El Obispo de los sueños

Zeus – mosaico romano – Alexandría, año 210 a.C.

Sinesio de Cirene (370-413, AD), filósofo neoplatónico, sofista y obispo de Ptolemaida (actual Libia), era el hijo menor de una antigua familia noble descendiente de los fundadores de la ciudad. Sinesio mantenía que los sueños le habían guiado en toda su trayectoria vital, incluso cuando iba de caza. También siguió los mensajes enviados por los sueños cuando fue enviado a estudiar a Alejandría donde se convirtió en discípulo de Hipatía con la que mantuvo una estrecha amistad, además de colaboración, incluso cuando éste se vió obligado a abandonar su escuela. Después de servir un tiempo en el ejército volvió a su tierra de origen a estudiar filosofía, matemáticas, astronomía, agricultura, etc. Abarcar tantas materias le ayudó a conocer en profundidad las diferentes clases sociales y culturales de aquella época. En algunos de los tratados que escribió explicaba que las plantas y las piedras estaban relacionadas por lazos de simpatía oculta a los dioses que están en el universo y que formaban parte de él.

Ruinas del templo de Zeus en Cirene (actual Libia)

Que las plantas y piedras tienen poder mágico sobre estos dioses y que de alguna forma, por medio de tales sustancias materiales, atraen a las deidades. La afición a la adivinación de Sinesio era bien conocida y él lo consideraba como uno de los más nobles derechos humanos. También fue guiado por sus sueños cuando aceptó el encargo de viajar hasta Constantinopla con el objetivo de regalar una nueva corona de oro al emperador Arcadio, y pedir favores para que bajara la presión de los impuestos. En los tres años que estuvo esperando audiencia sus sueños le alertaron de las intrigas palaciegas y políticas, y de los engaños que había sido objeto e incluso de que sus enemigos le habían practicado magia negra para neutralizarle. La corte y los sirvientes que rodeaban a Arcadio intentaron por todos los medios evitar que éste recibiera las quejas de Sinesio, pero finalmente consiguió audencia y pronunció su famoso discurso titulado: “sobre la realeza”.

Para el obispo Sinesio, soñar era el aprendizaje de todos los días. También era una manera de entrar en el mundo real. Según Sinesio, el soñador no vuelve a la realidad cuando se despierta, porque el sueño ya está ahí.

Biblioteca de Alexandría

Hipatía –  fresco de Rafael (1.483-1.520)

“Tienes acceso directo a los conocimientos sagrados en tus sueños. Tus sueños son un oráculo personal que revela el futuro y te ayuda a prepararte para ello. No dejes que nadie te lo diga por medio de sus sueños; los diccionarios de sueños no sirven para nada. Presta atención a las señales del mundo que te rodea. Debes saber que todo en el universo está interconectado y en constante entrelazamiento. Usa tu imaginación. Lo que crece allí será marcado en tu mundo y en tu alma, y en el cuerpo de la energía en la que viajarás a otra vida después de la muerte”.

Después de abandonar Constantinola, en el año 400, Sinesio se dirigió a Atenas. Escribió unas cartas a su hermano indicándole la razón de hacer ese viaje diciéndole que había sido informado sobre que un gran número de personas y sacerdores, habían tenido revelaciones en sueños y sabían que él podría interpretarlos, y que si no lo hacía, le amenazaban con que un gran mal caería sobre su persona. En Atenas no tendría que venerar a gente que se consideraba a sí misma como semidioses. En Atenas fue donde escribió en el año 405 un tratado sobre sueños titulado “De insomniis”.

Zeus – mosaico romano en Cirene (Libia)

“De insomniis” es un curioso tratado sobre los sueños. Según Sinesio, y siguiendo las doctrinas de Plotino (Egipto, 204-270 AD), “la adivinación era posible debido a la comunión con la naturaleza. Todas las partes del universo están en simpatía, así que en cada cosa hay rastros de otras cosas”. Sinesio escribió un total de ciento cincuenta y cinto epístolas y diez himnos en diferentes épocas, que abarcan desde un tratado de cómo alimentar a los perros, otro para evitar la calvicie, panfletos políticos de encargo, “De regno”, y que arrojan mucha luz sobre sus ideas religiosas y filosóficas, así como de su personalidad y la imagen que refleja de la época en que vivía. Los himnos todavía siguen vigentes entre la mayoría de congregaciones cristianas extendidas por toda la tierra.

Sinesio mantenía que el sueño de cada uno era su oráculo personal. “El oráculo-sueño habla con nosotros dondequiera que vayamos. No podemos abandonar este oráculo incluso si lo intentamos. Está con nosotros tanto en casa como en el extranjero, en el campo de batalla, en la ciudad y en el mercado”.

“Los sueños son el derecho de nacimiento que tenemos en común. Pertenecen a ricos y pobres, a los reyes ya los esclavos. El oráculo-sueño es igual para todos, independientemente de su raza o condición social. Incluso el peor tirano no tiene poder para separarnos de nuestros sueños, los cuales pueden convertirse en la clave de su derrocamiento, a menos que el tirano eliminara los oráculos-sueños de su reino. Los sueños están disponibles para todos. No es de extrañar que los sueños nos muestren el futuro, porque los sueños son experiencias del alma y el alma se mantiene en las formas de las cosas que vienen a la existencia”.

Fresco romano en Pompeya – Dionisos

Sinesio mantiene que guiándose por sus sueños se convirtió en gran orador y también en un prolífico escritor:

“Queremos reclamar autoridad sobre nuestros propios sueños y rechazar todo lo que trate de interponerse entre nosotros y la fuente del sueño. Debemos buscar esta rama del saber, ante todo porque se trata de nosotros; está dentro de nosotros y es la posesión más apreciada del alma de cada uno de nosotros”.

La entrada de Sinesio en el episcopado fue algo más político que espiritual. Asumir responsabilidades y rango de obispo fue aceptado en parte por pertenecer a la nobleza y en un parte por vocación. En el año 399 el Serapeum, el gran complejo del templo de Serapis en Alejandría, había sido destruído y el poder del imperio romano ya se estaba utilizando para acabar con las religiones paganas. El nuevo Dios estaba suplantando rápidamente a los antiguos dioses. Sinesio se unió a los cristianos a través de la adhesión en lugar de la experiencia de una conversión voluntaria. El creía en una divinidad, pero detrás de las muchas formas de lo divino. Escribió acerca de la caída del alma de un estado de conocimiento a otro de ignorancia. Uno de sus ensayos trata extensamente sobre un mundo dominado por las fuerzas oscuras cuyo objetivo es arrastrar a los seres humanos y destruirlos en caso de que intenten alcanzar la Luz. El poder de la Luz debe ser restaurado con periodicidad al final de los grandes ciclos de la historia. Pero a veces cuando los seres humanos están al límite, la intervención divina puede tener lugar antes del fin de un ciclo con el propósito de mantener el equilibrio establecido.

Musa – mosaico romano – año 200 a. de C.

Sinesio explica en sus tratados sobre los sueños, muy populares en sus tiempos, y también ahora, definiciones generales que: “no son acertadas debido a que cada soñador es un espejo diferente para las imágenes del sueño. Algunos espejos son deformes y otros están hechos de materiales poco adecuados. Los grandes sueños no precisan interpretación porque el significado está en la misma experiencia del sueño”. Sinesio era un gran admirador y también seguidor de los escritos de Homero, y en sus tratados hace constantes referencias a escenas de la Odisea, especialmente una donde Penélope no entiende que los sueños puedan ser engañosos, pero ella no fue instruida en la materia. La decepción surge a través de las interpretaciones falsas, no de los sueños falsos. Penélope en la Odisea había entendido la naturaleza del sueño.

Sinesio recomienda establecer la intención antes de ir a dormir diciendo: “vamos a rezar por un sueño, y si eres digno, el Dios lejano estará presente contigo. El viene a tu lado cuando duermes.” También hace mucho hincapié en la importancia de mantener un diario de sueños escribiéndolos cada mañana porque hay que prestar mucha atención a lo que nos dice nuestra propia alma.

También aconseja mantener un diario de día, para las observaciones, y otro de noche, para los sueños: “Todas las cosas son signos que aparecen a diario y que están hermanadas con un ser vivo, el Cosmos, y todo está escrito en caracteres. “El trabajo más profundo se encuentra en la lectura del lenguaje de los signos del mundo, que entiende la relación entre todas las partes del universo”. En un mundo así, Sinesio escribió sobre un reino superior de donde salen los regalos que nos ofrece la vida cotidiana. Mantenía que el reino de la imaginación es el abismo hueco del universo mientras que el alma estaba en casa. “La imaginación es la casa a mitad de camino entre el espíritu y la materia, lo que hace que la comunicación entre los dos sea posible. El alma viaja en este reino de los sueños”.


  Mosaico romano – año 200 antes de C.

“Cuando el halo sea el único, entonces podría predecir calma y tormentas de viento;

Roto el halo, sabed entonces que este viento, cuando se disipe, dejará un tiempo de calma.

Una vez que la luna esté rodeada por un doble halo, viene la tormenta.

Y en caso de que el anillo crezca hasta el triple círculo, la tormentas serán más fuertes;

Y aún más, si es oscuro, y aún mayores si se rompe el halo.”

Acerca de los sueños (De insomniis)

“Es una vieja tradición, y muy a la manera de Platón, ocultar los profundos pensamientos de la filosofía detrás de la máscara de un tratamiento más ligero para que así todo lo que se ha adquirido con dificultad no se pierda de nuevo a los hombres, ni serán contaminados por la mentira los asuntos, ni expuestos a la influencia de lo profano. En consecuencia se ha desarrollado la mayor parte del presente trabajo y espero que se consiga el objetivo para el que fue creado”.

Alexandría – Egipto – Mosaico en el suelo – año 200-100 antes de C.

“Los dioses mantienen la vida de los hombres oculta. Si los sueños son profecías, y si las visiones que se ven en los sueños son enigmas de su futuro, los hombres en ese caso deberían estar llenos de sabiduría, aunque ciertamente no está claro. En verdad, su falta de claridad es precisamente su sabiduría”

“Ahora la adivinación debe ser la más grande de todas las cosas buenas ya que es el conocimiento y, en una palabra, en la parte cognitiva de sus facultades en la que Dios se diferencia del hombre, como lo hace el hombre de la bestia. Pero mientras que la naturaleza de Dios se basta a sí misma para el conocimiento, el hombre a través de la adivinación consigue mucho más de lo que pertenece a nuestra naturaleza humana. Para el resto de la humanidad sólo se puede conocer el presente, pero no los asuntos de los dioses, que la lengua común se rige por Zeus, el dios más antiguo en el tiempo y en el conocimiento. La filosofía confirma que los dioses no son más que las mentes, las inteligencias, y uno que es digno de gobernar sobre los dioses lo hace debido a la fuerza superior de la sabiduría. Por esta razón, también el hombre sabio es semejante a Dios”.

Fresco – Musa tocando la lira – Eritrea, año 470 antes de C.

“Lo que es, lo que ha de ser,

y las cosas que han ocurrido.”

“Y de acuerdo con Homero, los asuntos de los dioses dependen del juicio de Zeus, por esta razón, él posee el mayor conocimiento”

“I – Porque yo creo que la referencia a la edad en estos versículos señalan las conclusiones sobre que saber más viene a través del tiempo, y el conocimiento era, al parecer, la cosa más preciosa. Pero si alguno lo duda, ha de saber que el imperio de Zeus descansa en la mano fuerte, como en el texto, y que él era superior en poder”.

“El conocimiento del hombre con la poesía es el del vulgar, y éste nunca ha oído hablar de la filosofía en la misma forma en que afirma que los dioses no son más que mentes. Es en este sentido cuando las palabras: “él era superior en valor”, han destacado como: “él es más antiguo en el tiempo”, lo que significa que Zeus es una inteligencia mayor desde su nacimiento. Todo aquel que siendo un dios se considera digno de gobernar sobre los dioses, establece las reglas por las que él es la mente con la fuerza superior de la sabiduría. Por esta razón también es el hombre sabio semejante a Dios, porque éste se esfuerza en acercarse a Él en el conocimiento.”

“II – Que lo anterior sea una prueba de que las adivinaciones se encuentran entre las mejores vocaciones de hombre y que son signos que aparecen a través de todas las cosas, en tanto que están hermanados con un solo ser vivo, el Cosmos, por lo que también se escribe en caracteres de todo tipo , así como los de un libro algunos son fenicios, algunos egipcios, asirios y otros”.

“El estudioso lee esto y es un erudito que aprende por su inclinación natural. Unos leen algunos de ellos y otros leen otros; algunos leen más y otros leen menos. En la misma forma en que unos los leen por sílabas, otros leen la frase completa y otros toda la historia. De la misma manera que los eruditos ven el futuro en algunas estrellas, y de ellos, unos en las estrellas fijas y otros esas llamas que se disparan y que cruzan el cielo. Una vez más hay quienes lo leen en las entrañas, en los gritos de las aves y en sus vuelos. También para los demás lo que se denomina presagios son indicaciones escritas que se manifiestan para ser, una y otra vez, las voces porque todas las cosas tienen su importancia para cada uno”.

“De la misma manera si las aves hubieran sido dotadas con la sabiduría habrían desarrollado el arte de adivinar el futuro de los hombres. Es preciso que sean , me parece, las partes de este gran todo , ya que todas las acciones de un sentimiento y una misma respiración son la pareja perfecta . Obviamente para que los encantamientos sean echados de una parte a otra , puesto que se dan las señales , y es un sabio el que entiende la relación de las partes del universo. Una cosa se atrae a sí misma a través de la intermediación de otra cosa porque tiene presentes con ella las promesas de cosas que están en su mayor parte lejanas, a saber , las voces, las sustancias y las figuras . Y como cuando el intestino está en el dolor , otra parte sufre también con él, por lo que un dolor en el dedo se asienta en la ingle aunque haya muchos órganos entre estas partes que no sientan nada”.

“Esto se debe a que ambos son partes de un organismo vivo, y no lo que los une el uno al otro más que a otras cosas. Incluso a algún dios, de los que habitan en el universo, una piedra de aquí y una hierba es una ofrenda acorde, porque simpatizar con ellos se está dando en la naturaleza y la está embrujando. Por lo tanto el arpista que ha dado la voz más alta en la nota no suena igual en la nota siguiente”.

“Del mismo modo que los hombres aprenden a leer libros, cada uno a su manera, algunos sólo una frase, otros toda la historia, que aprendan también a leer las señales en el universo y las señales de la relación entre las partes de un gran todo. Lo que se llama la magia es en realidad la atracción de una cosa por medio de otra. Un hombre sabio es consciente de que no tiene con él las promesas de cosas que están en su mayoría muy lejos”.

“Los hombres aprenden a usar esta magia para encontrar lo que une a las partes entre sí, al igual que los músicos aprenden que las notas vienen en una serie de armonías en particular, o como el matemático manipula un problema. Pero también existe la discordia en el Cosmos, las partes del universo que están de acuerdo y, sin embargo la batalla con otras partes, y esta lucha contribuye a la unidad del conjunto. La unidad resultante de los contrarios es la armonía del conjunto. El hombre que se sitúa fuera de él ya no puede hacer ningún uso de su sabiduría, sino que utiliza el universo contra sí mismo”.

“La diversidad de las cosas en el universo y su relación suministran la mayor parte de la materia en las iniciaciones y profecías. Y si bien no es lícito hablar de iniciaciones no hay delito en la explicación de la adivinación”.

Mosaico romano – “casa del ojo del diablo” – año 200 antes de C.

“III – “El conjunto de esta técnica ya ha sido elogiado tanto como es posible, pero ahora es el momento de apropiarse de lo mejor que hay en ella y detenerse en el lado especulativo”.

“La oscuridad es común a todas las formas de adivinación. Los sueños no deben ser desestimados por este motivo. Más bien debemos buscar esta rama del conocimiento que está dentro de nosotros y que es la posesión más preciada del alma de cada uno. En el alma se mantienen las formas de las cosas que vienen a la existencia, pero sólo la producción de lo que es propio, reflejando como en un espejo la imagen por la que una persona capta las cosas que permanecen allí”.

“Por lo tanto, como no entendemos las actividades de la mente todo lo que no ha llegado a esa fuerza de control se oculta del ser vivo, de modo que luego no vamos a tener una percepción clara de la formas en la primera alma, porque antes de la impresión viene la imaginación. Y esta misma imaginación parece ser una especie de vida en sí misma, un poco más abajo en la escala, y tiene su base en una propiedad peculiar de la naturaleza. Tiene incluso sus propias percepciones sensoriales porque vemos los colores y los sonidos se escuchan, y tenemos un abrumador sentido del tacto en momentos en que las partes orgánicas del cuerpo están en reposo”.

“IV – Tal vez esta forma de percepción sensorial es la más sagrada. De esta manera entramos constantemente en relación con los dioses que nos dan consejos, nos contestan en oráculos y cuidan de nosotros en otras formas. Así que, si alguno en sus sueños recibe el regalo de un tesoro, no vaya a ser sorprendido, o si un hombre bastante inculto debe dormirse, atendiendo a las Musas en su sueño en el intercambio de preguntas y respuestas con ellas , debe convertirse en un bardo astuto. Esto ha ocurrido en nuestro propio tiempo y no me parece muy sorprendente”.

“Paso por alto las partes que han sido reveladas y el número de personas a las que el sueño bajo la apariencia de un médico ha curado de la enfermedad. Pero cada vez que un sueño se abre al alma también se abre un camino que conduce a los puntos más perfectos desde los que poder ver las cosas existentes. Un alma que sin embargo nunca ha aspirado, ni ha prestado su mente para el ascenso, sería de hecho el punto culminante de la fuerza oculta de las cosas existentes que este sueño debe anular la naturaleza y unir al reino de la mente del hombre que ha vagado tan lejos de lo que él no sabe de dónde ha venido”.

Fresco – Turquía – año 300 antes de C.

“Y si alguien considera que el camino hacia arriba de una gran empresa, pero no cree en la imaginación, para que incluso por su medio la feliz unión no pueda nunca ser adquirida, le permitió escuchar a los oráculos sagrados que hablan de los caminos divergentes después de escuchar , por supuesto, toda la lista de los recursos disponibles para el ascenso, en virtud de lo cual es posible hacer que la semilla crezca dentro de nosotros”.

“Él hace una distinción entre la posesión feliz del conocimiento y su adquisición. Un hombre aprende lo que quiere decir cuando está despierto; otro, mientras duerme. Pero en el estado de vigilia el hombre es el maestro, mientras que Dios es el que hace que el soñador fructifique con su propio valor, de modo que el aprendizaje y el logro son uno y lo mismo. Ahora para hacerlo más fructífero hay que enseñar”.

Sinesio más tarde vuelve a escribir sobre la relación de la psique del hombre con el universo para lo cual describe con gran profundidad y detalle el papel de la imaginación, del espíritu en la vida del alma:

Mosaico romano – Turquía – año 200 antes de C.

“V – Algunos hombres desprecian los sueños y buscan un arte de la adivinación por encima del vulgo. Pero no es un hombre sabio, precisamente porque él gana una mayor parte de las cosas comunes a todos. El mayor bien es el de mirar a Dios por la imaginación, porque el espíritu imaginativo es el órgano más ampliamente compartido de las sensaciones y es el primer cuerpo del alma. La naturaleza ha construido todas las funciones del cerebro. El sentido de la percepción a través de los órganos exteriores sigue siendo único hasta que entra en contacto con la imaginación. Esta es la facultad divina que ve con todo su espíritu y tiene poder sobre el total de los sentidos restantes”.

“El hombre que piensa que sabe lo que ha visto con sus propios ojos no tiene manera de saber que las imágenes que ve están distorsionadas. Entonces el espíritu imaginativo llega a enfermarse y los cuerpos extraños que han entrado en él se deben purgar y purificar si el hombre quiere volver a ver de nuevo con claridad”.

“La imaginación comprende nuestra naturaleza espiritual porque se mueve en la frontera entre la razón y la sinrazón, entre la materia y lo que no tiene cuerpo, entre lo divino y lo demoníaco. Esto es difícil de comprender para la filosofía”.

“VI – Las fantasías de los sueños, sin embargo, son similares a otras formas de vida para las que se prepara nuestra alma. El alma-materia está en Dios a su vez y los demonios de toda especie ya son fantasmas. Dentro de la fantasía el alma entra en una lucha para cumplir su propio compromiso con la vida del universo, para descender a las regiones gobernadas por los elementos de la materia y para traer de vuelta a la esfera lo que ha arrebatado a los extremos de fuego y el aire . El espíritu imaginativo vive en todo este enorme intervalos de espacio y es capaz de acompañar al alma a medida que sube, incluso hasta llegar al punto más alto”.

Mosaico romano – Hipnos, dios del sueño -Montenegro – año 200 antes de C.

“Por lo tanto, el espíritu imaginativo del hombre obtiene verdaderas impresiones de la vida del alma. También influye en la vida, e incluso puede dirigir el alma hacia Dios, o, si la imaginación está vacía e inactiva, deja un hueco por el que un espíritu maligno podría entrar. Para investigar el estado del alma y el espíritu que lo rodea debemos prestar atención a las visiones que emite el espíritu imaginativo, particularmente en el sueño”.

“VII – Nosotros, por lo tanto, nos hemos propuesto hablar de la adivinación a través de los sueños que los hombres no deben despreciar, sino cultivar, ya que cumplen un servicio a la vida”.

“Es mejor inclinarse ante Dios y rezarle. Lo que se recoge poco a poco se convierte en mucho al final, y lo que sucede a través de otra causa muy diferente termina en una mayor”.

“Es más, a partir de una posición ventajosa se tiene una vista constante y muy distinta, de las cosas inferiores que cuando se está con ellas y se mezcla con los elementos inferiores. Esto es, según el proverbio: “descender sin descender”, donde lo mejor predomina indiscutiblemente sobre lo peor. Este arte de la adivinación quiero desarrollarlo tanto para mí mismo como para poder legarlo a mis hijos. Para entrar en esta materia ningún hombre necesita prepararse para un viaje largo o más allá de las fronteras, ya que es suficiente con lavarse las manos y mantener un silencio sagrado antes de irse a dormir”.

“VIII – Vamos a orar por un sueño, como Homero por ventura, oró. Y si eres digno, el dios lejano estará presente contigo. No sabemos qué hora el dios dedicará a estos asuntos; él viene a tu lado sólo si estás dormido y esto es todo lo que necesitas para la iniciación. Por otro lado algunas de las ceremonias que tienen que ver con el conocimiento previo eligen a sus sacerdotes entre los más fuertemente evaluados tal y como los atenienses eligieron a sus trierarcas. Y un gran costo no debe ser necesario si queremos obtener una hierba de Creta, una pluma de Egipto o un hueso de Ibérica, y, por Zeus, algunos prodigios que se alimentan en un rincón escondido de la tierra o el mar”.

Mosaico romano – Flora y Fauna – año 200 antes de C.

“No hace ninguna diferencia al dios si un hombre es acaudalado o un esclavo recién comprado. Y esto hace que la accesibilidad a toda la adivinación sea algo muy humano pues su carácter simple es digno de un filósofo”.

“De la adivinación por los sueños cada uno de nosotros es forzosamente su propio instrumento, tanto es así que no se puede abandonar a nuestro oráculo, incluso si se desea hacerlo. Es más, si permanecemos en casa el oráculo habita con nosotros; si vamos al extranjero, nos acompaña; él está con nosotros en el campo de batalla; está a nuestro lado en la vida de la ciudad; trabaja con nosotros en el campo y en la plaza del mercado. Las leyes de ningún gobierno maligno lo prohíben, ni tendrían el poder para hacerlo, aunque quisieran, porque ellas no tienen ninguna prueba en contra de quienes le invocan”.

“Un tirano nunca nos podría prohibir no mirar a los sueños, a menos que en realidad el sueño sea desterrado de su reino, y sería la acción de un tonto el desear lo que es imposible de cumplir, y de un hombre impío para hacer leyes que deberían ser contrarias a la naturaleza y a Dios”.

“Porque la dulzura que hay en la esperanza, y cualquiera que sea la realidad, controla el miedo y todo se encuentra en los sueños. De hecho, no hay nada más que lo que atrae a los hombres hacia la esperanza. Este elemento es tan abundante, así como la curación de los hombres en los sueños. Por otra parte, la desesperación en los sueños proviene cuando tan a menudo sólo se confunde la debilidad del intérprete con la naturaleza de las propias visiones. Y ya que tenemos una promesa de la divinidad en nuestros sueños nos beneficiará el doble si nos preparamos para disfrutar de estas cosas. No sólo tenemos el placer de la anticipación, sino que podemos aprovechar la oportunidad de examinarlo de antemano y prepararnos sabiamente para lo que hemos de hacer”.

“IX – Mientras expliqué hace un momento que la adivinación por los sueños es una buena cosa tanto si viajas o te quedas en casa, con el comercio o el comando las tropas, y que ayuda a todos los hombres y todas las cosas, sin embargo, nunca he hecho público lo que han significado para mi personalmente. Ciertamente no hay otra cosa que esté tan bien calculada para unirse en la búsqueda de la sabiduría por el hombre, y de muchas de las cosas que presentan dificultades, cuando nos despertamos, algunas de ellas se ven claras mientras estamos dormidos, y otras, en cambio, nos las tienen que interpretar”.


Mosaico romano – Medusa – año 200 antes de C.

“X – Los sueños me han ayudado con frecuencia a escribir libros, para ello he preparado la mente y el hecho con la dicción adecuada al pensamiento. Mi vida ha sido los libros y la caza, excepto el tiempo que pasé como embajador. Ojala no me hubiera visto obligado a haber perdido tres años de mi vida. Pero incluso en esos años he sacado el mayor provecho de la adivinación, y en muchas ocasiones he podido saber con antelación las acciones dirigidas contra mi persona por hechiceros, lo cual me ayudó a hacerlas ineficaces. Pero los sueños, y su interpretación, me salvaron de todo ello y me han ayudado en la gestión de la función pública siempre mirando por el interés de las ciudades”.

“De todo lo que la naturaleza posee, todas las cosas que son, que han llegado a ser y que serán (ya que esto también es una fase de la existencia), de todas estas cosas, digo, las imágenes fluyen y rebotan en su sustancia”.

“XI – Pero ya es hora de decir como este arte nos puede ayudar. La mejor manera es preparar el lado divino de tal forma que pueda ser digno de dirigir la mente hacia Dios y no convertirse en un receptor de las energías oscuras. Y lo mejor de la cultura es lo que conduce a través de la filosofía que aporta calma a las pasiones”.

“Pero la comprensión de los sueños no es tan sencilla. Aristóteles y la razón han afirmado que en todos los casos la percepción sensorial crea memoria, la experiencia de la memoria, la experiencia en la ciencia de turno. Y hay muchos libros de sueños que siguen exactamente este razonamiento. Este estándar se ajusta a la naturaleza de los cuerpos, pero no es el caso con el espíritu imaginativo. La imaginación no actúa como la materia; la elaboración de las imágenes enlaza un cuerpo tras otro de los elementos que uno lógicamente espera encontrar asociados y juntos. En cambio, el espíritu imaginativo asocia las cosas más disímiles”.

“XII – Por esta razón hay que descartar la idea de que todos los hombres están bajo las mismas leyes. Se deben inscribir en la memoria los asuntos en los que han estado involucrados, así como la naturaleza de las visiones que les han precedido”.

“Una vez más, ella (la fantasía) no ayuda a que estas formas aparezcan a la vez en el mismo momento, ni tampoco lo hace después de un intervalo, pero exactamente como el sueño en sí pueden tenerlo ellos y pasarlos a nosotros, porque creemos lo que nos quieren hacer creer. Y los muchos engaños que están ligados a esto, afectan a nuestros sueños”.

“Así que un hombre duerme y sueña; ve un sueño, y surge de él mientras aún dormía; como él piensa, y sacude su sueño mientras que todavía está reclinado. El soñador filosofa un poco con la visión que se le ha aparecido, según su conocimiento, y esto es un sueño, pero lo otro podría ser un doble sueño. Por consiguiente, él cree que no, y piensa que ahora está despierto y que lo que parece en él está realmente vivo.”

“Si se busca de manera constante sobre la tierra y se descubre una tierra desde la que es visible la luna; también está en su poder conversar con las estrellas y satisfacer a los dioses invisibles del universo”

“Lo que es difícil de describir a continuación se lleva a cabo fácilmente; a saber, que los dioses se están manifestando y que sienten incluso una partícula de celos. El soñador ni siquiera ha descendido a la tierra después de un corto intervalo de tiempo, sino que ya está ahí. Nada es tan característico de los sueños como para robar el espacio y crear sin tiempo. Entonces la persona que duerme conversa con las ovejas e imagina que con sus balidos habla y entiende su charla”.

“XIII – Incluso creo que los mitos tienen su autoridad en los sueños, como aquellos en los que el pavo real y el zorro conversan. Pero éstas son cosas pequeñas en comparación con la independencia de los sueños. Y a pesar de que los mitos son una parte muy pequeña de los sueños, sin embargo, fueron aprobados por los sofistas como una preparación para el trabajo de la elocuencia. Y para aquellos hombres a los que el mito es el comienzo de su arte, el sueño debe ser su fin apropiado. Y no es que no se haya trabajado la lengua en vano, como en el caso de los mitos, sino que se ha vuelto más sabio en el juicio. Que cada hombre, entonces, con la facilidad que da el ocio, proceda a escribir un relato de todo lo que sucede en su estados de vigilia y sueño”.

Sinesio admite en una de sus Cartas que no aprecia la vida monástica, pero también envidia a los monjes en su camino hacia Dios. En sus escritos podemos ver que no era feliz como obispo. Perdió el contacto con su gran amiga Hipatía con la que intercambiaba correspondencia. A pesar de sus contradicciones siempre estuvo convencido que había hecho lo que debía. Su obra literaria es muy prolífica; intentó conciliar los dogmas cristianos con las filosofías y también abordó las ideas herméticas y las gnósticas. Se cree que murió en el año 413 de nuestra era amargado por la muerte de sus hijos y la destrucción de su país por los bárbaros.

María de Gracia

https://www.lecturatarot.com/blog/

https://www.lecturatarot.com/

www.mariadegracia.net

www.lectura-tarot.com

(derechos reservados-prohibida su reproducción)

Bibliografía:

http://www.livius.org/su-sz/synesius/synesius_cyrene.html

– Enciclopedia Católica – Sinesio de Cirene

mosaicos y frescos:

http://imgarcade.com/1/ancient-greek-mosaics/

http://imgarcade.com/1/simple-ancient-roman-mosaics/

Acerca de María de Gracia

Me llamo María de Gracia, soy natural de Madrid, España, y dedico todo el tiempo que puedo a mi blog, a mis artículos, a las clases, a algunas terapias, y también a leer las cartas del Tarot de Marsella. No estoy en ninguna red social, ni en facebook, ni en ninguna otra, ya que mi trabajo en el blog, y mi familia, ocupan la mayor parte de mi tiempo. Gracias por visitar mi blog y por seguir confiando en mi trabajo. Un saludo muy cordial, María de Gracia
Esta entrada fue publicada en Mis artículos. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a El Obispo de los sueños

  1. lola dijo:

    Increíble información la que nos dejaste en tu blog, de todas ellas la historia de Zeus es la que más me conmovió sin duda. Un saludo

  2. Johng31 dijo:

    Inspiring story, where did you quote it from?

  3. Hi, Johng31:
    Here, there, and everywhere!!!!!
    There are very good webs of history and the Muses helped me to find them.

    A very cordial greeting,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *