en toda su intensidad, incluso si después eres consciente de que pagarás las consecuencias de algunos excesos. Es el año de la vida social y también de librarte un poco de algunas de tus responsabilidades. Tendrás tendencia a dispersar mucho tu energía y empezar demasiadas cosas a la vez que seguramente no podrás acabar. Necesitas descansar y disfrutar de la compañía de tus amigos sin tener que abandonar tus metas profesionales, o de negocios, más ambiciosas, las cuales podrás ir perfeccionando en tu mente. Este año tres es un buen momento para ampliar tus habilidades creativas y en particular las relacionadas con las artes y el don de la palabra. El reconocimiento por parte de los demás en este sentido será una de tus recompensas.

Si bien esto puede ser un año feliz en cuanto a la expresión personal y artística se refiere, puede ser un año desastroso en los asuntos materiales y muy especialmente en los negocios. Una actitud por tu parte generalmente frívola en ese ambiente material puede provocarte tomar decisiones precipitadas y elaborar planteamientos poco prácticos, o inacabados. Este año tres no será un buen año para las finanzas y mucho menos para poner en riesgo tus ahorros.

Si el restulado final es cuatro (4) – (Trabajo duro y lento, pero progreso constante)

(4) – Urano – Acuario

Si el año anterior fue algo complicado en general, este año cuatro te olvidarás de todo lo malo que pudiera haberte ocurrido en años anteriores, así como algunos hechos en tu vida poco agradables de los que podrás librarte muy pronto. Este año cuatro tendrás que trabajar muy duro y hacer grandes esfuerzos a la hora de acabar con tus tareas y cumplir con tus obligaciones, lo cual podría llegar a hacerte sentir frustrado debido a la presión que vas a recibir del exterior. Es un año perfecto para practicar el auto-control. Pero algunos esfuerzos te resultarán fallidos y te parecerá todo muy negativo, e incluso dramático. Tendrás la sensación de dar un paso adelante y dos atrás, lo cual podría hacerte parecer que estás perdiendo el tiempo.

Es un año para organizarte mejor, para analizar tu rendimiento en general y para dejar de mirar al pasado con añoranza. Las responsabilidades podrían ir aumentando y tendrás que poner mucho más de tu parte para sacar todas tus tareas adelante, pero el trabajo duro te ayudará a mantener un nivel muy alto en tu especialidad profesional especialmente, y también en tu vida en general. El año cuatro es perfecto para empezar las dietas alimenticias y saludables que te ayudarán a recuperar la buena forma física que podrías haber perdido. Tu resistencia física podría resentirse si no tomas las precauciones necesarias, lo cual te convertiría en más vulnerable a la hora de padecer algunas enfermedades. Es importante que aproveches el año cuatro para poner orden y organizar mejor tu vida pensando en el próximo año que se presentará muy agitado y en el que seguramente no tendrás tiempo para todas estas cosas.

Si el resultado final es cinco (5) – (Sensación de libertad)

(5) – Mercurio – Géminis/Virgo

El cinco es un año de muchos cambios en la vida. Los horizontes se extienden y el crecimiento personal no tiene límites. Es buen año para ampliar también el círculo de contactos y de amigos, además de actividades profesionales, culturales y sociales. Es un año para la aventura con muchas emociones y con grandes sensaciones de libertad que no has tenido en los años anteriores. Te sentirás liberado en muchos aspectos. Empezarás a alejarte de las viejas rutinas y de los pensamientos y experiencias negativas del pasado. Es el momento de buscar nuevos caminos en general y formas de vida en particular. Pero si no canalizas bien tus energías correrás el riesgo de perderlas en el camino que te has marcado para llegar a tus objetivos. Todo cambiará en tu vida, incluso podrías cambiar de lugar de residencia o de ciudad.

Si el resultado final es seis (6) – (Responsabilidades , amor, núcleo familiar)

(6) – Venus – Tauro/Libra

En el año seis hay tendencia a un aumento de responsabilidades familiares en general y también de preocupaciones acerca de tus seres queridos y amigos. Tendrás que hacer algunos cambios en tu vida, especialmente en lo relativo a las nuevas normas y la adaptación a los patrones de conducta de sus miembros. Quizá también tengas que llevar a cabo algunos sacrificios personales en beneficio de tus familiares o de tus amigos. No será un año de grandes avances, pero sin embargo será un tiempo de muchos ajustes en tu entorno y también de poder acabar todo lo que hayas empezado en el pasado. Tendrás la sensación de que todo se mueve demasiado despacio, o que no estás avanzando, lo cual significa que debes tomarte todo con mucha calma y no preocuparte ni luchar contra los molinos de viento, sino que debes adaptarte al ritmo que te marque el entorno en el que te mueves. No te conviene tomar atajos.

Es muy buen año para recuperar el cariño de la familia; pasar mucho tiempo con ellos, formar una nueva familia, cuidar del hogar  y sus miembros, y dedicar más tiempo tanto a tu pareja sentimental como a tus seres queridos. Es muy importante que aceptes el hecho de que este año todo discurrirá mucho más lentamente; te convendría adaptarte a ese ritmo y disfrutar del día a día porque este año seis en general te aportará mucha más armonía de lo que te imaginas.

Si el resultado final es siete (7) – (Tiempo para analizar y recapacitar)

(7) – Neptuno – Piscis

Este año siete es un período de descanso que podrías dedicarlo a la introspección interior y exterior. Es un año para reflexionar ya que se encuentra entre dos años muy activos, lo cual significa que necesitas tomarte este tiempo de descanso. Tendrás ocasión de conocerte mucho mejor a ti mismo y avanzar a la hora de entender mejor algunas de tus reacciones y acciones; será la única forma de conocerte mejor y también de conocer a los demás. Sería conveniente que pasaras el máximo de tiempo posible en soledad o desarrollando actividades muy relajadas. Si eres profesional independiente podrías pensar en tomarte un respiro cuando realmente lo necesites.

Intenta no aceptar demasiadas responsabilidades porque este año siete vas a necesitar más tiempo para ti mismo. Evita todo tipo de presiones, tanto en el trabajo como en tu vida en general. Reflexiona sobre todo lo que ha sido tu pasado y empieza a planificar pensando siempre en el futuro. Es un año de reflexión y desarrollo personal y espiritual. Te convendría estudiar y dar salida a alguna de las artes que llevas dentro y que todavía desconoces, por eso es tan importante tu viaje de introspección interior. Es buen año para centrar toda la atención en tus habilidades y capacidades en general, y también aprovechar el tiempo que te sea posible para perfeccionar todo lo que ya sabes y aprender lo que siempre has querido aprender. Necesitas tiempo para ti mismo.

Si el resultado final es ocho (8) – (Logros y recompensas)

(8) – Saturno – Capricornio

Este año ocho tendrás que avanzar mucho en muy poco tiempo. Después de venir del año siete, muy lento, tendrás que ponerte al día en cuanto a entrar en acción y también a la hora de planificar con detalle tus proyectos más ambiciosos. Es un año de grandes decisiones y también de muchos logros. La actividad dará paso a la meditación y la relajación. Te verás involucrado en muchos proyectos y también estarás ocupado en más cantidad de tareas de lo que te imaginabas. Tendrás oportunidades para que los trabajos realizados en el pasado sean reconocidos en el presente, y recibas los premios y compensaciones que tanto te mereces.

Tienes todo a tu favor, pero debes aprovechar todas las oportunidades y actuar con diligencia antes de que alguien te tome la delantera. Tendrás ocasión de perfeccionar tus conocimientos profesionales, o de estudios, y de desarrollar más tu especialidad profesional. La confianza en ti mismo será la clave de tu éxito en todo el año ya que corres el riesgo de volver a ser elegido líder por los que te conocen, o también que algunos de tu entorno puedan considerarte un ejemplo a seguir, lo cual te obligará a no bajar la guardia ni cometer errores de bulto. Llegarás a la cima en algunas áreas de tu vida, pero sólo a base de esfuerzo y dedicación.

Si el resultado final es nueve (9) – (Reflexión)

(9) – Marte – Aries/Escorpio

Es un año de finales de ciclo, de terminaciones. Es un año para hacer balance y analizar todo lo que te ha llevado a esta situación y también lo que has aprendido de todas las experiencias vividas. Estarás orgulloso de algunas cosas, pero no de otras, lo cual indica que tendrás que cambiar algunos comportamientos, o conductas, del pasado porque no te dieron el resultado esperado. Es buen año para analizar los valores, los principios y los ideales que en otros tiempos te parecieron muy importantes.

Has cambiado mucho, y lo que antes resultaba importante ahora ya podría no serlo, lo cual indica que necesitarás encontrar otros principos, o valores, que llenen ese hueco que sigue creciendo en tu interior. Tendrás que mirar por los demás quizá más que por ti mismo. Es buen año para volver a la naturaleza y deleitarse con ella, para ir a las raíces de la familia, de los ancestros. Necesitarás evadirte. Tus recuerdos del pasado serán mucho más fuertes e intensos de lo normal, pero aprenderás mucho de ellos y te reconfortarán cuando lleguen los tiempos difíciles. Es importante que tengas muy claras cuales son las metas que vas a fijarte y si son factibles porque de lo contrario podrías volver a tener la sensación de estar perdiendo el tiempo.

Y siguiendo esta misma técnica de reducción de dígitos a uno solo podremos saber cual será nuestro futuro en cada año.

María de Gracia

www.lectura-tarot.com

www.lecturatarot.com

http://blog.lecturatarot.com

www.mariadegracia.net

(derechos reservados-prohibida su reproducción)

Bibliografía:

-“Three Books of Occult Philogophy”, Libro II y III – Numbers – H. C. Agrippa, año 1.531

-“Numbers”, D. Fortune

Acerca de María de Gracia

Me llamo María de Gracia, soy natural de Madrid, España, y dedico todo el tiempo que puedo a mi blog, a mis artículos, a las clases, a algunas terapias, y también a leer las cartas del Tarot de Marsella. No estoy en ninguna red social, ni en facebook, ni en ninguna otra, ya que mi trabajo en el blog, y mi familia, ocupan la mayor parte de mi tiempo. Gracias por visitar mi blog y por seguir confiando en mi trabajo. Un saludo muy cordial, María de Gracia
Esta entrada fue publicada en Numerología. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Numerología espiritual

  1. JORGE dijo:

    Hola, que gusto encontrarte. Mi nombre es Jorge , vivo en Tucuman (Argentina) y me dedico a hacer numerología. Me comunico con vos para preguntarte si sabes sobre numerologia sagrada y sobre numerologia sumeria. En realidad he buscado sobre ambos temas y no he encontrado nada al respecto.

    Desde ya muchas gracias.

    • Hola, Jorge:
      Gracias a ti por visitar mi blog. Puesto que te dedicas también a la Numerología no tengo que recordarte que es un tema apasionante, pero también que se trata de un pozo sin fondo. Hay varias tradiciones, leyendas, y antiguos textos, sobre la numerología sagrada, pero en mi opinión todavía queda mucho por descubrir, y luego por traducir, o interpretar.

      Algunos eruditos han desarrollado un sistema de guematria para aplicarlo al alfabeto latino actual basado en lo que se conoce como el Código Sumerio, usado en su momento por los antiguos sumerios, y donde el cero tampoco era considerado un número. El sistema desarrollado para el alfabeto latino actual está basado en ese código y sobre una raíz de seis como contraposición a diez, como 6 a 60, y en nuestro círculo de 360 grados, y en las divisiones del tiempo, sesenta minutos en una hora, sesenta segundos en un minuto, etc..

      En el sistema sumerio para nuestro idioma, la numerologia se forma mediante la adición del número 6 a cada letra del alfabeto como sigue: A = 6 ; B = 12 ; C = 18; D = 24; E = 30, etc., hasta que a cada letra se le haya asignado el número correcto. En este punto cualquier palabra, o frase, producirán un equivalente numérico en base a los valores numéricos de las letras que se agregan conjuntamente. Palabras que parecen tener “sentido espiritual”, a menudo se relacionan con la palabra o la frase.

      El sistema Caldeo es también llamado Numerología Mística.

      En la numerología caldea, según los diferentes estudios y textos, está basada la numerología hebrea, así como la guematria, que ya estaba considerada como un sistema de reconocimiento de la correspondencia que hay entre las diez sephirot, o fuegos de Dios, y las veintidós letras del alfabeto hebreo. Hay muchas referencias a esta numerología sagrada en los libros místicos hebreos como el Zohar.

      Espero haberte aclarado las dudas. Un saludo muy cordial,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>