Los grimorios

Jean Miélot (año 1.472) canónigo de Lille, Francia, famoso traductor y escribano.

La palabra “grimorio” procede del francés “grimoire” y ésta de una alteración gramatical de la Edad Media donde las “gramáticas” latinas (libros sobre las reglas del latín) se usaban principalmente para la educación en las escuelas y las universidades, mientras que la mayoría de la gente sospechaba que estos libros eran para aprender a practicar la magia. No hay que confundir estos libros con los breviarios de oraciones.

Una gramática es una descripción de un conjunto de símbolos y la forma de combinarlos para crear frases. Un grimorio es la descripción de un conjunto de símbolos mágicos para que al combinarlos debidamente se puedan llevar a cabo encantamientos. Aunque la mayoría de grimorios que han llegado hasta nuestros días describen los rituales de la magia basados en las tradiciones judeo-cristianas, no hay que confundirlos con el neo-paganismo de otras tradiciones que utilizaban rituales y técnicas similares, aunque con diferente simbología. Este término también se utilizaba para referise a los libros de instrucción en las “artes negras”, o también llamados: “para el control de los demonios”.

Otra versión sobre el origen de esta palabra mucho más aceptada por los magos, mantiene que “grimorio” proviene de la palabra italiana “rimario” que significa: “composición de versos”. Los magos medievales italianos decían que la composición de los rituales en versos favorecería que las operaciones mágicas fueran más poderosas, por eso las llamaban “incantesimo” (encantación) porque para su desarrollo empleaban la poesía y el canto.

Los grimorios son textos donde se recopilaban los conocimientoas mágicos de los magos en la Edad Media, es decir: alquimistas, herbolarios y todos aquellos que practicaran alguna de las ciencias ocultas. También contienen formulas mágicas, símbolos, como las correspondencias astrológicas, conjuros y rituales, e instrucciones para comunicarse con los ángeles, y también para invocar a los espíritus y demonios, así como para hacer encantamientos y hechizos en las mezclas de medicamentos (pócimas) y fabricar talismanes. Para entender bien estos libros habría que trasladarse a la época en la que fueron escritos, así como en la forma de vida de estos magos y las tácticas que utilizaban para ocultar sus secretos; por eso la mayoría de sus recetas son una mezcla de textos hebreos, romanos y cristianos llenos de referencias a la biblia y a los textos judíos, además de oraciones a los ángeles y a Dios. Los magos que los escribieron decían que se inspiraron en textos paganos muy antiguos ya que algunas tradiciones mágicas se remontan al siglo primero de nuestra era.

La mayoría de los libros de la Edad Media no eran obras originales ya que eran copias imperfectas de las auténticas que fueron traducidas de un idioma a otro. La mayoría de estos grimorios son copias de los originales y algunas traduciones no son demasiado fiables. Los grimorios más antiguos conocidos estaban prohibidos por la Iglesia de Roma y por lo tanto permanecieron ocultos durante siglos hasta que la Inquisición Europea, en el año 1.550, decidió que pasaran a formar parte de las extensas bibliotecas de los monjes traductores, y como a la mayoría de estos libros, a los monjes se les permitió conservar copias de los mismos siempre y cuando esas copias no salieran de sus conventos, no abadías, ni tampoco que desafiaran a la autoridad del Papa.

El primer grimorio del que se tienen noticias es conocido como la Clavícula de Salomón, que fue publicado en lengua griega entre el siglo I y IV de nuestra era, aunque es posible que fuera copiado a mano en el siglo II.

Este libro se cree que son las memorias del rey Salomón y la construcción del Templo de Jerusalén que él lleva a cabo con la mano de obra esclava de los demonios. En la copia del siglo II se encuentra una lista de cincuenta y un demonios útiles que eran persuadidos para traer todo tipo de beneficios al hechicero. Pero aún hoy en día se cree que este grimorio es mucho más antiguo. En el siglo primero de nuestra era el historiador judío, Tito Flavio Josefo, hacía referencia a un libro de conjuros que se usaba para convocar a los espíritus malignos, que había sido supuestamente escrito por Salomón y que se usaba casi exclusivamente para el beneficio personal. El libro ofrece un sistema de magia basado en el dibujo de las estrellas de cinco puntas que están señaladas con inscripciones de encantamientos y se agruparon de acuerdo a los signos astrológicos.

Los grimorios más famosos son:

“La Gallina Negra”, escrito en el año 740.

“El Grimorio de San Cipriano”, o el Ciprianillo, del año 1.001. Escrito por este monje y muy popular en Escandinavia, además había incluido un mapa con los sitios donde estaban escondidos los tesoros y los medios mágicos que había que utilizar para conseguir las riquezas ocultas.


El “Liber Juratis”, o “Libro del Papa Honorio III”, (según algunos cabalistas el verdadero autor habría sido el antipapa Honorio II en el año 1.065). Libro atribuído a Honorio de Tebas. En el libro se encuentran oraciones e invocaciones e instrucciones para tener visiones de Dios, del infierno y del purgatorio, y también para conocer todos los secretos de las ciencias.

El “Petit Albert” – Fue muy popular en Francia y también en sus colonias de ultramar. Además de consejos prácticos para el día a día incluye todo tipo de hechizos, encantos para la curación e instrucciones para hacer algo glorioso, además de hacerse invisible.

“El Dragón Rojo”. También francés y muy popular en el siglo XVIII, cuya versión es prácticamente igual que otro libro anterior llamado “El Gran Grimorio” tristemente célebre por incluir invocaciones al diablo y sus lugartenientes.

“El manuscrito de Voynich”, podría también tratarse de un grimorio, aunque su texto nunca ha sido descifrado, o también un fraude con siglos de antigüedad. Ha sido fechado en el siglo XV y podría venir del norte de Italia, en el Renacimiento italiano. El manuscrito debe su nombre a un librero polaco, W. Voynich, que lo compró en una subasta en el año 1.912.

“El Sexto y Séptimo libro de Moisés”. Este grimorio lleva solamente desde el siglo XVIII circulando por Alemania y se extendió después a América. Está plagado de símbolos místicos hebreos, conjuros espirituales y salmos. Dicen que es la sabiduría secreta de Moisés, el fundador de la religión Rastafari y de otros movimientos religiosos africanos.

“El cuarto libro de Filosofía Oculta” – atribuído a Cornelius Agrippa, uno de los filósofos ocultos más influyentes en el siglo XVI. Este cabalista escribió tres libros sobre ciencias ocultas, pero el cuarto apareció después de su muerte y se cree que fue escrito por sus discípulos. Este libro intentó manchar el nombre de Agripa precisamente cuando los juicios por brujería promovidos por la Inquisición se extendieron por toda Europa.

“El Mago”, escrito en el año 1.800 por el ocultista inglés Francis Barrett, libro que fue una reafirmación de la ciencia oculta del siglo XVII y se basó principalmente en el cuarto libro supuestamente escrito por Cornelius Agrippa.

“De Mysteriis Aegyptiorum”, grimorio escrito hacia finales del siglo III por Jámblico de Calcis, filósofo griego (250-330 AD), y el más influyente de todas las obras posteriores, que trata sobre los misterios egipcios cuando todavía no se conocía con ese nombre a estos libros que también eran conocidos en la Edad Media como “Libros Negros”.

“El Grimorio de Armadel” ( Liber Armadel seu totius cabalae perfectissima brevissima et infallabilis scientia tam speculativa quam practiqua); libro cristiano francés del siglo XVII en el que enseña como conjurar espíritus. También la forma de obtener el conocimiento, la sabiduría y el misticismo, e incluso la iluminación. El Grimoire de Armadel es un manuscrito muy peculiar de la magia ceremonial. Un análisis de los distintos componentes de los capítulos no deja lugar a dudas de que las secuencias de los rituales se hicieron deliberadamente oscuras. Este grimorio requiere el conocimiento y el uso de otros grimorios, especialmente el Heptameron, de Agrippa, y la Arbatel.


La clave para el uso de este grimorio exige el restablecimiento de la secuencia operativa y también realizar invocaciones a los diversos espíritus antes de realizar las demás operaciones. El arte de Armadel parece ser un sistema de magia que ayuda al mago en la adquisición de visiones, ideas, conocimiento oculto, la sabiduría, y en última instancia la iluminación espiritual. Se trata de un sistema de magia que se puede encontrar en otros grimorios donde el conocimiento espiritual se considera más importante que la obtención de riquezas.

“El Legameton”, (Ars Notaria) o la Clavícula Menor de Salomón, supuestamente escrito en el año 1.600, que ha sido excluído debido a que nadie ha sido capaz de captar los mensajes muy complejos que ocupan páginas enteras partiendo de la caligrafía con extrañas palabras de invocación. El propósito parece ser que iba dirigido a que el invocador adquiriera cierto conocimiento espiritual y oculto, pero sin pasar por el aprendizaje previo. Este libro incluye una jerarquía de setenta y dos demonios a quienes el portador podía invocar en su beneficio.

– “El Libro de la Magia Sagrada de Abramelín el Mago”, del año 1.458. Según el viajero judío Abraham von Worms (1.362-1.458) en uno de sus viajes a Egipto un ermitaño llamado Abramelín le entregó los manuscritos de este libro, pero por otro lado la autoría se le atribuye al rabino Yaakov Moelin (1.365-1.427), talmudista alemán. Este libro fue aprovechado por la masonería especialmente por el fundador de la Orden de la Golden Dawn, MacGregor Mathers, cuyo libro lo tradujo del hebreo al inglés. Desde entonces es muy apreciado por las logias masónicas de todo el mundo.

“Sepher Raziel” – Es un grimorio sobre Cábala Práctica escrito en hebreo y en arameo, pero conocido en su traducción al latín como: “Liber Razielis Archangeli”, libro basado en un manuscrito del siglo XIII traducido por la Escuela de Traductores de Toledo del Rey Alfonso X el Sabio (1.221-1.284). El manuscrito es mucho más antiguo y está relacionado con otra tradición sobre del Sepher Yetzirah. La leyenda dice que el libro fue entregado por el arcángel Raziel a Adán cuando todavía habitaba en el Paraíso. Se hace referencia a este libro en otro titulado “la Espada de Moisés”.


 -“Sepher Yetzirah” – (el Libro de la Creación) – En el Talmud babilónico se hace referencia a una historia críptica que dice que en la víspera de cada Shabat, los alumnos Judá Hanasí, el rabino Hanina y Rab Osaías, se dedicaban especialmente a la cosmogonía y que utilizaban para crear un ternero de la nada un libro llamado Sepher Yetzirah, ternero que se comieron el día de descanso. También hace referencia a que Abraham utilizó el mismo método del libro para crear ganado con el que alimentar a su pueblo. Todas las creaciones milagrosas que hicieron los rabinos en esa época se cree que fueron gracias a ese libro. También se dice en el libro que Dios formó al hombre de barro y con su aliento le dio vida, y explica, de forma críptica, la manera de crear golems.


En el capítulo VI de este libro, se dice que Abraham fue el destinatario de la revelación divina de la tradición mística y ningún rabino de la época, ni filósofos, dudaron nunca de que Abraham era el autor del libro. El cabalista de origen español, Moisés ben Jacob Cordovero (1.522-1.570), mantiene que el autor del libro fue en realidad el rabino Akiva ben Joseph (40-137 AD), que Abrahám lo escribió y Akiva lo redactó en la forma que lo conocemos desde entonces. La tradición hebrea dice que al rechazar Adán el libro fue entregado a Noé, y después a Abraham, el amigo de Dios.

Hay otros grimorios de menor importancia que fueron traducidos en su día del hebreo o árabe al latín, y algunas de esas traducciones parecen no ser demasiado fiables. Otros grimorios en cambio se han perdido, o todavía siguen almacenados en los sótanos de algunos monasterios, y abadías, extendidos por toda Europa.

El Necronomicón – (o Al Azif)

También conocido como “Al Azif”, o: “los susurros de los demonios”, se supone que fue escrito por Abdul Al-Hazred que vivía en Yemen en el año 700 antes de C. Libro que hizo muy famoso el novelista fantástico y de terror inglés HP Lovecraft que utilizó repetidamente para sus historias fantásticas. En el libro se habla a los sonidos nocturnos que hacen los insectos y que se cree que son demonios. El autor, Abdul Al-Hazred, fue un famoso mago que vivía en Damasco donde se supone que fue escrito el libro. En el año 738 AD, el mago fue atacado por un monstruo invisible que lo devoró a plena luz del día. El libro fue recuperado y traducido en secreto en el año 950 al griego por Teodoro Philetas de Constantinopla y le puso el título de Necronomicón.


Biblioteca Asurbanipal

El médico, anticuario y traductor danés Olaus Wormius (1.588-1655), hizo una traducción de este libro al latín en el año 1.228. En 1.232, poco después de la traducción de Wormius, el Papa Gregorio IX prohibió las versiones del libro en latín. Wormius indica que el texto árabe original se perdió en ese momento. El Dr. John Dee hizo una traducción del latín al inglés, pero quedan muy pocos fragmentos de esa versión. Hay algunas copias repartidas por las bibliotecas y museos de las ciudades más importantes del mundo y todas ellas se mantienen bajo llave y fuera del alcance de los curiosos.

Hoy en día la mayoría coincide en que el Necronomicón es una compilación de los hechizos, recetas, y otros textos, copiados de libros mágicos mayores como La Clavícula de Salomon, el Ars Goetia, o el Kitab al Uhud de Arabia, que se encontraban en la famosa biblioteca de magia del rey asirio Asurbanipal (año 700 antes de C.).

María de Gracia

https://www.lecturatarot.com/blog/

https://www.lecturatarot.com/

www.mariadegracia.net

www.lectura-tarot.com

(derechos reservados-prohibida su reproducción)

Bibliografía:

-“Sepher Yetzirah”

-“Sepher Raziel”

-“Historie de la magie”, Eliphas Levy – año 1.859

-“La Clef des grands mystères suivant Hénoch, Abraham, Hermès Trismégiste et Salomon”, Eliphas Levy – año 1.859

-“An Introduction to the Study of the Kabalah”, W. Wynn Westcott (1.848-1.925)

-“The Origin of the Rosicrucians and Freemasons”, W. Wynn Westcott (1.848-1.825)

Gráficos de:

http://www.alchemywebsite.com/

http://www.bodleian.ox.ac.uk/

http://cudl.lib.cam.ac.uk/

Acerca de María de Gracia

Me llamo María de Gracia, soy natural de Madrid, España, y dedico todo el tiempo que puedo a mi blog, a mis artículos, a las clases, a algunas terapias, y también a leer las cartas del Tarot de Marsella. No estoy en ninguna red social, ni en facebook, ni en ninguna otra, ya que mi trabajo en el blog, y mi familia, ocupan la mayor parte de mi tiempo. Gracias por visitar mi blog y por seguir confiando en mi trabajo. Un saludo muy cordial, María de Gracia
Esta entrada fue publicada en Mis artículos. Guarda el enlace permanente.

1 respuesta a Los grimorios

  1. Kali Moczany dijo:

    gute Infos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *