Arbatel De Magia Veterum

“Yo dije: vosotros sois dioses, y todos sois hijos del Altísimo; pero como hombres, moriréis por vuestros pecados, y como cualquiera de los príncipes, caeréis”. (Salmo LXXXII:6-7)

“Arbatel De Magia Veterum” es el título de un grimorio muy misterioso publicado en Basilea, Suiza, el año 1.575, y significa “Arbatel, de la magia de los antiguos”. Algunos eruditos presuponen que el título en lengua hebrea, ארבעתאל (o Arbotal) , es el nombre de un ángel del que el autor, o autores, podrían haber aprendido la magia que explican en el libro. Y otros piensan que el título podría ser un seudónimo del autor, o autores.

No se sabe con certeza quien, o quienes, han sido sus autores, aunque, por el estilo, y la forma de exponer sus teorías, podría tratarse del cabalista cristiano Heinrich Cornelius Agrippa (Colonia, 1.486-1.535), o, en su lugar, está muy claro que se trataría de alguien que tenía un profundo conocimiento de las ciencias ocultas en general, y muy especialmente de la Cábala.

La palabra “Arbatel” no tiene interpretaciones conocidas, ni títulos paralelos. Para algunos se trata de un homenaje a la inteligencia “angélica” que inspiró las páginas de estos manuscritos. Los textos fueron escritos originalmente en latín. El libro se compone de cuarenta y nueve aforismos donde se explican los preceptos más generalistas de todas las artes de las ciencias ocultas. Se trata de una suma de pensamientos esotéricos dirigidos, muy especialmente, a aprendices, e iniciados, pero que, debido a la cantidad de temas que abarcaba y desarrollaba, el tratado despertó mucha curiosidad tanto entre los aprendices y estudiantes de Cábala, como en las mentes más eruditas de la época en que fue publicado y hasta nuestros días.

El texto de libro está organizado en siete secciones llamadas “septenarios”, cada una de ellas dividida en una secuencia correlativa de aforismos. A partir del tercer septenario, la obra incluye una descripción de los “supuestos espíritus olímpicos”, y que por encontrarla más interesante que el resto, es precisamente la que voy a transcribir:

El Arbatel – Ars Notoria y otros trabajos – H. C. Agrippa/Peter de Abano

El primer capítulo se titula “Isagogia”, y se trata de un libro de leyes de la magia que contiene 49 aforismos y que describen los preceptos más generalistas del Arte.

El segundo capítulo trata sobre la magia microcósmica y sobre todo aquello que el microcosmos puede efectuar mágicamente, es decir: mediante la ciencia espiritual gracias a su espíritu propio, así como a los genios, o duendes, o ángeles, que nos han adjudicado en el momento de nuestro nacimiento, y también sobre la forma en que pueden hacerlo.

El tercer capítulo del libro trata de la magia olímpica y enseña de qué manera el hombre es alternativamente activo, y pasivo, en relación con el influjo olímpico (o celestial).

El cuarto capítulo trata de la magia hesiódica y homérica, que opera a través de los cacodemonios hostiles a la raza humana.

El quinto capítulo trata sobre la magia romana, o sibilina, que enseña la actividad de los espíritus tutelares que han sido distribuidos entre las regiones del universo, además de la forma de servirse de ellos.

El sexto capítulo trata sobre la magia pitagórica que opera únicamente sobre los espíritus a los que les ha sido dado el conocimiento de las Artes: física, medicina, matemáticas, alquimia y ciencias análogas.

El séptimo capítulo trata sobre la magia apolínea que tiene mucha relación con la magia romana y con la microcósmica; sin embargo, esta magia posee la particularidad de ejercer su poder sobre los espíritus hostiles al hombre.

El octavo capítulo trata sobre la magia hermética, es decir egipcia, que no difiere mucho de la magia divina. Hace que se manifiesten los dioses que habitan en los templos.

El noveno capítulo habla de la Sabiduría que sólo emana del verbo de Dios y que se llama profética.

“Capítulo III – la magia olímpica (o celestial)

Tercer Septenario de Aforismos

Aforismo XV

“Se llaman espíritus olímpicos (o celestiales) a los que habitan el firmamento y también a los astros del firmamento. Su función es ejecutar el Destino, administrar los acontecimientos fatídicos tanto como place a Dios, y como El lo permite, sin que ningún mal demonio, ningún mal Destino, pueda perjudicar al que está sentado a la sombra del Altísimo. Todo espíritu olímpico enseña y cumple lo que presagia el astro que preside; pero, sin embargo, no puede hacer pasar cosa alguna de potencia a acto sin el permiso Divino. En efecto, sólo Dios le da este poder y esta acción. Todos los seres supracelestes, celestes, sublunares e infernales, obedecen al Dios creador.”

“Así pues, esfuérzate en emprender todo lo que emprendas con la ayuda de Dios y tus empresas alcanzarán el fin deseado y deseable. Así lo prueban la historia del mundo entero y la experiencia cotidiana. El Señor ha dicho: «Paz a los hombres de buena voluntad; la guerra para los otros”.

Aforismo XVI

“Siete son las potencias (otras versiones hablan de catorce) u oficios propios de los espíritus a quienes Dios ha confiado la dirección de la máquina del mundo. Sus astros visibles son: Aratrón, Bethor, Phaleg, Och, Hagith, Ophiel y Phul, en lengua olímpica. Cada uno tiene bajo sus ordenes un numeroso ejército del firmamento”.

“Por arte de magia los Príncipes de las siete provincias serán invocados, simplemente, en ese tiempo, día y hora en el que ellos gobiernen de forma visible o invisible, por los nombres y oficios, que Dios les ha dado a ellos”.

“Aratrón gobierna en 49 provincias visibles. Bethor gobierna en 42 provincias visibles. Phaleg gobierna en 35 provincias visibles. Och gobierna en 28 provincias visibles. Hagith gobierna en 21 provincias visibles. Ophiel gobierna en 14 provincias visibles y Phul gobierna en 7 provincias visibles. Todo lo cual suma un total de 186 provincias en el Olimpo que están gobernadas por siete potencias que estudian ampliamente la astronomía. Es preciso indicar la forma en que se establece comunicación con estos principios y sus potencias”.

“Así que hay 186 (o 196) provincias Olímpicas en todo el Universo en las que los siete gobernadores ejercen todo el poder que está establecido en las leyes de la Astronomía. Pero, en cualquier caso, todo ha de ser explicado de tal manera que los príncipes y los poderosos pueden establecer canales de comunicación. Aratrón aparece en la primera hora del sábado, y seguramente dará respuestas relacionadas a las provincias y a sus habitantes. Así, de esta forma, se conseguirá que el resto de gobernantes aparezcan en orden en sus días y horas correspondientes. Hay que tener en cuenta que cada uno de ellos tiene poder durante 490 años. Los gobernantes iniciaron su trabajo en el año 60 antes del nacimiento de Cristo, y que señaló el comienzo del gobierno de Bethor, y duró hasta el año 430 de nuestro Señor, y a quien sucedió Phaleg hasta el año 920 de nuestro Señor. Entonces empezó Och, y continuó hasta el año 1.410 de nuestro Señor, y entonces apareció Hagith, que gobernó hasta el año 1.900 de nuestro Señor”.

Aratrón:

“El poder del gobernador Aratrón es que transforma las cosas de forma natural, es decir, de la misma manera, y sujeto a todo aquello que en astronomía se atribuye al poder de Saturno. Aratrón puede convertir en piedra a cualquier persona, planta o animal. Reconcilia a los espíritus subterráneos con los hombres. Es experto y maestro en alquimia y medicina. Otorga el don de la invisibilidad. Debe ser invocado en sábado, a primera hora”.

Símbolo de Aratrón

“Él tiene bajo su mando 49 reyes; 42 príncipes; 35 presidentes; 28 duques; 21 ministros, de pie delante de él e inclinándose ante él. También tiene bajo su mando a 14 familiares; siete mensajeros, y él dirige y ordena a 36.000 Legiones de espíritus; el número de componentes de una Legión es de 490 espíritus”.

Bethor:

“Gobierna todo lo que se le atribuye a Júpiter. Bethor viene pronto una vez que haya sido invocado. Reconcilia a los espíritus del aire, y que son los únicos que dan respuestas verdaderas, con el hombre. Bethor transporta piedras preciosas de un lugar a otro. Hace medicinas para que obren milagros en los enfermos. Promueve y potencia a los hombres a alcanzar grandes dignidades. Ayuda a encontrar tesoros. Ayuda a la familia a expandirse y prolonga la vida hasta los 700 años, si Dios lo permite”.

Símbolo de Bethor

“Bethor tiene bajo su mando a 42 reyes; 35 príncipes; 28 duques; 21 consejeros; 14 ministros; 7 mensajeros, además de a 29.000 Legiones de espíritus. Cada Legión se compone de 490 espíritus”.

Phaleg:

“Gobierna sobre Marte y reina entre las personalidades de corte militar. Promueve todo lo atribuído a Marte, el príncipe de la paz. Phaleg otorga grandes honores en todo lo relacionado con las guerras, tanto si se trata de batallas, como de personas”.

Símbolo de Phaleg

Och:

“Gobierna sobre todo lo que se le atribuye al Sol. Prolonga la vida hasta los 600 años, si Dios lo permite, con una salud magnífica. Imparte sabiduría y enseña a elaborar licores espirituosos. También enseña aa preparar hierbas medicinales. Es capaz de convertir todas las cosas en el oro más puro y en piedras preciosas. Si le das un poco de oro, te devuelve una bolsa llena de oro. Es digno de este personaje, o espíritu, lo que le hace ser adorado como si fuera una deidad por reyes de todo el mundo, y también por gente poderosa”.

Símbolo de Och

“Och tiene bajo sus órdenes a 36.536 Legiones. Och administra las cosas, y a las personas, por sí solo, y todos los espíritus que le sirven lo hacen por muchos siglos”.

Hagith:

“Tiene poder sobre todo lo que gobierna Venus. Convierte el cobre en oro, y en un momento, convierte el oro en cobre. Otorga a los poderosos espíritus servidores de absoluta confianza. Hace prevalecer la justicia en sus elegidos. Adorna a sus protegidos con toda la belleza posible. Otorga Espíritus protectores a aquellos adictos que le siguen fielmente”.

Símbolo de Hagith

“Hagith gobierna sobre 4.000 Legiones de espíritus”.

Ophiel:

“Tiene poder sobre todo lo que gobierna Mercurio. Otorga espíritus familiares y enseña todas las artes, y al que es digno de algún arte, le ayuda a ser capaz de convertir la plata en la piedra filosofal.”

Símbolo de Ophiel

Phul:

“Gobierna sobre todo lo que tiene influencia la Luna. Transmuta todos los metales en plata, y las palabras en obras. Gobierna las Casas Lunares. Cura la hidropesía y provee espíritus de agua que sirven al hombre con forma corporal y visible. Prolonga la vida hasta los 300 años, si Dios lo permite”.

Símbolo de Phul

“Cada olímpico (o celestial) posee toda una corte de ayudantes estelares que están representados bajo la forma de alguno de los dioses griegos. Entre todos sostienen los gobiernos del mundo, y de nuestro universo en particular. Estos espíritus tienen potestad total sobre el universo, pero sólo interactúan en temas menores, operaciones comerciales, o mundanas, así como en la alquimia y en todas las ramas de las ciencias ocultas.

Los poderes otorgados a los Espíritus Olímpicos (o celestiales) son como sigue:

1. Cada Gobernante es capaz de hacer que todas las cosas se muevan, ya sea de forma natural, a saber, siempre y después de la misma manera, o de otra manera, por su propia voluntad, si Dios no se lo impide.

2. Cada gobernante es capaz de hacer que las cosas que se hacen de forma natural en un largo tiempo, de la materia antes preparada, y también hacerla ellos en un momento, si la materia no está previamente preparada. Como Och, el príncipe de todo lo solar, prepara el oro en las montañas durante un largo tiempo, y en un menor tiempo, por el arte de la Alquimia y de la magia, se tarda un momento.

3. El Mago verdadero y divino, puede utilizar a todas las criaturas de Dios, y a los gobernantes del mundo, por su propia voluntad, para que los gobernantes del mundo le obedezcan, y vengan cuando se les llame y ejecuten sus órdenes, porque Dios es el autor de los mismos.

Envían algunos de sus espíritus a los Magos y les obedecen solo en algunos asuntos muy determinados, pero no oyen a los falsos magos, ni los exponen a los engaños de los demonios, y los arrojan a diversos peligros por el comando de Dios.

4. En todos los elementos no están los siete gobernantes con sus anfitriones, los cuales hacen moverse con el ritmo, la firmeza, y coherencia del firmamento, y los inferiores no siempre dependen de los superiores, tal y como se enseña en Filosofía.

5. Un hombre que es un verdadero mago, fue dado a luz en el vientre de su madre. Otros que se entregan a este oficio son infelices.

6. Cada personaje está determinado a partir de un espíritu; quien, si por cualquier causa, demuestra eficiencia en el asunto en cuestión, se le otorga un tiempo predeterminado, pero se le utilizará el mismo día y hora planetarias en que se le habría invocado la primera vez.

7. Dios vive, y vive en tu alma; mantén tu pacto y haz todo lo que el espíritu de Dios revelará en ti; porque todas las cosas que el espíritu te prometió acabarán cumpliéndose.”

Aforismo XX

“Hay otros nombres de los espíritus olímpicos (o celestiales) bajo el mando de otros, pero no son eficaces porque se entregan a cualquiera, y sólo son entregados a cada uno por el Espíritu revelador, visible o invisible, porque ya están predestinados; por lo tanto, se llaman constelaciones, y tienen poder por más de cuarenta años. Por lo tanto, es más seguro para los jóvenes practicantes del Arte, que trabajan en las enseñanzas de los Espíritus solo, sin sus nombres, y si son predestinados para alcanzar el Arte de la magia, otras ramas del Arte les ofrecerá a ellos mucha fuerza de voluntad. Rogad, pues, para tener una fe constante, y Dios se encargará de que todas las cosas pasen a su tiempo.”

“Todas las cosas son posibles para los que creen en ellas, y están dispuestos a recibirlas; pero para a los incrédulos, y sin voluntad, todas las cosas son imposibles, porque no hay mayor obstáculo que una mente vacilante, la levedad, la inconstancia, el balbuceo tonto, la embriaguez, la lujuria, y la desobediencia a la palabra de Dios. Por lo tanto, un Mago debe ser un hombre que es piadoso, honesto, coherente en sus palabras y hechos, tener una fe firme en Dios, ser prudente, y codicioso de nada más que de la sabiduría de las cosas divinas.”

Aforismo XXI

“Cuando usted llame a cualquiera de los Espíritus Olímpicos (o celestiales), observe la salida del Sol de ese día, y de qué naturaleza es el Espíritu que usted desea; y diciendo la siguiente oración, se cumplirán sus deseos:

Omnipotente y eterno Dios, que has ordenado toda la creación de tu alabanza y gloria, y para la salvación del hombre, yo te ruego que me envíes el Espíritu (nombre) del orden solar, el cual me informará y me enseñará las cosas que voy a pedirle; o, para que me traiga la medicina contra la hidropesía. Sin embargo, no se haga mi voluntad, sino la Tuya, a través de Jesucristo, el unigénito Hijo, nuestro Señor. Amén.”

“Sed VLTRA Horam Integram no defatiges Spiritum, nisi sentarse Addictus familiariter tibi.”

Y una vez que el espíritu olímpico (o celestial) se haya manifestado y haya cumplido nuestros deseos hay que repetir la siguiente oración:

“Pues que viniste en paz y en silencio, y has respondido a mis peticiones, doy gracias a Dios, porque en Su nombre viniste, y ahora estoy en paz y a tus órdenes, y te pido que vuelvas a mí otra vez, cuando yo te llame por tu nombre, o con mi orden, o con tu oficio, que te han sido concedidos por el Creador. Amén”.

María de Gracia

https://www.lecturatarot.com/blog/

https://www.lecturatarot.com/

www.mariadegracia.net

www.lectura-tarot.com

(derechos reservados-prohibida su reproducción)

Bibliografía:

-“Arbatel De Magia Veterum” – año 1.575

– “Disquisitiones magicae” – John Dee (año 1.679)

-“Book of Ceremonial Magic” – Arthur E. Waite (1.857-1.942)

– “Occult Philosophy, Libro IV” – “Geomancy – magical elements – astronomical geomamcy – the nature of spirits and Arbatel of magick” – H. Cornelius Agrippa/Peter de Abano (posibles autores de las traducciones al latín y de algunos textos)

Acerca de María de Gracia

Me llamo María de Gracia, soy natural de Madrid, España, y dedico todo el tiempo que puedo a mi blog, a mis artículos, a las clases, a algunas terapias, y también a leer las cartas del Tarot de Marsella. No estoy en ninguna red social, ni en facebook, ni en ninguna otra, ya que mi trabajo en el blog, y mi familia, ocupan la mayor parte de mi tiempo. Gracias por visitar mi blog y por seguir confiando en mi trabajo. Un saludo muy cordial, María de Gracia
Esta entrada fue publicada en Mis artículos. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *